Seminario
Lección 94: 1 Reyes 11–16
anterior siguiente

Lección 94

1 Reyes 11–16

Introducción

En sus últimos años, Salomón se casó con muchas esposas fuera del convenio, desobedeciendo así los mandamientos de Jehová. Algunas de las esposas de Salomón lo alentaron a que adorase ídolos y apartara su corazón de Jehová. Tras la muerte de Salomón, su hijo Roboam decidió aumentar las cargas del pueblo. El pueblo se rebeló y se dividió en el Reino del Norte, o Israel, y el Reino del Sur, o Judá. Jeroboam, rey del Reino del Norte, introdujo la idolatría y otras prácticas inicuas entre su pueblo. Reyes posteriores de Israel y de Judá cayeron aún más en la iniquidad.

Sugerencias para la enseñanza

1 Reyes 11

Salomón se casa con muchas esposas fuera del convenio y ellas hacen que aparte su corazón de Dios

Invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente situación:

Durante algún tiempo, una mujer ha estado saliendo muy en serio con un hombre que no es miembro de la Iglesia. Ella lo ama profundamente. La mujer se disgusta cuando un líder de la Iglesia le expresa su atenta preocupación por ella porque el hombre con el que está saliendo no es miembro de la Iglesia.

Pida a los alumnos que mediten en lo que le dirían a esa mujer. Invite a los alumnos a determinar, a medida que estudian 1 Reyes 11–16, las verdades que puedan ayudarlos a decidir quiénes serán las personas del sexo opuesto con las que saldrán y con quién se casarán.

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 11:1–2 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para comprobar que la situación de Salomón era similar a la que se acaba de leer. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren. Explique que la expresión “mujeres extranjeras” hace referencia a mujeres que no eran de la casa de Israel. Recuerde a los alumnos que los israelitas habían hecho convenio de servir a Jehová y de ese modo recibir Su protección. Casarse dentro del convenio significaba casarse con un miembro fiel de la casa de Israel. Las muchas “mujeres extranjeras” con las que se casó Salomón no eran parte del convenio del Evangelio y procedían de naciones que no adoraban al Señor ni guardaban Sus mandamientos. (Si lo desea, explique que muchos de esos matrimonios eran un reflejo de alianzas políticas que Salomón había hecho con otras naciones).

  • Según el versículo 2, ¿qué advertencia había dado Jehová anteriormente con respecto a lo que les ocurriría a los israelitas que se casaran fuera del convenio? (Aquellos con los que se casaran harían que los israelitas apartaran su corazón de Jehová y lo dirigieran a dioses falsos).

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Reyes 11:3–8, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir el resultado de la decisión de Salomón de casarse con mujeres que no eran parte del convenio. (Si lo desea, señale que el versículo 4, nota b al pie de página, indica que el corazón de David no era perfecto para con Jehová).

  • ¿Cómo afectó a Salomón su decisión de casarse fuera del convenio? (Salomón comenzó a adorar a los dioses falsos de sus esposas y su corazón se apartó de Jehová).

  • ¿Qué principio podemos aprender en esos versículos acerca de la importancia del matrimonio dentro del convenio? (Es posible que los alumnos utilicen otras palabras, pero asegúrese de que reconozcan el siguiente principio: Si nos casamos dentro del convenio, es más probable que nuestro corazón se vuelva hacia Dios y podremos recibir las bendiciones plenas del Evangelio).

Con el fin de ayudar a los alumnos a entender ese principio, hágales las preguntas siguientes:

  • ¿Cómo nos casamos dentro del convenio hoy en día? (Vamos al templo con un miembro de la Iglesia digno para recibir la ordenanza selladora del matrimonio).

  • El casarnos dentro del convenio, ¿cómo nos ayuda a mantener nuestro corazón dirigido hacia el Señor?

Con el fin de ayudar a los alumnos a sentir la veracidad y la importancia de ese principio, invítelos a anotar su respuesta a la siguiente pregunta en su cuaderno de apuntes o en su diario de estudio de las Escrituras:

  • ¿Por qué quieres casarte con alguien que te ayude a permanecer fiel al Señor?

Informe a los alumnos que a medida que estudien el resto de 1 Reyes 11–16, comprobarán cómo la decisión de Salomón de casarse fuera del convenio no sólo alejó su corazón de Dios sino que también influyó en otros para que alejaran su corazón de Dios.

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 11:9–11 en voz alta, e invite a la clase a seguir la lectura en silencio para saber qué ocurrió como resultado de la desobediencia de Salomón.

  • ¿Qué sucedió como resultado de la desobediencia de Salomón?

Para resumir 1 Reyes 11:14–25, explique que después de que Salomón alejó su corazón de Jehová, Dios permitió que los enemigos de los israelitas los afligieran.

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 11:26–28 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber quién más comenzó a oponerse a Salomón. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

  • ¿Qué clase de persona era Jeroboam?

Lleve un trozo de tela o de papel a la clase. Rompa la tela o corte el papel en 12 pedazos. Entregue 10 pedazos a un alumno. Explique que algo parecido le ocurrió a Jeroboam. Pida a los alumnos que lean en silencio 1 Reyes 11:29–31 para averiguar por qué a Jeroboam le dieron 10 pedazos de capa.

  • El profeta Ahías, ¿por qué le entregó 10 pedazos de capa a Jeroboam?

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 11:37–38 en voz alta, y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio para buscar lo que Jehová le prometió a Jeroboam si, como rey, guardaba los mandamientos. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren. Para resumir 1 Reyes 11:39–43, explique que cuando Salomón supo que Jeroboam era una amenaza para su reino, procuró matarlo. Jeroboam huyó a Egipto.

1 Reyes 12:1–24

Tras la promesa de Roboam de seguir imponiendo pesadas cargas a su pueblo, diez de las tribus se rebelan contra él

Para resumir 1Reyes 12:1–24, explique que tras la muerte de Salomón, su hijo Roboam se convirtió en rey de todo Israel. Jeroboam regresó a Israel desde Egipto y, junto a otros, rogó a Roboam que redujera las cargas que Salomón había impuesto al pueblo para costear sus muchos proyectos de construcción. Roboam, en lugar de eso, eligió aumentar las cargas del pueblo. Las diez tribus que vivían en el norte se rebelaron contra Roboam e hicieron rey a Jeroboam, cumpliendo así las palabras del profeta Ahías. Esa sublevación dividió el reino en dos: el Reino del Norte, o Israel, y el Reino del Sur, o Judá. Pida a los alumnos que consulten Mapas bíblicos, Nº 3, “La división de las 12 tribus”, en la edición Santo de los Últimos Días de la Biblia en español. Pídales que busquen la frontera entre Judá (el Reino Sur) e Israel (el Reino Norte).

1 Reyes 12:25–14:31

Jeroboam y Roboam practican la idolatría en sus respectivos reinos

Divida la clase en dos grupos. Asigne a un grupo que estudie el Reino del Norte, o Israel, y al otro grupo que estudie el Reino del Sur, o Judá. Proporcione a los alumnos copias de la información para su reino asignado, la cual figura a continuación. Pida a los alumnos que lean la información y los versículos asignados y después analicen la pregunta correspondiente con su grupo.

El Reino del Norte (1 Reyes12:25–14:20)

Por estar ubicado el templo en Judá, Jeroboam temía que sus súbditos viajaran al sur para adorar a Jehová y que al final se hicieran partidarios del Reino del Sur. Con el fin de prevenir eso, estableció nuevos lugares de adoración, ídolos y fiestas en el Reino del Norte, y nombró a sus propios sacerdotes. De ese modo, Jeroboam condujo a su pueblo hacia la apostasía al apartarlos de la adoración de Jehová en Su templo.

Jehová envió un profeta desde Judá para advertir a Jeroboam de su iniquidad e idolatría. A pesar de ver señales milagrosas del poder del Señor, Jeroboam no se arrepintió y siguió fomentando la adoración de ídolos.

Lean 1 Reyes 14:7–9, 14–16 para averiguar las consecuencias con las que se encontraron Jeroboam y las 10 tribus de Israel a causa de su adoración de ídolos.

  • La adoración de dioses falsos, ¿cómo afectó al pueblo del Reino del Norte, o Israel?

El Reino del Sur (1 Reyes 14:21–31)

Tras la muerte de Salomón, su hijo Roboam gobernó en el Reino del Sur, o Judá. Lean 1 Reyes 14:21–24 para determinar cuál era el estado espiritual del pueblo de Judá.

Una práctica especialmente maligna de la adoración de ídolos que incluía la inmoralidad a menudo tenía lugar alrededor de las imágenes de Asera construidas para los dioses falsos. La palabra sodomitas, en el versículo 24, se refiere a varones prostitutos (véase nota a al pie de página).

  • La adoración de dioses falsos, ¿cómo afectó al pueblo en el Reino del Sur, o Judá?

Después de que los alumnos terminen sus asignaciones, invite a un alumno de cada grupo a resumir lo que pasó en el reino que estudiaron y cómo esos acontecimientos están relacionados con la decisión de Salomón de casarse fuera del convenio y de adorar dioses falsos. Una vez que los alumnos den su informe, pregunte a la clase:

  • El escoger casarse fuera del convenio, ¿cómo podría afectar a los que vengan después de nosotros? El escoger casarse dentro del convenio, ¿cómo podría afectar a los que vengan después de nosotros?

  • El adorar a algo o a alguien que no sea nuestro Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo, ¿cómo podría descarriarnos?

Invite a un alumno a leer en voz alta las siguientes palabras del presidente Spencer W. Kimball, quien enseñó cómo afectará a nuestra familia la decisión que tomemos sobre nuestro matrimonio (si lo desea, entregue copias de la cita a los alumnos):

“El matrimonio es quizás la más vital de todas las decisiones, la que tiene efectos de más alcance, ya que tiene que ver no sólo con la felicidad inmediata, sino también con el gozo eterno. Afecta no solamente a los cónyuges sino también a su familia, y particularmente a sus hijos y a los hijos de éstos a través de las muchas generaciones” (“Unidad en el matrimonio”, Liahona, octubre de 2002, pág. 36).

Haga referencia a la situación que se presentó al principio de la clase. Pida a los alumnos que expresen cómo las verdades que se enseñan en esta lección les pueden ayudar a explicar por qué los líderes de la Iglesia nos aconsejan que nos sellemos en el templo.

  • El comprender la importancia de casarse dentro del convenio, ¿cómo puede influir en las decisiones que toman hoy?

Recuerde a los alumnos la promesa de Jehová a Jeroboam acerca de lo que pasaría si, como rey, Jeroboam guardaba los mandamientos (véase 1 Reyes 11:38).

  • ¿Qué principio podemos aprender de los relatos de Salomón, Jeroboam y Roboam sobre lo que ocurre cuando escogemos apartarnos del Señor? (A medida que los alumnos compartan los principios que han descubierto, haga hincapié en el siguiente: Si nos apartamos del Señor, entonces perderemos Sus bendiciones prometidas).

  • ¿Qué podemos hacer para asegurar que nuestro corazón permanezca dirigido hacia el Señor?

1 Reyes 15–16

Durante muchos años, una serie de reyes inicuos y rectos gobierna en Judá e Israel

Para resumir 1 Reyes 15–16, explique que tras la muerte de Jeroboam, reinó en Israel una serie de reyes inicuos. Cada uno de los reyes de Israel siguió el camino de Jeroboam y adoró dioses falsos. Sin embargo, Asa, rey de Judá, fue recto y siguió al Señor.

Para terminar, comparta su testimonio de las verdades que los alumnos aprendieron hoy. Invite a los alumnos a vivir fielmente el Evangelio y a prepararse para sellarse en el templo algún día.

