Unidad 31: Día 1, Abdías
    Notas al pie de página

    Unidad 31: Día 1

    Abdías

    Introducción

    Abdías profetizó en cuanto a la destrucción de los edomitas, una consecuencia de su orgullo y el maltrato a los israelitas. También profetizó en cuanto a la restauración de Israel y las personas que serían salvadores en el monte de Sión.

    Abdías 1:1–16

    Abdías profetiza la destrucción de Edom

    Lee las siguientes situaciones hipotéticas y medita al respecto; entonces escribe cómo la actitud y las acciones de la persona podrían hacer que se sintiera infeliz:

    • Un joven es muy inteligente y talentoso, y considera que puede tener éxito en la vida sin la ayuda del Señor.

    • Una joven continúa relacionándose con un grupo de amistades a pesar de la preocupación de sus padres de que esos amigos en realidad no se preocupan por ella ni quieren lo que es mejor para ella.

    • Una joven se resiente cuando un compañero de clase recibe un premio y una recompensa que ella esperaba recibir. En lugar de pensar en los atributos positivos de su compañero, la jovencita se centra solamente en las faltas aparentes del compañero.

    Al estudiar Abdías 1:1–16, busca un principio que te puede ayudar a saber cómo evitar las actitudes y acciones negativas que se describen en esas situaciones hipotéticas.

    No sabemos mucho acerca del profeta Abdías, excepto que quizás haya profetizado después de la captura de Jerusalén por los babilonios en el 586 a. de J.C. (Véase Guía para el Estudio de las Escrituras, “Abdías”). Lee Abdías 1:1, y averigua a qué nación se dirigió el Señor por medio del profeta Abdías.

    La tierra de Edom estaba al sureste del reino de Judá, y estaba habitada por los descendientes de Esaú, el hijo de Isaac y el hermano gemelo de Jacob (o Israel). De modo que los edomitas eran parientes de los israelitas. A pesar de su cercanía familiar, existía odio mutuo entre los edomitas y los israelitas.

    map, Jerusalem and Edom

    Lee Abdías 1:3–4 para ver lo que había engañado a los edomitas.

    ¿Qué es lo que su orgullo les había llevado a creer?

    La referencia a morar “en las hendiduras de las peñas” en el versículo 3 se refiere a las ciudades y moradas edomitas que estaban edificadas en tierra montañosa, en las crestas e incluso talladas en los peñascos. Ubicados en zona elevada, los edomitas se sentían seguros y a salvo de los ataques enemigos.

    De acuerdo con el versículo 4, ¿qué dijo el Señor que haría a los edomitas?

    Basándote en lo que has aprendido sobre los edomitas, completa el siguiente principio: Rendirse al puede ser la causa de que seamos engañados. Podrías escribir esa verdad al margen de tus Escrituras cerca de Abdías 1:3–4.

    1. journal icon
      Vuelve a leer las dos situaciones hipotéticas al comienzo de la lección. Después contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cómo es cada situación un ejemplo de cómo el orgullo puede causar que seamos engañados?

      2. ¿Cuáles son otros ejemplos de cómo rendirse al orgullo puede causar que seamos engañados y desorientados?

    Lee la siguiente declaración del presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia, y busca otros ejemplos de cómo el orgullo puede ser la causa de que seamos engañados:

    President Dieter F. Uchtdorf

    “El orgullo es el pecado de elevarse a uno mismo…

    “Ese [pecado] tiene muchas facetas. A algunas personas las conduce a deleitarse en lo que consideran su propia valía, en sus logros, talentos, riqueza o posición. Consideran tales bendiciones como evidencia de que son ‘escogidos’, ‘superiores’ o ‘más justos’ que los demás…

    “Para otras personas, el orgullo se torna en envidia: miran con resentimiento a quienes tienen una mejor posición, más talentos o mayores posesiones que ellos. Procuran herir, menoscabar y destruir a otras personas en un desacertado e indigno intento de elevarse a sí mismos. Cuando las personas a quienes envidian tropiezan o sufren, en el fondo, se alegran” (“El orgullo y el sacerdocio”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 56).

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿De qué manera somos engañados cuando pensamos que somos mejores que otras personas o intentamos encontrar faltas en los demás para parecer mejores que ellos?

      2. ¿Qué puedes hacer para evitar ponerte por encima de los demás o procurar echar a otros abajo?

    En Abdías 1:5–9, leemos que Abdías profetizó que la tierra de Edom sería saqueada y conquistada. También profetizó que las naciones con las que los edomitas se habían aliado los traicionarían y atacarían. Lee Abdías 1:10 para descubrir por qué el Señor dijo que Edom sería “talada” o destruida. La frase “tu hermano Jacob” se refiere a Israel.

    ¿Cómo piensas que la frase “tu hermano Jacob” pudo haber ayudado a los edomitas a entender cómo debían tratar a los israelitas?

    Lee Abdías 1:11–14 para ver cómo los edomitas habían tratado a los judíos durante la destrucción de Jerusalén.

    Lee Abdías 1:15 para descubrir cómo juzgaría el Señor a los edomitas por sus actos crueles. La frase “cercano está el día de Jehová” se refiere a los juicios que el Señor mandaría a Edom, y la palabra naciones se refiere a aquellos que no eran israelitas.

    ¿Cómo explicarías el significado de la frase “como tú hiciste se hará contigo”?

    De Abdías 1:15 aprendemos que el Señor nos juzgará de acuerdo con la forma en que hayamos juzgado y tratado a los demás. Considera escribir esa verdad al margen de tus Escrituras junto a Abdías 1:15.

    1. journal icon
      Lee Mateo 7:1–2 en el Nuevo Testamento. Después lee Alma 41:14 en el Libro de Mormón. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe cómo se relacionan las enseñanzas de Cristo y de Alma con la verdad que se enseña en Abdías 1:15.

    Abdías 1:17–21

    Abdías profetizó en cuanto al regreso de los israelitas a sus tierras y de salvadores en el monte de Sión.

    life ring, fire extinguisher, first aid kit, rope

    Reflexiona en las siguientes preguntas:

    • ¿Has usado alguna vez un salvavidas, una cuerda, un estuche de primeros auxilios o un extintor de fuegos para salvar o rescatar a otra persona?

    • ¿Ha usado alguien alguna vez uno de esos artículos para salvarte o rescatarte?

    Al estudiar Abdías 1:17–21, busca una verdad que describa una manera en la que tú puedas ayudar a salvar a otras personas.

    Lee Abdías 1:17 para saber lo que Abdías profetizó que pasaría en el monte de Sión. En ese versículo, monte Sión se puede referir a la ciudad de Jerusalén y su templo.

    Esa profecía puede tener más de un cumplimiento. En la antigüedad, la profecía se cumplió cuando los judíos regresaron a sus tierras prometidas y reconstruyeron Jerusalén y el templo (véase Esdras 1–7). De acuerdo con los profetas modernos, esa profecía también señala al recogimiento de Israel, el establecimiento de Sión y la obra del templo en los últimos días.

    Tampico Mexico Temple

    Medita en cuanto a cómo el templo proporciona liberación para los hijos de Dios.

    Abdías 1:18–20 tiene diferentes significados. Abdías profetizó que Edom sería destruida y que los israelitas volverían a poseer la tierra que sus enemigos les habían quitado. Debido a la iniquidad del pueblo y el odio duradero hacia los israelitas, Edom, que también se conoce como Idumea, llegó a ser un símbolo del mundo inicuo (véase D. y C. 1:36). Además, puede que Abdías 1:18–20 se refiera a la restauración de Israel. “Monte Sión, símbolo de liberación y santidad (véase vers. 17), será la herencia de la ‘casa de Jacob’, mientras que la ‘casa de Esaú’ será estopa que sirve sólo para quemarse. ‘La casa de Jacob será fuego, y la casa de José será llama… y los quemarán [a Esaú] y los consumirán; ni un resto quedará de la casa de Esaú’ (vers. 18)” (El Antiguo Testamento, Manual para el alumno: 1 Reyes–Malaquías,, [Manual del Sistema Educativo de la Iglesia], pág. 259).

    Lee Abdías 1:21 para saber quién subiría al monte Sión.

    La palabra salvadores en ese versículo se puede referir a un resto de Israel que más tarde sería librado de la cautividad en Babilonia, regresaría a reconstruir Jerusalén y el templo, y con el tiempo llegaría a “juzgar al monte de Esaú” (Abdías 1:21) o a los edomitas. La palabra salvador también se puede referir a alguien que salva, rescata o libera. Jesucristo es el salvador, porque Él nos salvó y nos liberó del pecado y de la muerte, lo cual no podríamos hacer por nosotros mismos.

    Prophet Joseph Smith

    Lee la siguiente declaración del profeta José Smith para ver las formas en que los miembros de la Iglesia pueden actuar como salvadores en el monte Sión: “Pero ¿cómo van a llegar a ser salvadores en el monte de [Sión]? Edificando sus templos, construyendo sus pilas bautismales y yendo a recibir todas las ordenanzas, bautismos, confirmaciones, lavamientos, unciones, ordenaciones y poderes selladores sobre su cabeza en bien de todos sus antepasados que han muerto, y redimiéndolos para que puedan salir en la primera resurrección y ser exaltados con ellos a tronos de gloria” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 505).

    De las enseñanzas del profeta José Smith, podemos aprender el siguiente principio: Llegamos a ser salvadores en el monte Sión al completar la historia familiar y la obra del templo por nuestros familiares fallecidos.

    Medita sobre cómo estás ayudando a lograr la obra del Salvador cuando participas en la historia familiar y la obra del templo.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué pensamientos y sentimientos tienes en cuanto a ayudar a rescatar y salvar a miembros de tu familia que han fallecido sin las bendiciones y ordenanzas del Evangelio restaurado?

      2. ¿Han sido bendecidos tu familia y tú al actuar como salvadores a favor de tus antepasados al llevar a cabo la historia familiar y la obra del templo? Si es así, describe cómo han sido bendecidos. Si todavía no has participado en esa obra, describe algunas cosas que podrías hacer para comenzar a recibir las bendiciones de llevar a cabo la historia familiar y la obra del templo.

    2. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Abdías y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: