Unidad 6: Día 1, Génesis 19
    Notas al pie de página

    Unidad 6: Día 1

    Génesis 19

    Introducción

    Después de que tres mensajeros del Señor (santos varones; véase Traducción de José Smith [en inglés], Génesis 19:18 [en la nota al pie de página a de Génesis 19:12]) visitaron a Abraham, por mandato del Señor, viajaron a Sodoma e insistieron en que Lot y su familia salieran antes de que la ciudad fuera destruida. La esposa de Lot desobedeció el consejo de los siervos de Dios y pereció. Después de que los habitantes de Sodoma y Gomorra fueron destruidos, la hija mayor de Lot formuló un plan malvado para conservar posteridad de su padre.

    Génesis 19:1-29

    Mensajeros santos sacan a la familia de Lot de Sodoma antes de que Dios destruya Sodoma y Gomorra

    ¿Has oído alguna vez de alguien a quien le ocurrió algo malo por encontrarse en el lugar equivocado o por estar con personas que estaban tomando malas decisiones?

    Génesis 19 proporciona el relato de una familia que sufrió consecuencias negativas debido a que escogieron permanecer en un lugar de iniquidad.

    Como aprendiste en una lección anterior, tres mensajeros santos visitaron a Abraham y le dijeron que las ciudades de Sodoma y Gomorra y sus habitantes inicuos serían destruidos. Lee Génesis 19:1 para saber a quién encontraron los tres mensajeros cuando llegaron a Sodoma (De acuerdo con la Traducción de José Smith [en inglés], [véase la nota al pie de página a], había tres ángeles o mensajeros, no dos).

    Recuerda que Lot, el sobrino de Abraham, había decidido poner su tienda hacia Sodoma, y que con el tiempo, él y su familia se mudaron a la ciudad (véase Génesis 13:12; 14:12).

    Génesis 19:2–3 registra que Lot recibió a los tres mensajeros y los invitó a pasar la noche en su casa para que no tuvieran que permanecer en las calles de Sodoma.

    Lee Génesis 19:4–7 para averiguar lo que los hombres de Sodoma le pidieron a Lot.

    La frase “para que los conozcamos” significa que los hombres de Sodoma querían participar en actividades sexuales con los visitantes de Lot.

    La Traducción de José Smith, Génesis 19:9–15 (en el apéndice de la Biblia) aclara los acontecimientos registrados en Génesis 19:8–10

    Traducción de José Smith, Génesis 19:7–15 (compara con Génesis 19:5–10)

    7 y llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos.

    8 Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.

    9 Y le dijeron: ¡Quítate de ahí! Y se enojaron con él.

    10 Y dijeron entre sí: Este hombre vino aquí para habitar entre nosotros, y ahora quiere hacerse juez; le haremos más mal a él que a ellos.

    11 Por tanto, dijeron al hombre: Tomaremos a los varones, y también a tus hijas; y haremos con ellos como bien nos parezca.

    12 Y esto era conforme a la iniquidad de Sodoma.

    13 Y Lot dijo: He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; permitidme, os ruego, suplicar a mis hermanos que no os las saque yo afuera; y no haréis con ellas como bien os pareciere;

    14 pues Dios no justificará a su siervo en esto; por tanto, permitidme suplicar a mis hermanos, solamente esta vez, que a estos varones no hagáis nada, a fin de que tengan paz en mi casa, pues vinieron a la sombra de mi tejado.

    15 Y ellos se enojaron con Lot, y se acercaron para romper la puerta; entonces los ángeles de Dios, que eran varones santos, extendieron la mano y metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron la puerta.

    Los hombres de Sodoma se enojaron con Lot cuando éste se negó a sus malvadas intenciones con sus invitados. Entonces amenazaron llevarse a la fuerza no sólo a los visitantes de Lot (los varones santos), sino también a sus hijas para propósitos inmorales. La Traducción de José Smith muestra que Lot no ofreció a sus hijas a los hombres inicuos de la ciudad, tal como dice la versión de Reina Valera. De hecho, Lot intentó razonar con los hombres de Sodoma, pidiéndoles que no dañaran a sus hijas o a sus invitados. Fíjate en que el comportamiento hacia su familia y los mensajeros santos era justo y que Dios no habría justificado la iniquidad que se proponía. Lot sabía que Dios no toleraría el permitir que se abusara de sus hijas.

