Unidad 28: Día 3, Lamentaciones
    Notas al pie de página

    Unidad 28: Día 3

    Lamentaciones

    Introducción

    Jeremías lamentó la destrucción de Jerusalén y la aflicción de su pueblo. Pero aun en su pesar, testificó de la compasión de Jehová. Jeremías comparó la vida de los del pueblo cuando eran rectos a su vida cuando eran inicuos. Le suplicó a Jehová que perdonara al pueblo de Judá y que lo volviera de nuevo a Él.

    Lamentaciones 1

    Jeremías habla del pesar y de la aflicción que son el resultado del pecado

    Imagínate que algunos de tus compañeros están tratando de convencerte de que quebrantes un mandamiento. ¿Qué te dirían para convencerte? ¿Qué les dirías para convencerlos de que no deben cometer pecado?

    Conforme estudies Lamentaciones 1, busca las verdades que te ayuden a entender las consecuencias de quebrantar los mandamientos de Dios. Recuerda en lecciones anteriores que por causa de que el pueblo de Judá eligió desobedecer las enseñanzas de Jeremías y de los otros profetas y decidió escoger la iniquidad, los babilonios destruyeron Jerusalén. En algún momento después de la destrucción de Jerusalén, Jeremías escribió el libro de Lamentaciones. El término lamentación se refiere a palabras que expresan un profundo dolor o pesar.

    Lee Lamentaciones 1:1–5 y averigua por qué se lamentó Jeremías. En esos versículos, la palabra ella se refiere a Jerusalén. Las frases “se ha vuelto como viuda”, en el versículo 1, y “no tiene quién la consuele… todos sus amigos la han traicionado”, en el versículo 2, implican que Jerusalén estaba abandonada y sola.

    Repasa Lamentaciones 1:1–5, y busca palabras o frases que ayuden a reconocer algunas de las consecuencias del pecado. Podrías marcar esas palabras o frases.

    En Lamentaciones 1:6–11 leemos que Jeremías continuó lamentando la destrucción de Jerusalén.

    Lamentaciones 1:12–22 contiene lamentaciones escritas desde el punto de vista de Jerusalén, como si la ciudad misma estuviera hablando. Lee Lamentaciones 1:16, 18, 20, 22 para averiguar algunas consecuencias adicionales del pecado. Podrías marcar esas palabras o frases.

    La frase “mis vírgenes y mis jóvenes han ido al cautiverio”, en el versículo 18, se refiere a la pérdida de la nueva generación. La frase “mis entrañas hierven”, en el versículo 20, se refiere a la angustia mental y espiritual que experimentamos cuando pecamos.

    1. journal icon
      Basándote en lo que leíste en Lamentaciones 1, escribe por lo menos tres principios en tu diario de estudio de las Escrituras que describan lo que nos sucede cuando pecamos.

    man sitting with head in hands

    Uno de los principios que podemos aprender en ese capítulo es que cuando pecamos, nos sentiremos afligidos.

    President Ezra Taft Benson

    En las siguientes palabras del presidente Ezra Taft Benson, subraya por qué nos sentimos afligidos cuando cometemos pecados: “No puedes hacer lo malo y sentirte bien. ¡Es imposible! Se pueden perder años de felicidad por la tonta satisfacción de un deseo momentáneo de placer. Satanás desea hacerles creer que se obtiene la felicidad sólo al rendirnos a sus seducciones, pero sólo hay que mirar la vida destrozada de los que violan las leyes de Dios para saber por qué a Satanás se le conoce como el Padre de las Mentiras” (“A Message to the Rising Generation”, Ensign, noviembre de 1977, pág. 30).

    Piensa cómo esa verdad podría ayudar a alguien que se sienta tentado a cometer un pecado.

    Piensa en una vez en que te hayas sentido afligido(a) después de hacer algo que sabías que no estaba bien. Esfuérzate por evitar ceder a las tentaciones para que no tengas que vivir con las consecuencias del pecado.

    Lamentaciones 2–3

    Jeremías confía en que Jehová mostrará compasión por Israel

    Al estudiar Lamentaciones 2–3, busca principios que nos ayuden cuando nos sintamos afligidos o angustiados después de haber pecado.

    En Lamentaciones 2 leemos el registro de Jeremías de la desdicha y del pesar que sintió el pueblo de Jerusalén después de que su ciudad fue destruida.

    Lamentaciones 3 contiene el registro de la lamentación de Jeremías por la destrucción de Jerusalén desde la perspectiva del pueblo de Judá. En Lamentaciones 3:1–18 aprendemos cómo los inicuos de Judá describieron su relación con Dios.

    Lee Lamentaciones 3:1, 3, 7–9, 11, 18 y averigua cómo los pecados del pueblo habían afectado su relación con Dios.

    En su estado pecaminoso, el pueblo sentía que Jehová los había abandonado, cuando en realidad, el pueblo se había alejado de Dios. Ya que el pueblo había dañado su relación con Dios, sentía una profunda desesperación.

    Lee Lamentaciones 3:19–26 para encontrar una verdad que podría haber ayudado al pueblo de Judá. La frase “del ajenjo y de la hiel”, en el versículo 19, se refiere al amargo sufrimiento.

    ¿Qué razones dio Jeremías para explicar por qué el pueblo podía seguir teniendo esperanza aún después de haber sentido gran desesperación?

    Una de las verdades que podemos aprender en esos versículos es que ya que el Señor es compasivo, podemos tener esperanza al saber que Él nos ayudará si lo buscamos. Si lo deseas, anota ese principio en el margen de tu ejemplar de las Escrituras.

    young woman looking up
    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué significan las palabras compasivo y esperanza? (Tal vez desees usar un diccionario para buscar las definiciones).

      2. El entender el principio arriba mencionado, ¿cómo podría ayudar a alguien que se sienta desesperado o afligido por causa de sus pecados?

    En Lamentaciones 3:31–39, Jeremías explicó que a Jehová no le agrada castigar a la gente. Lee Lamentaciones 3:40–41 para saber lo que las aflicciones que experimentamos como resultado del pecado nos pueden llevar a hacer.

    Una de las verdades que aprendemos en esos versículos es que las aflicciones que experimentamos como resultado del pecado pueden ayudar a inspirarnos a volvernos de nuevo al Señor.

    1. journal icon
      Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿De qué maneras crees que las aflicciones que experimentamos como resultado del pecado pueden inspirarnos a volvernos al Señor?

    En Lamentaciones 3:42–66 aprendemos que Jeremías siguió lamentando el estado de Judá, pero reconoció de nuevo que Jehová se acercará a los que lo invoquen.

    Lamentaciones 4

    Jeremías compara la vida de las personas cuando eran rectas con su vida en el cautiverio

    Imagínate que te está entrevistando un reportero que te considera un fiel Santo de los Últimos Días. El reportero te pregunta: “¿Por qué debería yo escoger vivir una vida que requiere disciplina y control en lugar de ir en pos del placer?” ¿Cómo responderías la pregunta del reportero?

    Conforme estudies Lamentaciones 4, fíjate cómo Jeremías comparó la vida de las personas rectas que habían vivido en Judá en el pasado con la vida de las personas inicuas que vivían en Judá en la época de él.

    Lee Lamentaciones 4:1–2 y averigua cómo describió Jeremías a las personas cuando eran rectas y cuando eran inicuas.

    En Lamentaciones 4:3–10, Jeremías continuó comparando el estado de las personas cuando eran rectas con su estado cuando eran inicuas. Por ejemplo, dijo que cuando eran rectas tenían suficiente para comer, vivían cómodamente y disfrutaban de buena salud. Dijo que cuando eran inicuas afrontaban la hambruna, no tenían un hogar en dónde vivir y estaban enfermas.

    ¿Qué había causado esos cambios en la vida de las personas?

    Una de las verdades que aprendemos en esos versículos es que cuando vivimos con rectitud, nuestra vida será mejor que si elegimos pecar.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cómo piensas que será mejor nuestra vida cuando vivamos con rectitud?

      2. ¿Qué ejemplos hay en las Escrituras de personas cuyas vidas fueron mejores porque eligieron vivir con rectitud?

    El ser recto no significa que no tendremos pruebas ni pesar en nuestra vida; sin embargo, cuando somos rectos, el Señor nos da fortaleza, paz y bendiciones para ayudarnos tanto temporal como espiritualmente (véase Mosíah 2:41).

    En el resto de Lamentaciones 4, Jeremías continuó describiendo la penosa condición de los que eligieron ser inicuos.

    Lamentaciones 5

    Jeremías le suplica a Jehová que perdone a los de Israel y los vuelva a Él

    Lamentaciones 5 contiene una de las oraciones de Jeremías a Jehová. En Lamentaciones 5:1–18 aprendemos que Jeremías reconoció los pecados del pueblo y las consecuencias que éste había sufrido por causa de esos pecados.

    Lee Lamentaciones 5:19–21 en busca de algo más por lo que oró Jeremías.

    1. journal icon
      Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Qué te impresiona de la oración de Jeremías?

    La frase “renueva nuestros días como en los tiempos antiguos”, en el versículo 21, es la súplica de Jeremías de que Jehová perdonara al pueblo y lo hiciera limpio, como lo había sido en tiempos antiguos. En el pasado, cuando había sido recto, el pueblo había disfrutado de prosperidad, de las bendiciones del templo y de ser una influencia mayor en la región.

    Medita en lo que puedas hacer para volverte más completamente a Dios para que puedas ser renovado(a).

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Lamentaciones y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: