Seminario
Introducción al Libro de Esdras
anterior siguiente

Introducción al libro de Esdras

¿Por qué debemos estudiar este libro?

El libro de Esdras narra el regreso de dos grupos de judíos de Babilonia a Jerusalén, donde reconstruyeron el templo y su comunidad. Al estudiar el libro de Esdras, los alumnos aprenderán acerca de cómo el Señor hace posible que Su pueblo supere la oposición y cumpla Su voluntad. Los alumnos también aprenderán la importancia de no volver a caer en los pecados de generaciones anteriores.

¿Quién escribió este libro?

Aunque el libro de Esdras contiene material escrito en primera persona (véase Esdras 7–9), no sabemos quién combinó finalmente ese material con el resto de la narración. Muchos eruditos creen que la persona que recopiló el libro de Esdras también compiló o escribió 1 y 2 Crónicas y Nehemías.

¿Cuándo y dónde se escribió?

Se desconoce cuándo y dónde se escribió el libro de Esdras. Las estimaciones en cuanto a la fecha en que se escribió el libro de Esdras generalmente oscilan entre 440 a. de J.C. y 300 a. de J.C. Aunque la mayor parte del libro se escribió en hebreo, algunos fragmentos se escribieron en arameo, el lenguaje del Imperio Persa (véase Esdras 4:8–6:18; 7:12–26). La inclusión del arameo sugiere que algunas partes del libro de Esdras se escribieron durante el periodo en que el Imperio Persa dominaba Israel o después (aproximadamente 530–334 a. de J.C.).

¿Cuáles son algunas de las características distintivas de este libro?

Uno de los acontecimientos más importantes que se describen en el libro de Esdras es la terminación del templo en Jerusalén, el cual habían destruido los babilonios muchos años antes. Esdras 1–6 contiene un relato del regreso del primer grupo de judíos a Jerusalén, aproximadamente en el año 537 a. de J.C., y de sus esfuerzos por reconstruir el templo. Esdras 7–10 contiene un relato del regreso de Esdras a Jerusalén, en torno al año 458 a. de J.C. y de su empeño por ayudar a los judíos que vivían allí a guardar el mandamiento de Jehová de no contraer matrimonio fuera del convenio.

Bosquejo

Esdras 1 En cumplimiento de la profecía, el rey Ciro de Persia permite que los judíos que viven en Babilonia regresen a Jerusalén para reconstruir el templo. El primer grupo de judíos regresa bajo el liderazgo de Sesbasar (quien también sería conocido como Zorobabel; véase Guía para el Estudio de las Escrituras, “Zorobabel”).

Esdras 2–4 Se enumera a los exiliados que regresan. Bajo el liderazgo de Zorobabel, el líder judío de la región, y de Jesúa, el sumo sacerdote, los judíos reconstruyen primero el altar del templo. Comienzan a reconstruir el templo, pero se les obliga a que dejen de hacerlo por las quejas que los samaritanos dan de ellos al rey de Persia.

Esdras 5–6 Después de muchos años sin trabajar en el templo, Zorobabel, Jesúa y los profetas Hageo y Zacarías se ponen al frente de la tarea de reanudar su reconstrucción. Darío, rey de Persia en esa época, ratifica la comisión que el rey Ciro dio a los judíos de reconstruir el templo. Se termina y se dedica el templo.

Esdras 7–10 El rey Artajerjes encarga a Esdras que lleve a otro grupo de judíos a Jerusalén. Éste se entera de que muchos judíos, incluso líderes, han desobedecido a Jehová al contraer matrimonio con personas que no son israelitas y que practican la idolatría. Los culpables confiesan su pecado y se separan de sus esposas extranjeras.