Seminario
Lección de estudio individual supervisado: 1 Reyes 18–2 Reyes 20 (Unidad 20)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

1 Reyes 182 Reyes 20 (Unidad 20)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de lecciones diarias de estudio individual supervisado

El siguiente resumen de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar 1 Reyes 182 Reyes 20 (unidad 20) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección. La lección que usted va a enseñar se centra en sólo unos pocos de esos principios y doctrinas. Siga las impresiones del Espíritu Santo conforme considera las necesidades de los alumnos.

Día 1 (1 Reyes 18–22)

De la confrontación entre Elías el Profeta y los sacerdotes de Baal, los alumnos aprendieron que el Señor nos permite decidir si lo seguiremos a Él o a los falsos dioses y las inicuas sendas del mundo, y que el Señor nos puede ayudar a saber que Él es el Dios verdadero. Cuando los alumnos estudiaron la manera en que Jehová habló con Elías el Profeta, aprendieron que el Señor nos habla con frecuencia a través de una voz apacible y delicada.

Día 2 (2 Reyes 1–13)

Al estudiar la manera en que Elías el Profeta fue llevado al cielo y Eliseo aceptó el llamamiento de ser el profeta de Jehová, los alumnos aprendieron que el Señor da autoridad y poder a aquellos a quienes llama. Más adelante, al estudiar cómo Eliseo ayudó a tres reyes a vencer a los moabitas rebeldes, los alumnos aprendieron que si en nuestros momentos de necesidad buscamos la guía del Señor por medio de las palabras de Sus profetas, entonces recibiremos la ayuda del Señor. Al estudiar la experiencia en que Eliseo ayuda a una mujer fiel a salvar a sus hijos de la esclavitud, los alumnos aprendieron que cuando nos volvemos al Señor con fe, Él puede bendecirnos conforme a nuestras necesidades y nuestros deseos justos.

Día 3 (2 Reyes 14–17)

Al aprender que los reyes de Israel no acabaron con las influencias idólatras que había en su reino, los alumnos aprendieron el principio de que si no eliminamos las malas influencias de nuestra vida, nos ponemos a nosotros mismos y a nuestras familias en peligro espiritual. Antes de que los asirios conquistaran Israel, Jehová mandó a un profeta a predicar el arrepentimiento y ayudarlos a vivir en rectitud, tal como lo hace hoy en día. De los esfuerzos del rey Acaz por complacer a las naciones corruptas que lo rodeaban, los alumnos aprendieron que cuando procuramos complacer a otras personas antes que al Señor, perdemos Su compañía y Su protección.

Día 4 (2 Reyes 18–20)

Ezequías fue un ejemplo de rectitud. Del estudio de la vida de él, los alumnos aprendieron que si tenemos fe en el Señor (al confiar en Él y guardar Sus mandamientos), entonces Él estará con nosotros. También aprendieron que si nos volvemos al Señor, Él nos ayudará a superar nuestros temores y desafíos. Más adelante, Ezequías enfermó. Los alumnos aprendieron que si ejercemos fe en el Señor, podemos ser sanados conforme a Su voluntad.

Introducción

Naamán, el líder militar sirio, tenía lepra. A sugerencia de una muchacha israelita que servía en su casa, acudió al profeta Eliseo para ser sanado. Al estudiar su experiencia, los alumnos aprenderán lo que podemos hacer para mostrar nuestra fe en el Señor y aumentar nuestro testimonio de Él.

Sugerencias para la enseñanza

2 Reyes 5

Naamán sigue el consejo de Eliseo y es sanado de la lepra

Pida a los alumnos que piensen cómo reaccionarían ellos ante la siguiente situación: Una amiga que no es muy religiosa les pide consejo acerca de cómo manejar un complicado problema personal. Ustedes le recomiendan que cuando ustedes afrontan desafíos, oran a Dios para pedir ayuda. Ella responde: “No creo que mis oraciones sean contestadas, ya que ni siquiera sé si creo en Dios”.

  • ¿Qué le dirían a su amiga para ayudarla a fortalecer su confianza en Dios?

A medida que estudian 2 Reyes 5, invite a los alumnos a buscar principios que puedan ayudarlos a ellos y a los demás a aumentar su fe en Dios.

Explique que cuando Eliseo servía como profeta en Israel, un hombre llamado Naamán vivía en el país limítrofe de Siria. Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:1 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer más detalles sobre Naamán.

  • ¿Qué aprendemos en esos versículos sobre Naamán? (Explique que “general del ejército del rey de Siria” significa que era el comandante de las tropas sirias.)

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:2–4 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar cómo se enteró Naamán de una posible solución a su problema.

  • ¿Quién dijo la sierva israelita que podía sanar a Naamán? (El profeta Eliseo.)

Para resumir 2 Reyes 5:5–8, explique que el rey de Siria envió a Naamán con una carta para el rey de Israel en la que pedía que Naamán fuera sanado de la lepra. Cuando Eliseo se enteró de la solicitud de Naamán, le dijo al rey de Israel que enviara a Naamán a él.

  • Si ustedes fueran Naamán, el cual ocupaba el importante cargo de capitán del ejército sirio, ¿cuáles son algunas de las cosas que esperarían que Eliseo hiciera a fin de curarlos?

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:9–10 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que pasó cuando Naamán fue a ver a Eliseo.

  • ¿Cómo se comunicó Eliseo con Naamán?

  • ¿Qué le dijo Eliseo a Naamán que hiciera para ser sanado?

  • Si ustedes fueran Naamán, ¿cómo reaccionarían a las instrucciones de Eliseo?

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:11–12 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir cómo reaccionó Naamán a las instrucciones de Eliseo. Explique que el Abana y el Farfar eran ríos del país natal de Naamán.

  • Según el versículo 11, ¿por qué se enojó Naamán por la manera en que Eliseo le dio las instrucciones?

  • Según el versículo 12, ¿por qué se enojó Naamán por las instrucciones que le dio Eliseo?

  • ¿En qué sentido el seguir esas instrucciones pudo ser una prueba de fe para Naamán?

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:13 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para buscar las preguntas que los siervos le hicieron a Naamán.

  • En sus propias palabras, ¿cómo resumirían las preguntas que los siervos le hicieron a Naamán?

  • ¿Qué verdades podemos aprender de las preguntas de los siervos? (Es posible que los alumnos mencionen varias verdades, entre ellas las siguientes: Si tenemos fe en que el Profeta habla en el nombre del Padre Celestial y de Jesucristo, entonces seguiremos todas sus palabras. Al hacer las cosas pequeñas y sencillas que nos piden los profetas de Dios, recibiremos grandes bendiciones).

  • ¿Por qué podríamos estar más dispuestos a hacer algo grande y menos dispuestos a hacer algo pequeño para guardar los mandamientos?

  • El aprender a obedecer a los profetas en las cosas pequeñas, ¿cómo nos prepara para hacer las cosas mayores que se nos puede llamar a hacer en el reino?

Invite a los alumnos a reflexionar en algunos ejemplos de cosas pequeñas que el Señor les ha pedido. Anímelos a buscar una cosa pequeña que pueden hacer para mostrar su fidelidad al Señor.

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:14 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que Naamán escogió hacer.

  • ¿Cómo demostró Naamán su fe en las palabras de Dios pronunciadas por medio de Su profeta, Eliseo?

  • Si ustedes fueran Naamán, ¿qué estarían pensando al entrar en el agua por primera vez? ¿Y por segunda vez? ¿Y por séptima vez?

  • ¿Qué pensamientos o sensaciones tendrían al ver que se curaban de la lepra?

  • ¿Cómo influiría esa experiencia en su testimonio del llamamiento del profeta?

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 5:15 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para determinar lo que Naamán dijo cuando quedó limpio. Invítelos a compartir lo que hayan encontrado.

  • ¿Qué llegó a saber Naamán por medio de esa experiencia?

  • ¿Qué sucederá con nuestro testimonio de Dios si escogemos ejercer fe en Sus palabras? (Es posible que los alumnos utilicen otras palabras, pero deben mencionar un principio similar al siguiente: Cuando ejercemos la fe al obrar conforme a las palabras de Dios, nuestro testimonio de Él se fortalece).

  • ¿Por qué creen que con frecuencia debemos ejercer fe en Dios antes de que nuestro testimonio se fortalezca?

Vuelva a la situación hipotética que presentó al comienzo de la lección, y pida a algunos alumnos que expliquen cómo podrían utilizar ellos el relato de Naamán y los principios que han encontrado para ayudar a su amiga. Dígales que piensen en lo que ella tendría que hacer para ejercer su fe en Dios a fin de fortalecer su creencia en Él o su testimonio de Él.

  • ¿Cuándo han actuado ustedes conforme a las palabras de Dios a fin de fortalecer su fe?

  • ¿Cómo se fortaleció su testimonio de Dios como resultado de ello?

Invite a los alumnos a meditar en los aspectos de su testimonio que desearían fortalecer, y a pensar en lo que pueden hacer para ejercer su fe en las palabras de Dios a fin de que esos aspectos de su testimonio crezcan.

2 Reyes 6–13

Eliseo hace flotar el hierro de un hacha; Israel y Siria luchan el uno contra el otro

Como resumen de 2 Reyes 6, explique que Eliseo llevó a cabo otro milagro al hacer flotar, sobre la superficie, el hierro de un hacha que había caído al agua. Explique que en 2 Reyes 7–13 aprendemos que Siria y el Reino del Norte (Israel) comenzaron a luchar el uno contra el otro; esos capítulos son una crónica de esas guerras.

Durante la guerra entre Siria e Israel, el rey de Siria analizaba en privado sus planes de batalla con sus siervos. Eliseo supo por inspiración cuáles eran los planes del rey e informaba al rey de Israel de los planes de Siria. Cuando supo lo que Eliseo había hecho, el rey sirio mandó a su ejército capturar a Eliseo. Cuando el ejército sirio rodeó la ciudad en la que estaba el profeta, el siervo de Eliseo tuvo miedo.

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 6:15–16 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que Eliseo le dijo a su siervo.

  • ¿Cómo respondió Eliseo la pregunta de su siervo?

  • ¿En qué sentido la respuesta de Eliseo pudo ser confusa para su siervo?

Invite a un alumno a leer 2 Reyes 6:17 en voz alta, y pida a la clase que siga seguir la lectura en silencio para averiguar la forma en que el siervo llegó a comprender lo que el profeta le había dicho.

  • ¿Qué vio el siervo de Eliseo cuando sus ojos fueron abiertos?

  • ¿Qué creen que pasó con su temor cuando vio al ejército de los cielos?

  • ¿Cómo nos ayuda saber que “son más los que están con nosotros [los justos] que los que están con ellos [los inicuos]” (2 Reyes 6:16) cuando afrontamos los que parecen ser desafíos insuperables?

Concluya con su testimonio de las verdades que se han enseñado en la lección de hoy, e invite a los alumnos a aplicar esas verdades en su vida.

Próxima unidad (2 Reyes 21Nehemías 13)

Pida a los alumnos que piensen en qué clase de oposición han afrontado ellos al esforzarse por guardar los mandamientos del Señor, y cómo reaccionaron ante esa oposición. Explique que en su estudio de la semana siguiente, aprenderán principios que podrán ayudarlos cuando encuentren oposición en su empeño por ser rectos.