Seminario
Introducción al libro de 2 Samuel
anterior siguiente

Introducción allibro de 2 Samuel

¿Por qué debemos estudiar este libro?

El libro de 2 Samuel comienza narrando el auge y el reinado de David como rey de Israel e ilustra la generosidad y la bondad de Jehová con los que le son fieles. Sin embargo, al relatar los pecados de David y de sus hijos Amnón y Absalón, en este libro también se muestran el pesar y la tragedia que acompañan la violación de los mandamientos del Señor. A través de su estudio del libro de 2 Samuel, los alumnos podrán aprender que si no somos fieles en guardar los mandamientos de Dios, podemos cometer errores que alteren dramáticamente el curso de nuestra vida y acarreen consecuencias dañinas para nosotros y para otras personas.

¿Quién escribió este libro?

No se sabe con certeza quién escribió 2 Samuel. Los libros de 1 y 2 Samuel originalmente eran un solo libro de Escritura. (Véase Guía para el Estudio de las Escrituras, “Samuel, profeta del Antiguo Testamento”).

¿Cuándo y dónde se escribió?

No se sabe con certeza cuándo ni dónde se escribió 2 Samuel.

¿Cuáles son algunas de las características distintivas del libro?

En el libro de 2 Samuel se narra la unción y el reinado de David como rey de Israel. A David se le recuerda como el más grande rey de la historia de Israel. Por causa de su fidelidad, Jehová lo bendijo y lo honró. Sin embargo, en 2 Samuel vemos que aun los más rectos pueden caer si no son diligentes en guardar los mandamientos. En el capítulo 11 se explica cómo la decisión de David de cometer adulterio con Betsabé lo llevó por el sendero del engaño y de otros pecados. El resto de 2 Samuel describe el sufrimiento y el dolor que cayeron sobre la casa de David. Este relato presenta un testimonio valioso de que debemos cuidarnos de la tentación y asegurar que estemos guardando los mandamientos de Dios.

Bosquejo

2 Samuel 1–10 David se convierte en rey, primero de la tribu de Judá y después de todo Israel. Lleva el arca del convenio a Jerusalén y ofrece construir un templo, pero Jehová se lo prohíbe. Jehová está con David cuando éste derrota a muchas naciones. David ejerce juicio justo y gobierna su reino con justicia y misericordia.

2 Samuel 11–12 David codicia a Betsabé y comete adulterio con ella. Betsabé concibe a un hijo, y David trata de aparentar que Urías, el esposo de Betsabé, es el padre del niño. Cuando ese plan no funciona, David dispone que Urías sea muerto en la batalla y toma a Betsabé por esposa. Jehová le revela al profeta Natán lo que David ha hecho, y Natán expone el pecado de David por medio de una parábola. Natán profetiza la tragedia y el dolor que caerán sobre David y su casa.

2 Samuel 13–24 La familia de David queda fracturada por la lujuria y el asesinato. Su hijo Absalón conspira contra él y trata de obtener el trono. David se esfuerza para reinar con rectitud y logra mantener el control del reino.