Seminario
Lección 149: Joel
anterior siguiente

Lección 149

Joel

Introducción

Joel profetizó sobre la destrucción inminente y aconsejó al pueblo que se congregase en la casa del Señor. Además, profetizó las calamidades sobre los inicuos en los últimos días y que el Espíritu del Señor se derramará sobre toda carne. Joel profetizó acerca de la gran batalla que tendrá lugar en los últimos días.

Sugerencias para la enseñanza

Joel 1

Joel llama al pueblo al templo a orar para ser librados del desastre que se aproxima

Invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente experiencia de la hermana Patricia T. Holland, esposa del élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, y ex miembro de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes:

“Recientemente sufrimos el peor vendaval que ha visto Bountiful (Utah) en varias décadas… Justo cuando estaba escuchando noticias que informaban sobre camiones articulados —veinte de ellos— que estaban siendo arrastrados hacia el borde de la carretera por el viento, miré por mi adorable ventana trasera hacia nuestro arroyo y vi uno de nuestros árboles grandes venirse abajo con estrépito…

“Reconozco que por un momento me sentí verdaderamente asustada. Era muy temprano por la mañana y Jeff estaba a punto de irse a trabajar. Le dije, ‘¿Tú crees que es el final? ¿Se acaba el mundo, o está a punto de acabar?’” (véase A Quiet Heart, 2000, pág. 129).

Invite a los alumnos a analizar las preguntas siguientes con la persona que tengan al lado:

  • ¿Qué piensan acerca de las señales y los acontecimientos que acompañarán la Segunda Venida?

  • ¿Cómo creen que el élder Holland respondió a su esposa?

Después que los alumnos hayan respondido, invite a un alumno a leer en voz alta el resto del relato de la hermana Holland:

“Mi esposo, que tiene una profunda fe y un optimismo ilimitado, me abrazó y me dijo, ‘No, pero ¿no sería estupendo si así fuera? ¿No sería estupendo si realmente Cristo viniera y Sus hijos realmente estuvieran preparados para Él? ¿No sería magnífico si al fin el mal fuera conquistado, de una vez por todas, y el Salvador del mundo descendiera en medio de la Nueva Jerusalén para enjugar toda lágrima de cada ojo? Sí’, dijo mi marido, ‘en muchos sentidos desearía que fuera el fin, pero no lo es. Solamente es un vendaval en Bountiful. Tenemos más trabajo que hacer’” (A Quiet Heart, págs. 129–130).

  • ¿Qué les llama la atención de los pensamientos y sentimientos del élder Holland con respecto a la Segunda Venida?

Explique que los alumnos estudiarán hoy las profecías del profeta Joel, que profetizó al pueblo de Judá en una época en la que éste se enfrentaba a desastres naturales y a ejércitos invasores. Muchas de la profecías de Joel están relacionadas con la época que precede a la Segunda Venida, la cual también estará llena de desastres naturales y de guerras. Aunque algunos acontecimientos relacionados con la Segunda Venida pueden infundir temor en la gente, las profecías de Joel contienen principios que pueden ayudar a que nos preparemos para ellos. Aliente a los alumnos a buscar esos principios para que, al igual que el élder Holland, puedan esperar la segunda venida del Salvador con gozo y confianza.

Para resumir Joel 1:1–13, explique que Joel relató la devastación que ocasionó una plaga de langostas. Una interpretación es que ese pasaje simboliza la destrucción que provendría de ejércitos invasores si el pueblo no se arrepentía (véase Joel 1:4, nota a al pie de página).

Invite a un alumno a leer Joel 1:14–15 en voz alta, y pida a los alumnos que sigan la lectura en silencio para averiguar lo que Joel le aconsejó hacer a su pueblo. (Explique que la frase “día de Jehová” [versículo 15] se refiere al momento en que el Señor administre recompensas y castigos).

  • ¿Qué aconsejó Joel al pueblo que hiciera?

  • ¿Por qué creen que Joel quería que el pueblo se congregara en el templo cuando éste se enfrentara al peligro?

  • ¿A qué tipo de peligros se enfrentan los jóvenes hoy en día?

  • ¿Cómo podemos ser bendecidos cuando nos congregamos en el templo? (Los alumnos deben reconocer un principio semejante al siguiente: si nos congregamos en el templo, podemos recibir protección del peligro espiritual).

Si lo desea, señale que tal vez a algunas personas les sea difícil asistir al templo con regularidad. Sin embargo, esas personas pueden recibir protección ante el peligro espiritual si eligen vivir dignos de entrar en el templo.

Invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente declaración del élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles. Pida a los alumnos que escuchen atentamente sobre las maneras en que podemos congregarnos en el templo y una de las bendiciones que podemos recibir al hacerlo:

“¿Deseas una forma segura de eliminar la influencia del adversario en tu vida? Dedícate a la búsqueda de tus antepasados, prepara sus nombres para las sagradas ordenanzas vicarias del templo y después ve como representante para recibir por ellos las ordenanzas del bautismo y del don del Espíritu Santo. A medida que crezcas, podrás también ser partícipe de recibir las demás ordenanzas. No puedo pensar en una protección mayor contra la influencia del adversario en tu vida” (“El gozo de redimir a los muertos”,Liahona, noviembre de 2012, pág. 94).

  • ¿De qué manera nos animó el élder Scott a congregarnos en el templo? (Explique que aún cuando los alumnos vivan lejos de un templo, pueden participar en la obra del templo mediante la búsqueda de sus antepasados y la preparación de nombres para las ordenanzas del templo).

  • ¿En qué manera se han sentido bendecidos y protegidos del peligro espiritual cuando han participado en la historia familiar y en la obra del templo?

Aliente a los alumnos a pensar qué pueden hacer para participar más en la historia familiar y en la obra del templo.

Joel 2

Joel profetizó sobre las calamidades de los últimos días y sobre el Espíritu del Señor que se derramará sobre toda carne.

Escriba la siguiente frase en la pizarra: El día del Señor. Explique que en Joel 2, esa frase se refiere a la segunda venida de Jesucristo y a los acontecimientos que la precederán. Invite a los alumnos a leer Joel 2:1–2 en silencio para saber cómo describió Joel el día del Señor. Pida a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

Para resumir Joel 2:3–10, explique que esos versículos describen la guerra y la destrucción que tendrá lugar y la pesadumbre que algunas personas experimentarán antes de la segunda venida del Salvador.

Invite a un alumno a leer Joel 2:11 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir más palabras que describen el día del Señor.

  • ¿Qué palabras describen el día del Señor?

  • ¿Qué pregunta hizo Joel?

Escriba la siguiente frase en la pizarra: ¿Quién podrá soportar el día del Señor? Explique que Joel 2:12–16 contiene verdades que pueden ayudar a contestar esa pregunta. Invite a un alumno a leer Joel 2:12 en voz alta, y pida a los alumnos que sigan la lectura en silencio para averiguar lo que el Señor le rogó al pueblo que hiciera.

  • Según esos versículos, ¿qué quería el Señor que hiciera el pueblo? (Volverse a Él, o arrepentirse, con todo su corazón).

Si es posible, muestre una prenda vieja de vestir o un trapo. Comience a romper la prenda de vestir y explique que el pueblo del Antiguo Testamento a menudo rasgaba, o rompía, la ropa como símbolo de su dolor y pesar.

Invite a un alumno a leer Joel 2:13–14 en voz alta, y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio para determinar lo que Joel le enseñó al pueblo que rasgara en lugar de la ropa. Aliente a los alumnos a ver Joel 2:13 en la Traducción de José Smith (en Joel 2:13, nota a al pie de página) y Joel 2:14, Traducción de José Smith (en Joel 2:14, nota a al pie de página).

  • ¿Qué creen que Joel le estaba enseñando al pueblo cuando les dijo que rasgaran sus corazones y no sus vestiduras? (No solamente expresar pesar en apariencia sino tener un remordimiento sincero de lo que habían hecho y sentir el deseo de arrepentirse).

  • ¿Qué nos enseñan esos versículos acerca de lo que el Señor hará por nosotros si nos volvemos a Él por medio de un arrepentimiento sincero? (Los alumnos deben reconocer un principio semejante al siguiente: Cuando nos volvemos al Señor con todo nuestro corazón mediante un arrepentimiento sincero, Él mostrará misericordia y bondad hacia nosotros).

  • ¿Cómo podemos demostrar a Dios que nuestro arrepentimiento es sincero?

  • ¿Cómo el saber que Dios mostrará misericordia y bondad a los que se arrepienten podría influir en sus deseos de arrepentirse?

Invite a los alumnos a meditar si tienen pecados de los cuales deban arrepentirse para que puedan experimentar más plenamente la misericordia y la bondad de Dios y estar más preparados para la Segunda Venida.

Para resumir Joel 2:15–32, explique que esos versículos describen algunas de las bendiciones que los justos podrán disfrutar mientras se preparan para el día del Señor.

Invite a un alumno a leer Joel 2:27–29 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir la bondad que demostraría el Señor en los últimos días.

  • ¿Qué profetizó Joel que haría el Señor en los últimos días? (Puede que los alumnos usen palabras diferentes, pero asegúrese de que queda claro que en los últimos días el Señor derramará Su Espíritu sobre toda carne. Escriba esa verdad en la pizarra).

Para ayudar a la clase a entender esa verdad, invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente declaración del presidente Joseph Fielding Smith:

“Y bien, mis hermanas y hermanos, yo no voy a limitar esta profecía a los miembros de la Iglesia. El Señor dijo que Él derramaría su Espíritu sobre toda carne… [Eso significa que] el Señor derramará sus bendiciones sobre toda carne (todo hombre) y la usará para llevar a efecto sus propósitos” (Doctrina de Salvación, tomo 1, pág. 170).

  • ¿Qué evidencia han visto de que el Señor esté derramando Su Espíritu sobre toda carne?

Explique que las señales y los prodigios precederán y acompañarán el día del Señor. Invite a un alumno a leer Joel 2:30–31 en voz alta, y pida a los alumnos que sigan la lectura en silencio para conocer algunas de esas señales. Invite a los alumnos a dar un informe de lo que encuentren.

Invite a los alumnos a meditar si alguna de esas señales o prodigios les hacen sentir temor o preocupación. Si lo desea, invite a algunos alumnos a compartir sus pensamientos.

Invite a los alumnos a leer Joel 2:32 en silencio para saber lo que Joel enseñó que nos puede ayudar cuando tenemos miedo o estamos preocupados por las señales de la Segunda Venida.

  • ¿Qué podemos hacer si tenemos miedo o estamos preocupados por las señales y los acontecimientos de los últimos días?

  • ¿Qué puede hacer nuestro Padre Celestial por los que invocan Su nombre?

Joel 3

Joel profetiza sobre una gran batalla que tendrá lugar en los últimos días.

Para resumir Joel 3, explique que Joel profetizó sobre la batalla de Armagedón, la cual tendrá lugar justo antes de la Segunda Venida. En esa batalla, todas las naciones de la Tierra lucharán contra el pueblo del Señor. Invite a un alumno a leer Joel 3:16 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber quién ayudará a los justos.

  • ¿Por qué el pueblo del Señor debe tener esperanza durante esos tiempos de dificultad?

Al terminar la lección, invite a los alumnos a compartir sus sentimientos acerca de cómo pueden prepararse para soportar el día del Señor con gozo y optimismo.

Comentarios e información de contexto

Joel 1:14 “Congregad … en la casa de Jehová”

El élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó acerca de la protección y otras bendiciones que reciben los jóvenes mientras participan en la obra del templo y de la historia familiar:

“Invito a los jóvenes de la Iglesia a aprender sobre el espíritu de Elías y a experimentarlo…

“Si responden con fe a esta invitación, el corazón de ustedes se volverá a los padres. Las promesas que se hicieron a Abraham, Isaac y Jacob se arraigarán en su corazón… El amor y la gratitud que sienten hacia sus antepasados aumentará. Su testimonio del Salvador y su conversión a Él serán profundos y perdurables. Y les prometo que serán protegidos contra la creciente influencia del adversario. A medida que participen en esta obra sagrada y lleguen a amarla, serán protegidos en su juventud y durante su vida” (“El corazón de los hijos se volverá”,Liahona, noviembre de 2011, págs. 26–27).

Joel 2:28–32. “Derramaré mi espíritu sobre toda carne”

El presidente Joseph Fielding Smith explicó cómo derramaría el Señor Su Espíritu sobre toda carne:

“La inspiración que fue prometida por el Señor a toda carne, por medio de la profecía de Joel, no es la promesa del Espíritu Santo, sino la promesa de la guía de la Luz de Cristo, o Espíritu de Verdad, la cual se da a cada hombre que viene al mundo” (Doctrina de Salvación, 3 tomos, compilación de Bruce R. McConkie, 1954–1956, tomo 1, pág. 50).

“Nunca se ha dado un paso… en descubrimiento o invención, en el que el Espíritu del Señor… no haya sido la fuerza principal que descansaba sobre el individuo y era la causa de que él efectuase el descubrimiento o la invención” (Doctrina de Salvación, tomo 1, págs.171–172).

Esa profecía de Joel puede tener múltiples significados y cumplirse de muchas maneras. En el día de Pentecostés, en los tiempos del Nuevo Testamento, hubo una gran efusión del Espíritu sobre los que se reunieron, lo cual le hizo decir a Pedro: “Esto es lo que fue dicho por el profeta Joel: Y acontecerá en los postreros días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; y vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños” (Hechos 2:16–17).

De la primera visión del profeta José Smith, el presidente Howard W. Hunter dijo: “Al pensar en la promesa de que los jóvenes verán visiones en los últimos días, acude a nuestra mente la visión que tuvo un joven de sólo catorce años de edad, la cual dio comienzo a una cadena de acontecimientos cuyo resultado fue la restauración del evangelio de Jesucristo en su plenitud en el siglo anterior. La voluntad de Dios fue revelada y un joven vio una visión” (“Be Not Disobedient unto the Heavenly Vision” [discurso en los ejercicios de graduación de la Universidad Brigham Young, 2 de junio de 1960]; speeches.byu.edu).

En la noche del 21 de septiembre de 1823, el ángel Moroni se le apareció a José Smith y citó Joel 2:28–32, diciendo que todas esas profecías se cumplirían en breve (véase José Smith—Historia 1:41).

El presidente Gordon B. Hinckley dijo:

“La era en la que vivimos es el cumplimiento de los tiempos del que se habla en las Escrituras, en que Dios ha juntado todos los elementos de dispensaciones pasadas. Desde el día en que Él y Su Hijo Amado se manifestaron al joven José, ha venido sobre el mundo un torrente de conocimiento… La visión de Joel se ha cumplido [véase Joel 2:28–32]” (“El vivir durante el cumplimiento de los tiempos”, Liahona, enero de 2002, pág. 4).

Joel 2:2. “Día de tinieblas y de oscuridad”

El élder Neal A. Maxwell, del Quórum de los Doce Apóstoles, habló de la causa de la oscuridad relacionada con el día del Señor.

“Sin embargo, no debemos subestimar las dificultades de los últimos días. Tanto Joel como Sofonías hablan de éstos como si fueran ‘días de… oscuridad’ (Joel 2:2; Sofonías. 1:15). Las décadas venideras serán tiempos de desesperación. ¿Por qué? Porque, como dijo Moroni, la desesperación viene por causa de la iniquidad. (Véase Moroni 10:22). Cuanto más iniquidad exista, más desesperación habrá; y a menos que haya un arrepentimiento general, la desesperación se sentirá y se desplegará con más fuerza, excepto entre aquellos que tienen el gozo del evangelio” (“Tened buen ánimo”, Liahona, enero de 1983, pág. 126).