Unidad 14: Día 1, Números 22–36
    Notas al pie de página

    Unidad 14: Día 1

    Números 22–36

    Introducción

    Después de que los israelitas derrotaron a los amorreos, Balac, el rey de Moab, tuvo miedo de que los israelitas destruyeran también su nación. Balac le pidió a un hombre llamado Balaam que maldijera a los israelitas. Sin embargo, el Señor le indicó a Balaam que no maldijera a los israelitas, por lo que Balaam los bendijo en lugar de maldecirlos. Más tarde, Balaam actuó en contra de la voluntad del Señor y le enseñó a Balac que éste podía causar que los israelitas tropezaran haciendo que consumieran alimentos que se ofrecían a los ídolos y que las mujeres madianitas los incitaran a cometer pecados abominables. Los israelitas que cometieron pecados graves y se apartaron del Señor fueron muertos. El Señor le indicó entonces a Moisés que apartara a Josué para dirigir a Israel.

    Números 22–24

    Balac le ofrece a Balaam riquezas, popularidad y honores del mundo si maldice a los israelitas

    warning signs

    Consideren qué tienen en común las siguientes situaciones:

    • Un conductor está a punto de car vuelta en una esquina cuando observa una señal de tránsito que impide entrar en esa calle en sentido contrario.

    • Una joven se encuentra afuera con sus amigas cuando suena una alarma que indica que se acerca un fuerte tormenta.

    • En un avión, un pasajero ve encenderse la señal para colocarse el cinturón de seguridad y escucha al capitán anunciar que el avión experimentará turbulencia.

    ¿Qué tienen en común esas tres situaciones? Si estuvieras en esas situaciones, ¿cómo responderías a las instrucciones y advertencias? ¿Qué consecuencias podrías experimentar de acuerdo con la manera en que elijas responder?

    Al estudiar Números 22–25, piensa en cómo eliges responder a las instrucciones y advertencias.

    En Números 22:1–11 se nos dice que Balac, el rey de Moab, tenía miedo de que los israelitas destruyeran su nación. Para evitar ser destruido, Balac le pidió a un profeta llamado Balaam que maldijera a los israelitas. Balaam era un profeta de Petor, que estaba junto al río Éufrates. El élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los Doce Apóstoles, comentó cómo en este relato verdadero un hombre justo trató de servir tanto al Dios del cielo como a la “codicia por las riquezas y por los honores”. Pero “Balaam el profeta, inspirado y poderoso como una vez fue, perdió su alma al final porque puso su corazón en las cosas de este mundo, en lugar de las riquezas de la eternidad” (véase “La historia de la locura de un profeta”, Liahona, octubre de 1979, pág. 36).

    Después de que los líderes de Moab y de Madián hubieron enviado la solicitud del rey Balac a Balaam, Dios habló con éste.

    Lee Números 22:12–13 para saber qué le dijo Dios a Balaam que no hiciera.

    ¿Cómo respondió Balaam a las instrucciones de Dios?

    Cuando el rey Balac se enteró de que Balaam había rechazado su ofrecimiento, le envió otro en el que le prometía mayores recompensas a Balaam (véase Números 22:15–17). Lee Números 22:18–21 para ver de qué manera respondió Balaam al segundo ofrecimiento del rey Balac.

    La traducción inspirada de José Smith de la Biblia en inglés cambia la frase “levántate y ve con ellos” que se encuentra en Números 22:20 por “levántate y ve con ellos si es tu deseo” [Traducción de José Smith en inglés, Números 22:20; cursiva agregada]. En otras palabras, el Señor estaba haciendo responsable a Balaam por la decisión de seguir a Dios o ir con los príncipes de Moab. Sin embargo, Balaam hizo caso omiso de las instrucciones del Señor y eligió ir con los príncipes de Moab.

    1. journal icon
      Divide una página del diario de estudio de las Escrituras en cuatro secciones, y traza una línea vertical y otra horizontal en medio de la página. Escribe una de las siguientes referencias de las Escrituras como encabezado en la parte superior de cada sección: Números 22:22–23; Números 22:24–26; Números 22:27–30; Números 22:31–35. Lee los versículos indicados de cada sección y escribe en ella una breve descripción o haz un dibujo de lo que le sucedió a Balaam debido a que hizo caso omiso de las instrucciones y las advertencias de Dios y se fue con los hombres del rey Balac.

    De la experiencia de Balaam aprendemos que nos ponemos en peligro cuando hacemos caso omiso de las instrucciones y las advertencias del Señor.

    ¿De qué manera piensas que Balaam se puso en peligro al hacer caso omiso de la advertencia del Señor?

    angel and Balaam

    Un ángel se puso en el camino de Balaam.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe acerca de una situación en la que el Señor te haya hecho una advertencia a ti o a alguien a quien conoces. Describe lo que ocurrió, ya sea que tú o la otra persona hayan hecho caso omiso de la advertencia o la hayan obedecido.

    En Números 22:36–24:11 aprendemos que después que Balaam llegó al reino de Balac, se le prometieron nuevamente grandes recompensas si maldecía a Israel. No obstante, en lugar de maldecir a los israelitas, Balaam los bendijo.

    Lee Números 24:12–13 para ver de qué manera respondió Balaam ante el enojo del rey Balac.

    Antes de partir, Balaam le profetizó a Balac que los hijos de Israel finalmente reinarían sobre los moabitas. También profetizó acerca del Salvador. (Véase Números 24:14–25.) Quizás desees marcar lo que Balaam profetizó acerca del Mesías en Números 24:17 (véanse también las notas ab al pie de la página de Números 24:17).

    Números 25

    Los israelitas que cometen pecados graves son muertos

    ¿Has leído alguna vez una historia que tenía un final imprevisto?

    El relato de Balaam y el rey Balac tiene un final inesperado. ¿Cómo piensas que podrá terminar el relato?

    Lee Números 25:1–3 para saber qué sucedió cuando los hijos de Israel llegaron a Moab, el reino de Balac. Para comprender el versículo 3, es útil saber que Baal-peor hace referencia a un ídolo del dios falso Baal, a quien los moabitas adoraban (véase la nota a al pie de la página).

    Apocalipsis 2:14 nos da más detalles sobre la interacción entre Balaam y el rey Balac. Lee Apocalipsis 2:14y busca información a fin de comprender lo que ocurrió para que se desencadenara el final de ese relato (véase también Números 31:16).

    ¿Qué le enseñó Balaam a hacer al rey Balac?

    El adorar dioses falsos y cometer pecados sexuales fueron piedras de tropiezo para los israelitas, porque perdieron el poder y la protección del Señor cuando pecaron. Un principio que aprendemos de Números 25 es que el pecado nos impide progresar espiritualmente y nos hace perder la protección y el poder de Dios.

    El rey Balac tentó a los israelitas a pecar porque sabía que sin el poder del Señor no podrían conquistar su reino con éxito. Es importante recordar que el ejército de Israel no podía ser derrotado porque tenía la protección y el poder de Dios. La única manera en que podrían ser derrotados sería al perder la protección y el poder de Dios a causa del pecado. Del mismo modo, Satanás no puede derrotarnos a menos que elijamos cometer pecados.

    En Números 25:4–18 aprendemos que el Señor le dio instrucciones a Moisés de que los hijos de Israel que se habían vuelto a la adoración de ídolos debían ser muertos. Una medida tan severa era necesaria debido a que “si Israel perdía poder ante Dios al tolerar el mal entre el pueblo, gente inocente moriría en las guerras con los cananeos una vez que Israel cruzara el Jordán” (El Antiguo Testamento: Génesis–2 Samuel, Manual del alumno, pág. 197).

    Números 26–30

    Los hijos de Israel son contados nuevamente, Moisés aparta a Josué para dirigir a Israel y se establecen las reglas para los sacrificios y votos

    Moses and Joshua

    Moisés apartó a Josué para dirigir a los israelitas.

    Números 26 explica que los hombres de Israel que tenían al menos 20 años de edad fueron contados nuevamente. Sólo Josué y Caleb quedaban del grupo que había sido contado en Sinaí (véase Números 26:65). Números 27 registra que el Señor le dijo a Moisés que éste no entraría en la tierra prometida (véase Números 27:12–14; véase también Deuteronomio 3:26–29; 4:21; 32:48–52; D. y C. 84:23–25). El Señor le indicó a Moisés que llamara a Josué y lo apartara para dirigir a Israel. Podrías marcar las frases en Números 27:18–20, 23 que describen la forma en la que Moisés apartó a Josué. En Números 28–29 se establecen varias reglas para los sacrificios. En Números 30, Moisés les enseñó a los líderes israelitas las normas del Señor en cuanto a las promesas, los votos y los juramentos.

    Números 31

    Un ejército israelita destruye a los madianitas

    ¿Qué bendiciones has recibido que sean tan grandiosas que sientes que nunca podrías compensar al Padre Celestial y a Jesucristo por ellas?

    Al continuar tu estudio del libro de Números, busca verdades que puedan ayudarte a saber cómo expresar gratitud de una mejor manera por tus bendiciones.

    Lee Números 31:1–4 y averigua lo que el Señor indicó que los israelitas hicieran con los madianitas.

    La frase “hagan la venganza de Jehová en Madián”, que se encuentra en el versículo 3, significa que a los israelitas se les mandó llevar a efecto los juicios del Señor sobre los madianitas a causa de su maldad al influir sobre los israelitas para que adoraran dioses falsos y cometieran pecados sexuales.

    Números 31:6–47 explica que los israelitas tuvieron éxito en esa guerra y que tomaron las posesiones de los madianitas. Balaam, que vivía entre los madianitas al momento de esa guerra, también fue muerto (véase Números 31:8). Lee Números 31:48–49 para ver cuántos soldados israelitas murieron en esa guerra contra los madianitas.

    La frase “ninguno ha faltado de nosotros” significa que nadie resultó muerto. Para algunas personas, el hecho de que el Señor les haya preservado la vida estaría incluido en una lista personal de bendiciones como la que escribiste anteriormente en esta sección. Estaba más allá de la capacidad de los israelitas el corresponderle a Dios por esa bendición y, sin embargo, ellos todavía querían expresar su gratitud.

    Lee Números 31:50 para determinar lo que los jefes del ejército de Israel le llevaron a Moisés para mostrar su gratitud.

    Una ofrenda es algo que se da al Señor. La frase “para hacer expiación por nuestras almas” (Números 31:50) significa que al hacer esa ofrenda, los jefes estaban tratando de saldar la deuda que sentían que tenían con el Señor por haberles preservado la vida. Aunque ningún pago podría compensar adecuadamente al Señor, su ofrenda mostró que ellos reconocían Sus bendiciones de protección y estaban agradecidos por ellas.

    El siguiente es un principio que podemos aprender a partir del ejemplo de esos jefes del ejército israelita: Podemos mostrar nuestra gratitud por las bendiciones del Señor al hacerle ofrendas a Él.

    1. journal icon
      Contesta dos o más de las siguientes preguntas en el diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuáles son algunas ofrendas que podemos hacerle al Señor para mostrar nuestra gratitud por Sus bendiciones?

      2. ¿En qué forma has sido bendecido al mostrar gratitud al Señor por medio de tus acciones?

      3. ¿Qué ofrenda le harás al Señor para mostrarle tu gratitud por las bendiciones que Él te ha dado?

    Números 32–36

    Moisés proporcionó guía e instrucción con respecto a las tierras de heredad y las ciudades de refugio de los israelitas

    Números 32 contiene el relato de la solicitud que realizaron las tribus de Rubén y de Gad de recibir sus tierras de heredad al este del río Jordán. Moisés accedió a su solicitud bajo la condición de que los hombres de dichas tribus ayudaran a las demás a echar a los habitantes de la tierra prometida y a obtener sus propias tierras de heredad.

    Números 33–36 contiene un relato de la revisión que hizo Moisés de los viajes de Israel de Egipto a Canaán, las instrucciones del Señor de echar a todos los habitantes de la tierra de Canaán y las instrucciones de Moisés concernientes a las tierras de heredad y las ciudades entre las heredades de los levitas, en las que quienes fueran culpables de homicidio sin intención pudieran recibir refugio y así evitar que alguien se vengara de ellos antes de que pudiera llevarse a cabo un juicio justo.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Números 22–36 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: