Seminario
Introducción al libro de Hageo
anterior siguiente

Introducción al libro de Hageo

¿Por qué debemos estudiar este libro?

El libro de Hageo afirma que se volvería a edificar un templo en Jerusalén y que la paz finalmente llegaría a la misma ciudad. Estudiar el libro de Hageo puede ayudar a los alumnos a obtener una comprensión más profunda de la urgencia y la importancia de edificar templos y de adorar en el templo (véase Hageo 1; véase también D. y C. 95).

¿Quién escribió este libro?

Hageo era un profeta que vivió en Jerusalén no mucho después de que los judíos regresaran del exilio babilónico (véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Hageo”). Se supone que él es el autor del libro que lleva su nombre.

¿Cuándo y dónde se escribió?

Hageo pronunció las profecías que se encuentran en este libro alrededor del 520 a. de J.C. en Jerusalén (véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Hageo”). Si Hageo escribió el libro, lo más probable es que también lo escribiera en Jerusalén.

¿Cuáles son algunas de las características distintivas del libro?

El libro de Hageo proporciona información útil en lo que respecta a la reconstrucción del templo de Jerusalén. Después de que los judíos regresaron de Babilonia a Jerusalén, comenzaron a reconstruir la ciudad y el templo, pero se detuvieron cuando se enfrentaron a la oposición (véase Esdras 1–4). El libro de Hageo contiene el mandamiento del Señor a los judíos de renovar sus esfuerzos de reconstruir el templo. Los judíos obedecen la palabra del Señor por conducto de Hageo y tienen éxito al completar el templo (véase Hageo 1–2; Esdras 5–6).

Bosquejo

Hageo 1 Por conducto de Hageo, el Señor reprende al pueblo por preocuparse más en cuanto a la condición de sus propios hogares que la del templo del Señor. Él explica que la condición deficiente de su cosecha se debe a que no reconstruyeron el templo. El los exhorta a renovar sus esfuerzos de construir el templo.

Hageo 2El Señor manda a Hageo que hable al pueblo y los exhorte a ser fuertes al reconstruir el templo. Profetiza que el Mesías (Jesucristo) vendrá a Su templo y traerá paz.