Unidad 25: Día 4, Isaías 42–47
    Notas al pie de página

    Unidad 25: Día 4

    Isaías 42–47

    Introducción

    Isaías profetizó que el Mesías sería una luz a los Gentiles y liberaría a los hijos de Dios de la cautividad del pecado. Él contrastó el poder del Salvador para redimir a Su pueblo con la insensatez de confiar en dioses falsos. Isaías también profetizó de la destrucción de Babilonia.

    Isaías 42–43

    El Mesías será una luz a los Gentiles y liberará a los presos

    Imagínate que estás parado en una silla y que tuvieras que caer hacia atrás y alguien te atrapara. ¿En quién confiarías para atraparte? ¿Por qué?

    Ahora imagínate que en lugar de pedirle a esa persona que te atrapara, colocaras una foto de la persona en el suelo detrás de ti.

    ¿Cómo te sentirías al caer hacia atrás si esa imagen fuera todo lo que estuviera ahí para atraparte? ¿Qué podría suceder si colocaras tu confianza en esa pieza de papel para atraparte?

    En ocasiones, los hijos de Israel pusieron su confianza en dioses falsos. En los días de Isaías, a esos dioses los representaban ídolos hechos de madera, barro o metal.

    ¿En qué clase de “dioses falsos” pone la gente su confianza hoy? Escríbelas bajo el encabezado “Dioses falsos” en la tabla siguiente.

    Jesucristo

    Dioses falsos

    En Isaías 42–47, Isaías trató de ayudar al pueblo a comprender que ellos necesitaban poner su confianza en el Salvador, Jesucristo. Mientras estudias esos capítulos, procura verdades que te ayuden a comprender por qué debes confiar en el Salvador.

    En Isaías 42, Isaías escribió sobre el Mesías. El título Mesías significa “el ungido” y es el equivalente en el Antiguo Testamento del título de “Cristo” en el Nuevo Testamento (véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Mesías”; apéndice de la Biblia; scriptures.lds.org).

    Lee Isaías 42:5–7 para ver lo que Isaías dijo acerca del Mesías. Escribe lo que encuentres bajo el encabezado “Jesucristo” en la tabla anterior.

    ¿Qué nos enseña cada frase acerca de lo que el Salvador puede hacer?

    Observa y considera marcar la frase “que saques de la cárcel a los presos” en el versículo 7. Esa frase se refiere a liberar a los que estén en cautividad espiritual tanto en la tierra como en el mundo de los espíritus. Durante el ministerio terrenal de Cristo, Él enseñó el Evangelio, el que capacitaría a los hijos de Dios a llegar a ser libres de la cautividad espiritual mediante la Expiación. Cuando Él murió en la cruz, Su espíritu fue al mundo de los espíritus, donde Él predicó el Evangelio.

    Lee Doctrina y Convenios 138:18–19, 30–31 para averiguar lo que aconteció en el mundo de los espíritus poco después de que Jesús murió en la cruz (tal vez quieras escribir D. y C. 138:18–19, 30–31 junto a Isaías 42:7).

    ¿Qué hizo Jesucristo en el mundo de los espíritus?

    De esos versículos aprendemos que la expiación de Jesucristo hace posible que todos, incluso quienes ya fallecieron, acepten el Evangelio y lleguen a ser libres de la cautividad del pecado. Escribe esa verdad bajo el encabezado “Jesucristo” en la tabla anterior.

    Lee Isaías 42:16–18, y averigua los resultados de confiar en el Señor en lugar de confiar en dioses falsos. Escribe lo que encuentres bajo el encabezado “Dioses falsos” en la tabla anterior.

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿De qué manera son ciegos y sordos los que dependen en riqueza, posesiones, fuerza física, apariencia, popularidad o inteligencia?

    En Isaías 42:19–23, Isaías enseñó que sólo quienes escuchen a Jesucristo pueden ser sanados de su ceguera y sordera espirituales (véase Selecciones de la Traducción de José Smith, Isaías 42:19–23 [en el apéndice de la Biblia]).

    Lee Isaías 43:1–5 para ver más frases que describan lo que el Salvador dijo que haría por Israel. Escribe esas frases en la tabla precedente bajo el encabezado “Jesucristo”.

    En Isaías 43:6–28 leemos que Jehová dijo a los israelitas que ellos eran testigos de Él por causa de las grandes cosas que Él había hecho por ellos, a pesar del hecho de que no siempre habían sido fieles. Él hizo hincapié en que no hay otro Salvador más que Él.

    Isaías 44–46

    Isaías contrasta el poder de Jehová para salvarnos con la insensatez de confiar en cualquier otra cosa.

    Considera algunos de los desafíos que tú o tus amigos están enfrentando actualmente. ¿A dónde se vuelven algunas personas cuando tienen problemas como esos? ¿Que hace que algunas fuentes de ayuda sean mejores que otras?

    Al estudiar Isaías 44–46, busca doctrinas y principios que te ayuden a saber a dónde te debes volver cuando tengas problemas.

    En los días de Isaías, el pueblo a menudo se volvía a los ídolos y dioses falsos para que les ayudaran con sus problemas.

    Lee Isaías 44:10, 15–20 para saber por qué no es prudente buscar ayuda de dioses o imágenes falsos.

    Según el versículo 17, ¿qué pedía el pueblo a sus ídolos?

    ¿Qué dificultades podrían enfrentar las personas cuando procuran ser liberados de sus problemas mediante los dioses falsos de la riqueza, las posesiones, la fuerza física, apariencia, popularidad o inteligencia?

    Jesus Christ

    En los siguientes grupos de versículos, leemos que Jehová enseñó a los hijos de Israel en quién debían confiar para ser liberados de sus problemas. Lee cada grupo de versículos en busca de lo que Jehová deseaba que los hijos de Israel supieran acerca de Él. Escribe lo que encuentres en el espacio correspondiente:

    Isaías 44:21–24

    Isaías 45:5–8

    Isaías 45:12; 17–18, 20–22.

    Observa y considera marcar la frase “Yo soy Jehová, y no hay ningún otro” en Isaías 45:5, 6, 18 y frases similares en Isaías 45:21, 22.

    ¡Qué verdad o verdades podemos aprender de los versículos anteriores acerca de Jesucristo en Su papel pre mortal como el Gran Jehová?

    Escribe esa verdad en la tabla anterior bajo el encabezado “Jesucristo”.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué significa que Jesucristo es el Redentor?

      2. ¿Por qué crees que la declaración de que Jesucristo es el único Dios que puede salvarnos se repite con tanta frecuencia?

    En Isaías 44:28–45:4, Isaías profetizó de Ciro, un futuro rey de Persia, por nombre. En Isaías 45:1, se hace referencia a Ciro, quien no era israelita, como el ungido de Jehová por causa del papel que él jugaría para liberar a los judíos y permitirles regresar y reedificar Jerusalén y el templo.

    En los días de Isaías, mucha de la gente en Israel se había vuelto a dioses falsos, incluyendo dos llamados Bel y Nebo, para que los ayudaran en sus dificultades. Lee Isaías 46:1–2, para saber cuán ineficientes eran esos dioses falsos para ayudar a los israelitas.

    Según esos versículos, Bel y Nebo no sólo no pudieron ayudar a los israelitas, sino que también llegaron a ser una carga aun para los animales que los llevaron al cautiverio. Escribe la frase llegar a ser una carga en la tabla anterior bajo el encabezado “Dioses falsos”.

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿En qué forma el confiar en ídolos modernos, tales como riqueza, posesiones, fuerza física, apariencia, popularidad o intelecto, en vez de confiar en el Señor, puede llegar a ser una carga?

    Lee Isaías 46:3–5 para saber lo el Salvador dijo que Él haría por los israelitas. Las palabras he traído en el versículo 3 significa llevar cargado, y las palabras “vuestras canas” en el versículo 4 se refieren a los cabellos grises de la edad madura).

    ¿Qué piensas que quiso decir el Señor cuando dijo que Él nos soportará aún en nuestra vejez y nuestras canas?

    De esos versículos aprendemos que si confiamos en el Salvador, Él nos llevará y nos liberará. Escribe esa verdad en la tabla anterior bajo el encabezado “Jesucristo”.

    Lee la siguiente declaración del élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles, para ver lo que significa confiar en Jesucristo:

    Elder Richard G. Scott

    “Esta vida es una experiencia de profunda confianza en Jesucristo, en Sus enseñanzas y en nuestra capacidad, guiados por el Santo Espíritu, de obedecer las que nos darán felicidad ahora y una existencia eterna significativa y de supremo gozo. Confiar quiere decir obedecer voluntariamente desde el principio sin saber el fin (véase Proverbios 3:5–7). Para producir fruto, tu confianza en el Señor debe ser más fuerte y duradera que la que tengas en tus propias ideas y experiencia.

    “Ejercer la fe es confiar en que el Señor sabe lo que hace contigo y que lo logrará por tu bien eterno aun cuando tú no entiendas cómo lo hará” (“La confianza en el Señor”, Liahona, enero de 1996, pág. 18).

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué puedes hacer para mostrar que confías en el Señor?

      2. ¿En qué forma tú o alguien a quien conoces ha sido sostenido o liberado por el Salvador?

    Toma un momento para considerar lo que puedes hacer en tu vida para demostrar tu confianza en el Salvador para que te sostenga y te libere.

    Isaías 47

    Isaías profetiza la destrucción de Babilonia

    Isaías profetizó que Babilonia (habitada por un pueblo al que se conoce como los caldeos) sería destruida por sus iniquidades. Babilonia simbolizaba el mundo, e Isaías se refirió a Babilonia y a los caldeos como dos doncellas. Podemos comparar Isaías 47 a cualquiera que se deleita en sus pecados e iniquidades y rehúsa arrepentirse.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Isaías 42–47 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestr o: