Seminario
Lección 30: Génesis 25–27
anterior siguiente

Lección 30

Génesis 25-27

Introducción

Antes de su muerte, Abraham otorgó todo lo que tenía a Isaac. Rebeca, la esposa de Isaac, dio a luz a gemelos, llamados Esaú y Jacob. Esaú vendió su primogenitura a Jacob, y más tarde Isaac otorgó a Jacob la bendición de la primogenitura, que incluía las bendiciones del convenio de Abraham.

Sugerencias para la enseñanza

Génesis 25:1-18

Abraham da todo lo que posee a Isaac

Pida a varios alumnos que digan a la clase cuál es su comida favorita, y después muestre o dibuje en la pizarra un pequeño dulce o comestible (por ejemplo, un caramelo pequeño). Pida a los alumnos que imaginen que podrían escoger tener el dulce pequeño ahora, o podrían esperar hasta mañana y recibir un suministro interminable de su comida favorita.

  • ¿Qué escogerían? ¿Por qué?

  • ¿En qué se parece esa situación hipotética a algunas de las situaciones que afrontamos en la vida?

A medida que los alumnos estudian las elecciones de una persona que cambió una posesión valiosa por algo que tenía menor valor, aunque inmediato, invítelos a buscar principios que los podrían guiar en situaciones parecidas.

Para resumir Génesis 25:1–18, explique que estos versículos hablan de los últimos años de Abraham en la tierra, su muerte, y la muerte del hijo de Abraham y Agar, Ismael. Antes de morir, Abraham se casó con una mujer llamada Cetura, quien tuvo seis hijos. En las Escrituras se hace referencia a Cetura como una concubina (véase 1 Crónicas 1:32). Explique que la palabra concubina se usa para describir a las mujeres del Antiguo Testamento que, en la época y la cultura en la que vivían, estaban legalmente casadas a su esposo, pero tenían una posición social inferior a la esposa.

Pida a un alumno que lea Génesis 25:5–6 en voz alta, e invite a la clase a seguir la lectura en silencio para saber lo que Abraham dio a sus hijos antes de morir.

  • ¿Qué le dio Abraham a Isaac? ¿Qué les dio a Abraham a sus otros hijos?

  • ¿Por qué piensan que Abraham dio todo lo que tenía a Isaac, en lugar de dividir sus posesiones igualmente entre todos sus hijos?

Explique que Isaac recibió más que los otros hijos de Abraham debido a la primogenitura de Isaac. El hijo que tenía la primogenitura heredaba no sólo las tierras y posesiones del padre, sino también la posición del padre como el líder espiritual de la familia y la “autoridad de presidir” (véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Primogénito, Primogenitura”). Entonces, el hijo era responsable de usar esos recursos para proveer para las necesidades de la familia. A menudo, la primogenitura se pasaba del padre al hijo mayor. Sin embargo, la rectitud era más importante que ser el primogénito. La primogenitura que Isaac recibió de Abraham también incluía todas las bendiciones y responsabilidades del convenio de Abraham.

Génesis 25:19-34

Esaú vende su primogenitura a Jacob

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 25:20–21, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber cómo bendijo el Señor a Isaac y a su esposa, Rebeca. (Puede que tenga que explicar que estéril significa que no podía tener hijos.) Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

Explique que después que Rebeca quedó encinta, sintió una lucha dentro de su vientre que le preocupó. Pida a un alumno que lea Génesis 25:22–23 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que hizo Rebeca.

  • ¿Qué hizo Rebeca para saber por qué sintió una lucha en el vientre?

  • ¿Qué le enseñó el Señor a Rebeca en cuanto a los dos hijos que tendría?

Destaque la frase “el mayor servirá al menor” en Génesis 25:23. Explique que eso indica que el hijo menor con el tiempo heredaría la primogenitura en lugar del primogénito.

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 25:24–28, y pida a la clase que siga la lectura en silencio, y que una mitad averigüe el nombre y las características del hijo mayor, y la otra mitad que busque el nombre y las características del hijo menor. Invítelos a dar un informe de lo que encuentren.

Pida a un alumno que lea Génesis 25:29–31 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y vea lo que Jacob le pidió a Esaú a cambio de un poco de potaje. (Quizá tenga que explicar que “cocer potaje” significa que Isaac hizo sopa.)

  • ¿Qué hubieras hecho en esta situación si hubieras estado en la posición de Esaú?

Haga referencia a la porción de comida que mostró o dibujó antes en la pizarra, y recuerde a la clase la pregunta que hizo de si querrían una pequeña porción en el momento, o esperar para recibir un suministro interminable de su comida favorita.

  • ¿En qué se parece la decisión a la que se enfrentó Esaú a la situación con la porción pequeña de comida?

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 25:32–34, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y vea lo que escogió Esaú.

  • ¿Qué quiere decir en el versículo 34 que “menospreció Esaú la primogenitura”? (Si lo desea, señale que Esaú trató su primogenitura como si tuviera muy poco significado o valor.)

Génesis 26

El Señor guía y bendice a Isaac

Resuma Génesis 26 y explique que el Señor guió a Isaac y lo bendijo, tanto espiritual como temporalmente. El destacar las bendiciones de Isaac, Génesis 26 nos ayuda a entender lo que Esaú perdió cuando vendió su primogenitura a Jacob.

Pida a algunos alumnos que se turnen para leer en voz alta Génesis 26:2–5, 12–14, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y se fije en maneras en las que el Señor bendijo a Isaac. Si lo desea, invite a los alumnos a marcar lo que encuentren.

Recuerde a los alumnos que si Esaú hubiera retenido su primogenitura, habría heredado todo lo que tenía Isaac, tal y como Isaac heredó todo lo que Abraham tenía.

  • Basándose en lo que encontraron en Génesis 26:2–5, 12–14, ¿qué bendiciones podía haber heredado Esaú si hubiera retenido su primogenitura?

Muestre un recipiente pequeño y pida a los alumnos que mediten en la decisión que tomó Esaú.

  • Pensando en lo que han aprendido en cuanto a la primogenitura que vendió Esaú, ¿cómo describirían la decisión que él tomó de vender la primogenitura por un recipiente de potaje?

Explique que Esaú perdió bendiciones no sólo por su decisión de vender la primogenitura, sino también debido a otras malas decisiones que tomó. Pida a un alumno que lea Génesis 26:34–35 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer más decisiones que tomó Esaú que le privaron de bendiciones.

  • De acuerdo con Génesis 26:34, ¿con qué tipo de mujeres se casó Esaú? (Explique que los heteos eran personas que no creían en Dios, sino que adoraban a ídolos.)

  • ¿Por qué podían haber entristecido a Isaac y a Rebeca esos matrimonios? (Quizás deba explicar que las decisiones de matrimonio de Esaú impidieron que él, sus esposas y sus hijos recibieran las bendiciones del convenio de Abraham, incluso el convenio del matrimonio eterno, que es un requisito para que logremos la vida eterna.)

  • ¿En qué se parece la decisión de Esaú de casarse con mujeres Heteas a la decisión que tomó de vender su primogenitura?

  • ¿Qué podemos aprender de las elecciones de Esaú y sus consecuencias? (Después de que respondan los alumnos, podría usar sus palabras para escribir una declaración en la pizarra parecida a la siguiente: Si valoramos más los placeres temporales o mundanos que las bendiciones eternas, entonces podríamos perder esas bendiciones.)

Para ayudar a los alumnos a entender cómo se relaciona este principio con ellos, quizás podría darles copias del siguiente volante. Podría pedir a los alumnos que llenen el papel de forma individual o en grupos pequeños.

Debido a los convenios que hemos hecho como miembros de la Iglesia de Jesucristo, somos herederos de todas las bendiciones del convenio de Abraham, tal como lo era Esaú antes de vender su primogenitura.

Enumera algunos placeres temporales o mundanos que los jóvenes de hoy en día podrían tener la tentación de valorar más que las bendiciones eternas:

Escoge un punto de la lista y explica cómo el procurar tener eso podría causar que una persona perdiera bendiciones:

Después que los alumnos hayan tenido tiempo suficiente para llenar el papel, podría invitar a algunos a compartir lo que escribieron con la clase.

Génesis 27

Isaac bendice a Jacob para presidir a sus hermanos

Explique que, aunque Esaú había vendido su primogenitura a Jacob, su padre, Isaac, seguía teniendo la responsabilidad de otorgar la bendición de la primogenitura sobre uno de los hijos. Para resumir Génesis 27:1–33, explique que Isaac tenía la intención de dar la bendición de la primogenitura a Esaú. Sin embargo, Rebeca había sabido por revelación que Jacob debía recibir la primogenitura (véase Génesis 25:23). Rebeca indicó a Jacob que se acercara a Isaac, que era ciego, y se presentara como si fuese Esaú para que Jacob pudiera recibir la bendición de la primogenitura. Jacob llevó a cabo el plan renuentemente y recibió la bendición.

Si lo desea, explique que el Señor quería desde el principio que la bendición de la primogenitura se le diera a Jacob. Después de que Isaac se enteró que había otorgado la bendición de la primogenitura a Jacob sin saberlo, él pudo haber anulado la bendición y haber maldecido a Jacob. Sin embargo, Isaac declaró que Jacob “será bendito” (Génesis 27:33)—indicando que la voluntad del Señor se había cumplido.

Invite a algunos alumnos a que se turnen para leer Génesis 27:34–38 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y preste atención a palabras o frases que indiquen cómo se sintió Esaú después de saber que la bendición de la primogenitura se había confirmado a Jacob en lugar de a él.

  • ¿Qué principio podemos aprender de la reacción de Esaú en cuanto a las consecuencias de poner deseos mundanos o inmediatos por encima de las prioridades eternas? (Los alumnos pueden usar otras palabras, pero deben poder determinar algo semejante a lo siguiente: Poner los deseos mundanos o inmediatos por encima de las prioridades eternas, con el tiempo llevará al pesar y al remordimiento.)

Destaque que parece que Esaú no experimentó pesar y remordimiento de inmediato, sino que eso ocurrió más adelante, cuando Esaú comenzó a experimentar las consecuencias de sus malas decisiones.

  • ¿Por qué creen que es importante darse cuenta de que quizás no experimentemos pesar y remordimiento inmediatamente después de nuestras malas decisiones?

Resuma Génesis 27:39–46 y explique que Esaú sí recibió una bendición de Isaac. Sin embargo, al estar enojado por haber perdido la bendición de la primogenitura, Esaú decidió matar a Jacob. Rebeca instruyó a Jacob que viajara a Harán, donde podría estar a salvo de Esaú.

Si lo desea, invite a los alumnos a testificar de los principios que han analizado hoy. Podría añadir su testimonio a los que se compartan. Asegure a los alumnos que cualquier mala decisión que hayan tomado puede superarse por medio de la fe en Jesucristo y el arrepentimiento.

A fin de ayudar a los alumnos a aplicar lo que han aprendido, muestre la siguiente declaración: Invite a los alumnos a escribir esta declaración en una hoja de papel, y que la pongan donde la puedan ver a menudo para alentarlos a tomar decisiones rectas.

“Piensa en la perspectiva futura, no sólo en lo que sucederá hoy o mañana. No renuncies a lo que más anhelas en la vida por algo que ahora crees desear” (Richard G. Scott, “Jesucristo, nuestro Redentor”, Liahona, julio de 1997, pág. 66).

Comentarios e información de contexto

Génesis 25:24–27 Diferencias entre Esaú y Jacob

El élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, resumió las diferencias que hay entre Jacob y Esaú y describió una valiosa lección de los errores de Esaú:

“Esaú, que era el primogénito, ‘menospreció’ su primogenitura. (véase Génesis 25:34). Jacob, el gemelo que nació segundo, la deseaba; Jacob valoraba lo espiritual, mientras que Esaú quería lo mundano… Muchos como Esaú han renunciado a algo de valor eterno por satisfacer un apetito pasajero por las cosas del mundo” (“La espiritualidad”,Liahona, enero de 1986, pág. 47).

Génesis 25:32. “[Yo] me voy a morir”

Seguramente, las palabras de Esaú, “yo me voy a morir” eran una exageración y una justificación de sus acciones. “Jacob ciertamente habría socorrido a Esaú, de corazón, si su vida hubiera estado en peligro. El propósito de este relato parece ser principalmente demostrar cuán poco valoraba Esaú la primogenitura. Sus necesidades físicas inmediatas eran más importantes para él que el convenio. Una evidencia adicional de esta actitud es el hecho de que Esaú se casó con mujeres cananeas, lo cual interrumpía la línea del convenio (véase Génesis 26:34–35)” (El Antiguo Testamento, Manual para el alumno, Génesis–2 Samuel, [Manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983], pág. 65).

Génesis 27:1–33 Jacob recibe de Isaac la bendición de la primogenitura

Es posible que algunos alumnos se sientan confundidos con el relato en Génesis 27:1–33 porque parece indicar que hubo personas justas que cometieron errores al procurar el control de quién recibiría la bendición de la primogenitura. Después de que Isaac se enteró que había otorgado la bendición de la primogenitura a Jacob sin saberlo, él pudo haber anulado la bendición y haber maldecido a Jacob. Sin embargo, en lugar de cancelar las bendiciones de la primogenitura a Jacob y conferirlas a Esaú, Isaac confirmó que la bendición de la primogenitura se había otorgado a la persona que el Señor quería que la tuviera. Debido a que el Espíritu del Señor lo dirigía, Isaac supo que había dado la bendición al hijo correcto.