Seminario
Lección 87: 1 Samuel 17
anterior siguiente

Lección 87

1 Samuel 17

Introducción

Los filisteos regresaron a la batalla contra los israelitas. Goliat, un gigante, retó al ejército de Israel a enviar a un soldado a combatir personalmente con él. David, un joven pastor, aceptó el reto, y el rey Saúl lo envió a luchar con Goliat. Con la ayuda de Jehová, David mató a Goliat.

Sugerencias para la enseñanza

1 Samuel 17:1–40

David es elegido para luchar con Goliat

Antes de la clase, prepare las siguientes ayudas visuales:

  1. Para ayudar a los alumnos a visualizar la estatura de Goliat, haga un dibujo de tamaño real de él en el salón de clases o ponga una marca en la pared de tres metros desde el piso.

  2. Para ayudar a los alumnos a entender lo que usó David para derrotar a Goliat, haga un dibujo de una honda o fabrique una usando una tela gruesa o cuero suave para el receptáculo o saquillo (un óvalo de aproximadamente 8 x 13 centímetros y algo similar a un cordón de zapatos para las cuerdas (pueden ser de 46 a 60 centímetros de largo). Ate un nudo en el extremo de uno de los cordones y forme un lazo en el otro extremo.

Para iniciar la clase, pregunte a los alumnos cuáles piensan que son los desafíos más grandes que afronta la juventud hoy en día. Escriba las respuestas en la pizarra. Luego pídales que piensen en un desafío que afrontan actualmente.

Conforme los alumnos estudien el relato de David y Goliat en 1 Samuel 17, invítelos a buscar principios que les permitan saber cómo sobrellevar o superar los desafíos que afronten ahora.

Para resumir 1 Samuel 17:1–3, explique que los filisteos llegaron de nuevo a pelear contra los israelitas. Dibuje en la pizarra una ilustración sencilla de dos montañas con un valle en medio. Explique que los filisteos estaban en una montaña y los israelitas en la otra.

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Samuel 17:4–7, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar cómo se describieron la armadura y las armas de Goliat.

  • ¿Qué estatura tenía Goliat? (Explique que posiblemente haya medido aproximadamente tres metros de alto).

Pida a varios alumnos que pasen al frente del salón y comparen su propia estatura con la de la ilustración de Goliat o con la marca de la estatura de Goliat en la pared.

Explique que la cota de malla de Goliat (la armadura que cubre la parte superior del cuerpo) pesaba aproximadamente 68 kilogramos y que la punta de hierro de su lanza pesaba entre 5 y 12 kilogramos). Explique que las grebas son parte de la armadura que protege las espinillas o canillas, o sea, la parte inferior de las piernas, y la jabalina es una armadura que protege el cuello (véase 1 Samuel 17:6, notas ab al pie de página).

Invite a un alumno a leer 1 Samuel 17:8–11 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para buscar el reto que Goliat dio a los israelitas.

  • ¿Qué reto dio Goliat a los israelitas?

  • ¿Cómo piensan que habrían respondido ustedes al reto de Goliat si hubieran estado en el campamento de los israelitas?

  • De acuerdo con el versículo 11, ¿cómo respondieron los soldados israelitas al reto de Goliat? (Explique que la frase se turbaron implica que los israelitas estaban angustiados y atemorizados por el reto).

Para resumir 1 Samuel 17:12–18, explique que mientras el ejército de Israel estaba acampado contra el ejército de los filisteos, David estaba en casa cuidando las ovejas de su padre. El padre de David le dio alimentos para que los llevara a sus hermanos, que eran soldados en el ejército de Israel, con instrucciones de averiguar cómo les iba en el frente de batalla.

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Samuel 17:19–26, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para buscar lo que sucedió cuando David llegó al campamento israelita.

  • ¿Cuál fue la diferencia entre la reacción de David ante el reto de Goliat y la reacción de los soldados israelitas? (David no tenía miedo).

Para resumir 1 Samuel 17:27–31, explique que Eliab, el hermano mayor de David, estaba enojado y puso en tela de juicio las intenciones de David cuando supo cómo había reaccionado David al reto de Goliat. A pesar del enojo de su hermano, David siguió diciéndoles a los israelitas que no debían temer a Goliat. Algunos de los soldados le dijeron al rey Saúl lo que David había dicho, y el rey pidió verlo.

Invite a un alumno a leer en voz alta 1 Samuel 17:32–37, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que sucedió cuando se reunieron el rey Saúl y David.

  • La respuesta de Saúl a David en el versículo 33, ¿en qué se parece a lo que a veces sentimos cuando afrontamos desafíos o retos?

  • De acuerdo con los versículos 34–36, ¿qué contestó David cuando Saúl le dijo que era demasiado joven para pelear con Goliat?

  • Según el versículo 37, ¿por qué creía David que podía derrotar a Goliat?

Escriba esta frase en la pizarra: El recordar cómo nos ha ayudado el Señor en el pasado…

Pregunte a los alumnos cómo completarían ellos esa frase, de acuerdo con lo que aprendieron de la respuesta de David. Es posible que los alumnos descubran una variedad de principios, pero asegúrese de hacer hincapié en que el recordar cómo nos ha ayudado el Señor en el pasado fortalecerá nuestra fe para sobrellevar o superar nuestros desafíos actuales.

  • ¿Por qué piensan que el recordar cómo nos ha ayudado el Señor en el pasado nos ayudará con nuestros desafíos actuales?

Invite a los alumnos a pensar en alguna ocasión en la que el Señor les haya ayudado a ellos (o a alguien a quien conozcan) a sobrellevar o superar un desafío. Invite a algunos alumnos a compartir sus experiencias con la clase. Después de que que lo hagan, pregúnteles cómo les ha ayudado esa experiencia con otros desafíos o cómo podría ayudarles con otros desafíos en el futuro.

Anime a los alumnos a recordar, mientras se esfuerzan por sobrellevar y superar los desafíos que afrontan ahora y los que afrontarán en el futuro, lo que el Señor ha hecho por ellos en el pasado.

Invite a un alumno a leer en voz alta 1 Samuel 17:38–40, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y averigüen lo que se hizo para preparar a David para luchar contra Goliat.

  • ¿Por qué decidió David no usar la armadura del rey Saúl? (Explique que la frase “nunca se los había probado”, en el versículo 39, indica que no estaba acostumbrado a usar armadura).

  • ¿Qué hizo David para prepararse para la batalla?

Muestre a los alumnos la honda que usted dibujó o construyó. Explique que en la época de David se usaban comúnmente las hondas como armas. Para llegar a tener buena puntería con la honda, la persona tenía que pasar una cantidad de tiempo considerable usándola. David había usado la honda para proteger las ovejas de su padre. Si usted construyó una honda, para demostrar la dificultad de usarla eficazmente, invite a varios alumnos a intentar pegarle a un blanco usando la honda y un malvavisco [nube] u otro objeto pequeño, redondo y suave.

Explique que el lazo se pone sobre el dedo índice o el tercer dedo, mientras que se sostiene el nudo entre el pulgar y el dedo índice; para lanzar el objeto, se hace girar la honda encima de la cabeza y se suelta la cuerda que tiene el nudo cuando el receptáculo o saquillo comience su arco hacia el blanco. Es importante soltar la cuerda en el momento preciso. (Podría permitir que otros alumnos intenten esta actividad al final de la lección. Asegúrese de no permitir que esta lección práctica le reste importancia a las verdades que se enseñan en 1 Samuel 17).

1 Samuel 17:41–58

Con la fortaleza de Jehová, David mata a Goliat

Invite a dos alumnos a pasar al frente del salón para representar a David y a Goliat. Invite al alumno que represente a Goliat a leer en voz alta 1 Samuel 17:41–44, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para localizar las frases que demuestren lo que Goliat pensaba de David .

  • ¿Qué pensaba Goliat de David?

  • Si ustedes fueran David, ¿cómo habrían respondido a los insultos de Goliat?

Pida al alumno que representa a David que lea en voz alta 1 Samuel 17:45–47, e invite a la clase a seguir la lectura en silencio y que averigüe cómo respondió David a Goliat.

  • ¿Cómo resumirían la respuesta de David a Goliat?

  • De acuerdo con el versículo 47, ¿qué dijo David que sabría la congregación después de que él derrotara a Goliat?

  • ¿Qué indica la respuesta de David en cuanto a él?

Invite a un alumno a leer en voz alta 1 Samuel 17:48–51, y pida a la clase que siga la lectura en silencio en busca de lo que le ocurrió a Goliat.

  • ¿Cómo ejerció David su fe en Jehová?

  • ¿Qué principios aprendemos de esa historia? (Al compartir los alumnos los principios que han encontrado, haga hincapié en esta verdad: Conforme ejerzamos la fe en el Señor, Él nos ayudará con nuestros desafíos).

  • ¿Cuáles son algunas maneras de ejercer nuestra fe en el Señor cuando tengamos desafíos?

Invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente cita de Leales a la Fe:

“La fe es mucho más que una creencia pasiva. Tú expresas tu fe por medio de tus hechos y por la forma en que vives… la fe puede inducirte a hacer buenas obras, a obedecer los mandamientos y a arrepentirte de tus pecados” (Leales a la Fe: Una Referencia del Evangelio, 2004, pág. 91).

Lea a la clase los siguientes casos y pida a los alumnos que expliquen cómo una persona que tenga esos desafíos puede ejercer fe en el Señor para recibir Su ayuda:

  1. Los padres de un joven deciden divorciarse.

  2. Una jovencita está luchando por superar algunas adicciones.

  3. Una jovencita sabe que necesita perdonar a alguien que le ha hecho daño.

  4. Un joven tiene problemas de salud que limitan su participación en algunas actividades.

Invite a los alumnos a meditar en lo que pueden hacer para ejercer la fe para recibir la ayuda del Señor al afrontar sus propios desafíos. Considere compartir una experiencia que haya tenido en la que ejerció la fe en el Señor y recibió Su ayuda con un desafío.

Para resumir 1 Samuel 17:52–57, explique que después de que David derrotó a Goliat, el ejército filisteo huyó, y el ejército de los israelitas lo persiguió. David llevó la cabeza de Goliat a Jerusalén, y el rey Saúl se maravilló por la valentía de David.

A fin de ayudar a los alumnos a poner en práctica las verdades que han aprendido, invítelos a pensar de nuevo en algún desafío que estén afrontando actualmente. Pídales que respondan la siguiente pregunta en su cuaderno de apuntes o en su diario de estudio de las Escrituras:

  • ¿Qué harán para ejercer mejor su fe al afrontar sus desafíos?

Después de darles suficiente tiempo, invite a varios alumnos a compartir con la clase lo que hayan escrito, si no es demasiado personal. Para terminar, testifique acerca de los principios que analizaron.

Comentarios e información de contexto

1 Samuel 17. Los Goliat en nuestra vida

El presidente Thomas S. Monson explicó que debemos afrontar nuestros desafíos para vencerlos:

“¿Existe un Goliat en sus vidas? ¿Existe uno en la mía? ¿Se interpone él directamente entre ustedes y la felicidad que desean?… Su Goliat tal vez no lleve una espada ni lance un reto verbal agraviante que todos escuchen y que les obligue a tomar una decisión. Quizás no mida tres metros de altura, aunque es probable que parezca igualmente imponente, y su reto silencioso podría deshonrar y avergonzar…

“El gigante que enfrentan no disminuirá de tamaño, de poder ni de fuerza tan sólo porque ustedes lo esperen, lo deseen o porque aguarden a que así suceda. Por el contrario, su poder aumenta a medida que su dominio se intensifica sobre ustedes” (véase “Afrontad a vuestro Goliat”, Liahona, mayo de 1987, págs. 3, 5).

1 Samuel 17:4–8. “Un paladín… el cual se llamaba Goliat”

“De acuerdo con [1 Samuel 17:4], la estatura de Goliat era de seis codos y un palmo. La opinión más ampliamente aceptada en cuanto a la medida de un codo es de aproximadamente cuarenta y dos centímetros, o sea, la distancia desde el codo hasta la punta del dedo medio extendido. Se dice que un palmo es la distancia entre el dedo pulgar hasta la punta del dedo meñique, teniendo los dedos separados al máximo. De acuerdo con esas medidas, ¡la estatura de Goliat sería de aproximadamente tres metros! No es de extrañar que los filisteos hayan elegido a tal paladín, ni que ningún hombre de Israel quisiera ser el paladín de Saúl…

“Los expertos han calculado el peso de la armadura de Goliat en unos 68 kilogramos (véase [Adam Clarke, The Holy Bible… with Commentary and Critical Notes, 6 tomos, sin fecha], tomo II, pág. 261). El rodillo del telar es un trozo de madera dura y gruesa del cual se cuelgan los hilos en preparación para la trama del tejido. El peso del asta de la lanza de Goliat se ha calculado entre seis y trece kilogramos, según el experto que se consulte y el peso que se le adjudique al siclo… La greba es una placa metálica, parte de la armadura, que se sujetaba sobre la pierna e iba desde abajo de la rodilla hasta el tobillo” (véase Antiguo Testamento, Manual del alumno: Génesis–2 Samuel, 3a. ed., Sistema Educativo de la Iglesia, 2003, pág. 264).

1 Samuel 17:43–47. El valor de David

El élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó que debemos tener valor y fe cuando afrontemos desafíos:

“Hay momentos en que todos tenemos que hacerles frente a los que se burlan de nosotros y nos humillan; habrá veces en que algunos de nosotros tengamos que enfrentar una fuerza terrenal tan potente como Goliat; cuando eso suceda, debemos emular el valor de David, que fue poderoso porque tenía fe y siguió una causa justa en el nombre del Señor de los ejércitos”(“Historias bíblicas y protección personal”, Liahona, enero de 1993, pág. 43).