    Cuando Lot intentó razonar con los hombres de Sodoma, éstos intentaron entrar a la casa a la fuerza. Milagrosamente, los mensajeros celestiales protegieron a Lot y a su familia al herir a los hombres con ceguera. ¿Cómo demuestran las acciones de los hombres de Sodoma la iniquidad del pueblo de esa ciudad?

    Lee Génesis 19:12–13 para ver lo que los varones santos instruyeron a Lot que hiciera con su familia.

    Después, lee Génesis 19:14–16 para averiguar cómo reaccionaron Lot y su familia ante las instrucciones de los varones santos. Enumera por lo menos dos ejemplos que ilustren que Lot y su familia estaban reacios a salir de Sodoma:

    Al leer Génesis 19:17, busca instrucciones específicas que los mensajeros dieron a Lot, a su esposa y a sus hijas.

    Lot leaving Sodom

    La partida de Lot y de su familia de Sodoma

    Mira en Génesis 19:24–26 para averiguar lo que ocurrió mientras Lot salía de Sodoma con su esposa y sus hijas.

    A medida que leas la siguiente cita del élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, subraya las posibles razones, además de “[mirar] atrás”, por las que se convirtió a la esposa de Lot en una “estatua de sal” (Génesis 19:26):

    Elder Jeffrey R. Holland

    “Aparentemente, lo malo que hizo no fue sólo mirar atrás, sino que lo que su corazón deseaba era volverse atrás…

    “Es posible que la esposa de Lot haya mirado atrás con resentimiento hacia el Señor por lo que Él le mandaba dejar tras de sí” (“Lo mejor aún está por venir”, Liahona, enero de 2010, pág. 17; speeches.byu.edu).

    También es posible que la esposa de Lot no solamente hubiera mirado atrás, sino que quizás haya regresado a Sodoma (véase Lucas 17:28–32).

    Este relato en que Lot y su familia parten de Sodoma se puede comparar a nuestra propia experiencia de abandonar el pecado y las malas influencias.

    Basándote en lo que has aprendido del ejemplo de la esposa de Lot, completa el siguiente principio: Para abandonar el pecado y las malas influencias, debemos .

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuáles son algunas de las formas en las que una persona podría ser tentada a “mirar atrás” a los pecados o las malas influencias que una vez fueron parte de su vida? ¿Por qué es peligroso hacerlo?

      2. ¿Cuáles son algunas de las cosas que una persona podría hacer para dejar los pecados y las malas influencias completamente atrás?

    Génesis 19:30-38

    Las hijas de Lot formulan un plan inicuo para preservar la simiente de su padre

    Génesis 19:30–38 nos dice que después de que Sodoma, Gomorra y otras ciudades fueron destruidas, Lot y sus dos hijas fueron a una montaña cercana a vivir en una cueva. A fin de preservar la simiente, o descendencia, de su padre, la hija mayor propuso un plan malvado y falaz de embriagar a su padre y acostarse con él para que cada una pudiera quedar embarazada (véase la Traducción de José Smith [en inglés], Génesis 19:37 [en Génesis 19:31, nota al pie a]; véase también la Traducción de José Smith [en inglés], Génesis 19:39 [en Génesis 19:35, nota al pie a]). Como resultado de esa iniquidad, cada hija dio a luz a un hijo. Los descendientes de los hijos llegaron a ser las naciones de los moabitas y los amonitas. No hay justificación para la decisión de las hijas de Lot de quebrantar la ley de castidad.

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿En qué forma piensas que podía haber sido diferente la vida de Lot si hubiera escogido seguir el ejemplo de Abraham y hubiera permanecido lejos de Sodoma y de las otras ciudades inicuas del valle?

