Seminario
Lección 19: Abraham 1
anterior siguiente

Lección 19

Abraham 1

Introducción

Mientras vivía en Ur, Abraham procuró las bendiciones del sacerdocio y deseó ser un seguidor más fiel de la rectitud. Sin embargo sus padres habían pasado de la rectitud a la adoración de dioses falsos. Sacerdotes inicuos intentaron sacrificar a Abraham a sus dioses falsos pero Jehová (Jesucristo) lo salvó de forma milagrosa. Después de relatar la historia de esa liberación, Abraham explicó los orígenes del antiguo gobierno de Egipto; también explicó que el Señor le había confiado conservar los registros sagrados de los justos.

Nota: En julio de 1835, José Smith escribió acerca de la salida a la luz del Libro de Abraham y de la importancia de esos escritos egipcios antiguos: ‘“Di comienzo a la traducción de algunos de los caracteres o jeroglíficos y con gran alegría vimos que uno de esos rollos contenían los escritos de Abraham … En verdad podemos decir que el Señor ha comenzado a revelar una abundancia de paz y verdad’ (History of the Church, tomo II, pág. 236)” (La Perla de Gran Precio, manual para el alumno [manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 2000], pág. 29). Algunos se han preguntado cómo tradujo el Profeta los escritos antiguos. “El profeta José Smith nunca dijo qué método había empleado para traducir esos registros. Al igual que con todas las demás Escrituras, el testimonio de la veracidad de esos escritos es antes que nada una cuestión de fe. La evidencia más grande de la veracidad del libro de Abraham no se basa en un análisis de evidencias físicas ni de antecedentes históricos, sino en la consideración de su contenido y de su influencia por medio de la oración” (La Perla de Gran Precio, manual para el alumno, pág. 29). Aunque no conocemos el método exacto que usó José Smith para traducir los escritos de Abraham, lo que sí sabemos es que los tradujo por el don y el poder de Dios.

Sugerencias para la enseñanza

Abraham 1:1-20

Abraham procura la rectitud y es perseguido por sacerdotes falsos

Pida a los alumnos que imaginen que tienen una amiga que es miembro de la Iglesia que tiene una vida difícil en casa, en la que los mandamientos del Señor se toman a la ligera y no tiene apoyo para guardarlos. Ella quiere recibir todas las bendiciones que resultan de vivir el Evangelio, pero algunos miembros de su familia hacen difícil que lo logre. De hecho, a menudo la ridiculizan y la disuaden de vivir sus creencias.

  • ¿Qué le dirían a su amiga que podría ser útil para permanecer fiel? ¿Puede tener esperanza de conseguir sus deseos a pesar de sus circunstancias? ¿Por qué?

La situación de esta joven podría ser parecida a la de un hombre llamado Abraham, que nació unos 300 años después del Diluvio. Pida a los alumnos que lean Abraham 1:1–2 en silencio, a fin de saber cuáles eran las bendiciones espirituales que Abraham deseaba y procuraba conseguir. (Mientras los alumnos leen, escriba la frase Desear y Buscar en la pizarra). Después de dar tiempo suficiente, señale la frase “habiendo sido yo mismo seguidor de la rectitud” en el versículo 2 y haga las siguientes preguntas:

  • Aunque Abraham ya era un seguidor de la rectitud, ¿qué bendiciones espirituales deseaba y buscaba obtener? (Escriba en la pizarra las respuestas de los alumnos debajo de “Desear y Buscar”).

  • Según el versículo 2, ¿por qué deseó Abraham esas cosas y procuró obtenerlas?

  • ¿Cuáles son algunos sinónimos de la palabra deseo?

A fin de ayudar a los alumnos a entender lo que significa desear algo, pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración del élder Neal A. Maxwell, del Quórum de los Doce Apóstoles:

Deseo es aquello que denota ansias o anhelos…

“…Lo que persistimos en desear es lo que, con el tiempo, llegaremos a ser y lo que recibiremos en la eternidad” (“Según nuestros deseos”, Liahona, enero de 1997, pág. 21).

  • ¿Qué creen que significa desear “ser un seguidor más fiel de la rectitud”?

Señale en la pizarra la palabra “Buscar”

  • •¿Cuáles son algunos sinónimos de la palabra buscar?

A fin de ayudar a los alumnos a entender lo que significa buscar, pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración del élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los Doce Apóstoles:

“La Palabra buscar significa tratar de obtener, procurar. Esto requiere una actitud enérgica y positiva … Es lo opuesto a esperar pasivamente que nos llegue algo bueno, sin hacer ningún esfuerzo de nuestra parte” (“Busquemos lo bueno”, Liahona, julio de 1992, pág. 96).

Pida a un alumno que lea Abraham 1:3–4 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que le pasó a Abraham porque deseó y buscó las bendiciones del Evangelio. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

Asegúrese de que los alumnos entiendan que Abraham recibió lo que buscaba y que le fueron conferidas las bendiciones del sacerdocio.

  • Teniendo en cuenta lo que Dios hizo por Abraham, ¿qué creen que Dios hará por nosotros si buscamos la rectitud? (Después que los alumnos respondan, escriba en la pizarra el principio siguiente: Si buscamos la rectitud, Dios nos bendecirá conforme a nuestros deseos.)

Recuerde a los alumnos la situación que presentó al principio de la clase y pregúnteles lo siguiente:

  • ¿En qué forma el principio que aparece en la pizarra podría ayudar a su amiga a permanecer fiel aunque los miembros de su familia le dificulten vivir el Evangelio?

Explique que aunque Abraham buscó la rectitud en su vida, vivió en circunstancias que hicieron difícil que lograra sus deseos de rectitud. Pida a un alumno que lea Abraham 1:5–7 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y describa las difíciles circunstancias a las que se enfrentó Abraham.

  • ¿A qué difíciles circunstancias se enfrentó Abraham?

  • Según los versículos 57, ¿qué hizo Abraham, aunque vivió en circunstancias difíciles? (El trató de enseñar el Evangelio a su familia.)

Pida a un alumno que lea Abraham 1:8-11 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y determine otras circunstancias difíciles en las que se hallaban Abraham y otras personas rectas en Caldea.

  • ¿Qué circunstancias difíciles existían en la tierra de Caldea?

  • Según el versículo 11, ¿por qué fueron sacrificadas las tres hijas de Onítah?

  • Teniendo en cuenta los ejemplos de Abraham y de las tres hijas de Onítah, ¿qué podemos elegir hacer, independientemente de las circunstancias en las que vivimos? (Es posible que las respuestas de los alumnos sean muy variadas. A medida que responden, ayúdelos a definir el siguiente principio: Podemos elegir la rectitud independientemente de las circunstancias en las que vivimos).

  • ¿Cómo creer en este principio podría ayudar a su amiga a seguir viviendo el Evangelio aunque para ella sea difícil hacerlo?

Invite a los alumnos a pensar en un tiempo en el que ellos o alguien a quien conocen tomó decisiones rectas mientras se encontraba en circunstancias difíciles. Pida a algunos alumnos que compartan sus experiencias.

Pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración del presidente Joseph Fielding Smith:

“De una forma u otra todos sabemos la valentía que se requiere para oponerse a una costumbre en la que todos están de acuerdo o a una creencia general. Ninguno de nosotros quiere quedar en ridículo. Son pocos los que se atreven a oponerse a la opinión general aun cuando saben que está equivocada, por lo que es difícil de entender la extraordinaria valentía que demostró Abraham y su indiscutible obediencia a Jehová en medio del ambiente que lo rodeaba. Su valentía moral, su fe absoluta en Dios, su intrepidez en alzar la voz en oposición a la iniquidad que imperaba es algo que no tiene parangón” (The Way to Perfection, 1953, pág. 86)” (La Perla de Gran Precio, manual del alumno, pág. 31).

Invite a los alumnos a establecer la meta de tomar decisiones rectas a pesar de las circunstancias en las que pudieran encontrarse. Testifique que Dios los bendecirá al tomar dichas decisiones rectas.

Pida a los alumnos que vean el “facsímile del Libro de Abraham, Nº 1”, que se encuentra al principio del Libro de Abraham. Para resumir Abraham 1:12–14, explique que esa imagen representa a Abraham sobre el altar y al falso sacerdote preparándose para sacrificarlo. La representación también contiene imágenes de los muchos dioses falsos que el pueblo adoraba en esos tiempos.

invite a algunos alumnos a turnarse para leer en voz alta Abraham 1:15–17, y pida a la clase que averigüe lo que le pasó a Abraham tras haber sido colocado en el altar.

A fin de ilustrar los acontecimientos de Abraham 1:15–17, si lo desea, muestre el video “Liberación de Abraham” (1:31). Ese video puede encontrarlo en Old Testament Visual Resource DVDs o en LDS.org

  • ¿Qué le sucedió a Abraham?

  • ¿Qué le dijo Jehová a Abraham?

Si lo desea, señale que las tres hijas de Onítah dieron a Abraham un valiente ejemplo cuando se negaron a inclinarse ante dioses falsos. Esas tres jóvenes virtuosas estaban dispuestas a morir antes que negar lo que creían o ceder a inclinarse ante ídolos. Abraham siguió su ejemplo de virtud y valentía y estuvo dispuesto a correr la misma suerte.

Pida a los alumnos que lean Abraham 1:18–19 en silencio y determinen las promesas que Jehová le hizo a Abraham. Si lo desea, sugiérales que marquen lo que encuentren.

Pida a un alumno que lea Abraham 1:20 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y averigüe lo que hizo el Señor después de liberar a Abraham de los sacerdotes inicuos. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren. Si lo desea, señale que el Señor también envió hambruna a la tierra (véase Abraham 1:29–30).

Abraham 1:21-27

Se explican los orígenes del gobierno de Egipto

Para resumir Abraham 1:21–24, explique que después del Diluvio, una mujer llamada Egyptus, que era nieta de Noé por parte de Cam, se estableció en la tierra con sus hijos. Esa tierra se llegó a conocer como la tierra de Egipto y el hijo mayor de Egyptus, Faraón, estableció el primer gobierno (los gobernantes posteriores también se llamarían Faraón). Pida a un alumno que lea Abraham 1:25–27 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber la manera que Faraón trató de establecer su reino.

  • ¿Qué trató de imitar Faraón? (Aun cuando Faraón no tenía “el derecho del sacerdocio”, trató de imitar el mismo “orden [del sacerdocio] establecido por los padres”.)

  • Según el versículo 27, ¿a qué llevó finalmente el tratar de imitar el sacerdocio?

Si lo desea, explique que idolatría se refiere a adorar ídolos, dioses falsos e imágenes de todo tipo.

Abraham 1:28-31

Se confía en Abraham para conservar registros

  • ¿Qué significa conservar algo? (Mantener algo en buenas condiciones o asegurarse de que siga existiendo; proteger algo de daños o pérdida.)

Pregunte a los alumnos cómo podría alguien conservar una carta o una fotografía. Si lo desea, enseñe a los alumnos una carta o una fotografía que usted haya conservado.

Pida a un alumno que lea Abraham 1:28 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué es lo que el Señor le encargó a Abraham que conservara. (Tal vez tenga que explicar que la palabra delinear significa describir detalladamente.) Pídales que den un informe de lo que encuentren.

Pida a otro alumno que lea Abraham 1:31 en voz alta, y pida a los alumnos que averigüen lo que se hallaba en esos registros que se habían conservado.

  • ¿Qué se hallaba en los registros que Abraham conservó? (Información acerca del derecho del sacerdocio y conocimiento del principio de la creación, los planetas y las estrellas.)

  • ¿Cómo podría beneficiarse la posteridad de Abraham por tener el conocimiento de esas verdades?

Pida a los alumnos que compartan algo que aprendieron de la lección de hoy. Incluso podría invitarlos a testificar de los principios que han tratado al estudiar Abraham 1.

Comentarios e información de contexto

Abraham 1:2. ¿Qué es “el derecho que pertenecía a los patriarcas”?

El presidente Ezra Taft Benson enseñó:

“El orden del sacerdocio del que se habla en las Escrituras se menciona a veces como el orden patriarcal debido a que se ha transmitido de padres a hijos…

“Abraham, que fue un siervo justo de Dios, habiendo deseado, como él mismo lo dijo, ‘ser un seguidor más fiel de la rectitud’, buscó [las bendiciones eternas relacionadas con el sacerdocio]. Hablando del orden del sacerdocio, dijo: ‘Me fue conferido de los padres; descendió de los padres, desde que comenzó el tiempo, sí, aun desde el principio… a saber, el derecho del primogénito, o sea, del primer hombre, el cual es Adán, nuestro primer padre, y por conducto de los padres hasta mí’. (Abr. 1:2–3.)” (Véase“Lo que espero enseñéis a vuestros hijos acerca del templo”, Liahona, abril/mayo de 1986, pág. 5).

Abraham 1:3. ¿Quién le confirió el sacerdocio a Abraham?

Los registros de Abraham muestran que sus padres se habían “apartado de su rectitud” (Abraham 1:5) y por lo tanto no podían conferirle el santo sacerdocio. De ese modo, Abraham no recibió el sacerdocio de su padre, Taré. Sin embargo Abraham llegó a ser un “heredero legítimo” del sacerdocio mediante su rectitud y “[buscó] las bendiciones de los padres”, los cuales poseían el sacerdocio (Abraham 1:2). En Doctrina y Convenios 84:14-16 se lee que “Abraham recibió el sacerdocio de manos de Melquisedec, que a su vez lo recibió por medio del linaje de sus padres, hasta Noé”, que lo había recibido a través del linaje de sus padres, así hasta Enoc y Adán.

El profeta José Smith mencionó que Abraham recibió de Melquisedec el sacerdocio cuando escribió: “Abraham le dice a Melquisedec: Creo todo lo que tú me has enseñando concerniente al sacerdocio y la venida del Hijo del Hombre; por consiguiente, Melquisedec confirió el sacerdocio a Abraham y lo despidió. Abraham se regocijó y dijo: Ahora tengo un sacerdocio” (en Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 395).

Abraham 1:8–11. Sacrificio humano egipcio

El presidente Joseph Fielding Smith, al hablar sobre los sacrificios humanos que tenían lugar en los tiempos de Abraham, escribió:

“Abraham pertenecía a la [décima] generación después de Noé. Cientos de años habían pasado desde el Diluvio y la gente se había multiplicado y extendido por sobre la faz de la Tierra. Las civilizaciones de Egipto, Caldea, Asiria y las pequeñas naciones de Canaán se habían establecido. En medio de ese esparcimiento, la verdadera adoración del Padre casi se había perdido. El sacrificio que se había instituido en los días de Adán y que Noé practicó y enseñó, en similitud del gran sacrificio del Hijo del Hombre, se había pervertido. En lugar de ofrecer animales limpios, tales como el cordero y el becerro, las naciones apóstatas se habían vuelto tan infieles que ofrecían sacrificios humanos a sus dioses ídolos” (The Way to Perfection, 1953, pág. 85) (Véase La Perla de Gran Precio, manual del alumno, pág. 32).