Seminario
Lección 148: Oseas
anterior siguiente

Lección 148

Oseas

Introducción

El Señor le mandó a Oseas que se casara y Oseas escogió a una mujer llamada Gomer. El Señor utilizó ese matrimonio como símbolo para enseñar a los israelitas acerca de la relación de convenio que Él tenía con ellos. Los israelitas no fueron fieles al Señor porque fueron en pos de dioses falsos. Oseas profetizó que en los últimos días Dios extendería misericordia a los israelitas que se arrepintieran.

Sugerencias para la enseñanza

Oseas 1–3

El Señor compara Su relación de convenio con Israel con el matrimonio

Escriba la frase siguiente en la pizarra: Punto sin retorno

  • ¿Qué creen que significa llegar a un punto sin retorno?

Invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente declaración del presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia, respecto al punto sin retorno:

“Para volar sobre vastos océanos, cruzar extensos desiertos e ir de un continente a otro, se debe realizar una planificación cuidadosa con el fin de llegar a destino a salvo. Algunos de esos vuelos directos tienen una duración de hasta 14 horas y cubren unos catorce mil quinientos kilómetros.

“Durante vuelos tan largos, existe un punto comúnmente conocido como el punto de retorno seguro, en el cual se debe tomar una importante decisión. Hasta ese momento, el avión tiene el combustible necesario para dar vuelta y regresar al aeropuerto de partida con seguridad. Una vez que el piloto ha pasado el punto de retorno seguro, ha perdido esa alternativa y debe seguir adelante. Es por eso que se habla de ese punto como el punto sin retorno… “Satanás

quiere que pensemos que al pecar hemos rebasado el ‘punto sin retorno’ y que ya es demasiado tarde para cambiar de rumbo” (“El punto de retorno seguro”, Liahona, mayo de 2007, pág. 99).

  • ¿Cuáles son los peligros de pensar que cuando hemos pecado, hemos sobrepasado el punto sin retorno?

Invite a los alumnos, a medida que estudian el libro de Oseas, a buscar los principios que pueden ayudarnos a volver al Señor cuando hemos pecado.

Con el fin de ayudar a los alumnos a entender el contexto de los escritos de Oseas, muestre el diagrama titulado “Un vistazo a los reinos de Israel y Judá” (véase lección 102) e invite a los alumnos a encontrar “Oseas” en él. Señale que Oseas fue un profeta del Reino del Norte, o Israel, que profetizó antes de que los asirios se llevaran cautivos a los israelitas. En aquel tiempo, el Reino del Norte, o Israel, había formado alianzas con otras naciones y muchos israelitas practicaban la idolatría, incluso rituales que violaban la ley de castidad de Dios.

Explique que el libro de Oseas comienza con un mandamiento inusual que Dios le dio a Oseas. Invite a un alumno a leer Oseas 1:2–3 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que el Señor le mandó hacer a Oseas.

  • ¿Qué le mandó hacer el Señor a Oseas? (Casarse con una mujer que hubiera cometido fornicaciones o pecados sexuales).

  • ¿Cuál era el nombre de la mujer con la que se casó Oseas?

Explique que el Señor se valió de ese matrimonio para enseñar a los israelitas sobre la relación de convenio que tenía con ellos. Escriba las siguientes declaraciones en la pizarra: Oseas representa a Jesucristo; Gomer representa a los israelitas.

  • ¿Por qué el matrimonio es un buen símbolo de la relación de convenio que hay entre Jesucristo y los israelitas?

  • Según el versículo 2, ¿en qué forma era Gomer como los israelitas?

Al resumir Oseas 1:4–2:4, explique que Oseas y Gomer tenían tres hijos. Los nombres de los hijos representaban las consecuencias que iban a sufrir los israelitas a causa de sus pecados. Por medio de Oseas, el Señor también explicó las consecuencias que padecería Gomer a causa de sus actos.

Invite a un alumno a leer Oseas 2:5 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que hizo Gomer tras su casamiento con Oseas.

  • ¿Qué había hecho Gomer?

  • ¿Qué sentimientos pudo haber tenido Oseas después de enterarse de los actos de Gomer?

Recuerde a los alumnos que el matrimonio entre Oseas y Gomer simbolizaba la relación de convenio entre Jesucristo y los israelitas, los cuales se habían apartado del Señor.

  • ¿En qué manera la experiencia de Oseas con Gomer nos ayuda a entender cómo se siente el Señor cuando, al pecar, quebrantamos nuestros convenios?

Explique que Oseas usó un lenguaje simbólico para describir las consecuencias que iba a sufrir Israel por quebrantar su convenio con Dios. Invite a un alumno a leer Oseas 2:6–8 en voz alta, y pida a la clase que determine lo que el Señor dijo que haría a causa de la infidelidad de Israel.

  • ¿Qué dijo el Señor que haría a causa de que Su pueblo le había sido infiel? (Explique que las frases “cercaré tu camino” y “cercaré con seto” [Oseas 2:6] hacen referencia a cuando Israel fue llevado por los asirios y fue separado de sus dioses falsos).

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta Oseas 2:9–13, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué otras consecuencias le sobrevendrían a Israel como resultado de su infidelidad. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

  • ¿Qué podemos aprender en esos versículos acerca de lo que pasará si violamos nuestros convenios con el Señor? (Es posible que los alumnos utilicen palabras diferentes, pero asegúrese de que reconozcan el siguiente principio: Si violamos nuestros convenios con el Señor, sufriremos consecuencias negativas).

  • ¿En qué manera las consecuencias que sufrirían los israelitas podrían ser una bendición para ellos? (Con el tiempo, esas consecuencias ayudaron a los israelitas a volver al Señor [véase Oseas 2:7]).

Escriba las siguientes referencias de las Escrituras en la pizarra: Oseas 2:14–15, 17, 19–20, 23. Invite a algunos alumnos a turnarse para leer en voz alta las referencias de la pizarra, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que, al final, el Señor hizo por Israel.

  • ¿Qué dijo el Señor que al final haría por Israel?

Tal vez tenga que explicar que la palabra atraeré y la frase “hablaré a su corazón” en el versículo 14 significan que el Señor iba a invitar a Israel a volver a Él. La palabra desposaré en el versículo 19 se refiere al compromiso de casarse. En ese caso, se usa como símbolo para mostrar el deseo del Señor de restablecer Su convenio con Israel y de ese modo vincular a Su pueblo a Él.

  • ¿Qué les enseñan esos actos acerca del Señor?

Explique que en Oseas 3 aprendemos que a causa de sus malas decisiones, Gomer había sido sometida a la servidumbre. Pida a un alumno que lea Oseas 3:1–3 en voz alta, y pida a a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir qué le mandó el Señor a Oseas que hiciera por Gomer.

  • ¿Qué le mandó el Señor a Oseas que hiciera por Gomer?

  • Según el versículo 3, ¿qué requirió Oseas de Gomer?

Ayude a los alumnos a comprender que si Gomer abandonaba sus pecados y permanecía fiel a su convenio matrimonial con Oseas, entonces Oseas seguiría amando y cuidando de Gomer como marido a pesar de los pecados anteriores de ella. Oseas hizo por Gomer lo que el Señor hace por todo Su pueblo del convenio que vuelve a Él por medio del arrepentimiento.

  • ¿Qué principio podemos aprender en Oseas 2–3 acerca de volver al Señor después de haber pecado? (Los alumnos deben reconocer un principio semejante al siguiente: si nos arrepentimos y permanecemos fieles a los convenios que hemos hecho con el Señor, entonces Él nos recibirá y perdonará nuestros pecados).

Pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración del presidente Henry B. Eyring, de la Primera Presidencia. Pida a la clase que escuche atentamente lo que aprendió él acerca del Señor mientras daba una clase de seminario sobre el libro de Oseas.

“Tuve una nueva impresión acerca de lo que significa hacer un convenio con el Señor. Toda mi vida había escuchado explicaciones de los convenios como si fueran un contrato, un acuerdo en el que una persona acepta hacer algo y la otra acepta hacer otra cosa a cambio.

“Por muchas razones que puedo explicar, durante aquellos días que enseñaba Oseas, sentí algo nuevo, algo más poderoso. Ésta no era una historia sobre un acuerdo de negocios entre socios… Ésta era una historia de amor; una historia de un convenio matrimonial ligado por el amor, por un amor inmutable. Lo que sentí en aquel entonces, y que ha aumentado a lo largo de los años, fue que el Señor, con el que me siento bendecido de haber hecho convenios, me ama a mí y a ustedes … con una firmeza de la que continuamente me asombro y la quiero imitar con todo mi corazón” (“Covenants and Sacrifice” discurso pronunciado en el simposio sobre el Antiguo Testamento del Sistema Educativo de la Iglesia, 15 de agosto de 1995, pág. 2; si.lds.org).

  • ¿Por qué está el Señor dispuesto a recibirnos de nuevo cuando hemos quebrantado nuestros convenios con Él?

Haga referencia a la frase de la pizarra punto sin retorno y pregunte:

  • ¿En qué manera los principios que se enseñan en Oseas pueden ayudar a los que sienten que han pecado tanto que no pueden volver al Señor?

Comparta su testimonio de la buena disposición del Señor de traer de nuevo hacia Él a todos los que se han desviado.

Escriba las siguientes preguntas en la pizarra:

¿Cuándo he experimentado la misericordia del Señor y Su amor por mí?

¿En qué forma he sentido que el Señor me invita a volver a Él cuando he pecado y no le he sido fiel?

Invite a los alumnos a que mediten sus respuestas a esas preguntas. Aliéntelos a actuar según las impresiones que reciban para arrepentirse de sus pecados.

Oseas 4–14

Israel va en pos de otros dioses y Oseas los invita a volver al Señor

Para resumir Oseas 4–11, explique que Oseas llamó a Israel a volver al Señor y servirlo. En Oseas 12–13 se registra que Oseas explicó que el Señor se vale de profetas para guiar a Su pueblo. Oseas también enseñó que por medio del Salvador, todo el mundo vencerá la muerte física. En Oseas 13–14 leemos que Oseas enseñó a los israelitas que su decisión de no ser fieles al Señor era la razón de su destrucción inminente. Sin embargo, Oseas también les brindó un mensaje de esperanza al enseñarles que en los últimos días, el Señor los sanaría de su recaída, o apostasía, cuando el pueblo de Israel regresara a Él.

Para terminar, comparta su testimonio de las verdades que se enseñaron en esta lección.

Comentarios e información de contexto

Oseas 1:2–3. ¿Cómo hemos de entender el mandamiento de Dios para que Oseas se casase con una ramera?

Los comentaristas no se ponen de acuerdo en cuanto a cuán literalmente hay que interpretar el relato de Oseas en el que Dios le manda casarse con una ramera. Algunos preguntan:

“¿Mandaría Dios que uno de sus siervos tomara por esposa a una mujer inmoral, literalmente? ¿O se debe interpretar ese mandamiento solamente en un sentido simbólico? Las interpretaciones se pueden dividir en cinco categorías generales:

“1. Dios en realidad le pidió a Oseas que se casara con una ramera. Los eruditos que sostienen ese punto de vista piensan que ese casamiento sirvió como una lección práctica para llamar la atención de Israel sobre su estado carnal. Otros han pensado que tal acción no sería compatible con Dios, el cual ‘no puede considerar el pecado con el más mínimo grado de tolerancia’ (Alma 45:16). Si bien el Señor no le estaba mandando a Oseas que pecara, algunos han pensado que Dios no utilizaría una conducta pecaminosa ni siquiera como una lección práctica. Sidney B. Sperry dijo que eso ‘sería imputar a Dios un mandamiento incompatible con Su carácter santo. Además, al casarse Oseas con una mujer con un pasado dudoso, habría hecho imposible que él predicara a su pueblo y pusiera al descubierto su inmoralidad sexual. Podrían señalarlo con dedo de escarnio y decirle: “Tú eres tan culpable como nosotros; no nos des un sermón”’. (véase The Voice of Israel’s Prophets: A Latter-day Saint Interpretation of the Major and Minor Prophets of the Old Testament, 1952, pág. 281.

“2. La experiencia entera vino a Oseas en un sueño o visión. No hubo ramera ni casamiento. Pero se le pidió a Oseas que aceptara la carga de ser profeta (esposo) de un Israel inmoral (Gomer). Aunque tal vez sea posible, la mayoría de los eruditos rechazan esa alternativa porque la participación de Oseas en la metáfora da la impresión de ser real.

“3. Oseas se casó con una mujer que en aquel momento era buena y fiel pero que más tarde se tornó infiel, ramera, cuando abandonó al esposo y participó en los ritos de fertilidad de los cananeos. En ese caso, la vida de Oseas fue una ‘parábola viva’ y la frase ‘mujer dada a la prostitución’ (Oseas 1:2) se refiere a lo que Gomer llegó a ser. En otras palabras, Oseas se casó con Gomer, pero ella no era ramera en aquel momento. Aquellos eruditos que sostienen ese punto de vista explican que más tarde en su vida, Oseas, mirando hacia atrás para examinar sus experiencias y todo lo que había sufrido y aprendido por medio de ellas, relató incidentes que sirvieron para ilustrar sus enseñanzas. La dificultad de esa interpretación es que el Señor mandó a Oseas tomar una ‘mujer dada a la prostitución’ (versículo 2). Si Gomer era fiel y verídica cuando se casó, esa frase parece ser una forma muy particular de describirla.

“4. Una variación en la interpretación del número tres es que Gomer no era una ramera sino una adoradora de Baal; por lo tanto, era culpable de fornicación espiritual. Pero aun así, parece extraño que Dios pidiera a un profeta que se casara con una mujer incrédula.

“5. Otro planteamiento que elude algunas de esas dificultades es que las palabras representan una alegoría para enseñar las consecuencias espirituales de la infidelidad de Israel. Sperry dijo que Oseas no contrajo tal matrimonio. Él explica: ‘El llamamiento del Señor a Oseas de tomar una mujer fornicaria como esposa representa el llamamiento del profeta al ministerio—un ministerio entre un pueblo que era apóstata y que había violado el convenio. Los hijos de esa aparente unión representan los juicios del Señor que vendrían sobre Israel, de los cuales el profeta tenía que advertir al pueblo. La metáfora de la esposa fornicaria y de los hijos, creo, la comprendería fácilmente en esa época el pueblo hebreo sin desacreditar a la esposa de Oseas, o, si era soltero, a él mismo’ [The Voice of Israel’s Prophets, pág. 281]” (véase El Antiguo Testamento, manual para el alumno: 1 Reyes–Malaquías, manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983, pág. 104).

Oseas 1:4–11. Los nombres simbólicos de los hijos de Oseas y Gomer

“Los nombres empleados en la Biblia a menudo se tomaban de las circunstancias en las que el individuo nacía. En la narración de Oseas, Gomer dio a luz tres hijos: dos varones y una mujer. Los nombres dados a los hijos parecen simbolizar la destrucción que le espera a Israel como resultado de sus sendas idólatras (adúlteras)—es decir, los hijos (los juicios) son el resultado natural de la fornicación (maldad) de Israel” (véase El Antiguo Testamento, manual para el alumno: 1 Reyes–Malaquías, manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983, pág. 105).