Seminario
Lección de estudio individual supervisado: Ezequiel 33–48; Daniel 1–2 (Unidad 29)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

Ezequiel 33–48; Daniel 1–2 (Unidad 29)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de lecciones diarias de estudio individual supervisado

El siguiente resumen de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar Ezequiel 33Daniel 2 (unidad 29) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección. La lección que enseñe se centra sólo en algunas de esas doctrinas y principios. Siga las impresiones del Espíritu Santo conforme considera las necesidades de sus alumnos.

Día 1 (Ezequiel 33–36)

En esta lección, los alumnos leyeron sobre las amonestaciones de Ezequiel al pueblo y aprendieron que Jesucristo nos juzgará por la persona que hayamos llegado a ser como consecuencia de nuestros pensamientos y acciones. También descubrieron que si seguimos a Jesucristo, Él nos bendecirá espiritual y temporalmente y nos cambiará el corazón.

Día 2 (Ezequiel 37)

Conforme los alumnos estudiaron algunas de las visiones de Ezequiel, aprendieron que Jesucristo tiene el poder de resucitarnos y que cuando resucitemos, nuestro cuerpo será restaurado de nuevo. Asimismo, aprendieron que la Biblia y el Libro de Mormón se unen como testigos de que Jesucristo es nuestro Salvador, y que hacer y guardar los convenios del templo nos permitirá llegar a ser santificados por el Señor.

Día 3 (Ezequiel 38–48)

En esta lección, los alumnos estudiaron las visiones que Ezequiel tuvo sobre una gran batalla que precederá a la segunda venida del Salvador y sobre un templo de los últimos días. Aprendieron que si hacemos convenios con el Señor y los guardamos, Él nos permitirá entrar en Su santa casa. Además, aprendieron que las bendiciones del templo sanan y dan vida a quienes guardan los sagrados convenios que hacen en el templo.

Día 4 (Daniel 1–2)

Conforme leyeron sobre las experiencias de Daniel, Sadrac, Mesac y Abed-nego en Babilonia, los alumnos aprendieron que si guardamos las leyes del Señor, Él nos bendecirá física y espiritualmente, y que si le somos fieles en toda circunstancia, Él nos enaltecerá.

Introducción

Esta lección ayuda a los alumnos a comprender el destino de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y lo que ellos pueden hacer para contribuir a que ésta cumpla con ese destino.

Sugerencias para la enseñanza

Si lo desea, emplee el video “Dios les dio conocimiento”, el cual ilustra Daniel 1–2. La Lección 145: Daniel 2 contiene instrucciones que indican los minutos en que empiezan y terminan los segmentos y que sugieren cómo emplear el video eficazmente.

Daniel 2

Con la ayuda del Padre Celestial, Daniel le revela al rey Nabucodonosor el sueño del rey y la interpretación de éste

Invite a los alumnos a imaginarse que alguien les hubiera preguntado en qué se diferencia La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de otras iglesias cristianas. Pregunte a los alumnos cómo contestarían.

Invítelos a que, conforme lean detenidamente Daniel 2, busquen verdades que les ayuden a explicar lo que distingue a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de cualquier otra iglesia.

Para resumir Daniel 2:1–30, explique que Nabucodonosor, el rey de Babilonia, tuvo un sueño que lo inquietaba. Puesto que sus sabios no pudieron revelar el sueño ni su interpretación, el rey ordenó que todos fueran ejecutados. Daniel y sus amigos procuraron la ayuda del Padre Celestial y Él le reveló a Daniel el sueño y la interpretación de éste. Cuando Daniel dijo al siervo del rey que podía revelar el sueño, el siervo llevó a Daniel de inmediato ante Nabucodonosor.

Invite a un alumno a leer Daniel 2:31–35 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para determinar los diferentes elementos del sueño. Invite a un alumno a dibujar en la pizarra la imagen y la piedra que Daniel describió.

  • ¿Qué le hizo la piedra a la imagen?

  • ¿En qué se convirtió la piedra?

Explique que Daniel 2:36–45 indica que Daniel le reveló al rey Nabucodonosor la interpretación del sueño. Invite a un alumno a leer Daniel 2:37–38 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que Daniel reveló en cuanto a la cabeza de la imagen del sueño.

