Unidad 4: Día 2, Génesis 7–9
    Notas al pie de página

    Unidad 4: Día 2

    Génesis 6:13–9:29

    Introducción

    El Señor le mandó a Noé construir un arca en la que su familia y “todo lo que vive, de toda carne” (Génesis 6:19) se salvaron del Diluvio. La inundación destruyó a los inicuos y a toda criatura que vivía sobre la tierra a excepción de los que estaban en el arca. Cuando las aguas retrocedieron, Noé y su familia salieron del arca. El Señor les dio mandamientos y estableció con ellos el convenio que había hecho con Enoc.

    Génesis 6:13-22

    Noé obedece el mandamiento del Señor de construir un arca

    Génesis 6:13 señala el final del fragmento de la Traducción de José Smith que conocemos como el Libro de Moisés.

    Medita las siguientes preguntas: ¿Qué nos ha pedido el Señor que hagamos, mediante los profetas modernos, que podría parecer una locura a los demás? ¿Por qué se necesita fe para obedecer al Señor en ese sentido?

    Lee Génesis 6:13–14, para saber lo que el Señor le mandó hacer a Noé para prepararse ante la destrucción que se aproximaba. (Puede ser útil saber que la frase “calafatearla” significa cubrir el arca con una sustancia parecida a la brea para sellarla y hacerla resistente al agua).

    Lee Génesis 6:15–16 para averiguar las dimensiones del arca. Anota las dimensiones aquí:  codos de largo,  codos de ancho y  codos de alto.

    A fin de entender las dimensiones del arca, busca una regla o una cinta métrica. Mide la distancia entre tu codo y la punta de tu dedo más largo. (Si puedes contar con un miembro de tu familia o un amigo, podrías también medir la misma distancia en el brazo de esa persona). ¿Cuál es la distancia?

    measurements of ark

    Un codo era la unidad de medida que usaban los hebreos en la época bíblica. La medida está basada en la distancia entre el codo de un adulto y la punta del dedo más largo. Se calcula que un codo es por lo general entre 45.72 a 55.88 centímetros. Si tomamos 45.7 cm como un codo, entonces el arca medía 138 m de largo, 23 m de ancho y 14 m de alto). ¿Te imaginas construir un arca de esa magnitud?

    Lee Génesis 6:17–22 para saber qué más le mandó hacer el Señor a Noé y cómo respondió Noé.

    Piensa en los desafíos que tuvo que afrontar Noé mientras obedecía esas instrucciones del Señor.

    A medida que leas la siguiente declaración del presidente Spencer W. Kimball, medita sobre cómo Noé demostró fe en el Señor mientras preparaba el arca:

     President Spencer W. Kimball

    “Hablando a los hebreos, Pablo dijo:

    “‘Por la fe Noé, habiendo sido advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca para que su casa se salvase’. (Hebreos 11:7).

    “Y como aún no había evidencias de lluvia ni de diluvio, su gente se burló de él y lo llamó loco. Su prédica cayó en oídos sordos; sus amonestaciones se consideraron irracionales. No existía un precedente; jamás había sabido nadie que una inundación [o diluvio] pudiera cubrir la tierra. ¡Qué absurdo construir un arca en tierra seca, mientras el sol brillaba y la vida transcurría normalmente! Pero el tiempo de gracia se acabó. El arca terminó de construirse, vino el diluvio y los desobedientes y rebeldes se ahogaron. El milagro del arca fue el resultado de la fe que se manifestó al construirla” (véase Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Spencer W. Kimball 2006, pág. 156).

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿De qué forma demostró Noé fe en el Señor?

      2. ¿Cómo fue bendecido Noé al actuar con fe para construir el arca cuando aparentemente no había peligro?

    Del ejemplo de Noé aprendemos que si actuamos con fe obedeciendo los mandamientos del Señor, podemos recibir Sus bendiciones y Su protección. (Podrías escribir ese principio en tus Escrituras).

    Génesis 7

    Noé y su familia se salvan del Diluvio

    Noah with animals entering the ark

    ¿Cuánto sabes acerca del Diluvio? Contesta los siguientes enunciados y marca si son verdaderos (V) o falsos (F) sin utilizar las Escrituras. Después lee las referencias de las Escrituras que siguen a cada enunciado para comprobar tus respuestas. (Las respuestas también están al final de la lección).

    1. Noé llevó siete de algunos animales en el arca. (Véase Génesis 7:2-3).

    2. Noé tenía 60 años cuando llegó el Diluvio. (Véase Génesis 7:6, 11).

    3. La lluvia fue la única fuente de agua que inundó la Tierra. (Véase Génesis 7:11).

    4. No dejó de llover durante 40 días. (Véase Génesis 7:4, 17).

    5. Ocho personas se salvaron en el arca. (Véase Génesis 7:7, 13; 1 Pedro 3:20).

    6. Además de la familia de Noé y de los animales en el arca, otra familia también sobrevivió el Diluvio al permanecer en la cima de una montaña. (Véase Génesis 7:19–23).

    7. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. Si hubieras estado en el lugar de una de las personas que estaban en el arca, ¿qué habrías pensado y sentido a medida que subían las aguas?

      2. Si hubieras estado en el lugar de una de las personas que no estaban en el arca, ¿qué habrías pensado y sentido a medida que subían las aguas?

    Basándote en lo que aprendiste de Génesis 7, completa el siguiente principio: Si actuamos con fe al obedecer los mandamientos del Señor, podemos recibir Su .

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuándo has sido bendecido o protegido por obedecer al Señor aunque tus actos les hayan parecido una tontería a los demás, como pasó con los de Noé?

      2. ¿De qué manera actuarás hoy con fe, obedeciendo al Señor?

    Génesis 8:1–9:17

    Noé y su familia salen del arca y el Señor establece Su convenio con Noé

    Noah with family and animals

    En Génesis 8:1–9:7 aprendemos que las aguas sobre la Tierra retrocedieron gradualmente y el arca se asentó sobre el monte Ararat. Noé envió pájaros para determinar cuánto había descendido el nivel del agua. Cuando regresó una paloma con una hoja de olivo, Noé supo que las aguas se habían retirado.

    Después de que Noé y su familia hubieron estado en el arca aproximadamente un año, Dios les mandó salir del arca. Noé ofreció sacrificios de animales al Señor, dio gracias y le pidió que “no [volviera] más a maldecir la tierra por causa del hombre” (véase la Traducción de José Smith, Génesis 9:4–6 [en el apéndice de la Biblia]). El Señor mandó a Noé y a su familia que se multiplicaran e hinchiesen la Tierra, los instruyó en cómo debían tratar a los seres vivientes y les mandó que no derramaran sangre humana (asesinato). La traducción del profeta José Smith aclaró esos versículos y nos enseña que Dios nos hará responsables de cómo tratamos la vida de los animales y que Dios mandó a la familia de Noé, de manera explícita, que protegiera la vida de otros seres humanos—que “el hombre no derramará la sangre del hombre” (véase la Traducción de José Smith, Génesis 9:10–15 [en el apéndice de la Biblia]).

    double rainbow

    Piensa en la última vez que viste un arcoíris en el cielo después de un aguacero. ¿Qué pensaste cuando viste el arcoíris?

    Después del Diluvio, Dios hizo un convenio con Noé y sus hijos. El convenio se relacionaba con el arcoíris. Lee Génesis 9:8–11 para averiguar cuál fue el convenio. Si lo deseas, marca lo que encuentres.

    Lee Génesis 9:12–17 para determinar qué tiene que ver el arcoíris con el convenio que Dios hizo con Noé. (Podría ser de ayuda saber que una señal es un signo o símbolo).

    Dios usó el arcoíris como señal o símbolo de un convenio sempiterno—- un recordatorio de que Dios cumplirá Sus promesas, entre ellas la de no volver a inundar la Tierra nunca más. Este convenio se había dado primeramente a Enoc (véase Moisés 7:50–51) y ahora se renovaba con Noé. Ese convenio incluía la promesa de que si la posteridad de Noé obedecía todos los mandamientos de Dios, la ciudad de Enoc volvería a estar otra vez sobre la Tierra. (Véase la Traducción de José Smith, Génesis 9:21–25 [en el apéndice de la Biblia]). Podrías anotar el siguiente principio en tus Escrituras: Dios utiliza señales como recordatorios de los convenios.

    Génesis 9:18-29

    Noé maldice a Canaán, el hijo de Cam

    Génesis 9:20–29 contiene el relato de un incidente que ocurrió entre Noé y sus hijos. Ese relato es difícil de entender porque no contamos con todos los detalles pertinentes de la historia. Por lo tanto, no sabemos exactamente lo que pasó ni el significado de lo que ocurrió.

    Lamentablemente, en el pasado, algunos han utilizado de forma incorrecta la maldición que Noé declaró a su nieto Canaán, registrada en Génesis 9:25–27 para justificar la esclavitud— en particular de la gente de ascendencia negro africana. Sin embargo, desde el principio de la Restauración, el Señor ha enseñado: “Por tanto, no es justo que un hombre sea esclavo de otro” (D. y C. 101:79). Cualquier teoría del pasado que indique que la piel negra es una maldición o una señal de indignidad en la vida preterrenal o que la gente de cualquier otra raza o grupo étnico es inferior a otra no es doctrina verdadera. “Hoy en día, los líderes de la Iglesia condenan inequívocamente todo racismo, pasado y presente, de cualquier forma” (véase Gospel Topics, “Race and the Priesthood”; topics.lds.org).

    1. icono del diario
      Anota lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras, al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Génesis 6:13–9:29 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con mi maestro:

    • Respuestas del cuestionario de Verdadero/Falso: 1 es verdadero (animales puros y animales impuros se refiere a los animales que se consideraban aceptables o inaceptables para comer y para ser sacrificados a Dios en aquel tiempo); 2 es falso; 3 es falso; 4 es verdadero; 5 es verdadero; 6 es falso.