Seminario
Lección 78: Jueces 10–21
anterior siguiente

Lección 78

Jueces 10–21

Introducción

A pesar de los errores y los pecados de Israel, el Señor levantó jueces para librar a los israelitas de sus enemigos. A uno de esos jueces, Sansón, se le bendijo con gran fuerza física, pero no cumplió su llamado divino debido a sus decisiones egoístas.

Sugerencias para la enseñanza

Jueces 10–21

El Señor llama a otros jueces, incluyendo a Sansón, para que libren a los israelitas de sus enemigos

Antes de la clase, escriba la siguiente pregunta en la pizarra: ¿Cuáles son algunas cosas que consideras que el Padre Celestial quiere que logres en tu vida?

Conforme los alumnos entran en la clase, pídales que escriban su respuesta a esa pregunta en su cuaderno de apuntes o en su diario de estudio de las Escrituras.

Después de darles tiempo suficiente, invite a varios alumnos a que lean sus respuestas en voz alta al resto de la clase. Sus respuestas podrían mencionar servir al Señor y a otras personas; recibir ordenanzas y convenios esenciales; crear una familia eterna; recibir una educación académica; desarrollar habilidades, talentos y atributos divinos; o vivir dignos de regresar a la presencia del Padre Celestial.

Tal vez quiera testificar del potencial divino de los alumnos. Invite a los alumnos a que, a medida que estudian Jueces 10–21, busquen verdades que les puedan ayudar a entender lo que podría impedir que logren las cosas que el Padre Celestial desea para ellos.

Podría mostrar el diagrama titulado “El ciclo del pecado y la liberación en el libro de los Jueces” de la lección 76. Para resumir Jueces 10–12, explique que después de que los israelitas comenzaran a adorar a dioses falsos de nuevo, les afligieron sus enemigos, los amonitas. Cuando los israelitas se volvieron al Señor, Él levantó a un juez llamado Jefté para que librara a los israelitas de sus enemigos.

Invite a un alumno a leer Jueces 13:1 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura y preste atención a lo que hicieron los israelitas después de que fueron librados de sus enemigos.

  • ¿Qué tipo de líder necesitaban los israelitas a fin de que se libraran de sus enemigos de forma permanente? (Un líder justo y espiritual que los ayudara a abandonar sus pecados.)

Invite a un alumno a leer en voz alta Jueces 13:2–5, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar las características especiales del nuevo líder que el Señor enviaría para que ayudara a los israelitas.

  • ¿Qué características especiales tenía ese nuevo líder?

  • ¿Qué significa que el niño sería nazareo?

Recuerde a los alumnos que los nazareos eran aquellos que hacían juramento o convenio de dedicarse a Dios por un periodo de tiempo. Durante el periodo de su juramento, los nazareos prometían no beber vino, tocar cualquier cosa muerta o cortarse el cabello.

Haga referencia al diagrama “El ciclo del pecado y la liberación en el libro de los Jueces”.

  • ¿Cómo podrían ser bendecidos los israelitas por tener un líder cuya vida estuviera dedicada a Dios? (Ese líder tendría el potencial de ayudar a los israelitas a romper el ciclo del pecado para que se les pudiera librar de sus enemigos.)

Para resumir Jueces 13:6–23, explique que el ángel se volvió a aparecer a la mujer y a su esposo y repitió el mensaje en cuanto a su hijo. Pida a los alumnos que busquen el nombre de su hijo, el nuevo líder israelita, en Jueces 13:24.

Invite a un alumno a leer en voz alta Jueces 14:1–3, y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio y que determinen lo que Sansón deseaba cuando llegara a ser adulto.

  • ¿Qué deseaba Sansón?

  • ¿Qué había de malo en su deseo? (El Señor había mandado a los israelitas que no se casaran con personas que no fueran parte del pueblo del convenio de Dios, pues esos matrimonios terminarían en pecado y destrucción [véase Deuteronomio 7:3–4].)

  • ¿Qué aprendemos sobre Sansón en los versículos 1–3? (Sansón puso sus propios deseos por encima de la voluntad del Señor.)

Escriba la siguiente declaración incompleta en la pizarra: Si ponemos nuestros propios deseos por encima de la voluntad del Señor, entonces…

Invite a los alumnos a considerar cómo podrían completar la oración mientras aprenden en cuanto a las decisiones de Sansón.

Pida a un alumno que lea Jueces 14:5–6 en voz alta, y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que hizo Sansón mientras viajaba para casarse con una mujer filistea.

  • ¿Qué se enseña en esos versículos acerca de la fuerza física de Sansón?

  • De acuerdo con el versículo 6, ¿cuál era la fuente de la fuerza física de Sansón?

Explique que hoy en día, cuando decimos que alguien tiene el Espíritu del Señor, normalmente nos referimos a alguien que es fiel y obediente, y por consiguiente está cerca de Dios. Sin embargo, cuando se usa aquí refiriéndose a Sansón (véase Jueces14:6, 19; 15:14), la frase parece reconocer la increíble fuerza física de Sansón, que venía como un don de Dios. Las Escrituras dan crédito al Señor, la verdadera fuente del don de Sansón, diciendo que “el espíritu de Jehová cayó sobre él”, pero eso no significa necesariamente que el Señor indujera o aprobara las acciones de Sansón. A veces Sansón usaba correctamente su don de fuerza, y otras veces no.

Para resumir Jueces 14:7–15, explique que cuando Sansón regresó de Timnat, descubrió que las abejas habían formado un panal dentro del cadáver del león que él había matado. Sansón usó esa experiencia para crear un acertijo para desafiar a los filisteos. Cuando los filisteos no pudieron adivinar la respuesta al acertijo, amenazaron a la esposa de Sansón y la convencieron para que obtuviera la respuesta de Sansón. Eso condujo a una serie de conflictos entre Sansón y los filisteos.

Proporcione a los alumnos copias del siguiente volante. Pídales que escriban junto a cada resumen los deseos y las emociones que piensan que motivaron a Sansón. Los alumnos pueden trabajar solos, con un compañero o en grupos pequeños.

¿Qué motivó a Sansón?

  1. Después de que la esposa de Sansón reveló la respuesta del acertijo a los filisteos, Sansón se separa de ella (véanse Jueces 14:16–20; 15:1–2).

  2. Cuando Sansón descubre que su suegro, un filisteo, le da la esposa de Sansón a otro hombre, Sansón quema la cosecha de los filisteos (Jueces 15:1–5).

  3. Los filisteos buscan vengarse de Sansón y queman a su esposa y a su suegro. Sansón responde y ataca a los filisteos “con gran mortandad” (véase Jueces 15:6–8).

  4. Los filisteos van contra Sansón para prender a Sansón y “hacerle como él nos ha hecho”. Sansón responde: “Yo les he hecho como ellos me hicieron”. Mata a mil filisteos más (véase Jueces 15:10–16).

  • ¿Qué deseos o emociones piensas que motivaron las acciones de Sansón? (Tal vez quiera resaltar las palabras enojo en Jueces 14:19 y vengaré en Jueces 15:7.)

  • ¿Cómo afectaron a Sansón y a su familia sus decisiones de actuar con enojo y buscar venganza? (El ciclo de la venganza resultó en las muertes de la esposa y del suegro de Sansón.)

  • ¿Qué principio podemos aprender de las acciones de Sansón en cuanto a las consecuencias de las decisiones que se basan en la ira o en la venganza? (Los alumnos tal vez utilicen otras palabras, pero deben reconocer la siguiente verdad: El enojo y la venganza nos pueden llevar a tomar decisiones que hieran a otras personas y a nosotros mismos.)

Invite a un alumno a leer Jueces 16:1 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para buscar evidencia de que Sansón continuó poniendo sus deseos egoístas por encima de la voluntad del Señor.

  • ¿Cómo siguió Sansón poniendo sus deseos egoístas por encima de la voluntad del Señor?

Para resumir Jueces 16:2–14, explique que el modelo de conflicto y venganza entre Sansón y los filisteos continuó. Los filisteos decidieron sobornar a una mujer filistea llamada Dalila para que descubriera la fuente de la fuerza física de Sansón. Esperaban usar esa información para vencer a Sansón. En tres ocasiones diferentes, Dalila intentó persuadir a Sansón para que le revelara la fuente de su fuerza, pero él le mintió cada vez.

Pida a varios alumnos que se turnen para leer en voz alta Jueces 16:15–20, y pida a la clase que siga la lectura para determinar lo que sucedió cuando Dalila habló con Sansón una cuarta vez en cuanto a la fuente de su fuerza.

  • Según el versículo 20 ¿por qué perdió Sansón su fuerza? (“Jehová ya se había apartado de él”. (Podría sugerir a los alumnos que lean Doctrina y Convenios 3:4, que arroja un poco de claridad en cuanto a la situación de Sansón.)

Destaque el hecho de que el cabello de Sansón no era la fuente de su fuerza, sino que era un símbolo de su relación de convenio con Dios, quien era la fuente de la fuerza de Sansón.

  • ¿Cómo había quebrantado Sansón sus convenios con el Señor?

  • De la experiencia de Sansón, ¿qué principio podemos aprender en cuanto a los resultados de quebrantar nuestros convenios? (Tal vez los alumnos usen palabras diferentes, pero deberían poder reconocer el siguiente principio: Si quebrantamos nuestros convenios con el Señor, entonces Él apartará Su Espíritu de nosotros.)

  • Cuando el Señor apartó Su Espíritu de Sansón, éste perdió su don de fuerza física. ¿Qué bendiciones o destrezas podemos perder cuando el Espíritu del Señor no está con nosotros?

Para resumir Jueces 16:21–27, explique que los filisteos capturaron a Sansón, le sacaron los ojos y le hicieron un esclavo. Con el tiempo, llevaron a cabo una celebración declarando que su dios había entregado a Sansón en sus manos. Durante la celebración, Sansón le pidió a un joven que lo llevara a los pilares del edificio para que pudiera apoyarse en ellos.

Pida a un alumno que lea Jueces 16:28–30 en voz alta, y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio para averiguar cuál era el objetivo de Sansón cuando oró al Señor.

  • De acuerdo con el versículo 28, ¿por qué quería Sansón matar a los filisteos que había en el edificio?

Recuerde a los alumnos que el Señor había llamado a Sansón para que dedicara su vida a Él a fin de que el Señor pudiera librar a los israelitas de los filisteos. Haga referencia de nuevo al diagrama “El ciclo del pecado y la liberación en el libro de los Jueces”. Para resumir Jueces 17–21, explique que después de la muerte de Sansón, los israelitas continuaron pecando contra el Señor y sufrieron aflicciones de parte de sus enemigos (véanse Jueces 17:6; 21:25).

  • ¿Cuán bien piensas que Sansón cumplió la voluntad del Señor en su vida?

Ayude a los alumnos a comprender que aunque Sansón mató a muchos filisteos, no ayudó a los israelitas a volverse al Señor y abandonar sus pecados, lo cual era necesario para que en verdad se les librara de sus enemigos (véase D. y C. 3:4).

Dirija la atención a la declaración incompleta que escribió previamente en la pizarra.

  • Basándote en lo que aprendiste del ejemplo de Sansón, ¿cómo terminarías esa declaración? (Usando las palabras de los alumnos, complete la declaración en la pizarra. Podría ser semejante al siguiente principio: Si ponemos nuestros propios deseos por encima de la voluntad del Señor, entonces no alcanzaremos nuestro potencial divino.)

  • ¿Cómo podía haber sido diferente la vida de Sansón si él hubiera procurado hacer la voluntad del Señor en lugar de la suya propia?

Para terminar, testifique acerca de las bendiciones de procurar la voluntad del Señor. Invite a los alumnos que se remitan a lo que escribieron en su diario de estudio de las Escrituras. Pídales que escriban en una hoja de papel algo que hayan hecho hoy que les ayude a cumplir con su potencial divino y a lograr lo que el Padre Celestial quiere que hagan. Invítelos a llevar con ellos la hoja de papel durante el día como un recordatorio de su meta.

Comentarios e información de contexto

Jueces 11:34–40. “…volvió a su padre, y él hizo con ella conforme a su voto que había hecho”

“Muchos han supuesto que Jefté ofreció a su hija como sacrificio humano y una interpretación literal del texto puede respaldar ese punto de vista. Pero si eso fuera verdad, surgen algunas preguntas difíciles de responder. Jefté era considerado un gran héroe y el libertador de Israel, y aun el sacrificio de su hija es tratado en una forma que sugiere que el autor del libro de los Jueces lo consideró como un hecho exaltable. En Hebreos 11:32–35 se menciona a Jefté como uno de los ejemplos de gran fe. ¿Sería considerado como tal si hubiera participado en un sacrificio humano, siendo que este tipo de rito era considerado como una de las abominaciones más grandes? ¿Por qué la hija de Jefté ‘lloró su virginidad’ (Jueces 11:37) en lugar de llorar por la pérdida de su vida? Después que Jefté cumplió el voto de entregar a su hija, el texto declara que ella ‘nunca conoció varón’ (vers. 39)” (El Antiguo Testamento: Manual para el alumno, Génesis–2 Samuel,, Manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983, pág. 242).

La mayoría de los eruditos bíblicos concuerdan en que Jefté cumplió su voto al dedicar a su hija a una vida sin matrimonio ni hijos; de ahí la frase “nunca conoció varón”. Eso en verdad habría sido devastador, puesto que en esos días el matrimonio y los hijos eran partes críticas de la vida de una mujer. Asimismo, habría sido devastador para Jefté, puesto que era su única hija y no tendría más posteridad debido a su voto impulsivo.

Jueces 14:4. “Mas su padre y su madre no sabían que [el matrimonio] venía de Jehová”

Esa declaración no significa que el Señor aprobara el matrimonio de Sansón con una mujer filistea. El Señor había prohibido expresamente a los israelitas que se casaran fuera del convenio (véase Deuteronomio 7:3–4). Aún así, el Señor usó ese matrimonio, aunque era contrario a Su voluntad, para promover Sus propósitos de librar a Israel del cautiverio filisteo.

Jueces 17–21 “…cada uno hacía como mejor le parecía”

“En los capítulos finales de Jueces el escritor se volvió de los relatos de los héroes de Israel a dos incidentes que ilustran cuán bajo era el nivel de la religión y la moral en los días en que Israel se apartó de su convenio con el Señor y cada uno ‘hacía como mejor le parecía’ (Jueces 17:6; 21:25).

“Las historias de Micaía el levita y la migración danita, en los capítulos 17 y 18, y el relato de la violación de la concubina en Gabaa con el castigo consiguiente de los benjaminitas, en los capítulos 19–21, son ejemplos de los peores días de Israel. En estos relatos nada muestra que los israelitas estuvieran haciendo lo que era recto” (El Antiguo Testamento: Manual para el alumno, Génesis–2 Samuel, Manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 1983, pág. 247).