Unidad 30: Día 2, Oseas
    Notas al pie de página

    Unidad 30: Día 2

    Oseas

    Introducción

    El Señor le mandó a Oseas que se casara con Gomer. El Señor utilizó ese matrimonio como símbolo para enseñar a los israelitas acerca de Su relación de convenio con ellos. Gomer le fue infiel a Oseas. De la misma manera, los israelitas no fueron fieles al Señor porque fueron en pos de dioses falsos. Oseas profetizó que en los últimos días Dios extendería misericordia a los israelitas que se arrepintieran.

    Oseas 1–3

    El Señor compara Su relación de convenio con Israel con el matrimonio

    ¿Has oído a alguien usar la frase “punto sin retorno”? ¿Qué crees que significa llegar a un punto sin retorno?

    El presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia, dijo lo siguiente con respecto a esa frase:

    President Dieter F. Uchtdorf

    “Para volar sobre vastos océanos, cruzar extensos desiertos e ir de un continente a otro, se debe realizar una planificación cuidadosa con el fin de llegar a destino a salvo. Algunos de esos vuelos directos tienen una duración de hasta 14 horas y cubren unos catorce mil quinientos kilómetros.

    “Durante vuelos tan largos, existe un punto comúnmente conocido como el punto de retorno seguro, en el cual se debe tomar una importante decisión. Hasta ese momento, el avión tiene el combustible necesario para dar vuelta y regresar al aeropuerto de partida con seguridad. Una vez que el piloto ha pasado el punto de retorno seguro, ha perdido esa alternativa y debe seguir adelante. Es por eso que se habla de ese punto como el punto sin retorno… “Satanás

    quiere que pensemos que al pecar hemos rebasado el ‘punto sin retorno’ y que ya es demasiado tarde para cambiar de rumbo” (“El punto de retorno seguro”, Liahona, mayo de 2007, pág. 99).

    Algunas veces las personas creen que cuando cometen pecados graves, han sobrepasado un “punto sin retorno” para su Padre Celestial. ¿Cuáles son algunos de los peligros de pensar que cuando hemos pecado, hemos sobrepasado un punto sin retorno? ¿Has pensado alguna vez de esa forma o has conocido a alguien que lo haya hecho?

    A medida que estudies el libro de Oseas, busca los principios que pueden ayudarnos a volver al Señor con fe y esperanza cuando hemos pecado.

    Vuelve al esquema “Un vistazo a los reinos de Israel y Judá”, que se encuentra en la lección de 1 y 2 Crónicas (en la lección de la unidad 21, día 1). Fíjate que Oseas fue un profeta del Reino del Norte, o Israel, que profetizó antes de que los asirios se llevaran cautivos a los israelitas. En aquel tiempo, el Reino del Norte, o Israel, había formado alianzas con otras naciones y muchos israelitas practicaban la idolatría, incluso rituales que violaban la ley de castidad de Dios.

    El libro de Oseas comienza con un mandamiento inusual que Dios le dio a Oseas. Lee Oseas 1:2–3, para determinar lo que el Señor le mandó hacer a Oseas.

    A Oseas se le mandó casarse con una mujer que había cometido fornicaciones o pecados sexuales y Oseas escogió a Gomer. El Señor utilizó ese matrimonio como símbolo para enseñar a los israelitas acerca de Su relación de convenio con ellos. Conforme continúes el estudio del libro de Oseas, recuerda que Oseas representa a Jehová, o sea Jesucristo, y Gomer representa a los israelitas.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Por qué el matrimonio es un buen símbolo de la relación de convenio que hay entre el Señor y los israelitas?

      2. Según Oseas 1:2, ¿en qué era forma Gomer como los israelitas?

    En Oseas 1:4–2:4 aprendemos que Oseas y Gomer tenían tres hijos. Los nombres de los hijos los dictó el Señor y representaban las consecuencias que iban a sufrir los israelitas a causa de sus pecados. Por medio de Oseas, el Señor también explicó las consecuencias que padecería Gomer a causa de sus actos. Lee Oseas 2:5 para saber lo que hizo Gomer después de su casamiento con Oseas.

    ¿Qué sentimientos pudo haber tenido Oseas después de enterarse de los actos de Gomer?

    Recuerda que el matrimonio entre Oseas y Gomer simbolizaba la relación de convenio entre Jesucristo y los israelitas. Considera en qué manera la experiencia de Oseas con Gomer nos ayuda a entender cómo se siente el Señor cuando, al pecar, quebrantamos nuestros convenios.

    Lee Oseas 2:6–13 para descubrir lo que el Señor dijo que haría a causa de la infidelidad de los israelitas. Oseas utilizó un lenguaje simbólico para describir las consecuencias que Israel iba a recibir. Al leer, ten en cuenta lo que puede representar ese lenguaje simbólico.

    Las frases “cercaré tu camino” y “cercaré con seto” en el versículo 6 pueden referirse a que el Señor separó a los israelitas de los dioses falsos cuando los asirios los capturaron y se los llevaron. En los versículos 7–8, los israelitas reconocieron que estaban en mejores condiciones al ser fieles a su primer marido, Jehová, y lamentan la decisión de ir en pos de Baal. En los versículos 9–13, se describen las consecuencias y los juicios por abandonar a Jehová e ir en pos de otros dioses. Los israelitas se quedaron indefensos, expuestos y despojados de todas sus posesiones materiales. De esos versículos aprendemos que si violamos nuestros convenios con el Señor, sufriremos consecuencias negativas.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, anota cómo las consecuencias que les llegan a los que quebrantan convenios pueden ser una bendición para ellos.

    Al leer Oseas 2:14–15, 17, 19–20, 23, averigua lo que finalmente haría Jehová por Israel. Si lo deseas, marca lo que encuentres.

    La palabra atraeré y la frase “hablaré a su corazón” en el versículo 14 significan que el Señor iba a invitar a Israel a volver a Él. La palabra desposaré en el versículo 19 se refiere al compromiso de casarse. En ese caso, se usa como símbolo para mostrar el deseo del Señor de restablecer Su convenio con Israel y de ese modo vincular a Su pueblo a Él.

    ¿Qué nos enseñan esos actos acerca del Señor?

    En Oseas 3 aprendemos que a causa de sus malas decisiones, Gomer había sido sometida a la servidumbre. Lee Oseas 3:1–3 para saber lo que el Señor le mandó a Oseas que hiciera por Gomer.

    Como repaso, en el capítulo 1 leíste que el Señor le mandó a Oseas casarse con una mujer que había cometido pecados sexuales y él obedeció y se casó con Gomer. En el capítulo 2 aprendiste que Gomer le fue infiel a Oseas y el Señor comparó el adulterio de ella con la apostasía de Israel.

    En el capítulo 3, el Señor le mandó a Oseas que redimiera a su esposa de la servidumbre, así que compró su libertad por 15 piezas de plata. Si Gomer abandonaba sus pecados y permanecía fiel a su convenio matrimonial con Oseas, entonces Oseas seguiría amando y cuidando de Gomer como marido a pesar de los pecados anteriores de ella (véase Oseas 3:3).

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿en qué se parece lo que hizo Oseas por Gomer a lo que el Señor hace por las personas que vuelven a Él por medio del arrepentimiento?

    El Señor desea continuar Su relación de convenio con aquellos que han pecado. ¿Qué se requiere de nosotros para volver al Señor después de que hayamos pecado y de haber sido infieles?

    En Oseas 2–3 aprendemos que si nos arrepentimos y permanecemos fieles a los convenios que hemos hecho con el Señor, entonces Él nos recibirá y perdonará nuestros pecados.

    El presidente Henry B. Eyring, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó lo que aprendió acerca del Señor mientras daba una clase de seminario sobre el libro de Oseas:

    President Henry B. Eyring

    “En sólo dos capítulos, incluso los alumnos más jóvenes sabían que el esposo era una metáfora de Jehová, Jesucristo. Y sabían que la esposa representaba a Su pueblo del convenio, Israel, que había ido en pos de dioses ajenos. Entendían que el Señor les estaba enseñando, por medio de esa metáfora, un principio importante. Aunque aquellos con los que ha hecho convenio puedan serle tremendamente infieles, él no se divorciaría de ellos si solamente volvieran a él con íntegro propósito de corazón.

    “Yo también lo sabía, pero más que eso, sentí algo. Tuve una nueva impresión acerca de lo que significa hacer un convenio con el Señor. Toda mi vida había escuchado explicaciones de que los convenios eran como un contrato, un acuerdo en el que una persona acepta hacer algo y la otra acepta hacer otra cosa a cambio.

    “Por más razones de las que puedo explicar, durante aquellos días que enseñaba Oseas, sentí algo nuevo, algo más poderoso. Ésa no era una historia sobre un trato de negocios entre socios… Ésa fue una historia de amor; una historia de un convenio matrimonial ligado por el amor, por un amor inmutable. Lo que sentí en aquel entonces, y ha aumentado a lo largo de los años, fue que el Señor, con el que me siento bendecido de hacer convenios, me ama a mí y a ustedes… con una firmeza de la que continuamente me asombro y a la quiero imitar con todo mi corazón” (véase “Covenants and Sacrifice” discurso pronunciado en el simposio sobre el Antiguo Testamento del Sistema Educativo de la Iglesia, 15 de agosto de 1995, pág. 2; si.lds.org).

    Medita por qué está el Señor dispuesto a recibirnos de nuevo cuando hemos quebrantado nuestros convenios con Él.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, anota la manera en que los principios que se enseñan en Oseas pueden ayudar a los que sienten que han pecado tanto que no pueden volver al Señor. Si lo deseas, escríbelo en forma de carta a un amigo que necesita ánimo para arrepentirse y volver al Señor.

    Medita las siguientes preguntas:

    • ¿Cuándo has experimentado la misericordia y el amor del Señor?

    • ¿En qué forma has sentido que el Señor te invita a volver a Él cuando has pecado y le has sido infiel?

    Ten el valor de actuar conforme a cualquier impresión que puedas recibir para arrepentirte de tus pecados y volver al Señor plenamente.

    Oseas 4–14

    Los israelitas van en pos de otros dioses y Oseas los invita a volver al Señor

    En Oseas 4–11 leemos que Oseas llamó a Israel para que volviera al Señor y le sirviera. En Oseas 12–13 se registra que Oseas explicó que el Señor se vale de profetas para guiar a Su pueblo. Oseas también enseñó que por medio del Salvador, todo el mundo vencerá la muerte física. En Oseas 13–14 leemos que Oseas enseñó a los israelitas que su decisión de ser infieles al Señor fue la razón de su destrucción inminente. Sin embargo, Oseas también les dio un mensaje de esperanza al enseñarles que en los últimos días, el Señor los sanaría de su recaída, o apostasía, cuando el pueblo de Israel regresara a Él.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Oseas 1–14 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: