Seminario
Lección de estudio individual supervisado: Éxodo 1–13 (Unidad 9)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

Éxodo 1–13 (Unidad 9)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de lecciones diarias de estudio individual supervisado

El siguiente resumen de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar Éxodo 1–13 (unidad 9) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección. La lección que enseñe se centra en sólo unas pocas de esas doctrinas y principios. Siga las impresiones del Espíritu Santo conforme considera las necesidades de sus alumnos.

Día 1 (Éxodo 1–4)

Antes del nacimiento de Moisés, las parteras hebreas rehusaron obedecer el mandato de Faraón de dar muerte a los varones recién nacidos de los hebreos. De ese relato, los alumnos aprendieron que, si veneramos a Dios poniendo Su voluntad por encima de la de otras personas, Él nos “hará bien” a nosotros.

Día 2 (Éxodo 5–6)

Al estudiar la forma en que Faraón respondió a Moisés, los alumnos aprendieron que aun cuando seguimos los mandamientos del Señor, podemos tener oposición. También aprendieron que el Señor recuerda y cumple Sus convenios y que Él tiene poder para redimirnos de nuestra esclavitud y de aligerar o eliminar nuestras cargas. Aunque Él tiene ese poder, el Señor nos permite experimentar dificultades para que al recibir la ayuda de Él, podamos llegar a conocerlo.

Día 3 (Éxodo 7–11)

Al estudiar acerca de que Jehová mandó a Moisés que regresara a hablar con Faraón, los alumnos aprendieron que si actuamos con fe y obedecemos al Señor, entonces Él nos bendecirá para que podamos hacer lo que Él nos pide. Conforme los alumnos aprendieron acerca de las plagas que Dios envió sobre Egipto, descubrieron que el poder de Jehová supera al de los hombres y sus dioses falsos y que el Señor nos da oportunidades de ablandar nuestro corazón y arrepentirnos, pero no nos obligará a arrepentirnos.

Día 4 (Éxodo 12–13)

Los alumnos aprendieron en cuanto al mandamiento de Jehová de que los israelitas conmemoraran la Pascua. Al estudiar, descubrieron que por medio de la sangre expiatoria de Jesucristo y la obediencia a Sus mandamientos, podemos ser liberados de la muerte física y espiritual.

Introducción

De acuerdo con la profecía, Moisés fue llamado a liberar al pueblo de Jehová de su servidumbre en Egipto. Jehová tranquilizó a Moisés después de que éste expresó que estaba renuente a aceptar ese llamado.

Sugerencias para la enseñanza

Éxodo 3:1–10

Jehová le habla a Moisés desde una zarza ardiente

Muestre en la pizarra la lámina Moisés y la zarza ardiente (Libro de obras de arte del Evangelio, 2009, Nº 13; véase también LDS.org). Escriba en la pizarra, cerca de la lámina, las palabras: ¿Quién? ¿En dónde? ¿Qué? ¿Por qué?

Pregunte a los alumnos: ¿Quién es esta persona? ¿En dónde está ocurriendo esto? ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué está ocurriendo?

Invite a los alumnos a consultar las Fotografías de lugares bíblicos, Nº 2, “El monte Sinaí (Horeb) y el desierto de Sinaí”, en la edición SUD de la Biblia.

Explique que este monte se llama Horeb (véase Éxodo 3:1) o monte Sinaí (véase Éxodo 19:20). Explique que a medida que estudien Éxodo 3 , aprenderán más acerca de qué ocurrió en el monte Sinaí y por qué.

Invite a varios alumnos a turnarse para leer Éxodo 3:1–6 en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para determinar lo que vio Moisés mientras estaba en ese monte.

Invite a los alumnos a mirar el versículo 2, nota a al pie de página, y que se den cuenta de cómo la Traducción de José Smith cambia la frase “ángel de Jehová”.

  • En lugar de un ángel, ¿quién fue el que se apareció ante Moisés? (Jehová.)

  • Según el versículo 5 , ¿por qué Jehová detuvo a Moisés de acercarse más? (Debía quitarse el calzado porque estaba en tierra santa.)

  • Al pedirle a Moisés que se quitara el calzado, ¿qué le enseñó Jehová a Moisés antes de que pudiera recibir Su mensaje? (Los lugares santos requieren que seamos reverentes; el demostrar reverencia al Señor en los lugares santos nos prepara para acercarnos a Él.)

Refiriéndose a la importancia de la reverencia, el presidente Boyd K. Packer, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó:

“Cuando nos reunimos para aprender las doctrinas del Evangelio, deberíamos hacerlo en un espíritu de reverencia.…

“…La reverencia inspira la revelación” (… “La reverencia inspira la revelación”, Liahona, enero de 1992, pág. 24.

Pida a los alumnos que compartan algunas formas en que pueden demostrar su respeto y reverencia por Dios en lugares santos (tales como el hogar, una capilla o el templo).

Invite a los alumnos a leer Éxodo 3:7–8 en silencio, y que vean lo que Jehová planeaba hacer por los hijos de Israel. Después pídales que lean Éxodo 3:10 en silencio, para ver cómo (o por medio de quién) planeaba Jehová liberar de Egipto a los hijos de Israel.

  • Según el versículo 10 , ¿cómo planeaba Jehová contestar las oraciones de los hijos de Israel? (Levantando a Moisés para que los liberara.)

Ayude a los alumnos a comprender que los profetas del Señor son preordenados para llevar a cabo ciertas misiones en la Tierra. Recuérdeles las promesas que Dios había hecho anteriormente de levantar a un profeta para “[librar] a mi pueblo de Egipto en los días de [su] servidumbre” (Traducción de José Smith, Génesis 50:24 [en el apéndice de la Biblia]).

Pida a un alumno que lea en voz alta Traducción de José Smith, Génesis 50:29, en el apéndice de la Biblia, y pida a los alumnos que sigan la lectura en silencio para averiguar una de las tareas que Moisés fue llamado para llevar a cabo.

  • De acuerdo con ese versículo, ¿cuál es uno de los propósitos del ministerio de Moisés? (Liberar al pueblo de Dios de la tierra de Egipto.)

Explique que son interesantes e instructivas las similitudes que hay entre la vida de Moisés y la de Jesucristo. En su infancia, ambos escaparon de un decreto de muerte. Ambos fueron llamados a liberar a Israel. Ambos superaron enfrentamientos con Satanás. Ambos permanecieron en el exilio hasta que el rey que deseaba matarlos hubiera muerto. Ambos controlaron el viento y el mar. Ambos proporcionaron pan milagrosamente. Ambos proveyeron agua para salvar la vida. Ambos fueron excelentes legisladores. Ambos fueron mediadores entre Dios y el pueblo.

Éxodo 3:11–4:17

Moisés expresa su preocupación en cuanto a su llamamiento, y Jehová lo tranquiliza

Invite a los alumnos a imaginar que el Señor los ha llamado a decirle a un opresivo líder mundial que está en contra de la Iglesia que debe permitir que los miembros de la Iglesia en su país adoren libremente a Dios.

  • ¿Cómo se sentirían si fueran llamados a desempeñar esa misión?

  • ¿Qué les ayudaría a tener el valor necesario para aceptar ese llamamiento?

Explique que Moisés le expresó sus preocupaciones a Jehová en cuanto a su habilidad para liberar a Israel de acuerdo con el llamamiento que le había dado Jehová.

Divida la clase en grupos de dos o tres alumnos. Haga una copia de la siguiente tabla para cada alumno. (No ponga en la tabla las respuestas que están en cursiva.) Dé instrucciones a los alumnos de estudiar como grupo los versículos de la tabla y a enumerar las preocupaciones de Moisés y las soluciones de Jehová en los recuadros correspondientes a cada versículo. (A fin de ayudar a los alumnos a entender cómo realizar esta actividad, tal vez desee que llenen los primeros dos recuadros juntos como clase.)

Las preocupaciones de Moisés

Las respuestas de Jehová

1. Éxodo 3:11

¿Quién soy yo para hacer lo que me has pedido?

1. Éxodo 3:12

Yo estaré contigo.

2. Éxodo 3:13

¿Quién debo decirles que me envió?

2. Éxodo 3:14–17

Diles que Yo Soy te ha enviado a ellos. (Quizá desee explicar que “Yo Soy” es otro nombre de Jehová.)

3. Éxodo 4:1

Pero ellos no me creerán ni me escucharán. Dirán que estoy mintiendo.

3. Éxodo 4:2–9

Ejecuta las tres señales que te daré (convertir una vara en serpiente, mostrar una mano leprosa y convertir el agua en sangre).

4. Éxodo 4:10

Nunca he sido bueno para hablar. Soy tardo en el habla.

4. Éxodo 4:11–12

Yo hice tu boca, y estaré contigo y te enseñaré lo que has de decir.

5. Éxodo 4:13

Por favor, Jehová, envía a alguien más.

5. Éxodo 4:14–17

Haré que Aarón sea un portavoz para ti y te enseñe lo que has de hacer.

Después de dar suficiente tiempo a los alumnos para que completen la tabla, pregúnteles:

  • ¿Qué le dijo Jehová a Moisés que podría ayudar a alguien que se sienta incapaz de aceptar o desempeñar un llamamiento difícil?

  • ¿Cuáles son algunos principios y doctrinas que podríamos aprender de la respuesta de Jehová a las preocupaciones de Moisés? (Después de que los alumnos respondan, haga un resumen de sus respuestas y escriba la siguiente verdad en la pizarra: El Señor está con las personas a las que llama, y les da poder para llevar a cabo Su obra.)

Para ayudar a los alumnos a entender mejor esa verdad, invite a un alumno a leer en voz alta la siguiente declaración del presidente Thomas S. Monson: 

“…recuerden que esta obra no es de ustedes ni mía solamente; es la obra del Señor y, cuando estamos al servicio del Señor, tenemos derecho de recibir Su ayuda. Recuerden que a quien el Señor llama, el Señor prepara y capacita” (“Llamados a servir”, Liahona, julio de 1996, pág. 47). 

  • ¿Qué experiencias de su propia vida les han demostrado que el Señor les da a Sus siervos, entre ellos a ustedes, poder para llevar a cabo Su obra?

Éxodo 4:18–31

Moisés y Aarón viajan a Egipto y hablan con los ancianos de Israel

Para resumir Éxodo 4:18–31, explique que después de su encuentro con Jehová, Moisés partió de Madián, se reunió con su hermano Aarón y viajó con él a Egipto. Juntos les dijeron a los ancianos de Israel todo lo que Jehová había mandado. Los hijos de Israel creyeron a Moisés y a Aarón y adoraron a Jehová.

Próxima unidad (Éxodo 14–20)

Pida a los alumnos que consideren las siguientes preguntas: ¿Qué milagro hizo Dios para ayudar a los israelitas cuando quedaron atrapados entre el mar Rojo y el ejército egipcio? ¿Cómo ayudó Moisés a los ejércitos de Josué a ganar una batalla? ¿Qué sucedió cuando las manos levantadas de Moisés se cansaron y empezó a bajarlas? ¿Quién ayudó a Moisés? ¿Se saben los Diez Mandamientos de memoria, y saben dónde encontrarlos en las Escrituras? ¿Alguna vez se han sentido tentados a murmurar o a quejarse por algo que se les pidió que hicieran? Explique que conforme estudien Éxodo 14–20, aprenderán acerca de las quejas de los hijos de Israel después de partir de Egipto y cómo Jehová les enseñó a confiar en Él.