Seminario
Lección 119: Isaías 10-16
anterior siguiente

Lección 119

Isaías 10–16

Introducción

Isaías predijo la destrucción tanto de Asiria como de Babilonia, que puede asemejarse a la destrucción de los inicuos en la Segunda Venida. Profetizó acerca de la restauración de la Iglesia en los últimos días y la función que ésta cumpliría en el recogimiento de Israel. También profetizó la destrucción de Moab.

Sugerencias para la enseñanza

Isaías 10

Isaías profetiza que Asiria castigará a Israel y que luego también será destruida.

Escriba la palabra ay en la pizarra y pida a los alumnos que piensen en lo que significa. (Aflicción o sufrimiento intensos). Después que respondan, invite a un alumno a leer Isaías 10:1–2 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y preste atención a las acciones que acarrearían intensa aflicción y sufrimiento a Israel.

  • ¿Qué acciones llevarían sufrimiento a Israel?

Para resumir Isaías 10:3–4, explique que debido a que los líderes y el pueblo de Israel se habían alejado del Señor a causa de su iniquidad, serían castigados y no tendrían la ayuda del Señor.

Invite a un alumno a leer en voz alta Isaías 10:5–6, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para ver cómo sería castigado Israel por su iniquidad.

  • ¿A quién utilizaría el Señor para castigar a Israel?

Para resumir Isaías 10:7–19, explique que Isaías profetizó que después que los asirios hubieran llevado a cabo los propósitos del Señor de castigar a Judá y al reino de Israel, el Señor destruiría también a los asirios a causa de su orgullo e iniquidad. Dicha destrucción es un símbolo de la destrucción que los orgullosos y los inicuos sufrirán en la Segunda Venida.

Para resumir Isaías 10:20–34, recuérdeles que Isaías predijo que el ejército asirio destruiría muchas ciudades en su marcha hacia Jerusalén; sin embargo, Jerusalén se salvaría milagrosamente (véase 2 Reyes 19).

Isaías 11–12

Isaías profetiza acerca de la Restauración en los últimos días y del Milenio

Invite a un alumno a acercarse a la pizarra. Pida a otro alumno que lea en voz alta Isaías 11:1, 10, mientras el primero dibuja lo que éste lee. Una vez que el dibujo esté completo, pregunte a la clase si entienden de qué estaba hablando Isaías. También pida al alumno que hizo el dibujo en la pizarra que se quede en el frente y adapte el dibujo según sea necesario para que coincida con las explicaciones que se darán a continuación.

Explique que a veces podemos comprender mejor el significado de los símbolos que se hallan en las Escrituras si consultamos las explicaciones que se encuentran en otros pasajes de las Escrituras o en las palabras de los profetas modernos.

  • ¿A qué objetos se refería Isaías? (Una vara, un tronco, un vástago, raíces y un estandarte).

Old Testament Seminary Teacher Manual

Explique que la palabra tronco que se encuentra en Isaías 11:1 se ha traducido de una palabra hebrea que puede referirse al tocón de un árbol que se ha cortado. Pida al alumno que se encuentra en la pizarra que modifique el dibujo para que incluya un tocón, si fuera necesario, y que escriba Tronco cerca de él. Luego pida al alumno que agregue raíces, en caso necesario, y que las rotule Raíces.

  • Según Isaías 11:1, ¿qué sale del tronco? (Una vara; en otras palabras, un retoño).

Pida al alumno que trace un retoño que sale del tronco, si es necesario, y que lo denomine Vara.

Señale que las explicaciones del profeta José Smith en cuanto a lo que representan el tronco, la vara y las raíces se encuentran registradas en Doctrina y Convenios 113. Invite a los alumnos a leer Doctrina y Convenios 113:1–6 en silencio para saber el significado de esos símbolos.

Pida al alumno que se encuentra en la pizarra que escriba Jesucristo junto a la palabra Tronco. Si lo desea, puede sugerir que los alumnos escriban el significado de esos objetos en su ejemplar de las Escrituras. El élder Bruce R. McConkie, del Cuórum de los Doce Apóstoles, aclaró que el vástago que Isaías mencionó también representa a Jesucristo (véase The Promised Messiah: The First Coming of Christ, 1978, págs. 192–194; véase también Jeremías 23:5–6).

Explique que el élder McConkie sugirió que tanto la vara como las raíces podrían representar a José Smith (véase The Millennial Messiah: The Second Coming of the Son of Man, 1982, págs. 339–340). Pida a un alumno que escriba José Smith en la pizarra junto a Vara y Raíces.

Explique que después de que Isaías describió algunas de las condiciones del Milenio (véase Isaías 11:5–9, profetizó acerca de José Smith y los últimos días.

Invite a un alumno a que vuelva a leer en voz alta Isaías 11:10, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que dijo Isaías que describe a José Smith.

  • ¿Qué dijo Isaías que sería la raíz de Isaí para los pueblos? (Un estandarte).

  • ¿Qué es un estandarte? (Una bandera o pendón bajo la que a veces un ejército se reúne o detrás de la cual marcha).

Invite a un alumno a leer en voz alta Doctrina y Convenios 45:9.

  • ¿Cuál es el estandarte que buscarán los gentiles? (El nuevo y sempiterno convenio, o sea, el evangelio de Jesucristo).

  • ¿De qué manera el establecer un estandarte es similar a lo que el Señor hizo por medio de José Smith?

Invite a un alumno a leer Isaías 11:11–12 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para determinar lo que Isaías profetizó que acontecería en los últimos días.

  • ¿Qué profetizó Isaías que acontecería en los últimos días?

Explique que la frase “pondrá otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo” del versículo 11 se refiere a la restauración de la Iglesia y el recogimiento de Israel en los últimos días (véase D. y C. 137:6).

Explique que gracias a las revelaciones de los últimos días, comprendemos que la frase “levantará estandarte a las naciones” del versículo 12 se refiere a la restauración de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Escriba la siguiente frase en la pizarra: La Iglesia restaurada es un estandarte para…

  • Basándose en el versículo 12, ¿cómo completarían la frase? (Después de que los alumnos respondan, complete la frase de manera que diga la siguiente verdad: La Iglesia restaurada es un estandarte para congregar de nuevo al Israel disperso en el evangelio de Jesucristo).

  • ¿Qué significa “congregar” al Israel disperso de nuevo en el evangelio de Jesucristo? (Ayudar a los demás a unirse a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días [véase Doctrina de Salvación, comp. Bruce R. McConkie, 3 tomos, 1979, tomo III, págs. 240–241]).

  • ¿Qué podemos hacer como miembros de la Iglesia para ayudar a congregar para el Señor al Israel disperso?

Para resumir Isaías 11:13–16, explique que Isaías profetizó que el Señor utilizará medios milagrosos para ayudar a congregar nuevamente a Israel.

Invite a los alumnos a leer en silencio Isaías 12:1–3 para averiguar lo que harán esos israelitas durante el Milenio debido a que habrán sido traídos de regreso al evangelio de Jesucristo.

  • ¿Por qué creen que alabarán al Señor y tendrán gran gozo?

Invite a los alumnos a pensar en alguien que conozcan que sea un converso a la Iglesia. Pida a algunos alumnos que describan la manera en que esa persona se sintió cuando se unió a la Iglesia. Para resumir Isaías 12:4–6, explique que quienes sean congregados en el evangelio de Jesucristo alabarán al Señor durante el Milenio.

Isaías 13–16

La destrucción de Babilonia puede asemejarse a la destrucción de los inicuos en la Segunda Venida

Pida a los alumnos que imaginen que tienen la oportunidad de unirse a uno de dos equipos. Uno de ellos lo dirige un capitán que se preocupa mucho por su equipo y quiere que cada miembro de éste tenga éxito. El otro equipo lo dirige alguien que promete gran victoria y éxito, pero el capitán sólo se preocupa por sí mismo.

  • ¿A cuál de los equipos se unirían? ¿Por qué?

Explique que esos equipos pueden representar el lado del Señor y el de Satanás. Escriba en la pizarra: El lado del Señor y El lado de Satanás. A medida que estudien Isaías 13–16, invite a los alumnos a buscar verdades del Evangelio que les ayudarán a saber el motivo por el que deben escoger estar del lado del Señor en lugar del lado de Satanás.

Para resumir Isaías 13:1–10, explique que Isaías profetizó la destrucción de Babilonia y que esos acontecimientos pueden verse como un símbolo o una semejanza de la destrucción de los inicuos, que tendrá lugar en la segunda venida del Salvador.

Invite a un alumno a leer en voz alta Isaías 13:11, y pida a la clase que busque lo que el Señor dijo que haría con los inicuos de Babilonia.

  • Si los castigos que se describen en ese versículo son un símbolo o una semejanza de lo que ocurrirá en la Segunda Venida, ¿qué podemos aprender acerca de lo que el Señor hará con los inicuos cuando venga de nuevo? (Utilice las palabras de los alumnos para escribir la siguiente verdad en la pizarra: Cuando el Señor venga de nuevo, destruirá a los inicuos).

Para resumir Isaías 13:12–22, explique que Isaías continuó profetizando acerca de la destrucción de Babilonia.

Pida a un alumno que lea Isaías 14:3 en voz alta. y pida a la clase que siga la lectura en silencio y que busque lo que el Señor hará por Su pueblo después de que Babilonia sea destruida.

  • Si los acontecimientos que se describen en ese versículo son un símbolo o una semejanza de lo que ocurrirá en la Segunda Venida, ¿qué podemos aprender acerca de lo que el Señor hará por Su pueblo cuando venga de nuevo? (Utilice las palabras de los alumnos para escribir la siguiente verdad en la pizarra: Cuando el Señor venga de nuevo, será misericordioso con Su pueblo y le dará reposo).

  • ¿Qué tipo de reposo piensan que recibirá el pueblo del Señor?

Para resumir Isaías 14:4–11, explique que Isaías profetizó sobre la caída del rey de Babilonia y la comparó con la caída de Lucifer o Satanás. Invite a un alumno a leer Isaías 14:12–14 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que deseaba Satanás.

  • De acuerdo con esos versículos, ¿qué deseaba Satanás? (Satanás quería usurpar el poder de Dios [véase también Moisés 4:1; D. y C. 29:36–37]).

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta Isaías 14:15–20, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que finalmente le sucederá a Satanás.

  • Según los versículos 15–16, ¿qué le sucederá finalmente a Satanás? ¿Qué dirán las personas acerca de él? (Después de que los alumnos respondan, escriba la siguiente verdad en la pizarra: Satanás perderá su influencia y poder sobre la humanidad y será echado para siempre).

  • ¿De qué manera pueden las verdades que están escritas en la pizarra ayudarnos a escoger estar del lado del Salvador y no del de Satanás?

  • ¿Por qué creen que Satanás tiene éxito en atraer a algunas personas a su lado, a pesar de que al final va a perder?

Anime a los alumnos a que cuando se vean tentados a dejar el lado del Señor, recuerden la suerte que correrán Satanás y sus seguidores.

Para resumir Isaías 15–16, explique que Isaías profetizó acerca de la destrucción de Moab. Si lo desea, para concluir la lección testifique de las verdades que se han analizado en ella.

Comentarios e información de contexto

Isaías 11:1. “…una vara del tronco de Isaí…”

Isaí era el padre del rey David; por lo tanto, la expresión “tronco de Isaí” se refiere a alguien que gobernará como rey sobre Israel. El élder Bruce R. McConkie, del Cuórum de los Doce Apóstoles, enseñó que José Smith fue la vara que vio Isaías:

“¿Estamos equivocados al decir que el profeta que aquí se menciona es José Smith, que recibió el sacerdocio y las llaves del reino y que levantó el estandarte para el recogimiento del pueblo del Señor en nuestra dispensación? ¿Acaso no es él asimismo el ‘siervo en las manos de Cristo, que en parte desciende de Isaí, así como de Efraín, o sea, de la casa de José, a quien se ha dado mucho poder’? (D. y C. 113:4–6).” (citado en Doctrina y Convenios e Historia de la Iglesia: Manual de consulta del maestro de seminario, pág. 209).

Isaías 11:1. ¿Quién es el “vástago”?

El élder Bruce R. McConkie,del Cuórum de los Doce Apóstoles, enseñó que el vástago del que se habla en Isaías 11:1 es Jesucristo (véase The Millennial Messiah: The Second Coming of the Son of Man, 1982, págs. 192–194, citado en El Antiguo Testamento - Manual para el alumno: 1 Reyes−Malaquías, 3ª ed. [manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 2003],pág. 148−149).

Isaías 11:10. “…estandarte a los pueblos…”

El presidente Joseph Fielding Smith describió el estandarte y su importancia:

“Hace más de 125 años, en el pequeño pueblo de Fayette, Condado de Séneca, Nueva York, el Señor levantó un pendón a las naciones. Fue en cumplimiento de la profecía hecha por el profeta Isaías, y que acabo de leer. Ese pendón fue La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que se estableció por la última vez, para nunca más ser destruida ni dejada a otro pueblo [véase Daniel 2:44]. Fue el acontecimiento más grande que el mundo ha visto desde el día en que el Redentor fue levantado sobre la cruz y efectuó la infinita y eterna Expiación. Tuvo mayor significado para el género humano que cualquier otra cosa que haya acontecido desde ese día…

“Luego que se hubo levantado ese pendón, el Señor envió a sus élderes, investidos con el sacerdocio y con poder y autoridad, entre las naciones de la tierra, dando testimonio a todos los pueblos de la restauración de Su Iglesia, y llamando a los hijos de los hombres a que se arrepintieran y recibieran el Evangelio; porque ahora se estaba predicando en todo el mundo como testimonio antes de que viniera el fin, es decir, el fin del reino de iniquidad y el establecimiento del reino milenario de paz. Los élderes salieron, según se les mandó, y aún están predicando el Evangelio y recogiendo de entre las naciones a los descendientes de Israel, a quienes se hizo la promesa” (véaseDoctrina de Salvación, comp. Bruce R. McConkie, 3 tomos, 1954–1956, tomo III, págs. 254–255; véase también Isaías 5:26).

Isaías 14:12-16. “…Subiré al cielo… seré semejante al Altísimo”

Isaías 14:12–16 describe las aspiraciones de Satanás en la vida preterrenal de desafiar el plan de Dios y usurpar Su autoridad. El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, aclaró los motivos y deseos de Satanás:

“Satanás, o Lucifer o el padre de las mentiras —llámenlo como lo llamen— es real y es la personificación misma del mal. Sus motivos, en todos los casos, son maliciosos … Se opone eternamente al amor de Dios, a la expiación de Jesucristo y a la obra de paz y de salvación. Luchará en contra de ellos en toda ocasión y lugar que le sea posible. Sabe que al final será derrotado y expulsado, pero está decidido a arrastrar con él a cuantos le sea posible” (“Somos los soldados”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 44).

Isaías 13-14. Varios significados en los escritos de Isaías

“…algunos de los escritos de Isaías tienen doble significado [es decir, más de uno]; es decir, pueden aplicarse a más de una situación o pueden cumplirse en más de una ocasión. A veces también combina frases de doble significado con términos que iban dirigidos a ciertos grupos y que solamente ellos podían comprender. )…

En los capítulos trece y catorce [del libro de Isaías], Isaías escribió acerca del recogimiento de Israel y su triunfo final sobre Babilonia… Se emplea el vocablo Babilonia para referirse a la nación de Babilonia tal como existía en tiempos de Isaías y también para referirse a la maldad del mundo y a los dominios de Satanás en la tierra, los que aquella nación representaba. En sus escritos acerca de Babilonia en estos capítulos, Isaías empleó conceptos que se aplicaban a la caída futura de Babilonia (como nación y como símbolo de lo mundano), al triunfo de Israel y al derrocamiento premortal de Lucifer y de sus huestes (véase Isaías 14:4–23). Sus palabras no solamente son dualistas sino también esotéricas [entendidas sólo por ciertas personas], pues solamente quienes entienden el plan de salvación del Señor pueden captar el pleno mensaje presentado por Isaías. Muchos de los capítulos de Isaías tienen doble significado porque además de cumplirse en tiempos de Isaías, son también un símbolo de acontecimientos que ocurrirían en los últimos días.

“Aparentemente Nefi tenía presente esta riqueza de lenguaje y significado cuando habló de la manera de profetizar entre los judíos. Hay una frecuente referencia a la ley de Moisés, un amplio uso de lenguaje figurado y lleno de imágenes, y frases que son tanto de significado doble como esotéricas. Aunque los lectores modernos no pueden entender plenamente la cultura y época del antiguo Israel, el entender las técnicas y los recursos que Isaías empleó para expresar una plenitud de significado puede dar al lector mayor margen de entendimiento de los escritos de Isaías” (véase El Antiguo Testamento - Manual para el alumno: 1 Reyes−Malaquías, 3ª ed. [manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 2003], pág. 133).