Seminario
Lección 22: Génesis 13–14
anterior siguiente

Lección 22

Génesis 13–14

Introducción

Abram y su sobrino Lot regresaron de Egipto a la tierra de Canaán con sus familias. Cuando comenzaron las contiendas entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot, Abram intervino como pacificador entre ambos. Abram y Lot se separaron y la familia de Lot fue capturada por un ejército invasor mientras vivía en Sodoma. Abram rescató a Lot y a su familia del cautiverio y al regresar a casa recibió una bendición del gran sumo sacerdote Melquisedec.

Nota: Antes de la clase, coloque en su ropa una pequeña hebra de hilo que pase inadvertida. Usted hará referencia a esa hebra de hilo más adelante en la lección.

Sugerencias para la enseñanza

Génesis 13:1–18

Abram proporciona una solución pacífica al conflicto entre los pastores de su ganado y los pastores del ganado de Lot.

Muestre una deliciosa golosina y pregunte quién la quiere. Pida a dos de los alumnos que muestren interés por la golosina que pasen al frente de la clase. Divida la golosina en dos porciones desiguales y permítales a ellos decidir quién se queda con cada porción.

  • ¿Cómo podría una situación como ésa ser causa de conflicto en una familia?

Explique que en la lección de hoy veremos cómo reaccionó Abram cuando el conflicto y el desacuerdo surgieron en su familia. Invite a los alumnos a buscar en el ejemplo de Abram principios que pueden ayudarlos a evitar o a resolver los conflictos en su relación con sus familiares y con otras personas. Si lo desea, recuerde a los alumnos que Abram es el profeta cuyo nombre se cambió más adelante por Abraham (véase Génesis 17:5, 15).

Como resumen de Génesis 13:1–4, explique que Abram y Lot salieron de Egipto con sus rebaños y posesiones y viajaron de regreso a la tierra de Canaán, en donde se establecieron juntos.

Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 13:5–7, y pida a la clase que busque el desacuerdo que surgió cuando Abram y Lot llegaron a Canaán.

  • ¿Cuál fue el desacuerdo? (Los sirvientes de Lot y los de Abram tuvieron una disputa a causa de la tierra y el agua de sus rebaños y sus ganados).

  • ¿Cuál creen que sería una buena solución a ese problema?

Invite a un alumno a leer Génesis 13:8–9 en voz alta y pida al resto de la clase que siga la lectura en silencio para ver lo que sugirió Abram que hicieran para resolver el problema.

  • ¿Qué sugirió Abram?

  • ¿Qué nos enseñan los hechos de Abram en cuanto a lo que significa ser un pacificador? (Los alumnos podrían destacar varias verdades; si lo desea, haga hincapié en lo siguiente: Ser un pacificador puede requerir que pongamos los intereses de otras personas por encima de los nuestros.

  • ¿Conocen ustedes a alguien que, como Abram, ponga los intereses de otras personas por encima de sus propios intereses?

Invite a un alumno a leer Génesis 13:10–11 en voz alta, y pida a los alumnos que averigüen dónde escogió morar Lot. Dígales que comenten lo que hayan encontrado.

Señale que Lot escogió habitar la tierra más fértil y mejor provista de agua, conocida como la llanura del Jordán,

y explique que cuando Lot escogió el lugar que habitaría, Abram y él tomaron a sus familias y se separaron. Pida a un alumno que lea Génesis 13:12–13, y pida a los alumnos que determinen lo que hizo Lot cuando llegó al lugar donde moraría.

  • ¿Qué hizo Lot cuando llegó al nuevo lugar donde moraría? (Él “fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma”. Si lo desea, explique que un significado de la palabra hasta es “alrededor de”, “cerca de”).

Escriba los nombres Sodoma y Gomorra en la pizarra, y pregunte a los alumnos qué saben acerca de esos lugares. Explique que esas dos ciudades se hallaban en la llanura del Jordán y habían llegado a ser sinónimo de maldad e inmoralidad por causa de la iniquidad de sus habitantes.

Como resumen de Génesis 13:14–17 explique que cuando Lot se marchó con su familia, el Señor prometió darle a Abram toda la tierra que alcanzara a ver como herencia para su posteridad. Entonces Abram viajó con su familia a la tierra de Canaán. Pida a los alumnos que lean Génesis 13:18 en silencio para averiguar lo que hizo Abram cuando llegó al nuevo lugar donde moraría.

  • ¿Qué hizo Abram cuando llegó a Hebrón (en la tierra de Canaán)? (Construyó un altar para adorar a Dios).

  • ¿Qué podemos aprender de la decisión de Abram de construir un altar cuando llegó a Hebrón?

Génesis 14:1–12

Lot es capturado mientras vive en Sodoma

Pida a los alumnos que piensen en todas las decisiones que hayan tenido que tomar en lo que va de semana, e invite a que varios mencionen algunas de esas decisiones. Escriba las respuestas en la pizarra.

  • ¿Cuáles de esas decisiones dirían que son importantes? ¿Cuáles describirían como menores o insignificantes?

Después que los alumnos respondan, recuérdeles la decisión que tomó Lot en Génesis 13:12. (Lot plantó sus tiendas en dirección a Sodoma).

  • ¿Cuáles creen que podrían haber sido algunas posibles consecuencias de la decisión de Lot de vivir cerca de Sodoma?

Como resumen de Génesis 14:1–10, explique que cuatro reyes de la región unieron sus fuerzas, atacaron varias ciudades (entre ellas Sodoma y Gomorra) y tomaron prisioneros a sus habitantes.

Pida a un alumno que lea Génesis 14:11–12 en voz alta, y pida a los alumnos que busquen quiénes fueron capturados cuando Sodoma fue atacada y conquistada.

  • Según Génesis 14:12, ¿dónde estaban viviendo Lot y su familia? Señale que Lot y su familia habían pasado de plantar solamente sus tiendas mirando hacia Sodoma, tal y como se registra en Génesis 13:12, a vivir exactamente en Sodoma.

  • ¿Qué nos enseña este relato acerca de algunas de las decisiones que tomamos? (Los alumnos deben expresar una verdad semejante a la siguiente: Las decisiones aparentemente pequeñas pueden traer consigo grandes consecuencias. En el caso de Lot, su decisión de plantar sus tiendas mirando hacia Sodoma tuvo graves consecuencias).

Pida a los alumnos que piensen en algunas decisiones aparentemente pequeñas que podrían presentárseles y traer consigo consecuencias graves.

Testifique que, al igual que la decisión de Lot en cuanto a dónde plantar sus tiendas, las decisiones que tomamos a diario pueden tener enormes consecuencias.

Génesis 14:13–24

Abram rescata a Lot y a su regreso conoce a Melquisedec y al rey de Sodoma

Como resumen de Génesis 14:13–16, explique que cuando Abram supo que Lot había sido capturado, reunió y armó a sus criados y persiguió a los ejércitos, los alcanzó y, durante la batalla subsiguiente, Abram y sus aliados liberaron a los prisioneros.

Invite a un alumno que lea Génesis 14:17–18 en voz alta, y pida a los alumnos que averigüen quién salió a recibir a Abram. Invítelos a compartir lo que hayan encontrado.

Invite a un alumno a leer Génesis 14:18–21 en voz alta, y pida a la clase que averigüe lo que cada uno de esos reyes le ofreció a Abram. (El versículo 17 de la Traducción de José Smith añade que Melquisedec “partió el pan y lo bendijo; y bendijo el vino, siendo [él] el sacerdote del Dios Altísimo” [en Génesis 14:18, nota d al pie de página]).

El élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los Doce Apóstoles, escribió que este hecho “bien podría haber… anticipado [el sacramento de la santa cena del Señor], unos dos mil años antes de su institución formal entre los hombres… cuando Jesús y sus testigos apostólicos celebraron la fiesta de la Pascua durante la semana [de la Expiación y la Crucifixión]” (The Promised Messiah: The First Coming of Christ 1978, pág. 384).

  • ¿Qué le ofreció Melquisedec a Abram? (Una bendición). ¿La aceptó? ¿Qué le dio Abram a Melquisedec? (Los diezmos).

  • ¿Qué le ofreció el rey de Sodoma a Abram? (Todos los bienes o el botín de guerra de los habitantes de Sodoma que habían tomado sus enemigos).

Invite a un alumno a leer Génesis 14:22–23 en voz alta, y pida a la clase que busque la respuesta de Abram al rey de Sodoma.

  • ¿Cómo resumirían la respuesta de Abram al rey de Sodoma?

Pregunte a los alumnos si alguno se ha percatado de algo en la ropa que usted lleva puesta. Tome la hebra de hilo que se puso en la ropa antes de comenzar la lección, y pregunte a los alumnos si un pequeño hilo tiene realmente mucha importancia.

  • ¿Por qué creen que Abram no aceptaría “ni un hilo” (o una pequeña recompensa) del rey de Sodoma?

  • El hecho de aceptar un hilo de un rey inicuo, ¿cómo podría asemejarse a ceder ante pequeñas tentaciones?

Pregunte a los alumnos qué lección aprendieron de esa interacción entre Abram y el rey de Sodoma. (Puede que los alumnos utilicen otras palabras, pero el principio que deben expresar es el siguiente: El resistir las malas influencias, no importa cuán pequeñas sean, nos ayuda a permanecer fieles a Dios y libres de pecado).

A fin de ayudar a los alumnos a entender mejor ese principio, pídales que completen las siguientes frases:

  • Un amigo te dice que va a copiar los deberes de matemáticas de un compañero sólo por esta vez. Para resistir las malas influencias ustedes tendrían que…

  • Un familiar decide ver un programa de televisión o una película inapropiada. Para resistir las malas influencias ustedes tendrían que…

Pida a los alumnos que piensen en qué pecados o tentaciones está tratando el adversario de convencerlos de que no son muy graves. Invítelos a ponerse una meta de cómo resistirán y se apartarán de esos pecados o tentaciones.

Génesis 14:25–40 (Traducción de José Smith)

Melquisedec bendice a Abram

Pregunte a los alumnos si saben por qué el Sacerdocio de Melquisedec tiene ese nombre. Invite a un alumno a leer Doctrina y Convenios 107:2–3 en voz alta, y pida a los alumnos que averigüen por qué el Sacerdocio de Melquisedec lleva el nombre de Melquisedec y cómo se llamaba ese sacerdocio antes de los días de Melquisedec.

Invite a los alumnos a leer de nuevo Génesis 14:18–20 y a hacer una lista de todo lo que aprendemos sobre Melquisedec en esos versículos. Escriba esa información en la pizarra. Señale que el relato bíblico no nos da mucha información acerca de ese “gran sumo sacerdote” (D. y C. 107:2).

Explique que la Traducción de José Smith nos proporciona mucha más información sobre quién fue Melquisedec y lo que hizo. Ayude a los alumnos a encontrar Génesis 14:25–40 en la Traducción de José Smith (en la Guía para el Estudio de las Escrituras) o prepare copias de ese pasaje para cada alumno.

Divida la clase en dos grupos. Pida a un grupo que lea Génesis 14:25–31 en la Traducción de José Smith y al otro grupo que lea Génesis 14:32–40 en la Traducción de José Smith. Si lo desea, sugiérales que marquen lo que los versículos que se les hayan asignado enseñan sobre Melquisedec.

  • Según lo que hayan aprendido sobre Melquisedec, ¿por qué creen que es apropiado que el sacerdocio lleve su nombre?

Explique que, además de enseñar más acerca del gran sacerdote Melquisedec, esos versículos también enseñan acerca del sacerdocio que lleva su nombre. Invite a un alumno a leer en voz alta Génesis 14:30–31 en la Traducción de José Smith, y pida a los alumnos que presten atención a lo que puede hacer el poder del sacerdocio. (Tal vez deba explicar que la expresión “ordenado según este orden” se refiere a aquellos que han sido ordenados al Sacerdocio de Melquisedec).

  • ¿Qué poder otorga el Sacerdocio de Melquisedec a los hombres dignos? (Ayude a los alumnos a comprender la siguiente verdad: El Sacerdocio de Melquisedec da a los hombres la autoridad de actuar en el nombre de Dios).

Si el tiempo lo permite, invite a los alumnos a hablar sobre cómo los ha bendecido un digno poseedor del Sacerdocio de Melquisedec.

Comentarios e información de contexto

Génesis 13:12. Lot “fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma”

El élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo acerca de la decisión que tomó Lot de plantar sus tiendas en dirección a Sodoma:

“El apartar el mal de nuestra vida se ha convertido en algo aún más esencial ya que nuestros hogares están equipados para traer a nuestra propia sala buena parte de lo que el Señor ha condenado, por lo cual debemos estar alerta. Uno de los desafíos más difíciles de nuestra vida es el de estar en el mundo sin ser del mundo (véase Juan 15:19) [véase de L. Tom Perry, ‘En el mundo’, Liahona, julio de 1988, págs. 13–15]. La doctrina del Evangelio deja claro que debemos vivir en este mundo para alcanzar nuestro destino eterno. Se nos ha de poner a prueba y debemos demostrar que somos dignos de un reino más elevado (véase 2 Nefi 2:11; D. y C. 101:78). Debemos ser como Abraham, que plantó su tienda y edificó ‘altar a Jehová’ (Génesis 13:18), y no como Lot, que ‘fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma’ (Génesis 13:12)” (“Estar en el mundo sin ser del mundo”, Liahona, febrero de 2006, pág. 39).

Génesis 14:1–12. Las pequeñas decisiones pueden tener grandes consecuencias

El presidente Gordon B. Hinckley explicó que las pequeñas decisiones pueden tener grandes consecuencias:

“Oí a una de las Autoridades Generales relatar una visita reciente que realizó a una prisión, donde se percató de un joven de apariencia elegante y de gestos inteligentes.

“Esa Autoridad General le dijo al oficial de la prisión: ‘¿Qué está haciendo aquí ese joven?’

“La respuesta fue que un día el joven había tomado el coche de su madre, había conseguido y bebido cerveza, y luego, fuera de control, había manejado el coche por la acera, matando a dos niñas.

“No sé por cuánto tiempo estará en la prisión, pero sí sé que nunca podrá sobreponerse del todo a los sentimientos relacionados con el hecho que le llevó a esa situación. En qué bisagras tan pequeñas se apoya la puerta de nuestra vida. Los pequeños errores, que nos parecen carecer de importancia al principio, determinan el rumbo eterno que seguimos” (“En pos de la excelencia”, Liahona, septiembre de 1999, pág. 3).

El presidente Thomas S. Monson enseñó:

“Se ha dicho que la puerta de la historia gira sobre bisagras pequeñas, y lo mismo sucede con la vida de las personas. Nuestra vida dependerá de las decisiones que tomemos, porque las decisiones determinan nuestro destino” (“Escogeos hoy”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 67).

Génesis 14:13–24. Abram no tendría nada en común con Sodoma

“De las posesiones que pertenecían al rey de Sodoma, las cuales había tomado del enemigo, Abram no se quedaría ni con una mínima parte, porque no quería tener nada en común con Sodoma. Por otra parte, del sacerdote y rey de Salem, Melquisedec, él aceptó no sólo pan y vino para vigorizar a los exhaustos guerreros, sino también una bendición del sacerdocio, y a cambio le dio una décima parte de sus bienes [posesiones], como señal de reconocimiento al rey como sacerdote del Dios viviente, y se sometió a su real sacerdocio. Esta subordinación voluntaria de Abram a Melquisedec entrañaba en la práctica el presagio de un real sacerdocio, mayor que el que se confiaría a los descendientes de Abram, los hijos de Leví, y que se ejemplificó en la noble figura de Melquisedec, quien fue bendecido como rey y sacerdote del patriarca a quien Dios había llamado para bendecir a todas las familias de la Tierra” (C. F. Keil y F. Delitzsch, Biblical Commentary on the Old Testament, 10 tomos [s.f.; reimpreso en 1975], tomo I, pág. 208).

Génesis 14:18. ¿Qué era el pan y el vino que bendijo Melquisedec?

El élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó qué fue lo que probablemente sucedió en aquella ocasión:

“El sacramento de la santa cena del Señor es una ordenanza de salvación de la que todos los fieles deben participar si han de vivir y reinar con Él. Este hecho bien podría haberse anticipado unos dos mil años antes de su institución formal entre los hombres, cuando ‘Melquisedec, rey de Salem, sacó pan y vino; y partió el pan y lo bendijo, y bendijo el vino, siendo él el sacerdote del más alto Dios. y se lo dio a Abram’. (TJS, Gén. 14:17–18). … [La Santa Cena] se inició como una ordenanza autorizada y un rito necesario cuando Jesús y sus testigos apostólicos celebraron la fiesta de la Pascua durante la semana de la pasión de nuestro Señor” (The Promised Messiah: The First Coming of Christ 1978, pág. 384).

Génesis 14:18–19 (Traducción de José Smith, Génesis 14:30–31 [en la Guía para el Estudio de las Escrituras]). Las bendiciones y la autoridad del Sacerdocio de Melquisedec pertenecen tanto a los hombres como a las mujeres

El élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó que tanto los hombres como las mujeres ejercen la autoridad del sacerdocio cuando llevan a cabo los deberes que se les han asignado:

“Las llaves del sacerdocio gobiernan a las mujeres así como a los hombres, y las ordenanzas y la autoridad del sacerdocio atañen tanto a las mujeres como a los hombres …

“No estamos acostumbrados a hablar de que las mujeres tengan la autoridad del sacerdocio en sus llamamientos de la Iglesia, pero, ¿qué otra autoridad puede ser? Cuando a una mujer, joven o mayor, se la aparta para predicar el Evangelio como misionera de tiempo completo, se le da la autoridad del sacerdocio para efectuar una función del sacerdocio. Ocurre lo mismo cuando a una mujer se la aparta para actuar como oficial o maestra en una organización de la Iglesia bajo la dirección de alguien que posee las llaves del sacerdocio. Quienquiera que sirva en un oficio o llamamiento recibido de alguien que posee llaves del sacerdocio, ejerce la autoridad del sacerdocio al desempeñar los deberes que se le han asignado.

“Quienquiera que ejerza la autoridad del sacerdocio se debe olvidar de sus derechos y concentrarse en sus responsabilidades” (“Las llaves y la autoridad del sacerdocio”, Liahona, mayo de 2014, págs. 49, 51).