Seminario
Lección 84: 1 Samuel 9–11
anterior siguiente

Lección 84

1 Samuel 9–11

Introducción

Después de que los israelitas insistieron en tener un rey que los gobernara, Jehová guió a Saúl hasta Samuel y le reveló que Saúl sería el rey. Samuel ungió a Saúl como líder terrenal de Israel, el espíritu de Jehová vino sobre Saúl, y más tarde Saúl fue proclamado públicamente el rey de Israel. Después de que Saúl llevó a Israel a la victoria en la batalla contra los amonitas, los israelitas se reunieron y lo confirmaron rey.

Sugerencias para la enseñanza

1 Samuel 9

Jehová guía a Saúl hasta Samuel

Pregunte a los alumnos de quién buscarían dirección en cada una de las siguientes situaciones y por qué elegirían a esa persona (o elabore situaciones que sean más relevantes en la vida de sus alumnos):

  • Ustedes están viajando y no pueden encontrar su destino.

  • Se acerca su graduación y se preguntan qué hacer ahora en su vida,

  • Alguien les hace una pregunta difícil acerca de la Iglesia y no saben la respuesta.

Pida a los alumnos que mediten en las situaciones en su vida en las que se podrían beneficiar de buscar y recibir la dirección del Señor. Mientras estudian 1 Samuel 9, invite a los alumnos a buscar las verdades que puedan ayudarlos cuando necesiten dirección.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 9:1–2 en voz alta, y pida a los alumnos que sigan la lectura en silencio para averiguar las características de un hombre llamado Saúl.

  • ¿Cuales eran algunas de las características de Saúl?

Para resumir 1 Samuel 9:3–5, explique que las asnas que pertenecían al padre de Saúl se perdieron, y él envió a Saúl y a un siervo a buscarlas. Tras buscar sin éxito, Saúl sugirió que volvieran a la casa a su padre. Invite a un alumno a leer 1 Samuel 9:6 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para ver cómo respondió el siervo a la sugerencia de Saúl.

  • ¿Qué sugirió el siervo de Saúl?

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 9:9 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para darse cuenta de los títulos por los que ese varón de Dios era conocido en los tiempos de Saúl.

  • ¿Cómo se refería el pueblo a ese varón de Dios?

Explique que la palabra vidente significa una persona que ve. Un vidente es un varón de Dios que puede ver o saber de cosas del pasado, presente o futuro que otros tal vez no perciban (véase Mosíah 8:13–17).

Si lo desea, a fin de preparar a los alumnos para reconocer los principios en 1 Samuel 9, invítelos a repasar el versículo 6 y sugiera que marquen las cualidades de un vidente: “es varón insigne”; “todo lo que él dice sin duda se cumple”; y ”nos [enseña] el camino por donde debemos ir”.

Para resumir 1 Samuel 9:7–14, explique que Saúl y su siervo decidieron visitar al varón de Dios. A su llegada a la ciudad, el varón de Dios se dirigió hacia a ellos cuando salía a bendecir un sacrificio del pueblo. Pida a los alumnos que echen un vistazo a 1 Samuel 1:1–2 para descubrir el nombre del varón de Dios.

Recuerde a los alumnos que a pesar de las advertencias de Samuel de los riesgos de tener un rey, los israelitas habían exigido que se les diera un rey que los gobernara a fin de ser como las otras naciones (véase 1 Samuel 8:4–22).

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 9:15–17 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir cómo ayudó Jehová a Samuel a encontrar a la persona a quien Jehová había elegido para ser el líder terrenal de Israel.

  • ¿Cómo supo Samuel a quién debía ungir como el líder terrenal de Israel?

  • ¿Qué podemos aprender de esa experiencia acerca de cómo llama el Señor a las personas a servir en Su reino? (Es posible que los alumnos usen otras palabras, pero asegúrese de que aprendan el siguiente principio: El Señor llama a las personas a servir en Su reino mediante la inspiración de Sus siervos autorizados).

  • ¿Por qué es importante comprender que los llamamientos a servir en el reino del Señor vienen del Señor?

Recuerde a los alumnos que Saúl y su siervo habían acudido a Samuel para pedir dirección para encontrar a las asnas perdidas. No obstante, Saúl aún no le había hablado a Samuel sobre las asnas.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 9:18–21 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio en busca de lo que Samuel le dijo a Saúl.

  • ¿Qué le dijo Samuel a Saúl acerca de las asnas de su padre? ¿Qué nos puede enseñar la instrucción de Samuel sobre el poder de los videntes? (Si lo desea, señale que la instrucción de Samuel con respecto a las asnas posiblemente se dio para fortalecer la fe de Saúl en su preparación para su llamado a ser rey).

  • ¿Qué le dijo Samuel a Saúl acerca de la voluntad de Jehová para con él? (Si es necesario, explique que cuando Samuel le dijo que todo el deseo de Israel era para Saúl [1 Samuel 9:20], estaba diciendo que Saúl era el hombre que Jehová había escogido para cumplir el deseo de Israel de tener un rey).

