Seminario
Lección de estudio individual supervisado: Jueces 1–Rut 4 (Unidad 16)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

Jueces 1Rut 4 (Unidad 16)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de lecciones diarias de estudio individual supervisado

El resumen que sigue a continuación de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar Jueces 1Rut 4 (Unidad 16) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección a los alumnos. La lección que enseñe se centra en sólo algunas de esas doctrinas y principios. Siga las impresiones del Espíritu Santo conforme considera las necesidades de sus alumnos.

Día 1 (Jueces 1–5)

Cuando los alumnos estudiaron la época de los jueces, aprendieron que a medida que los israelitas se asentaron en la tierra prometida, quedaron atrapados en la idolatría y otros pecados. De ello, los alumnos aprendieron que si escogemos asociarnos con malas influencias y tentaciones, éstas nos pueden conducir al pecado. Al estudiar los ciclos del pecado y de la liberación, aprendieron que el Señor tiene compasión de nosotros en nuestro sufrimiento, incluso cuando ese sufrimiento es el resultado de nuestros propios pecados. En Su misericordia, el Señor levantaba jueces continuamente para liberar a los israelitas de sus enemigos.

Día 2 (Jueces 6–9)

Al estudiar Jueces 6–9, los alumnos aprendieron de la nueva caída gradual de los israelitas hacia el pecado y en cuanto a la misericordia del Señor al contestar sus oraciones después de que los madianitas los oprimieron. Del liderazgo de Gedeón, los alumnos aprendieron que si deseamos tener la ayuda y la fortaleza del Señor, debemos eliminar las prácticas espiritualmente impuras y malas de nuestra vida. Tal como demuestra el relato del triunfo de Gedeón, si seguimos los mandamientos del Señor, entones Él nos ayudará a superar nuestros desafíos.

Día 3 (Jueces 10–21)

Mientras estudiaban la vida de Sansón, los alumnos aprendieron en cuanto al peligro de poner nuestros propios deseos egoístas antes de la voluntad del Señor. También aprendieron que la ira y la venganza nos pueden llevar a tomar decisiones que nos dañen a nosotros mismos y a otras personas. El ejemplo trágico de Sansón enseñó a los alumnos que si quebrantamos nuestros convenios con el Señor, Él alejará Su Espíritu de nosotros. La vida de Sansón es un ejemplo trágico de oportunidades perdidas.

Día 4 (Rut)

El relato de Rut enseñó a los alumnos que si escogemos confiar en el Señor, Él nos premiará por nuestra fe. Los alumnos también aprendieron que cuando mostramos amor y bondad a los demás, invitamos las bendiciones del Señor a nuestra vida.

Introducción

El relato de cómo Rut y Booz llegaron a casarse muestra el poder de vivir una vida virtuosa. El amor y cuidado de Rut hacia Noemí impresionó a Booz y a las personas de Belén, y manifestó sus cualidades de compasión y virtud. Booz mostró compasión por Rut al tomarla como esposa y crear una familia del convenio.

Sugerencias para la enseñanza

Rut 3

Rut le propone matrimonio a Booz, pero él no puede aceptar

Pregunte a los alumnos:

  • ¿Qué cualidades buscarás en la persona con la que te quieras casar algún día?

Tal vez desee pedir a los alumnos que escriban esas cualidades en la pizarra. Haga preguntas de seguimiento a los alumnos para ayudarles a explicar por qué piensan que esas cualidades son importantes.

Al estudiar Rut 3–4, invite a los alumnos a buscar cualidades que esperan encontrar en su futuro cónyuge, así como cualidades que a ellos mismos les gustaría cultivar.

Recuerde a los alumnos que Rut era una mujer viuda que escogió viajar a Belén con su suegra, Noemí. Allí, Rut y Noemí estaban teniendo dificultades para recoger suficientes alimentos para vivir, cuando les ayudó Booz, un familiar del esposo fallecido de Rut.

Invite a un alumno a leer en voz alta Rut 3:1-2, y pida a la clase que siga la lectura y averigüe lo que Noemí quería para Rut.

  • ¿Qué deseaba Noemí para Rut?

  • ¿Qué cualidad demostró Noemí por medio de su preocupación por su nuera?

Explique que, bajo la costumbre y las leyes culturales de los israelitas, si un esposo fallecía sin haber tenido hijos, era el deber del hermano o el pariente más cercano del esposo casarse con la viuda y criar hijos bajo el nombre del hombre fallecido (véase Deuteronomio 25:5–10; véase también el Diccionario de la Biblia en inglés, “Levirate marriage”). Noemí estaba sugiriendo que Rut se casara con Booz.

Pida a un alumno que lea en voz alta Rut 3:3-5, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber cómo debía Rut hacerle saber a Booz que estaba interesada en casarse con él. (Tal vez tenga que explicar que la era es el lugar donde el grano se separa del resto del tallo y de la cascarilla después de la cosecha.)

  • ¿Cómo te habrías sentido si hubieras estado en la situación de Rut?

Para resumir Rut 3:6–8, explique que Rut hizo lo que Noemí sugirió. Mientras Booz dormía junto al grano, Rut se acostó a sus pies.

Invite a un joven y a una jovencita a pasar al frente de la clase y lean en voz alta la conversación entre Rut y Booz en Rut 3:9–11. Pida a la clase que siga la lectura en silencio y que averigüe cómo reaccionó Booz ante la propuesta de matrimonio de Rut. (Después de que lean el versículo 9, quizás quiera explicar que la frase “extiende el borde de tu manto sobre tu sierva” significa que Rut le estaba pidiendo que la tomara bajo su protección y proveyera para ella. Era la manera de Rut de proponerle matrimonio a Booz.)

  • ¿Qué característica admirable notaron Booz y las otras personas en Rut? (Rut era virtuosa.)

Pida a los dos alumnos que se encuentran al frente del salón que regresen a su asiento. Escriba la palabra virtuosa en la pizarra.

  • ¿Qué piensas que significa ser virtuosa?

  • ¿Cómo nos verán los demás si vivimos de forma virtuosa, como lo hizo Rut?

  • ¿Qué bendiciones recibió Rut porque escogió vivir de forma virtuosa?

  • ¿Qué principio aprendemos del ejemplo de Rut de vivir de forma virtuosa? (Después de que los alumnos contesten, escriba el siguiente principio en la pizarra: Si vivimos de forma virtuosa, podemos tener fe en que el Señor nos bendecirá.)

  • ¿Cuáles son algunas decisiones que puedes tomar o acciones que puedes hacer que te ayudarán a ser virtuoso?

  • ¿Por qué es importante buscar la virtud en las personas con las que sales en cortejo y con las que te podrías casar algún día?

Pida a un alumno que lea en voz alta Rut 3:12–13. Pida a la clase que siga la lectura en silencio y que descubra por qué Booz no podía prometer de inmediato que se casaría con Rut.

  • ¿Qué debía hacer Booz antes de poder casarse con Rut? (De acuerdo con la ley de Moisés, Booz debía dar al pariente más cercano la opción de casarse con Rut.)

Rut 4

Después de que el pariente rehúsa, Booz se casa con Rut

Para resumir Rut 4:1–10, explique que cuando el pariente vivo más cercano del esposo fallecido de Rut llegó al día siguiente, él le dijo a Booz que no quería casarse con Rut porque no estaba dispuesto a criar hijos con ella y “[perjudicar su] heredad” Rut 4:6). Después de que el pariente rehusó, Booz aceptó casarse con Rut.

  • ¿Qué cualidades ves en Booz?

Para resumir Rut 4:11–16, explique que Rut y Booz se casaron y tuvieron un hijo llamado Obed, que fue el abuelo del rey David.

Explique que uno de los temas principales del relato de Rut es el de la redención, que se aplica a todos nosotros. Rut era extranjera, pobre, no tenía hijos y era viuda, lo cual le dejaba en pobreza total sin fuente de apoyo. Sin embargo, Rut aceptó fielmente el Evangelio y se unió al pueblo del convenio del Señor. Aunque no se podía salvar a sí misma de su situación indigente, al final la “redimió” su paisano Booz. Por las acciones de Rut dirigidas por la fe y su bondad a su redentor, Rut se casó de nuevo, recibió una herencia y fue bendecida con hijos. Dado el tema de la redención, es interesante destacar que Jesucristo, el Redentor de Israel y de todo el género humano, fue uno de los descendientes de Rut (véase Mateo 1:5–16).

  • ¿En qué formas es la redención de Rut un símbolo de nuestra redención? (Rut enfrentaba la pobreza total y no tenía fuente de apoyo económico. Sin embargo, aceptó el Evangelio fielmente. Aunque no se podía salvar a sí misma, al final la “redimió” su paisano Booz. Al igual que Rut, no nos podemos salvar a nosotros mismos, sino que debemos apoyarnos en un Redentor que puede levantarnos de nuestro estado caído.)

Para terminar, tal vez quiera compartir sus sentimientos en cuanto al poder de la redención y lo bueno que resulta de vivir una vida virtuosa y generosa.

Siguiente unidad (1 Samuel 1–15)

Pregunte a los alumnos si alguna vez se han preguntado por qué el Señor no siempre contesta nuestras oraciones de inmediato. Explique que en 1 Samuel, los alumnos aprenderán en cuanto a Ana, una mujer justa cuyas oraciones diligentes al Señor la condujeron a ser la madre de uno de los profetas más influyentes del Antiguo Testamento. Pregunte a los alumnos si pueden discernir cuando Dios les está hablando. (A menudo, Su “voz” nos llega como un sentimiento.) Explique que el profeta Samuel, a la tierna edad de 10 años, oyó una voz, y estaba inseguro en cuanto a de dónde provenía. Entonces aprendió a reconocer y a obedecer la voz del Señor, y llegó a ser un gran profeta en Israel.