Seminario
Lección 40: Génesis 50
anterior siguiente

Lección 40

Génesis 50

Introducción

Después de que Jacob murió, su cuerpo fue embalsamado en Egipto. Siguió a esto un periodo de duelo, y fue llevado a la tierra de Canaán de acuerdo con sus deseos. Ya que su padre había muerto, los hermanos de José temieron que José buscaría venganza por las cosas injustas que le habían hecho en el pasado. José les aseguró que no guardaba rencor en contra de ellos. Antes de morir, José profetizó acerca de Moisés y de José Smith y de sus futuros tratos con sus descendientes.

Sugerencias para la enseñanza

Génesis 50:1–14

Jacob muere y es sepultado en Canaán

Escriba las siguientes preguntas en la pizarra y muestre una imagen de una familia feliz. (Si lo desea, puede preparar esos artículos antes de que comience la clase.)

¿Cuáles son algunos ejemplos de acontecimientos que podrían ser útiles para unir más a una familia?

¿Cuáles son algunos ejemplos de acontecimientos que podrían dividir a una familia?

Invite a los alumnos a reflexionar en las preguntas de la pizarra y después a contestarlas.

Recuerde a los alumnos que Jacob murió después de dar bendiciones a sus hijos y a sus familias (véase Génesis 49). Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 50:1–2, 12–13, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer la forma en que José reaccionó ante la muerte de su padre. (Posiblemente quiera explicar que embalsamar un cuerpo significa darle un tratamiento especial para conservarlo y protegerlo de la descomposición.)

  • ¿Cómo reaccionó José ante la muerte de su padre?

  • ¿Qué hicieron los hijos de Jacob por él, después de que murió?

  • ¿Cómo podría haber ayudado la muerte de Jacob para unir más a su familia? ¿Cómo podría haber dividido a su familia?

Génesis 50:15–21

José consuela a sus hermanos y les muestra misericordia

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 50:15–18, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué era lo que preocupaba a los hermanos de José después de la muerte de su padre. (Posiblemente quiera explicar que la palabra pago en el versículo 15 significa devolver o tomar represalias.)

  • Tras la muerte de Jacob, ¿qué era lo que preocupaba a los hermanos de José? (Que José los odiara y buscara vengarse de ellos por haberlo maltratado y vendido como esclavo.)

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 50:19–21, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar la respuesta de José a las preocupaciones de sus hermanos.

  • ¿Cómo respondió José a sus hermanos? ¿Qué fue lo que más les impresiona de esa respuesta?

  • A qué creen que se refería José con la frase “¿acaso estoy yo en lugar de Dios?” (Génesis 50:19).

  • Si estuvieran en el lugar de los hermanos de José, ¿cómo se habrían sentido después de escuchar su respuesta?

  • ¿Qué principios podemos aprender de la respuesta de José a sus hermanos? (Los principios que los alumnos mencionen pueden incluir los siguientes: Cuando otras personas pecan contra nosotros, debemos dejar el juicio para Dios. Si dejamos pasar las ofensas del pasado, podemos traer paz para nosotros y para nuestras familias.)

Para ayudar a los alumnos a entender cómo el dejar el juicio para Dios y pasar por alto las ofensas del pasado puede traer paz a nuestras familias, invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente declaración del presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia. Pida a la clase que preste atención a lo que el presidente Uchtdorf dijo que podría ayudar a las familias a vivir en paz.

“…he descubierto un elemento común en la mayoría [de las familias felices]: tienen la actitud de perdonar y olvidar las imperfecciones de los demás y de buscar lo bueno en ellos.

“Por otra parte, las personas de una familia que no es feliz con frecuencia buscan defectos, guardan rencor y no parecen poder olvidar las ofensas del pasado…

“Es gracias al sacrificio de nuestro Salvador que podemos obtener la Exaltación y la Vida Eterna. Al aceptar Sus vías y vencer el orgullo por medio de ablandar el corazón, traemos reconciliación y perdón al seno de nuestra familia y a nuestra vida personal. Dios nos ayudará a estar más dispuestos a perdonar, a caminar la segunda milla, a ser los primeros en disculparnos aun cuando no hayamos tenido la culpa, a dejar de lado viejos rencores y a no alimentarlos más” (véase “Una llave para acceder a una familia feliz”, Liahona, octubre de 2012, págs. 5–6).

  • ¿Qué dijo el presidente Uchtdorf que podría ayudarnos a vivir en paz con nuestras familias?

Considere compartir un ejemplo de su propia vida acerca de cómo el pasar por alto ofensas del pasado y perdonar a los demás le ha bendecido a usted y a su familia.

Pida a los alumnos que piensen en alguien a quien necesiten perdonar, especialmente en su familia. Invítelos a pedir al Padre Celestial que los ayude a perdonar.

Génesis 50:22–26; Traducción de José Smith, Génesis 50:24–38

José profetiza acerca de José Smith y de la restauración del Evangelio

Nota: Posiblemente quiera señalar a los alumnos que en este bloque de Escrituras, el profeta Lehi citó las palabras de José a su hijo menor, cuyo nombre también era José (véase 2 Nefi 3).

Pregunte a la clase:

  • ¿Creen que es posible morir con gozo? ¿Por qué, o por qué no?

Después de que unos cuantos alumnos hayan respondido, invite a la clase a echar un vistazo a Génesis 50:22 para saber cuánto tiempo vivió José. Pídales que den un informe de lo que encuentren.

Después, pida a los alumnos que busquen la Traducción de José Smith, Génesis 50:24 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras) y lean lo que José dijo que sentía al estar por morir.

  • Basándose en lo que han aprendido de la vida de José, ¿por qué creen que él dijo que moriría con gozo?

Explique que además de las cosas que José había hecho en su vida que le habían traído gozo, también podía descender al sepulcro con gozo ya que el Señor le había revelado que dos grandes profetas, Moisés y José Smith, bendecirían a los descendientes de él. De ser posible, muestre láminas de Moisés y de José Smith (Libro de obras de arte del Evangelio, 2009, Nº 14 y 87; véase también LDS.org). Explique que el Señor le prometió a José que Moisés liberaría a sus descendientes de la esclavitud en Egipto (véase Traducción de José Smith, Génesis 50:24 [en la Guía para el Estudio de las Escrituras]).

Explique a los alumnos que la Traducción de José Smith, Génesis 50:25 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras) contiene la profecía de José del esparcimiento de Israel. Si lo desea, invite a los alumnos a subrayar la frase “será desgajada una rama, y será llevada a un país lejano”.

  • ¿A qué grupo de personas creen que eso se refiere? (Lehi y su familia podrían ser un cumplimiento de esa profecía; véase también Génesis 49:22.)

Invite a un alumno a leer en voz alta la Traducción de José Smith, Génesis 50:25 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras), y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer las promesas que se dieron en cuanto a los descendientes de José que serían esparcidos.

  • ¿Qué promesas hizo el Señor concerniente a esos descendientes de José?

Explique que para liberar a Su pueblo de la oscuridad espiritual y del cautiverio, el Señor levantó a un “vidente escogido” (Traducción de José Smith, Génesis 50:26–27) llamado José Smith.

Invite a los alumnos a leer en voz alta la Traducción de José Smith, Génesis 50:26–27 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras), y pida a la clase que siga la lectura en silencio para localizar palabras y frases que describan al profeta José Smith. Pídales que den un informe de lo que encuentren, y anote sus respuestas en la pizarra.

Si lo desea, explique que un vidente es una “persona autorizada por Dios para ver con ojos espirituales cosas que Dios ha escondido del mundo (Moisés 6:35–38); un revelador y un profeta (Mosíah 8:13–16)” (Guía para el Estudio de las Escrituras, “Vidente”; scriptures.lds.org).

Invite a un alumno a leer en voz alta la Traducción de José Smith, Génesis 50:28–29, 32–33 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras), y pida a la clase que siga la lectura en silencio para localizar más palabras que describan al profeta José Smith. Pídales que den un informe de lo que encuentren, y anote sus respuestas en la pizarra.

  • De acuerdo con la Traducción de José Smith, Génesis 50:28, ¿qué convenios traería José Smith a nuestro conocimiento?

  • En el versículo 29, el Señor dijo que ese vidente escogido, José Smith, “ejecutará mi obra”. ¿Cuál es la “obra” que el Señor le dio a José Smith? (Ayude a los alumnos a reconocer la siguiente verdad: Por medio del profeta José Smith, el Señor restauró Su Evangelio en la tierra.)

Invite a un alumno a leer en voz alta la Traducción de José Smith, Génesis 50:30–31 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras), y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué es lo que el Señor dijo que le daría poder a José Smith de sacar a la luz.

  • Con estas palabras dio Dios el Señor al profeta José Smith poder para sacar ¿qué a la luz?

Explique que, en el versículo 31 la frase “el fruto de tus lomos escribirá” se refiere al registro escrito por los descendientes de José de Egipto. La frase “el fruto de los lomos de Judá escribirá” se refiere al registro escrito por los descendientes de Judá, o los judíos.

  • ¿Qué creen que son esos dos registros? (Espere a que los alumnos respondan. Entonces, sostenga en alto un ejemplar del Libro de Mormón y uno de Biblia.)

  • ¿Qué dijo el Señor que ocurriría con esos dos registros?

  • A medida que el Libro de Mormón y la Biblia crecen juntamente, ¿qué impacto tendrían en el mundo?

Después de que los alumnos respondan, considere invitarlos a escribir la siguiente verdad al margen de sus Escrituras cerca de la Traducción de José Smith, Génesis 50:31: El Libro de Mormón y la Biblia llevan paz, verdad y conocimiento del evangelio de Jesucristo al mundo.

Para ilustrar cómo es que el Libro de Mormón y la Biblia pueden llevar a las personas al conocimiento verdadero del evangelio de Jesucristo, dibuje un punto en la pizarra. Pregunte a los alumnos cuántas líneas rectas se pueden trazar que atraviesen ese punto. Dibuje muchas líneas que atraviesen el punto.

  • ¿Cómo podría representar ese ejemplo la Biblia y las muchas interpretaciones de lo que la Biblia enseña?

Trace un segundo punto en la pizarra. Explique que ese punto representa el Libro de Mormón. Pregunte a los alumnos cuántas líneas rectas se pueden trazar entre esos dos puntos que se encuentran en la pizarra. Trace una sola línea a través de esos dos puntos.

  • De acuerdo con ese ejemplo, ¿cómo trabajan conjuntamente el Libro de Mormón y la Biblia para confundir las falsas doctrinas y ayudar a llevar a las personas al verdadero conocimiento de Jesucristo y de Su evangelio?

  • ¿Cómo les han ayudado el Libro de Mormón y la Biblia a acercarse más a su Salvador Jesucristo y a Su evangelio?

Invite a los alumnos a que revisen nuevamente la Traducción de José Smith, Génesis 50:27 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras) y subrayen la frase “será altamente estimado entre los del fruto de tus lomos”.

  • ¿Qué creen que significa esa frase? (Explique que ser estimado es ser respetado y admirado.)

Explique que, ya sea que descendamos de José de Egipto o pertenezcamos a alguna otra tribu de Israel, nosotros, quienes hemos sido bendecidos con el evangelio restaurado de Jesucristo, tenemos muchos motivos para estimar altamente al profeta José Smith.

Escriba las siguientes preguntas en la pizarra e invite a los alumnos que escriban sus respuestas en su cuaderno de apuntes o en su diario de estudio de las Escrituras:

¿Qué respetan o admiran del profeta José Smith?

¿En qué formas ha sido bendecida su vida a causa del evangelio restaurado de Jesucristo por medio de José Smith?

Invite a algunos alumnos a compartir sus respuestas con la clase. Para concluir la lección, testifique de la restauración del Evangelio por medio del profeta José Smith.

Comentarios e información de contexto

Traducción de José Smith, Génesis 50:30. “Levantaré a un vidente… para llevar mi palabra”

El élder Neal A. Maxwell, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó:

“No es de sorprender que el Profeta [José Smith] haya estado estrechamente vinculado con profetas de otras épocas… En una bendición que su padre le dio en diciembre de 1834, [José Smith padre] confirmó que el antiguo José en Egipto, ‘vio a sus descendientes en los últimos días… [y] anheló saber… quien sacaría a luz la palabra del Señor [para ellos] y sus ojos te contemplaron a ti, hijo mío [José Smith, hijo]: su corazón se regocijó y su alma quedó satisfecha’ (Patriarchal Blessings, 1:3)” (véase “Mi siervo José”, Liahona, julio de 1992, pág. 45).

El presidente Brigham Young declaró:

“En los concilios de la eternidad, mucho antes de que se establecieran las bases de la tierra, fue decretado que él, José Smith, sería el hombre que, en la última dispensación de este mundo, habría de llevar la palabra de Dios a la gente y de recibir la plenitud de las llaves y el poder del Sacerdocio del Hijo de Dios. El Señor había estado teniéndolo en cuenta, así como también a su padre, al padre de su padre y a sus antepasados hasta Abraham y desde Abraham hasta el diluvio, desde el diluvio hasta Enoc y desde Enoc hasta Adán. Había estado observando a esa familia y su linaje desde su origen hasta el nacimiento de ese hombre. Él fue preordenado en la eternidad para que presidiera esta última dispensación” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Brigham Young, 1997, págs. 359-360).

Traducción de José Smith, Génesis 50:31. La Biblia y el Libro de Mormón “crecerán juntamente”

Mientras servía como miembro de los Setenta, el élder Tad R. Callister usó la analogía de los dos puntos que se mencionan en esta lección. Después de describir cómo una sola línea se puede trazar entre ambos puntos, que representan la Biblia y el Libro de Mormón, dijo:

“Sólo una interpretación de la doctrina de Cristo subsiste con el testimonio de estos dos testigos.

“Una y otra vez el Libro de Mormón actúa como un testigo confirmador, clarificador y unificador de las doctrinas que enseña la Biblia, a fin de que haya sólo ‘un Señor, una fe, un bautismo’ [Efesios 4:5]” (“El Libro de Mormón: un libro proveniente de Dios”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 75).