  • ¿A quién dijo Daniel que representaba la cabeza? (A Nabucodonosor y al Imperio babilónico).

Invite a un alumno a leer Daniel 2:39–43 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio en busca de otras verdades que reveló Daniel.

  • ¿Qué más reveló Daniel en cuanto al sueño del rey? (Las distintas partes de la imagen representaban reinos que se levantarían tras la caída de Babilonia).

Recuerde a los alumnos que el pecho y los brazos de la imagen, hechos de plata, representan el Imperio medo y el Imperio persa; y que el vientre y los muslos de bronce representan el Imperio macedonio (griego). Las piernas de hierro de la imagen representan el Imperio romano, y los dedos de los pies representan reinos tanto fuertes como débiles, o los numerosos reinos que surgieron tras la caída del Imperio romano.

Invite a un alumno a leer Daniel 2:44–45 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que Daniel reveló sobre lo que Dios haría durante la época de los numerosos reinos en los últimos días.

  • Según el versículo 44, ¿qué profetizó Daniel que haría Dios durante la época de los numerosos reinos?

Para ayudar a los alumnos a entender lo que representa la piedra cortada del monte, no con mano, invite a uno de ellos a leer Doctrina y Convenios 65:2 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio.

  • ¿Qué representa la piedra cortada del monte, no con mano? (El reino de Dios. Explique que en ese versículo la frase “el reino de Dios” se refiere al reino de Dios sobre la tierra, o sea, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días).

  • ¿Por qué es importante comprender que esta Iglesia fue establecida por Dios y no por el hombre?

  • ¿Qué nos enseña la profecía de Daniel sobre la Iglesia? (Después que los alumnos respondan, escriba la siguiente verdad en la pizarra: El Señor estableció Su Iglesia —La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días— y ésta seguirá creciendo hasta llenar toda la tierra).

Si lo desea, para ayudar a que los alumnos comprendan el crecimiento y progreso de la Iglesia en los últimos días, muestre el siguiente cuadro en la pizarra o entrégueles copias de éste:

statistical chart

Para variar un poco, si lo desea, deje la primera columna del cuadro en blanco y permita que los alumnos adivinen lo que cada una de las categorías representa. También podría invitar a los alumnos a adivinar cuáles son las cifras del presente año. Para verificar las respuestas, consulte el informe estadístico que se publica todos los años en mayo en la revista Liahona.

  • ¿Qué ideas les surgen al considerar cuánto ha crecido la Iglesia desde que se organizó en 1830?

Pida a un alumno que lea en voz alta las siguientes palabras del presidente Gordon B. Hinckley:

“La pequeña piedra que fue cortada del monte, no con mano, según la visión de Daniel, esta rodando para llenar toda la tierra (véase Daniel 2:44–45). Ninguna fuerza debajo de los cielos podrá detenerla si andamos con rectitud y somos fieles y leales. El Todopoderoso mismo está a nuestra cabeza” (“Ésta es la obra del Maestro”, Liahona, julio de 1995, pág. 81).

  • ¿Por qué es importante que recordemos que somos parte del reino de Dios sobre la tierra?

  • El saber que el Señor dirige Su reino hoy en día, ¿cómo nos ayuda cuando afrontamos oposición o se pone a prueba nuestra fe?

Invite a los alumnos a considerar lo que ellos pueden hacer para contribuir a que el reino de Dios siga rodando para llenar la tierra. Para resumir Daniel 2:46–49, explique que después que Daniel reveló el sueño y su interpretación, Nabucodonosor alabó a Dios y colocó en cargos de honor a Daniel y sus amigos.

Siguiente unidad (Daniel 3–Amós 7)

Invite a los alumnos a imaginar cómo sería ser echado en un foso de leones. Pregunte: ¿Habrían ustedes actuado del mismo modo que Daniel en esa situación? Cuando el ángel Moroni se apareció a José Smith, citó Joel 2:28–32 y dijo que esos acontecimientos aún no se habían cumplido, pero que pronto se cumplirían. Explique que cuando los alumnos estudien Daniel 3–12, Oseas, Joel y Amós, aprenderán en cuanto a Daniel y el foso de los leones, y algunas maravillosas profecías sobre los últimos días.