Seminario
Lección de estudio individual supervisado: Isaías 24-47 (Unidad 25)
anterior siguiente

Lección de estudio individual supervisado

Isaías 24–47 (Unidad 25)

Material de preparación para el maestro del curso de estudio individual supervisado

Resumen de las lecciones diarias de estudio individual supervisado

El siguiente resumen de las doctrinas y los principios que los alumnos aprendieron al estudiar Isaías 24–47 (unidad 25) no se ha creado con la intención de que se enseñe como parte de la lección. La lección que enseñe se centra en sólo unas pocas de esas doctrinas y principios. Siga las impresiones del Espíritu Santo conforme considera las necesidades de sus alumnos.

Día 1 (Isaías 24–29)

En Isaías 24–28 los alumnos aprendieron que si confiamos en el Señor y tenemos esperanza en Sus promesas, entonces podemos recibir Su salvación y regocijarnos. A medida que estudiaron Isaías 29, los alumnos aprendieron las verdades siguientes: Durante un período de gran apostasía, las personas estuvieron sin la dirección divina de profetas y apóstoles vivientes. La restauración del Evangelio, incluyendo la salida a la luz del Libro de Mormón, es una obra maravillosa que corrige las falsas doctrinas y se opone a la sabiduría del mundo.

Día 2 (Isaías 30–35)

Cuando estudiaron Isaías 30, los alumnos aprendieron que si nos rebelamos contra Dios al rechazar las palabras de Sus profetas, entonces seremos debilitados, y si continuamos rechazando las palabras de los profetas, seremos destruidos. En Isaías 33 aprendieron que si caminamos rectamente, hablamos con rectitud y no participamos en cosas malas, seremos dignos de morar en la presencia de Dios. En su estudio de Isaías 35, los alumnos vieron que cuando testificamos que el Señor vendrá a salvarnos y sanarnos, podemos edificar la fe de los demás.

Día 3 (Isaías 36–41)

Después de leer de cómo Jehová liberó a Judá del ejército asirio en los días del rey Ezequías, los alumnos aprendieron que Dios es mucho más grande que el hombre y que Él puede fortalecer a quienes confían en Él. También aprendieron que si colocamos nuestra confianza en el Señor, entonces Él nos sostendrá y nos ayudará.

Día 4 (Isaías 42–47)

En Isaías 42, los alumnos aprendieron que la expiación de Jesucristo hace posible que todos, incluso quienes ya fallecieron, acepten el Evangelio y lleguen a ser libres de la cautividad del pecado. También aprendieron en Isaías 44–46 que Jesucristo, como nuestro Redentor, es el único que puede salvarnos y que si confiamos en el Salvador, Él nos soportará, nos liberará y nos redimirá.

Introducción

Isaías profetizó un periodo de gran apostasía y la Restauración del Evangelio, incluyendo la salida a la luz del Libro de Mormón. Profetizó que el Libro de Mormón corregiría las doctrinas falsas y bendeciría a quienes lo leyeran y vivieran de acuerdo con sus enseñanzas.

Sugerencias para la enseñanza

Isaías 29:1–24

Isaías profetiza la salida a la luz del Libro de Mormón y la Restauración.

Muestre a los alumnos dos tablas de madera del mismo largo. Coloque una de las tablas encima de la otra, y clávelas juntas en un extremo para que las tablas puedan girar. (Si no tiene usted dos tablas y un clavo, podría hacer un agujero a través de dos piezas de cartón o papel y fijar un alambre o un sujetador de papel en el agujero para que las dos piezas de cartón puedan girar). Explique que el único clavo representa la Biblia, la tabla de abajo representa la doctrina de Cristo y la tabla de arriba representa cómo algunas personas interpretan la Biblia. Mueva la tabla superior a varias posiciones.

  • ¿Por qué existen tantas iglesias cristianas diferentes si todas ellas creen en la Biblia? (Las denominaciones cristianas interpretan la Biblia y la doctrina de Cristo en forma diferente).

  • ¿Cómo pueden saber la verdadera doctrina del Señor cuando existen tantas maneras de interpretar la Biblia?

Mientras estudian Isaías 29, invite a los alumnos a buscar verdades que puedan ayudarlos a conocer la verdadera doctrina de Cristo.

Para resumir Isaías 29:1–12, explique que Isaías profetizó la destrucción de Jerusalén, la cual ocurrió por causa de la iniquidad del pueblo que vivía ahí. Isaías también profetizó la Gran Apostasía, la que ocurriría después de la muerte del Salvador y la de Sus Apóstoles.

Explique que con el tiempo, la gente cambió muchos principios y ordenanzas y alteró la organización de la Iglesia del Salvador. Por consiguiente, el Señor quitó la autoridad y las llaves de Su sacerdocio de la tierra. Muchas de las partes “claras y preciosas” de la Biblia también se corrompieron o se perdieron, y la gente ya no tenía una comprensión precisa de Dios (véase 1 Nefi 13:26–29). Con el tiempo, se establecieron muchas iglesias, pero no tenían la autoridad de realizar las ordenanzas del sacerdocio ni de interpretar propiamente la Biblia. Isaías también predijo la experiencia que Martin Harris tendría con el educado profesor Charles Anthon en Nueva York.

Pida a un alumno que lea Isaías 29:13 en voz alta. y pida a la clase que siga la lectura en silencio para ver lo que el Señor dijo que la gente haría durante la Gran Apostasía.

  • ¿Qué piensan que significa que la gente se “acerca [al Señor] con su boca” pero “ha alejado su corazón de [Él]”?

Explique que la frase “su temor de mí ha sido enseñado por mandamiento de hombres” significa que la adoración de Dios por parte de la gente la corromperían las enseñanzas falsas.

Pida a un alumno que lea Isaías 29:14 en voz alta. y pida a la clase que siga la lectura en silencio y que determine lo que el Señor dijo que haría para superar los efectos de la apostasía.

  • ¿Qué dijo el Señor que Él haría para superar los efectos de la Apostasía?

  • De su guía de estudio para la lección del día 1, ¿qué dijo el élder Russell M. Nelson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, que es la obra maravillosa y el prodigio que profetizó Isaías?

Si los alumnos no recuerdan lo que enseñó el élder Nelson, invite a un alumno a leer su declaración:

“Isaías vio que en los últimos días, Dios llevaría a cabo ‘un prodigio grande y espantoso’ (Isaías 29:14)… Esa obra maravillosa incluiría la salida a la luz del Libro de Mormón y la restauración del Evangelio” (“Testigos de las Escrituras”, Liahona, noviembre de 2007, pág. 45, nota al final 26).

  • Según el versículo 14, ¿qué efecto tendrán la restauración y el Libro de Mormón en la sabiduría del mundo?

Escriba la siguiente declaración incompleta en la pizarra: La restauración del Evangelio, incluyendo la salida a la luz del Libro de Mormón, es una obra maravillosa que …

  • Según Isaías 29:13–14, ¿cómo podríamos completar esa verdad? (Los alumnos pueden dar muchas respuestas correctas, pero asegúrese de que entiendan la siguiente verdad: La restauración del Evangelio, incluyendo la salida a la luz del Libro de Mormón, es una obra maravillosa que corrige enseñanzas falsas y va en contra de la sabiduría del mundo. Usando las palabras de los alumnos, complete la declaración en la pizarra).

Muestre a los alumnos un segundo clavo, y explique que representa el Libro de Mormón. Alinee las tablas y coloque el clavo en el extremo opuesto del primer clavo. Muestre a los alumnos que las tablas ya no giran.

Pida que un alumno lea 2 Nefi 3:12. y pida a la clase que siga la lectura en silencio y vean lo que la unión de la Biblia y el Libro de Mormón hará por nosotros.

  • ¿Cómo ayuda el Libro de Mormón a corregir doctrinas falsas y a ir en contra de la sabiduría del mundo? (Comparta ejemplos de cómo el Libro de Mormón corrige la doctrina falsa. Por ejemplo, Moroni 8 corrige los malos entendidos acerca del bautismo de los niños pequeños).

Invite a los alumnos a compartir con un compañero algunas de las bendiciones que han recibido por causa de la restauración del Evangelio y la salida a la luz del Libro de Mormón.

Para resumir Isaías 29:15–17, explique que Isaías profetizó que el Libro de Mormón saldría a la luz en un tiempo en que la gente procuraría esconder sus obras de Dios y no reconocería la mano de Dios en sus vidas.

Muestre a los alumnos una copia del Libro de Mormón.

  • ¿Qué le dirían a alguien para interesarlo, a él o a ella, en leer el Libro de Mormón.

Escriba la siguiente frase en la pizarra: Si estudiamos el Libro de Mormón, puede ayudarnos a …

Pida a un alumno que lea en voz alta Isaías 29:18–19. y pida a la clase que siga la lectura en silencio para averiguar lo que el Libro de Mormón puede hacer por aquellos que lo estudian con un deseo sincero de comprender sus enseñanzas. Si lo desea, sugiera que marquen lo que encuentren.

  • ¿Qué enseña el simbolismo de Isaías en esos versículos sobre cómo puede ayudarnos el Libro de Mormón? (Escriba las respuestas de los alumnos en la pizarra para completar el principio).

Pida a un alumno que lea en voz alta Isaías 29:22–24. y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir lo que Isaías profetizó que haría el Libro de Mormón por la posteridad de Jacob. Explique que la frase “casa de Jacob” en el versículo 22 se refiere al pueblo del convenio del Señor.

  • Según los versículos 23–24, ¿qué haría el Libro de Mormón por la posteridad de Jacob en los últimos días? (Escriba las respuestas de los alumnos en la pizarra).

Señale la frase “temerán al Dios de Israel” en el versículo 23, y explique que significa tener asombro y respeto reverentes por Dios y Sus convenios. Pida a los alumnos que mediten las respuestas que completan el principio sobre el Libro de Mormón en la pizarra.

  • ¿Cuál de esas promesas les inspiraría a leer el Libro de Mormón? ¿Por qué?

Si lo desea, escriba el siguiente principio en la pizarra: Si estudiamos el Libro de Mormón, puede ayudarnos a tener gozo, venerar a Dios y comprender la doctrina.

Invite a los alumnos a compartir con la clase cómo el Libro de Mormón ha bendecido su vida. Si lo desea, comparta una experiencia de su propia vida.

Aliente a los alumnos a comprometerse a leer el Libro de Mormón para que puedan recibir esas bendiciones en su vida. Podría desafiarlos a dar una copia del Libro de Mormón a un miembro de su familia o amigo y a explicar las bendiciones que Isaías prometió que se recibirían por estudiar ese libro.

Próxima unidad (Isaías 48–58)

Invite a los alumnos a pensar en una ocasión en la que se hayan sentido solos porque nadie comprendía sus luchas y sus desafíos. Explique que en la próxima unidad aprenderán acerca de la expiación del Salvador y cómo Él extiende ayuda y misericordia a Su pueblo cuando se sienten solos, enfrentan desafíos y se esfuerzan por superar la tentación y el pecado. En Isaías 53 se encuentran algunas de las palabras más tiernas de las Escrituras que describen la humillación y los sufrimientos de Jesucristo.