Unidad 13: Día 4, Números 15–21
    Notas al pie de página

    Unidad 13: Día 4

    Números 15–21

    Introducción

    Después que los hijos de Israel se negaron a obedecer al Señor y tomar posesión de la tierra prometida, Jehová les recordó las ordenanzas de sacrificios que los ayudarían a recibir el perdón si se arrepentían. Les dio instrucciones adicionales sobre cómo ofrecer sacrificios y guardar convenios, tomando en cuenta las medidas para la redención si las personas pecaban. No obstante, el Señor dijo también que si las personas pecaban en abierta rebeldía, sus iniquidades caerían sobre ellos y serían desarraigados del pueblo de Jehová. Un grupo de israelitas se rebeló contra Jehová y fue destruido. A través de un milagro, Jehová mostró al pueblo a quién había escogido Él para que lo dirigiese.

    Números 15

    El Señor explica las consecuencias del pecado cometido en ignorancia y de la rebelión intencional

    Medita sobre las siguientes situaciones:

    • Un joven que es converso reciente de la Iglesia conduce su automóvil; se enoja y dice palabras obscenas. Aunque no toma el nombre del Señor en vano, siente de inmediato que el Espíritu se retira.

    • Justo antes que una joven llene la solicitud para el servicio misional, decide pasar algo de tiempo con ciertas amigas que no toman buenas decisiones. Cuando éstas le ofrecen una bebida alcohólica, la joven la bebe a sabiendas, ya que piensa que podrá arrepentirse luego con facilidad, a fin de poder servir en una misión.

    ¿Crees que las consecuencias que tendrán esas dos personas deben ser las mismas o diferentes? ¿Por qué?

    En Números 15, el Señor distingue entre dos actitudes diferentes del transgresor; el que peca en abierta rebelión e intencionalmente, y el que peca en ignorancia o comete un error sin intención y se siente culpable por haber ofendido a Dios.

    En Números 15:1–26 aprendemos que Jehová enseñó a los israelitas acerca del arrepentimiento y los sacrificios que debían realizar después de rebelarse contra Él y negarse a entrar en la tierra prometida y tomar posesión de ella.

    El Señor siguió enseñando a los israelitas sobre las personas que pecaban por ignorancia o sin intención, y quienes lo hacían deliberadamente. Lee Números 15:27–29, para averiguar lo que el sacerdote hacía a favor de la persona que pecaba por ignorancia.

    Piensa en la forma en que ese sacrificio simboliza lo que el Salvador hace por nosotros cuando hacemos algo malo sin intención o por ignorancia.

    Este relato nos recuerda que si nos arrepentimos, podemos ser perdonados de nuestros pecados —incluso los que cometemos por ignorancia— mediante la expiación de Jesucristo.

    Christ in Gethsemane

    Lee Números 15:30–31 para determinar lo que Jehová dijo que sucedería a quienes quebrantaran los mandamientos de Dios deliberadamente. Quizás te sea útil saber que la palabra altivez implica quebrantar los mandamientos de Dios con intención y a sabiendas.

    Si lo deseas, marca la frase “su iniquidad caerá sobre ella”, que está en el versículo 31. La frase nos ayuda a entender que si quebrantamos los mandamientos de Dios intencionalmente y no nos arrepentimos, tendremos que rendir cuentas ante Dios por esos pecados.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué crees que signifique que quien desobedece un mandamiento intencionadamente tenga “en poco la palabra de Jehová” (Números 15:31)?

      2. ¿Qué dijo el Señor que ocurriría a quienes quebrantaran Sus mandamientos intencionalmente?

    Lee el siguiente fragmento de Para la Fortaleza de la Juventud y subraya la razón por la que pecar intencionalmente es tan grave: “Algunas personas quebrantan a sabiendas los mandamientos de Dios, planeando arrepentirse más adelante, tal como antes de entrar en el templo o de servir en una misión. Dicho pecado intencional se burla de la Expiación del Salvador” ([cuadernillo, 2011], pág. 28).

    Aunque debemos rendir cuentas por nuestros pecados, si nos arrepentimos, podemos ser limpios por medio de la expiación de Jesucristo (véase Mosíah 3:12).

    En Números 15:37–41 leemos que Jehová mandó a los del pueblo que hicieran flecos en los bordes de sus vestidos como recordatorio de obedecer los mandamientos a fin de seguir siendo santos.

    Números 16–17

    Jehová destruye a los israelitas rebeldes y muestra a Israel a quién ha escogido Él para dirigirlos

    1. journal icon
      En el diario de estudio de las Escrituras, haz una lista de programas de televisión, películas, canciones y juegos muy conocidos. Medita en la manera en que Satanás podría valerse de los diversos medios de comunicación para ejercer influencia en ti, y luego contesta las siguientes preguntas:

      1. Puesto que los medios de comunicación pueden edificarnos o destruirnos espiritualmente, ¿cómo podemos detectar las influencias que nos debilitan espiritualmente?

      2. ¿Cómo podemos evitar tales influencias cuando quienes nos rodeen las acepten?

    Números 16 contiene la historia de un grupo de israelitas que pecó intencionalmente al rebelarse contra Moisés y Aarón. Dicho relato enseña principios que pueden ayudarnos a evitar la influencia de quienes procuran tentarnos a que nos rebelemos contra Dios. Además, enseña principios que nos ayudan a saber a quién ha llamado el Señor a dirigir a Su pueblo. Busca esos principios al estudiar detenidamente Números 16.

    Observa que en Números 16:1–3 dice quiénes se rebelaron contra Moisés y Aarón. Considera lo que la frase “príncipes de la congregación… hombres de renombre” (Números 16:2) te dice sobre las personas que se rebelaron contra Moisés.

    Aquellos líderes acusaban a Moisés y a Aarón de ponerse por encima del resto de los israelitas. Lee Números 16:4–7 para saber cómo reaccionó Moisés ante aquel grupo rebelde. Tal vez te sea útil saber que los incensarios que se mencionan en el versículo 6 eran recipientes para quemar incienso que llevaban los sacerdotes mientras efectuaban ciertas ceremonias religiosas en el tabernáculo.

    Moisés dijo a Coré y a su séquito, que eran levitas pero que no estaban autorizados para ejercer el sumo sacerdocio (de Melquisedec), que llevaran sus incensarios al tabernáculo al día siguiente. Les dijo, además, que Jehová mostraría entonces a quién había escogido Él para que fuera Su siervo autorizado.

    En Números 16:8–19 aprendemos que quienes se rebelaron contra Moisés y Aarón no se contentaban con servir “en el servicio del tabernáculo de Jehová, y [estar] delante de la congregación para servirles” (véase Números 16:9) con la autoridad del sacerdocio que poseían como “hijos de Leví” (Números 16:8). Procuraban “también el sacerdocio” (Números 16:10), que la Traducción de José Smith dice que era el “sumo sacerdocio” o el Sacerdocio de Melquisedec (Traducción de Joseph Smith, Números 16:10 [véase Números 16:10, nota a al pie de página]). También aprendemos que dos hombres rebeldes se negaron a reunirse con Moisés y, en vez de ello, se quejaron por no estar en la tierra prometida. Al día siguiente, Coré y 250 rebeldes llevaron sus incensarios al templo, como Moisés les había dicho que hicieran.

    Lee Números 16:24–26 para determinar lo que Jehová mandó al pueblo que hiciera. Si lo deseas, marca lo que halles.

    Busca en Números 16:27–35 lo que ocurrió a quienes se rebelaron contra Moisés. ¿Qué debían hacer las personas para evitar sufrir la misma suerte de Coré y sus discípulos?

    Israelites falling into hole in ground

    Se abrió la tierra y tragó a los israelitas rebeldes.

    De acuerdo con ese relato, ¿qué debemos hacer para evitar los juicios del Señor que sobrevienen a los inicuos? Para contestar la pregunta, completa el siguiente enunciado: Si de las influencias malignas, podremos evitar los juicios que sobrevienen a los inicuos.

    1. journal icon
      En el diario de estudio de las Escrituras, escribe algunas malas influencias de nuestra época de las que debamos apartarnos. Anota lo que tienes que hacer para apartarte de esas malas influencias y de las demás iniquidades que pudieras afrontar.

    Medita en el modo en que el apartarte de las malas influencias te ayuda a evitar la tentación de rebelarte contra Dios.

    Números 16:36–50 explica que después que aquellos hombres inicuos fueron destruidos, otro grupo de israelitas se rebeló contra Moisés y Aarón. Jehová envió una plaga entre ellos, y muchos fueron destruidos.

    En Números 17:1–4 aprendemos que a fin de mostrar una vez más a los hijos de Israel quién había sido llamado a dirigir a Su pueblo, Jehová dijo a Moisés que tomara una vara (una rama o palo) de cada una de las doce tribus de Israel. Después, Moisés dejó todas las varas en el tabernáculo toda la noche.

    rod

    Moisés tomó una vara de cada tribu.

    1. journal icon
      Dibuja doce líneas en el diario de estudio de las Escrituras para representar las doce varas que Moisés reunió. Lee Números 17:5–10 y dibuja lo que ocurrió con la vara de Aarón en una de las líneas. Luego contesta las siguientes preguntas:

      1. ¿Qué crees que sea importante o simbólico de que la vara de Aarón haya retoñado, arrojado renuevos y producido almendras?

      2. ¿Qué crees que aprendieron las personas debido a ese milagro?

    Del relato aprendemos que el Señor nos ayudará a saber a quién ha llamado Él a dirigir a Su pueblo.

    1. journal icon
      En el diario de estudio de las Escrituras escribe acerca de alguna ocasión en la que recibiste el testimonio ratificador de que los líderes escogidos del Señor son llamados por Él. (Si no recuerdas ninguna ocasión, pregunta a algún familiar o miembro del barrio sobre la experiencia que él o ella hayan tenido y escríbela en el diario.)

    Conforme procures la confirmación del Señor, Él te ayudará a saber que Sus líderes son llamados por Él.

    Números 18–19

    Jehová establece los deberes de los sacerdotes y los levitas, y da instrucciones para los sacrificios

    En Números 18–19 vemos que el Señor estableció de nuevo los deberes de los sacerdotes y levitas, y les dio instrucciones adicionales en cuanto a los sacrificios a fin de ayudarlos a santificarse o purificarse.

    Números 20–21

    Moisés golpea una roca y sale agua. Coloca una serpiente de bronce en un asta para sanar a quienes las serpientes venenosas mordían

    Números 20–21 narra que Jehová mandó a Moisés golpear una roca y que de ella brotó agua. Los hijos de Israel se rebelaron de nuevo cuando no se les permitió pasar por la tierra de Edom de camino a la tierra prometida pues, debido a ello, debían recorrer una gran distancia para pasar por su alrededor.

    Moses and the brass serpent

    Como consecuencia de la rebelión, Jehová envió serpientes venenosas entre el pueblo. Luego mandó a Moisés que colocara una serpiente de bronce sobre un asta y prometió que quienes la miraran serían sanados. Como muchas personas de antaño testificaron, la serpiente de bronce en el asta era un importante símbolo de Jesucristo y Su expiación (véanse Juan 3:14–15; 1 Nefi 17:41; 2 Nefi 25:20; Alma 33:18–22; Helamán 8:14–15).

    ¿Si pudieras sanar con tan sólo mirar una serpiente de bronce en un asta, lo harías? ¿De qué forma puedes mirar la expiación de Jesucristo y Su victoria sobre el pecado a fin de que seas sanado?

    Estudiarás más sobre ello durante la lección con el maestro de estudio individual supervisado.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Números 15–21 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: