Seminario
Lección de estudio individual supervisado: 2 Samuel 11–1; 1 Reyes 17 (Unidad 19)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

2 Samuel 111 Reyes 17 (Unidad 19)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de lecciones diarias de estudio individual supervisado

El siguiente resumen de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar 2 Samuel 111 Reyes 17 (Unidad 19) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección. La lección que enseñe se centra sólo en algunas de estas doctrinas y estos principios. Siga las impresiones del Espíritu Santo al considerar las necesidades de sus alumnos.

Día 1 (2 Samuel 11:1–12:9)

De los trágicos errores que el rey David cometió con Betsabé y su marido, los alumnos aprendieron las siguientes verdades: Si no estamos donde debemos estar, podemos volvernos más vulnerables a la tentación. Si escogemos albergar deseos lujuriosos, nos volvemos más vulnerables a los pecados graves. El procurar esconder nuestros pecados puede llevarnos a cometer pecados adicionales y más graves, y no podemos esconder nuestros pecados de Dios.

Día 2 (2 Samuel 12:9–24:25)

Los alumnos aprendieron acerca de algunas de las consecuencias que David acarreó sobre su familia y el reino a causa de sus pecados. Aprendieron que cuando escogemos pecar, podemos causar consecuencias imprevistas y a largo plazo para nosotros mismos y para otras personas. De las decisiones que tomaron los hijos de David, los alumnos aprendieron que si cedemos ante los deseos lujuriosos, la ira o el orgullo, entonces es posible que hagamos caso omiso de las consecuencias de nuestros actos o las descartemos, y pueden disminuir nuestro amor y preocupación por los demás.

Día 3 (1 Reyes 1–10)

A medida que estudiaban el reinado del rey Salomón, los alumnos aprendieron los siguientes principios: Cuando desinteresadamente procuramos la ayuda del Señor para servir a los demás, Él aumenta nuestra capacidad para servir. Si andamos por los caminos del Señor, entonces el Señor estará con nosotros en Su templo. Si adoramos al Señor en el templo, entonces Él puede concedernos bendiciones que nos ayuden con los desafíos que afrontamos.

Día 4 (1 Reyes 11–17)

Por medio de los matrimonios de Salomón, los alumnos lograron reconocer que si nos casamos dentro del convenio, es más probable que nuestro corazón se vuelva hacia Dios. También aprendieron que si nos apartamos del Señor, entonces perderemos las bendiciones prometidas.

Introducción

Debido a que el rey Acab y su esposa Jezabel establecieron la adoración de Baal por todo el Reino del Norte, Elías el Profeta selló los cielos, lo cual causó años de sequía. El Señor preservó a Elías el Profeta y con el tiempo lo condujo hasta una viuda en Sarepta, quien lo alimentó durante la sequía. Elías el Profeta levantó de los muertos al hijo de la viuda.

Sugerencias para la enseñanza

1 Reyes 17:1–16

Una viuda en Sarepta sustenta a Elías el Profeta y se le bendice con alimento.

Escriba en la pizarra la siguiente pregunta: ¿Cuáles son algunas de las decisiones que el Señor y Sus profetas les han pedido tomar que requieren ejercer la fe?

Si lo desea, analice esa pregunta como clase y pida a los alumnos que escriban sus respuestas en la pizarra, o si quiere, divídalos en grupos pequeños y pídales que analicen sus respuestas.

Si lo desea, comparta una experiencia de cuando usted afrontó una decisión en la que tenía que escoger si actuar o no con fe.

Mientras estudian 1 Reyes 17, invite a los alumnos a encontrar principios que los ayuden a entender las bendiciones que recibirán a medida que toman decisiones rectas con fe.

Recuerde a los alumnos que Acab se convirtió en el rey del Reino del Norte, o Israel, y se casó fuera del convenio con Jezabel, una princesa fenicia. Ella era una ferviente seguidora de Baal, un dios falso que comúnmente adoraban los cananeos. Juntos, Acab y Jezabel fomentaron la adoración de ídolos en el Reino del Norte, o Israel (véase 1 Reyes 16:30–33; véase también Guía para el Estudio de las Escrituras, “Jezabel”).

Explique que durante esa época, Jehová envió a un profeta llamado Elías para llevarle un mensaje al rey Acab. Elías el Profeta poseía el poder para sellar del Sacerdocio de Melquisedec, “poder mediante el cual todo lo que se ate o se desate en la tierra se atará o se desatará también en los cielos (D.y C. 128:8–18)” (Guía para el Estudio de las Escrituras, “Elías el profeta”; escrituras.lds.org).

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:1 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que le dijo Elías el Profeta a Acab.

  • ¿Qué le dijo Elías el Profeta a Acab? (Que iba a haber una sequía en la tierra).

Señale que Acab y otros que adoraban a Baal sostenían que no era Jehová sino Baal el que tenía poder sobre el clima.

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:2–6 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que Jehová mandó hacer a Elías el Profeta durante la sequía.

  • ¿De qué manera fue bendecido Elías el Profeta por seguir las instrucciones del Señor?

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:7–9 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir lo que pasó a continuación.

  • ¿Dónde le dijo Jehová a Elías el Profeta que fuera después de que se secó el arroyo? ¿Por qué? (Si lo desea, explique que la palabra sustente, en este contexto, significa proporcionar alimento).

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:10–14 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que pasó cuando Elías el Profeta conoció a la viuda.

  • ¿Por qué pensó la viuda que no podía alimentar a Elías el Profeta?

  • ¿Por qué era una prueba de la fe de la viuda el alimentar a Elías el Profeta antes de darle alimento a su hijo o a sí misma?

  • ¿Qué bendiciones prometió Jehová que le daría a la viuda si alimentaba primero a Elías el Profeta?

Vuelva a la pregunta que escribió en la pizarra al comienzo de la clase y a las respuestas que dieron los alumnos.

  • La decisión que tuvo que tomar esa mujer, ¿en qué se parece a algunas decisiones que nos han pedido tomar el Señor y Sus profetas?

  • ¿Qué habrían hecho si hubieran estado en el lugar de la viuda? ¿Por qué?

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:15–16 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que la mujer escogió hacer.

  • ¿Cómo demostró la mujer su fe después de escuchar lo que le dijo Elías el Profeta?

  • ¿Qué bendiciones recibió después de actuar con fe?

Invite a los alumnos a reconocer el principio que se ilustra mediante el relato de esa viuda. Es posible que reconozcan varios principios, entre ellos el siguiente: Antes de que podamos recibir las bendiciones prometidas del Señor, primero debemos actuar con fe. Podría escribir ese principio en la pizarra.

  • ¿Por qué creen que es importante que primero demostremos fe antes de que recibamos las bendiciones prometidas del Señor?

Pida a los alumnos que describan una experiencia en la que ellos o alguien a quien conozcan actuaron con fe y debido a ello recibieron bendiciones del Señor.

1 Reyes 17:17–24

Elías el Profeta levanta de los muertos al hijo de la viuda

Pida a los alumnos que mediten en la siguiente pregunta:

  • ¿Han sentido alguna vez que estaban haciendo todo lo posible por ejercer la fe y por obedecer las palabras del Señor y Sus profetas, pero aun así pasaron por dificultades en su vida?

Explique que tras actuar con fe en las palabras de Elías el Profeta y recibir las bendiciones prometidas, sucedió una tragedia en el hogar de la mujer. Invite a un alumno a leer 1 Reyes 17:17–18 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que ocurrió.

  • ¿Qué ocurrió con el hijo de la mujer?

  • ¿Cómo pudo haber sido ese suceso un desafío para la fe de ella?

  • ¿Qué sentimientos creen que pudo haber tenido Elías el Profeta cuando sucedió eso?

Invite a algunos alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Reyes 17:19–24, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir lo que hizo Elías el Profeta tras la muerte del muchacho y cómo esa experiencia afectó la fe y el testimonio de la viuda.

  • ¿Cómo demostró Elías el Profeta su fe en Jehová? ¿Qué pasó a continuación?

  • ¿Qué dijo la mujer que sabía ahora después de todo lo que había experimentado?

  • Al considerar los actos de la mujer y su consiguiente testimonio registrado en 1 Reyes 17:24, ¿qué principio podemos aprender al saber la verdad de las palabras del Señor? (Es posible que los alumnos usen otras palabras, pero deben reconocer un principio parecido al siguiente: A medida que ejercemos fe en las palabras del Señor, podemos llegar a saber y a testificar que Sus palabras son verdaderas. Escriba ese principio en la pizarra).

Si lo desea, invite a los alumnos a pensar cómo han llegado a saber que las palabras del Señor son verdaderas. Invite a algunos alumnos a compartir su testimonio de ese principio. Si lo desea, comparta usted también su testimonio.

Pida a los alumnos que mediten en lo que piensan que el Señor desea que hagan para actuar con fe a fin de que puedan recibir Sus bendiciones prometidas. Invítelos a actuar conforme a la inspiración que reciban.

Siguiente unidad (1 Reyes 182 Reyes 20)

Muestre a los alumnos la lámina Elías contiende contra los sacerdotes de Baal (Libro de obras de arte del Evangelio, 2009, Nº 20; véase también LDS.org). Explique que en lo que estudien la próxima semana, aprenderán acerca del enfrentamiento entre Elías el Profeta y los sacerdotes de Baal, de cómo Dios bendijo a Elías el Profeta para derrotar a los sacerdotes de Baal y de cómo la malvada reina Jezabel terminó por encontrar su final.