Comentarios e información de contexto

1 Reyes 11:1–10 El matrimonio dentro del convenio y el salir con jóvenes del sexo opuesto

Los líderes de la Iglesia han aconsejado a los jóvenes que usen buen criterio respecto a las personas del sexo opuesto con las que salgan:

“Decide salir únicamente con personas que tengan normas morales elevadas y en cuya compañía puedas mantener las tuyas… Recuerda que el joven y la jovencita que salen juntos tienen la responsabilidad de protegerse el honor y la virtud mutuamente…

“Al empezar la etapa adulta de tu vida, haz que el salir con alguien del sexo opuesto y el casamiento sean una prioridad mayor. Busca un compañero(a) digno(a) de entrar en el templo para sellarse a ti por el tiempo de esta vida y por toda la eternidad. El matrimonio en el templo y el formar una familia eterna son esenciales en el plan de felicidad de Dios” (Para la Fortaleza de la Juventud, folleto, 2011, págs. 4, 5).

1 Reyes 11:1–3 El matrimonio dentro del convenio fortalece nuestra fe en el Señor

El élder John A. Widtsoe, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó por qué es tan fundamental casarse en el templo:

“El objetivo del adversario de la rectitud es crear infelicidad. Aquí aparece una de las principales bendiciones del matrimonio en el templo. Los que se han sellado en el templo tienen su mirada puesta en la eternidad. No se atreven a perder las bendiciones prometidas. Para ellos, la familia es una posesión eterna. Recuerdan los convenios que hacen posible esta asociación eterna. El matrimonio en el templo, con todo lo que ello significa, llega a ser una fuerza que restringe la presencia de la tentación” (Evidences and Reconciliations arr. G. Homer Durham, 3 tomos en 1, 1960, págs. 299–300).

1 Reyes 11:1–3 ¿A qué conclusión podemos llegar con respecto a los muchos matrimonios de Salomón?

“Salomón se casó con ‘mujeres extranjeras’, esto es, mujeres que no eran del pueblo del convenio. Los casamientos de Salomón eran por razones políticas… y posiblemente también por razones personales. Pero esas mujeres llevaron sus ídolos a Israel y con ellos la idolatría, lo cual no solamente corrompió al rey sino también al pueblo.

“De acuerdo con Doctrina y Convenios, algunas de las esposas de Salomón le fueron dadas por Jehová: ‘David también recibió muchas esposas y concubinas, y también Salomón y Moisés, mis siervos, así como muchos otros de mis siervos, desde el principio de la creación hasta hoy; y en nada pecaron sino en las cosas que no recibieron de mí’ (D. y C. 132:38).

“El presidente Joseph Fielding Smith explicó además que el Señor ‘no condenó a Salomón y a David por tener esposas que Él les había dado.

“Ahora buscad en [2 Samuel] 12:7–8, y encontraréis que el Señor le dio esposas a David. En la lectura del Antiguo Testamento encontraréis que Salomón fue bendecido, y el Señor se le apareció y le dio visiones y grandes bendiciones teniendo ya muchas esposas, pero posteriormente en su vida, tomó esposas que el Señor no le dio’ [Answers to Gospel Questions, comp. Joseph Fielding Smith Jr., 5 tomos, 1957–66, tomo IV, pág. 214].

“En Jacob 2:24–31 se enseña claramente que se puede tomar más de una esposa solamente si el Señor lo autoriza” (véase El Antiguo Testamento: 1 Reyes–Malaquías, manual para el alumno manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983 pág. 9). Los matrimonios de David con esposas plurales fueron autorizados por el Señor, porque David “recibió sus esposas y concubinas de mí, por conducto de Natán, mi siervo, y de otros profetas que tenían las llaves de esta potestad; y en ninguna de estas cosas pecó contra mí, sino en el caso de Urías y su esposa [Betsabé]” (D. y C. 132:39). Los Santos de los Últimos Días practicaron el matrimonio plural durante un tiempo por obediencia al mandamiento del Señor, pero tal práctica terminó hace mucho, igualmente de acuerdo con el mandamiento del Señor (véase D. y C. 132; Declaración Oficial 1). En 1904, el presidente Joseph F. Smith anunció “que todo matrimonio [plural] está prohibido, y si oficial o miembro alguno de la Iglesia intenta solemnizar o contraer esta forma de matrimonio, será… excomulgado” (en Conference Report, abril de 1904, pág. 75). Esta norma continúa hoy en día.