Seminario
Lección 51: Éxodo 21–24
anterior siguiente

Lección 51

Éxodo 21–24

Introducción

El Señor reveló leyes adicionales a Moisés. Israel aceptó obedecer las leyes de Dios y concertó formalmente un convenio con Él.

Sugerencias para la enseñanza

Éxodo 21–23

El Señor revela leyes adicionales a Moisés

Invite a tres alumnos a ir al frente de la clase para representar el papel de jueces. Invite a otros alumnos a leer una por una las situaciones que se describen más adelante. Pida a los jueces que respondan a las preguntas que figuran a continuación de cada situación.

  • Dos hombres se enfadaron entre ellos y comenzaron a pelearse. Uno de ellos se lastimó gravemente en la pelea y tendrá que guardar cama varias semanas. ¿Qué responsabilidad tiene el otro hombre hacia el herido?

  • Un niño pidió prestado un asno y poco después, alguien le robó el asno. ¿Es el niño responsable económicamente del asno? ¿Tiene que compensar al dueño del asno por la pérdida?

  • Durante varios años, los vecinos de una mujer la han tratado muy injustamente. A menudo la ridiculizan, a ella y a su familia. Un día descubre la vaca de uno de los vecinos que deambula por la carretera. ¿Qué debería hacer la mujer?

Pida a los jueces que vuelvan a su sitio. Explique que Éxodo 21–23 contiene las leyes del Señor para los hijos de Israel a medida que se enfrentaban a situaciones como las que se han analizado anteriormente. Con el fin de proporcionar un breve resumen de esas leyes, si lo desea, pida a tres alumnos que lean en voz alta los encabezamientos de los capítulos de Éxodo 21, 22 y 23, en la versión Reina Valera 2009 de la Biblia, edición Santo de los Últimos Días. Señale que las leyes que se encuentran en esos capítulos ayudarían a la gente a guardar los Diez Mandamientos y a vivir en paz unos con otros.

A fin de ayudar a los alumnos a entender el contexto en el que se dieron esas leyes, pídales que consulten el volante “Las experiencias de Moisés e Israel con Jehová en el monte Sinaí” (véase lección 48). (Se encuentra una versión completa del volante en el apéndice de este manual.) Explíqueles que el Señor le reveló a Moisés esas leyes después de que Moisés ascendiera de nuevo al monte Sinaí (véase Éxodo 20:21). Invite a los alumnos a anotar Dios da leyes adicionales a Israel en la línea 6 del volante. 

Escriba en la pizarra las siguientes referencias de las Escrituras: (1) Éxodo 21:18–19; (2) Éxodo 22:7–12; (3) Éxodo 23:4–5. Invite a algunos alumnos a que se turnen para leer en voz alta esos pasajes, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para descubrir cómo las instrucciones del Señor abordan las situaciones y las preguntas que se han analizado anteriormente . (Podría ser útil pedir a los alumnos que vuelvan a leer las situaciones en voz alta.) Invite a los alumnos a dar un informe de lo que encuentren.

Pida a un alumno que lea en voz alta Efesios 21:23–25, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber los castigos que el Señor estableció para los israelitas que se hicieran daño unos a otros. Invite a los alumnos a dar un informe de lo que encuentren.

  • ¿En qué forma pudo haber resultado útil a los hijos de Israel conocer esos castigos?

Invite a algunos alumnos a que se turnen para leer en voz alta Éxodo 22:1-6, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber lo que el Señor requirió de los hijos de Israel después de que cometieran uno de los pecados que se enumeran en esos versículos.

  • Según esos versículos, ¿qué les requirió el Señor a los hijos de Israel tras haber cometido uno de esos pecados? (Hacer restitución.)

  • ¿Qué significa “hará… restitución” (versículo 3)? (Reparar los problemas causados por sus actos.)

  • ¿Qué principio podemos aprender de esos versículos acerca de lo que tenemos que hacer cuando quebrantamos las leyes de Dios? (Los alumnos pueden distinguir diversos principios, pero asegúrese de hacer hincapié en que si quebrantamos las leyes de Dios, entonces Él requiere que hagamos restitución.)

  • ¿Cuáles son algunos ejemplos de situaciones en las que podría ser difícil hacer restitución? ¿Qué debería hacer una persona en ese tipo de situaciones?

Pida a un alumno que lea en voz alta la siguiente declaración del presidente Boyd K. Packer, del Quórum de los Doce Apóstoles: 

“A veces es imposible devolver lo que se ha tomado ya que no se tiene para restituir. Si han causado a otra persona un sufrimiento insoportable —por haberle mancillado la virtud, por ejemplo— no tienen el poder de restituirla… Puede ser también que el daño haya sido tan grave que les sea imposible hacer nada para repararlo, por más que deseen con desesperación hacerlo… Reparar lo que se ha quebrado y no tiene arreglo, es el propósito principal de la expiación de Cristo.……

“Cuando el deseo que nos guía es firme y estamos dispuestos a pagar hasta ‘el último cuadrante’ [véase Mateo 5:25–26], la ley de restitución queda sin efecto; nuestra deuda se transfiere al Señor. Él se hará cargo de nuestras deudas” (“La brillante mañana del perdón”, Liahona, enero de 1996, pág. 21).

Pida a los alumnos que piensen si hay alguna situación en sus vidas en la que consideren que tienen que hacer restitución. Ínstelos a buscar la ayuda del Señor cuando tengan que hacerlo.

Éxodo 24

Moisés ayuda a su pueblo a concertar un convenio con Dios

Divida los alumnos en grupos pequeños. Pídales que imaginen que tienen un amigo que ha expresado el deseo de ser bautizado como miembro de la Iglesia. Pida a los alumnos que trabajen con sus grupos y enumeren en hojas de papel lo que creen que su amigo podría necesitar para prepararse a entrar en el convenio del bautismo.

Después de un tiempo suficiente, pida a los alumnos que informen a la clase lo que escribieron. (Las respuestas de los alumnos pueden incluir aprender en cuanto a Jesucristo y a cultivar la fe en Él y en Sus enseñanzas, arrepentirse de sus pecados y comprometerse a obedecer los mandamientos de Dios.) Invite a los alumnos a explicar por qué piensan que es importante hacer esas cosas antes de entrar en el convenio del bautismo.

Pida a los alumnos que consulten el volante “Las experiencias de Moisés e Israel con Jehová en el monte Sinaí”. Explíqueles que en el monte Sinaí el Señor dio a los israelitas la oportunidad de concertar un convenio con Él que los prepararía para regresar a Su presencia y recibir la vida eterna.

Pida a los alumnos que repasen el volante y piensen sobre lo que han aprendido acerca de las experiencias de Israel en el monte Sinaí.

  • ¿Qué hizo el Señor para preparar a Israel para concertar un convenio con Él? (Él les enseñó acerca del convenio, los instruyó para que se santificaran a sí mismos y les proporcionó leyes y mandamientos.)

  • ¿En qué se asemeja la preparación de los israelitas con la manera en la que una persona podría prepararse hoy en día para entrar en el convenio del bautismo?

Para resumir Éxodo 24:1–5, explique que Moisés descendió del monte Sinaí y enseñó la ley de Dios al pueblo, y se comprometieron a obedecerla. Después, Moisés registró “todas las palabras de Jehová” (Éxodo 24:4). Antes de que el pueblo concertara formalmente el convenio con Dios, Moisés construyó un altar e instruyó a algunos hombres jóvenes para hacer ofrendas de holocaustos y sacrificar becerros.

Invite a un alumno a leer en voz alta Éxodo 24:6–8, y pida a la clase que siga la lectura en silencio y averigüe lo que hizo Moisés para ayudar a los hijos de Israel a concertar formalmente un convenio con Dios.

  • ¿Qué hizo Moisés para ayudar a los hijos de Israel a concertar formalmente un convenio con Dios?

Recuerde a los alumnos que Dios mandó a Sus hijos que participaran en la ordenanza del sacrificio animal, la cual les había enseñado acerca de la expiación de Jesucristo.

  • ¿Qué puede representar la sangre esparcida sobre el altar? (La sangre de Jesucristo, que Él derramó por nosotros.)

  • ¿Qué creen que simbolizaba la sangre rociada sobre el pueblo? (Ese acto simbolizaba que la gente podía recibir las bendiciones de la expiación de Jesucristo mediante el convenio que habían hecho.)

  • ¿Qué podemos aprender de ese acontecimiento acerca de las bendiciones que recibimos cuando hacemos y guardamos los convenios con el Señor? (Los alumnos deben reconocer diversos principios, pero asegúrese de hacer hincapié en la siguiente verdad: Hacer y guardar convenios con el Señor nos ayuda a hacernos merecedores de recibir las bendiciones de la expiación de Jesucristo. Escriba ese principio en la pizarra con las palabras de los alumnos.)

  • ¿Cuáles son las bendiciones de la expiación de Jesucristo?

Pida a un alumno que lea las siguientes palabras del élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles. Invite a los alumnos a escuchar atentamente cómo la Expiación puede bendecirnos:

“La mayoría de nosotros entiende claramente que la Expiación es para los pecadores; sin embargo, no estoy seguro de que sepamos y comprendamos que la Expiación también es para los santos, para los buenos hombres y mujeres que son obedientes, dignos y dedicados, y que están esforzándose por llegar a ser mejores y servir más fielmente. Tal vez creamos, por error, que el trayecto para pasar de buenos a mejores y llegar a ser santos lo tenemos que realizar solos……

“El evangelio del Salvador no se refiere simplemente a que evitemos lo malo en la vida; es también esencialmente hacer el bien y llegar a ser buenos. La Expiación nos proporciona ayuda para superar y evitar lo malo, para hacer el bien y llegar a ser buenos……

“El poder habilitador de la expiación de Cristo nos fortalece para hacer aquello que nunca podríamos hacer por nosotros mismos” (“La Expiación y el trayecto de la vida terrenal”, Liahona, abril de 2012, págs. 14 y 18).

  • Además de purificarnos del pecado, ¿cómo puede la Expiación bendecir nuestra vida?

  • ¿Cómo el hacer y guardar convenios con el Señor puede ayudarnos a ser merecedores de recibir todas las bendiciones de la Expiación?

Invite a los alumnos a trabajar otra vez con sus grupos. Pídales que enumeren en su hoja dos o tres bendiciones de la expiación de Jesucristo que su amigo podría recibir al hacer y guardar convenios. (Su lista podría incluir maneras específicas en las que la Expiación pueda fortalecernos para servir a los demás y llegar a ser mejores de lo que somos actualmente.)

Después de que hayan hecho sus listas, invítelos a compartir con la clase lo que escribieron. Podría también invitar a los alumnos a compartir cómo el hacer y guardar sus convenios les ha dado fortaleza para servir a los demás y para convertirse en mejores personas. Pida a los alumnos que anoten Israel entra en el convenio en la línea 7 del volante. 

Invite a un alumno a leer en voz alta Éxodo 24:9–11, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para saber qué ocurrió después de que los hijos de Israel hicieron un convenio formal con Dios. Invite a los alumnos que den un informe de lo que encuentren.

Para resumir Éxodo 24:12–18, explique que Moisés ascendió más la montaña para recibir la ley del convenio que Dios escribió sobre tablas de piedra. Moisés pasó 40 días en el monte Sinaí recibiendo instrucción adicional del Señor. Los alumnos aprenderán más acerca de esa instrucción a medida que estudien Éxodo 25–31 en las lecciones siguientes.

Podría invitar a unos cuantos alumnos a compartir sus testimonios acerca de los principios que han tratado hoy. Si lo desea, también usted podría compartir su testimonio de esos principios.