    De las decisiones de Lot de ponerse a sí mismo y a su familia cerca de malas influencias, podemos aprender principios importantes, como los siguientes: Si escogemos asociarnos con malas influencias, podríamos tener consecuencias que lamentaremos. Nuestras decisiones nos podrían afectar no solamente a nosotros, sino también a otras personas.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras enumera algunos ejemplos de influencias injustas con las que algunos jóvenes escogen asociarse en nuestros días. Después contesta las siguientes preguntas:

      1. ¿Cuáles son algunas consecuencias que podrías tener personalmente al asociarte con esas influencias injustas?

      2. ¿Cuáles son algunas consecuencias que tus malas decisiones podrían tener en tus amigos, familiares u otras personas?

    El siguiente relato lo dio el obispo Gary E. Stevenson, del Obispado Presidente. Cuenta de un amigo suyo llamado John que, junto con sus amigos, experimentaron consecuencias debido a las decisiones que tomaron en una fiesta a la que asistieron en Japón. A medida que leas, busca ejemplos de los principios que has estudiado hoy.

    Bishop Gary E. Stevenson

    “Hace algunos años, John fue aceptado en una prestigiosa universidad japonesa. Él formaba parte del programa de estudiantes internacionales junto a otros alumnos destacados provenientes de todo el mundo…

    “Poco después de la llegada de John, se corrió la voz entre los estudiantes extranjeros de una fiesta que se iba a realizar en la azotea de una residencia privada. Esa noche, John y dos amigos fueron a la dirección indicada.

    “Tras subir por ascensor al piso más alto del edificio, John y sus amigos treparon la angosta escalera que llevaba a la azotea y empezaron a relacionarse con los demás. Al avanzar la noche, el ambiente cambió. Aumentó el ruido, el volumen de la música y el consumo de alcohol, a la vez que aumentaba también la inquietud de John. De repente, alguien empezó a organizar a los estudiantes en un gran círculo con la idea de compartir cigarrillos de marihuana. John frunció el ceño e informó rápidamente a sus dos amigos que era hora de partir. Casi burlándose, uno de ellos dijo: ‘John, es fácil. Nos paramos en el círculo y cuando nos toque, sólo lo pasamos sin fumar. No tenemos que irnos y pasar vergüenza enfrente de todos’. A John eso le parecía fácil, pero no parecía correcto. Él sabía que tenía que expresar sus intenciones y actuar. En tan sólo un momento se armó de valor y les dijo que hicieran lo que quisieran, pero que él se marchaba. Un amigo decidió quedarse y se integró al círculo; el otro siguió renuentemente a John bajando por la escalera para subir al ascensor. Para sorpresa de ellos, al abrirse las puertas del ascensor, salieron oficiales de la policía japonesa, quienes treparon rápidamente la escalera hasta la azotea. John y su amigo subieron al ascensor y partieron.

    “Cuando los policías llegaron al final de la escalera, los estudiantes rápidamente tiraron las drogas ilegales a la calle para que no los pescaran. Pero los oficiales bloquearon la escalera, colocaron a todos en una hilera en la azotea y pidieron a cada estudiante que extendiera ambas manos. Entonces los oficiales caminaron por la fila oliendo detenidamente el dedo gordo y el dedo índice de cada estudiante. Consideraron culpables a todos los que hubieran tocado la marihuana, la hubieran fumado o no; y hubo consecuencias lamentables. Casi sin excepción, los estudiantes que habían permanecido en la azotea fueron expulsados de sus respectivas universidades…

    “…Las consecuencias en la vida de John han sido incalculables. El tiempo que pasó en Japón ese año lo llevó a un matrimonio feliz y después al nacimiento de dos hijos. Ha tenido gran éxito en los negocios y recientemente pasó a ser profesor en una universidad japonesa. Imagínense lo que habría sido de su vida si no hubiera tenido el valor de salir de esa fiesta esa noche en Japón…

    “…habrá momentos en que ustedes, al igual que John, tendrán que demostrar su recto valor a la vista de sus compañeros, lo cual podría resultar en desprecios y burlas …Tengan valor. ¡Sean fuertes!” (“Sean valientes en cuanto a intrepidez, vigor y actividad”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 51–52).

    ¿Has estado alguna vez en una situación como la de John? Piensa en las maneras que puedes evitar estar entre influencias injustas y lo que harás si te encuentras en una situación tentadora.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Génesis 19 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: