Unidad 10: Día 3, Éxodo 17:8–19:25
    Notas al pie de página

    Unidad 10: Día 3

    Véase Éxodo 17:8–19:25

    Introducción

    Los israelitas milagrosamente prevalecieron en la batalla contra los amalekitas. Mientras acampaban cerca del monte Sinaí, Jetro (suegro de Moisés) aconsejó a Moisés que delegara algunas de sus responsabilidades a otras personas. Jehová le prometió hacer de Israel una nación santa, y Moisés preparó al pueblo para hacer un convenio sagrado (o eterno) con Dios.

    Éxodo 17:8–16

    Aarón y Hur sostienen en alto las manos de Moisés para que Israel pueda prevalecer contra sus enemigos.

    Mientras sostienes una Biblia u otro libro pesado en cada mano, extiende los brazos hacia los lados para que los codos queden firmes, con las palmas de las manos hacia arriba y los libros a nivel de los ojos. Ve si puedes sostener los libros en esa posición por lo menos un minuto.

    ¿Cómo sientes los brazos?

    Imagínate tratar de sostener los brazos en alto todo el día. Moisés enfrentó una situación como esa cuando un hombre llamado Amalec llevó a su pueblo a luchar contra Israel.

    Lee Éxodo 17:8–11, para ver lo que Moisés necesitaba hacer para asegurar que los Israelitas ganaran la batalla. Si lo deseas, marca lo que sucedía cuando Moisés sostenía las manos en alto y lo que sucedía cuando las bajaba.

    Moses with men holding up his hands

    ¿Cómo podría haber sido esa situación un desafío para Moisés?

    Lee Éxodo 17:12–13, para averiguar lo que Aarón y Hur hicieron para asegurar que las manos de Moisés permanecieran en alto.

    ¿Cómo crees que se pudo haber sentido Moisés hacia Aarón y Hur? Las acciones de Aarón y de Hur pueden representar lo que podemos hacer para prevalecer, o ganar, nuestro conflicto contra Satanás.

    Según las acciones de Aarón y Hur, ¿qué debemos hacer para prevalecer en nuestro conflicto contra Satanás? Para contestar la pregunta, completa el principio siguiente: Si , al final prevaleceremos en nuestro conflicto contra Satanás.

    President George Albert Smith

    Al leer la siguiente declaración del presidente George Albert Smith, busca y subraya lo que dijo que podemos hacer para apoyar o sostener al profeta: “La obligación que contraemos al alzar la mano [para sostener al profeta]… es sumamente sagrada. No significa que seguiremos adelante callados, dispuestos a que el profeta del Señor dirija esta obra, sino significa… que lo apoyaremos, que oraremos por él, que defenderemos su buen nombre y que nos esforzaremos por actuar de acuerdo con las instrucciones que el Señor le indique que debe darnos mientras permanezca en ese puesto” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia, George Albert Smith, 2011, pág. 65).

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuáles son algunas formas en que puedes sostener al profeta?

      2. ¿Cómo el sostener al profeta te ha ayudado a prevalecer en el conflicto contra Satanás?

    En Éxodo 17:15–16 aprendemos que Moisés edificó un altar en el lugar donde Israel venció a los amalekitas como un recuerdo por lo que Dios había hecho por ellos.

    Éxodo 18

    Jetro le aconseja a Moisés que delegue algunas responsabilidades a otras personas

    Éxodo 18:1–12 explica cómo después de que los israelitas establecieron un campo cerca del monte Sinaí, el suegro de Moisés, Jetro, llevó a la esposa de Moisés y sus dos hijos a Moisés. Moisés había recibido el Sacerdocio de Melquisedec de manos de Jetro (véase D. y C. 84:6), quien era un recto líder del sacerdocio y un príncipe noble y sumo sacerdote de Madián (véase Éxodo 18:1, nota b al pie de página; Guía para el Estudio de las Escrituras “Jetro”). Moisés le dijo a Jetro todo lo que Jehová había hecho para salvar a los israelitas de los egipcios.

    Lee Éxodo 18:13–18, para saber lo que preocupaba a Jetro después de que llegó al campo israelita.

    ¿Por qué dijo Jetro que no era bueno que Moisés tratara de juzgar todos los asuntos en los que el pueblo necesitaba ayuda?

    Lee Éxodo 18:19–22, para averiguar la solución de Jetro al problema de Moisés. Si lo deseas, destaca los diversos consejos que Jetro dio a Moisés en esos versículos.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. La solución de Jetro de delegar algunas responsabilidades, ¿cómo ayudaría a aliviar las cargas de Moisés?

      2. ¿En qué forma el negarse a delegar responsabilidades perjudica tanto al líder como a la gente a la que ha sido llamado(a) a dirigir?

      3. Menciona dos formas en que puedes apoyar mejor a tus líderes de la Iglesia y reducir sus cargas.

    En Éxodo 18:23–27 aprendemos que Moisés siguió el consejo inspirado de Jetro y llamó a hombres capaces para ayudarle.

    Experiencias de Moisés e Israel con Jehová en el monte Sinaí

    Éxodo 19

    Jehová prepara a los israelitas para hacer un convenio con Él

    Utiliza el diagrama “Experiencias de Moisés e Israel con Jehová en el monte Sinaí” cuando estudies Éxodo 19, y durante otras lecciones, para ayudarte a comprender los esfuerzos de Moisés para llevar a Israel a Jehová. Tal vez también sea útil recordar que al estudiar este capítulo, gran parte del mismo representa nuestra adoración en los templos modernos.

    Recuerda que Moisés había estado previamente en el monte Sinaí cuando Jehová se le apareció en la zarza ardiente y lo llamó a liberar a Israel.

    Éxodo 19:1–2 explica que Moisés llevó a los hijos de Israel al monte Sinaí, como Jehová le había instruido cuando primeramente llamó a Moisés (véase Éxodo 3:7–12). Para Moisés y los hijos de Israel, el monte Sinaí era como un templo. Hoy vamos a los templos a hacer convenios sagrados que nos ayudan a llegar a ser más como nuestro Padre Celestial y nos preparan para volver a Su presencia. Jehová llevó a los hijos de Israel al monte Sinaí para ese mismo propósito (véase D. y C. 84:19–26).

    Para preparar al pueblo para hacer un convenio con Jehová, Moisés subió al monte Sinaí varias veces, y Jehová le reveló los términos del convenio, incluyendo los mandamientos, las leyes y las ordenanzas.

    Después que Israel acampó cerca del monte Sinaí, Moisés subió a la montaña y habló con Jehová. Lee Éxodo 19:3–6, para conocer el convenio que Jehová invitó a los hijos de Israel que hicieran. Si lo deseas, marca lo que encuentres. (Éxodo 19:5–6 es un pasaje de dominio de las Escrituras. Si lo deseas, marca esos versículos de una manera que lo distinga para que puedas encontrarlo en el futuro.)

    En el espacio junto al número 2, en el diagrama, escribe: Dios invita a Israel a ser Su pueblo del convenio. La palabra especial en este versículo se debe entender como escogido, que significa “posesión especial o propiedad” (véase 1 Pedro 2:9, nota d al pie de página).

    De lo que aprendes en Éxodo 19:5–6, resume el convenio al completar el siguiente principio: Si , entonces . ¿Por

    qué piensas que obedecer la voz del Señor y guardar nuestros convenios con Él nos hace un especial tesoro para el Señor?

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Por qué crees que el Señor te atesoró porque obedeciste Su voz y elegiste vivir de acuerdo con los convenios que has hecho con Él?

    Reflexiona en cómo el saber esa verdad podría ayudarte cuando te sientas solo(a) o diferente de los demás a causa de tus creencias.

    Lee Éxodo 19:7–8, y averigua cómo respondió el pueblo cuando Moisés les dijo cómo podrían llegar a ser el especial tesoro del Señor. En el espacio junto al número 3 en el diagrama, escribe: Moisés informa del deseo de Israel de entrar en el convenio de Dios.

    Lee Éxodo 19:9–11, para averiguar lo que Jehová dijo que Él haría después de que el pueblo expresó su deseo de entrar en un convenio con Él.

    Estos versículos no indican que el pueblo vería a Jehová al tercer día, sino que vería una nube espesa que simbolizaba Su presencia y escucharían Su voz hablar desde la nube. Observen en el versículo 10 que el pueblo habría de ser santificado y habría de lavar sus vestidos en preparación para cuando Jehová les hablara. ¿Qué piensan que lavar sus vestidos podría simbolizar?

    En Éxodo 19:12–15 aprendemos que Moisés obedeció los mandamientos de Jehová y se esforzó para santificar al pueblo. De acuerdo con las instrucciones de Jehová, Moisés también señaló un límite alrededor de la montaña para que el pueblo no subiera. Eso simbolizaba que el pueblo aún no estaba preparado para entrar en la presencia de Jehová.

    Lee Éxodo 19:16–19, para ver lo que sucedió en el monte Sinaí al tercer día y cómo reaccionó el pueblo.

    ¿Cómo crees que podrías haberte sentido si hubieras estado al pie del monte Sinaí cuando eso ocurrió?

    Si lo deseas, dibuja en el diagrama una nube y rayos en la cima del monte Sinaí.

    Lee Éxodo 19:20–21, 25, para averiguar lo que Jehová le mandó a Moisés que hiciera.

    En el espacio junto al número 4 en el diagrama, escribe: Dios advierte que el pueblo aún no está preparado para entrar en Su presencia.

    El siguiente es un principio que comenzamos a ver en los tratos que Israel tiene con Dios en el monte Sinaí: Para estar preparados para volver a la presencia de Dios, debemos entrar en Su convenio y obedecer Sus mandamientos. Al continuar aprendiendo de las experiencias que Israel tiene en el monte Sinaí en las siguientes lecciones, observa cómo se ilustra ese principio.

    scripture mastery icon
    Dominio de las Escrituras:Éxodo 19:5–6

    1. journal icon
      Haz una copia de Éxodo 19:5–6 para llevar contigo durante el día. Repásala varias veces, y luego decide lo que harás para mostrar al Señor que eres Su especial tesoro. Escribe sobre tu decisión en tu diario de estudio de las Escrituras. Si lo deseas, piensa también en alguien que conoces que es obediente y guarda los mandamientos del Señor. Podrías darte tiempo para expresar tu aprecio a esa persona por ser un especial tesoro del Señor.

    2. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Éxodo 17:8–19:25 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: