Seminario
Lección 96: 1 Reyes 18–22
anterior siguiente

Lección 96

1 Reyes 18–22

Introducción

Elías el Profeta llamó a los hijos de Israel al arrepentimiento. Para mostrar al pueblo que el Dios de Israel era el único Dios verdadero, Elías el Profeta desafió a los sacerdotes de Baal a hacer una prueba. Elías el Profeta prevaleció en la prueba y luego abrió los cielos para que lloviera. Cuando Jezabel quiso quitarle la vida, Elías el Profeta huyó. El Señor consoló a Elías el Profeta y le mostró que había siete mil personas que eran fieles al Señor.

Sugerencias para la enseñanza

1 Reyes 18

Dios demuestra Su poder en una prueba entre Elías el Profeta y los profetas de Baal

Utilice cinta adhesiva para trazar dos líneas en el suelo tal y como se muestra (o bien podría dibujar las líneas en la pizarra).

Pida a un alumno que se coloque en el vértice de las líneas y que ponga un pie en cada línea. Explique que una línea representa los caminos del Señor, y la otra representa los dioses falsos y los caminos del mundo. Luego haga al alumno la siguiente pregunta:

  • ¿Qué sucedería si trataras de caminar sobre ambas líneas al mismo tiempo? (En poco tiempo, el alumno tendría que escoger qué línea seguir.)

Agradezca al alumno por colaborar e invítelo a tomar asiento. Pregunte a la clase:

  • ¿Cuáles son algunas formas en que podemos sentirnos tentados a tratar de seguir los caminos del Señor y los del mundo a la vez?

Al estudiar 1 Reyes 18, invite a los alumnos a buscar principios que puedan guiarlos cuando tengan que elegir entre seguir al Señor y Sus profetas o seguir al mundo.

A fin de contextualizar 1 Reyes 18, recuerde a los alumnos que, bajo el liderazgo del rey Acab y su esposa Jezabel, la mayoría de los habitantes del Reino del Norte, Israel, había escogido la iniquidad y adoraba a dioses falsos. Como consecuencia, Elías el Profeta había usado el poder de sellar para atraer la sequía sobre la tierra (véase 1 Reyes 17:1). Jezabel había matado a muchos de los profetas de Jehová, pero Elías el Profeta había sobrevivido. Para resumir 1 Reyes 18:1–16, explique que Elías el Profeta envió a un hombre a decirle al rey Acab que estaba esperando para reunirse con él.

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 18:17–18 en voz alta, y a la clase a seguir la lectura en silencio para saber lo que Acab y Elías el Profeta se dijeron el uno al otro.

  • ¿Qué dijo Acab que había hecho Elías el Profeta? ¿A qué perturbación creen que se refería Acab? (Si es necesario, explique que Acab se refería probablemente a la sequía sobre la tierra.)

Señale que no había llovido durante unos tres años.

  • ¿Cuál dijo Elías el Profeta que era la verdadera razón de la perturbación (los problemas) de Israel?

Explique que Elías el Profeta propuso una prueba que demostraría que Jehová era el Dios verdadero. Invite a un alumno a leer 1 Reyes 18:19 en voz alta, y a la clase a seguir la lectura en silencio para determinar a quién dijo Elías el Profeta a Acab que enviara para participar en la prueba.

  • ¿A quién dijo Elías el Profeta a Acab que enviara? (A todos los israelitas y a ochocientos cincuenta profetas falsos que adoraban a Baal.)

Si lo desea, dibuje el siguiente diagrama en la pizarra para ayudar a los alumnos a visualizar la prueba:

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 18:21–22 en voz alta, y a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir lo que Elías el Profeta le dijo al pueblo. Si lo desea, explique que la palabra claudicaréis en este caso significa vacilar o titubear a la hora de escoger a quién seguir.

  • ¿Qué dijo Elías el Profeta al pueblo que hiciera?

  • ¿Qué verdad nos enseñan las palabras de Elías el Profeta en cuanto a lo que el Señor nos permite hacer? (Es posible que los alumnos utilicen otras palabras, pero deben reconocer una verdad como la siguiente: El Señor nos permite elegir si lo seguiremos a Él o a los falsos dioses y las inicuas sendas del mundo.)

Para ayudar a los alumnos a entender esta verdad, pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración de Para la Fortaleza de la Juventud:

“Tú eres responsable por las decisiones que tomes…

“Si bien eres libre de elegir tu curso de acción, no eres libre de elegir las consecuencias. Ya sea para bien o para mal, las consecuencias son el resultado natural de las decisiones que tomes” (Para la Fortaleza de la Juventud, folleto, 2011, pág. 2).

A medida que continúan con el estudio de 1 Reyes 18, invite a los alumnos a buscar las consecuencias de elegir seguir al Señor o a Baal.

Invite a un alumno a leer 1 Reyes 18:23–24 en voz alta, y a la clase a seguir la lectura en silencio para conocer las condiciones de la prueba entre los falsos profetas y Elías el Profeta. (Si lo desea, explique que un buey es un toro joven.)

  • ¿Cuáles eran las condiciones de la prueba?

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 18:25–29 en voz alta, y a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que sucedió cuando los falsos profetas invocaron a Baal.

  • ¿Qué sucedió cuando los falsos profetas invocaron a Baal?

Explique que estos falsos profetas eran personas inicuas que apartaban deliberadamente a los israelitas de la adoración al Señor; promovían prácticas inicuas, tales como la inmoralidad sexual y el sacrificio de niños inocentes. Las palabras de Elías el Profeta en el versículo 27 hacen hincapié en que los dioses de estos falsos profetas no tenían poder para bendecir ni salvar a los hijos de Israel.

Invite a algunos alumnos a tomar turnos para leer en voz alta 1 Reyes 18:30–35, y a la clase a seguir la lectura en silencio para descubrir cómo preparó Elías el Profeta su sacrificio a Jehová.

Si lo desea, para ayudar a los alumnos a visualizar los preparativos de Elías el Profeta, muéstreles un cuenco, coloque algunas ramas pequeñas dentro y eche agua sobre ellas.

  • ¿Por qué echaría Elías el Profeta tanta agua sobre el sacrificio y sobre el altar? (Si es necesario, explique que parece que Elías el Profeta deseaba que no hubiera lugar a dudas en cuanto al poder de Jehová para consumir el sacrificio con fuego.)

‘Pida a un alumno que lea 1 Reyes 18:36–37 en voz alta, y a la clase que averigüe qué pidió Elías el Profeta en su oración.

  • Según el versículo 37, ¿cómo deseaba Elías el Profeta que la demostración del poder de Jehová afectara al pueblo?

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 18:38–40 en voz alta, y a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que sucedió después de la oración de Elías el Profeta.

  • ¿Qué pasó después de la oración de Elías el Profeta?

  • Según el versículo 39, ¿qué dijo el pueblo?

  • ¿Qué verdades podemos aprender de este relato? (Los alumnos podrían mencionar varias verdades, tales como las siguientes: El poder del Señor es mayor que el poder de los hombres y el Señor puede ayudarnos a saber que Él es el Dios verdadero.)

Para resumir 1 Reyes 18:41–44, explique que después de la prueba, Elías el Profeta profetizó que pronto comenzaría a llover sobre la tierra. Pida a los alumnos que lean 1 Reyes 18:45 en silencio para descubrir lo que sucedió.

1 Reyes 19

Elías el Profeta huye al monte Horeb, en donde Jehová le da consuelo y confianza por medio de la voz apacible y delicada.

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 19:1–2 en voz alta, y a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que hizo Acab después de presenciar los milagros de Elías el Profeta, y cómo reaccionó Jezabel, la esposa de Acab.

  • ¿Cómo reaccionó Jezabel ante lo que le contó Acab? (Jezabel hizo juramento de que haría matar a Elías el Profeta en las siguientes veinticuatro horas.)

Para resumir 1 Reyes 19:3–8, explique que Elías el Profeta huyó de la tierra de Israel y viajó durante muchos días hasta llegar al monte Horeb (otro nombre del monte Sinaí).

  • ¿Cuáles son algunos de los grandes acontecimientos que tuvieron lugar en el monte Sinaí en la época de Moisés?

Pida a un alumno que lea 1 Reyes 19:9–12 en voz alta, y a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que sucedió cuando Elías el Profeta llegó al monte.

  • ¿Cómo decidió Jehová comunicarse con Elías el Profeta en esta ocasión? (Por medio de una voz apacible y delicada.)

  • ¿Qué podemos aprender en este relato acerca de la manera en que el Señor se comunica a menudo con nosotros? (Es posible que los alumnos usen otras palabras, pero deben reconocer la siguiente verdad: El Señor a menudo nos habla por medio de la voz apacible y delicada del Espíritu. Si lo desea, escriba esta verdad en la pizarra.)

Invite a los alumnos a estar completamente quietos y en silencio durante treinta segundos y a escuchar cualquier sonido que no hayan percibido antes.

  • ¿Qué sonidos escucharon que no habían percibido antes?

  • ¿Cómo podría esta actividad ilustrar lo que tenemos que hacer para recibir los mensajes que el Señor podría darnos por medio de la delicada y apacible voz del Espíritu?

Pida a un alumno que lea en voz alta las siguientes palabras del presidente Boyd K. Packer, del Quórum de los Doce Apóstoles:

“Esa dulce y apacible voz de inspiración llega más como un sentimiento que como un sonido. A la mente se le puede comunicar la inteligencia pura. El Espíritu Santo se comunica con nuestro espíritu a través de la mente más que por medio de los sentidos físicos [véase 1 Corintios 2:14; D. y C. 8:2; 9:8–9]. Esa guía se presenta como pensamientos, sentimientos, indicaciones e impresiones [véase D. y C. 11:13; 100:5] …

“Este proceso no se reserva únicamente para los profetas. El don del Espíritu Santo funciona de igual modo con los hombres, las mujeres e incluso los niños pequeños. En este maravilloso don y poder es donde se encuentra ese remedio espiritual para cualquier problema…

“Ustedes pueden saber lo que necesitan saber; oren para aprender a recibir esa inspiración y permanezcan dignos de recibirla. Mantengan ese canal —su mente— puro y limpio del caos del mundo” (véase “La oración y las impresiones del Espíritu”, Liahona, noviembre de 2009, págs. 44, 45).

  • ¿Qué cosas nos pueden impedir que escuchemos la apacible y delicada voz del Espíritu?

  • ¿Cuándo han sentido que les hablaba la voz delicada y apacible del Espíritu? ¿En qué forma fue esa experiencia una bendición para ustedes? (Recuerde a los alumnos que no compartan nada que sea sagrado o demasiado personal. Si lo desea, usted también podría compartir una experiencia.)

Invite a los alumnos a responder la siguiente pregunta en su cuaderno de apuntes o en su diario de estudio de las Escrituras: ¿Qué haré para escuchar mejor y seguir la voz delicada y apacible del Espíritu?

Explique que Jehová consoló a Elías el Profeta en el monte al mostrarle que no estaba solo. Invite a los alumnos a ojear 1 Reyes 19:16–18 para descubrir quién aún era fiel al Señor, aparte de Elías el Profeta.

Para resumir 1 Reyes 19:19–21, explique que Elías el Profeta hizo lo que Jehová le mandó, y llamó a Eliseo para que fuera profeta.

1 Reyes 20–22

Los israelitas se defienden contra Siria y Acab muere

Para resumir 1 Reyes 20–22, explique que los israelitas se defendieron en una batalla contra los sirios. Elías el Profeta profetizó que Acab y Jezabel morirían. Sus palabras se cumplieron y, con el tiempo, ambos fueron muertos (véase 2 Reyes 9).

Si lo desea, para acabar la clase comparta su testimonio de las verdades que reconocieron en esta lección. Anime a los alumnos a actuar conforme a lo que escribieron sobre la manera en que escucharán y seguirán la voz apacible y delicada.

Comentarios e información de contexto

1 Reyes 18:21. “¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos opiniones?”

La hermana Sharon G. Larsen, de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes, enseñó:

“Nuestra fe y nuestro cometido se ponen a prueba cuando el mundo ofrece otros tentadores caminos que nos alejan del reino del Señor. A algunos les gustaría disfrutar del vivir en el reino del Señor y tener al mismo tiempo una ‘casa de verano’ en Babilonia. Pero si no estamos de continuo escogiendo con intención y esfuerzo el reino de Dios, en realidad retrocederemos a medida que el reino de Dios siga avanzando…” (“El albedrío: Una bendición y una aflicción”, Liahona, enero de 2000, pág. 14).

1 Reyes 18:20–42. Elías el Profeta y los falsos profetas de Baal se reunieron en el monte Carmelo

Las siguientes imágenes del monte Carmelo en Israel pueden ayudar a los alumnos a visualizar el lugar en que Elías el Profeta pidió que descendiera fuego del cielo y los falsos profetas de Baal fallaron.

Vista aérea de una de las crestas del monte Carmelo, en Israel.

Vista panorámica de la ladera de la sierra del monte Carmelo. El valle de Jezreel se ve a la distancia.

En la cima del monte Carmelo, en el Israel moderno, se ubica una estatua que conmemora la victoria de Elías el Profeta sobre los inicuos sacerdotes de Baal.