  • Las palabras que Samuel habló a Saúl en cuanto a la voluntad de Jehová para con él, ¿cómo se relacionan con las palabras del siervo de Saúl cuando dijo que el varón de Dios podría mostrarles “el camino por donde [debían] ir” (1 Samuel 9:6)? (Samuel le había enseñado a Saúl el camino que su vida debía seguir).

  • De acuerdo con la experiencia de Saúl, ¿qué principio podemos aprender sobre buscar la dirección del Señor mediante Sus profetas y videntes? (Es posible que los alumnos mencionen una variedad de principios, pero asegúrese de recalcar que si buscamos la dirección del Señor mediante Sus profetas y videntes, ellos nos mostrarán el camino que debemos seguir).

Para ayudar a los alumnos a comprender ese principio, haga las siguientes preguntas:

  • ¿A quiénes sostenemos como profetas y videntes en nuestros días? (Los miembros de la Primera Presidencia y del Quórum de los Doce Apóstoles).

  • ¿Cuáles son algunas formas en que podemos buscar la dirección del Señor a través de Sus profetas y videntes en nuestros días?

Separe a los alumnos en grupos de tres. Pídales que mencionen varias situaciones en las que la juventud necesita dirección respecto a lo que deben hacer o concerniente a la voluntad del Señor para con ellos. Pida a los alumnos que también mencionen la dirección de los profetas y videntes del Señor que pueda ayudar a la juventud en esas situaciones. (Podría dar a cada grupo una copia de Para la Fortaleza de la Juventud, folleto, 2011, para ayudarlos en sus esfuerzos). Invite a cada grupo a compartir los ejemplos que analizó.

Invite a los alumnos a compartir experiencias que hayan tenido cuando recibieron dirección del Señor mediante Sus profetas y videntes y a explicar cómo los ayudó esa dirección. Si lo desea, usted también podría compartir una experiencia. Invite a los alumnos a procurar la voluntad del Señor mediante Sus profetas.

Para resumir 1 Samuel 9:22–26, explique que Samuel llevó a Saúl y a su siervo a un banquete en el que Samuel honró a Saúl. A la mañana siguiente, Samuel instruyó al siervo de Saúl que se fuera adelante de ellos mientras él le revelaba a Saúl “la palabra de Dios” (véase 1 Samuel 9:27).

1 Samuel 10

Samuel unge a Saúl, y más tarde se le proclama públicamente rey de Israel.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 10:1 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para determinar lo que Samuel hizo por Saúl.

  • De acuerdo con Samuel, ¿quién era responsable del llamamiento y la unción de Saúl? (Jehová).

  • Si ustedes fueran Saúl, ¿cómo podrían haberse sentido tras recibir ese llamamiento?

Para resumir 1 Samuel 10:2–5, explique que después de que Samuel ungió a Saúl, él profetizó que Saúl tendría tres experiencias en su viaje. Una de ellas implicaría encontrar a un grupo de profetas que profetizarían, o sea, hablarían palabras inspiradas.

Invite a varios alumnos a turnarse para leer 1 Samuel 10:6–10, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué más le enseñó Samuel a Saúl y cómo se cumplieron las palabras de Samuel.

  • ¿Cómo se cumplieron las palabras de Samuel?

  • De acuerdo con el versículo 7, ¿quién estaba con Saúl? (Dios). El haber experimentado esas señales, ¿cómo podría haber ayudado a Saúl saber que Dios estaba con él?

  • ¿Qué verdad podemos aprender sobre aquellos que son llamados a servir a Dios? (Una verdad que los alumnos pueden mencionar es que Dios estará con aquellos que Él llama a servirle cuando actúan con rectitud).

  • ¿Por qué podría esa verdad darles consuelo cuando reciban un llamamiento para servir a Dios?

Para resumir 1 Samuel 10:11–23, explique que el pueblo que conocía a Saúl estaba sorprendido de verlo profetizar con el grupo de profetas. Después de ese acontecimiento, Samuel reunió a los israelitas y les recordó que habían desechado a Jehová al procurar tener un rey. Entonces anunció que Saúl era el hombre a quien Jehová había elegido para ser el líder terrenal de Israel.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 10:24 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y que averigüe cómo respondió el pueblo a la selección de Saúl.

Explique que no todos apoyaron la selección de Saúl como rey. Un grupo de personas cuestionó la capacidad de Saúl y lo despreció, pero Saúl no tomó represalias contra ellos (véase 1 Samuel 10:26–27).

1 Samuel 11

Saúl lleva a Israel a la victoria sobre los amonitas, y se confirma su posición como rey.

  • ¿Cuáles son algunas de las diferentes formas en que han visto que las personas reaccionan cuando experimentan el éxito?

  • ¿Creen que importa la forma en que reaccionamos al éxito? ¿Por qué?

Conforme los alumnos estudien 1 Samuel 11, invítelos a pensar cómo reaccionan cuando experimentan el éxito y por qué es importante la forma en que reaccionan.

Para resumir 1 Samuel 11:1–3, informe a los alumnos que algún tiempo después del nombramiento de Saúl como rey de Israel, los amonitas amenazaron con atacar a algunos israelitas que vivían al este del río Jordán.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 11:4–8 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para comprobar cómo reaccionó Saúl cuando se enteró de la amenaza de ataque.

  • ¿Qué hizo Saúl para reunir a los israelitas en su apoyo?

Invite a los alumnos a leer 1 Samuel 11:11 en silencio para conocer el resultado de la batalla. Pídales que informen lo que encuentren.

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 11:12–13 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir la reacción de Saúl al éxito de los israelitas en esa batalla.

  • ¿A quién le dio Saúl el crédito por el éxito de los israelitas?

  • ¿Qué principio podemos aprender del ejemplo de Saúl? (Es posible que los alumnos usen palabras diferentes, pero asegúrese de que quede claro que cuando experimentamos éxito, debemos reconocer la mano del Señor).

  • ¿Qué atributos demostramos cuando reconocemos la mano del Señor en nuestros éxitos? ¿Por qué era importante que Saúl poseyera esos atributos?

  • ¿Cómo podríamos ser bendecidos al reconocer la mano del Señor en nuestros éxitos?

Para resumir 1 Samuel 11:14–15, explique que Samuel reunió a los del pueblo y ellos confirmaron a Saúl como su rey ante Jehová.

Para concluir la lección, comparta su testimonio de las verdades que se analizaron en la lección de hoy e invite a los alumnos a actuar de acuerdo con esas verdades.

Comentarios e información de contexto

1 Samuel 9:6–8. Llevar un regalo a Samuel

Era costumbre en los tiempos bíblicos llevar un regalo al profeta cuando se buscaba su consejo. No era un pago por sus servicios ni un soborno, sino un gesto de respeto y cortesía a una persona que se consideraba honorable o sumamente estimada.

1 Samuel 9:9. Vidente

El élder John A. Widtsoe, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó: “Un vidente es alguien que ve con ojos espirituales y percibe el significado de lo que a otros les parece oscuro [confuso u oculto]; por lo tanto, interpreta y esclarece la verdad eterna. Ve el futuro desde el pasado y desde el presente, lo cual hace mediante el poder del Señor que obra a través de él directamente, o indirectamente con la ayuda de instrumentos divinos tales como el Urim y Tumim. En resumen, él es una persona que ve, que anda en la luz del Señor con los ojos abiertos” (véase Evidences and Reconciliations, arr. G. Homer Durham, 3 tomos en 1, 1960, pág. 258).

1 Samuel 10:1. Samuel unge a Saúl

Ungir con aceite era simbólico de una efusión del Espíritu del Señor sobre la persona y era la forma de separar o apartar a esa persona para una tarea. Ungir con aceite señalaba hacia la expiación del Salvador y Su papel como el Rey supremo. Como el Mesías o el Cristo, Jesús, el Jehová premortal, es el Ungido. Tres grupos de personas eran ungidos en los tiempos del Antiguo Testamento para cumplir sus funciones en la sociedad: profetas, sacerdotes y reyes, todos ellos en simbólica referencia al Gran Profeta, Sacerdote y Rey, Jesucristo.

Observen que Samuel ungió a Saúl como “príncipe”, aun cuando más tarde él sería llamado rey. Ese título podría haberle recordado a Saúl que aunque él sería el caudillo de Israel en la tierra, particularmente en los asuntos militares, Jehová seguía siendo el verdadero Rey de Israel.

1 Samuel 10:6–10. El Espíritu del Señor vino sobre Saúl

El presidente Spencer W. Kimball enseñó lo siguiente sobre el cambio que se llevó a cabo en Saúl después de que fue apartado:

“Un cambio positivo ocurrió en Saúl. El ser apartado lo convirtió en otro hombre y le dio otro corazón. De inmediato adquirió nuevos poderes. Quienes lo conocían quedaron pasmados ante el aumento en su espiritualidad, su recién adquirida sabiduría y juicio, y su madurez y poderes recién adquiridos, y exclamaron con asombro:

“¿Qué le ha sucedido a Saúl? ¡No es el mismo! ‘¿Qué le ha sucedido al hijo de Cis? ¿Saúl también entre los profetas?’ [1 Samuel 10:11].

“¿Quién no ha observado la transformación de una persona recién apartada a una elevada responsabilidad? ¿Quién no ha visto a hombres ya grandes elevarse a nuevos niveles de rendimiento superior con el apoyo de la autoridad, de las llaves, del manto?” (en Conference Report, octubre de 1958, pág. 55).