Unidad 29: Día 3, Ezequiel 38–48
    Notas al pie de página

    Unidad 29: Día 3

    Ezequiel 38–48

    Introducción

    Ezequiel vio en visión una gran batalla que precederá la segunda venida de Jesucristo. También vio en visión un templo de los últimos días que se construirá en Jerusalén. Vio que fluía agua desde el templo, la cual cruzaba las tierras circunvecinas hasta las aguas del mar Muerto. Muchos de los detalles en cuanto a esas profecías aún no se han revelado.

    Ezequiel 38–39

    Ezequiel profetiza sobre la batalla que precederá la Segunda Venida

    Jesus Christ

    Si pudieras elegir dos cosas que te gustaría que el mundo supiera acerca de Jesucristo, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

    Al estudiar las profecías de Ezequiel que están en Ezequiel 38–48, busca lo que el Señor se asegurará de que todos sepan sobre Él como parte de Su segunda venida.

    Lee Ezequiel 38:1–3 y averigua contra quién dijo Jehová que estaba Él.

    Gog era el “príncipe soberano” (Ezequiel 38:2) de una tierra llamada Magog, ubicada al norte de Jerusalén. Ezequiel usó Gog simbólicamente para representar a uno o varios líderes inicuos que procurarán destruir al pueblo de Dios en los últimos días.

    Ezequiel 38:4–6 contiene la profecía de Ezequiel de que Gog reuniría un gran ejército de entre muchas naciones. Busca en el versículo 5 cuáles son las tres naciones que se juntarían.

    La antigua Persia estaba al este de Jerusalén, la antigua Etiopía al sur y la antigua Libia al oeste. Tal vez Ezequiel haya utilizado esos países simbólicamente a fin de ilustrar que ese ejército provendría de muchas naciones vecinas.

    map, arrows pointing to Jerusalem

    En Ezequiel 38:7–14 se nos dice que después que los ejércitos de Gog se reúnan, su objetivo será atacar al pueblo de Israel, el cual les parecerá indefenso. Esa profecía se refiere al gran conflicto comúnmente llamado la batalla de Armagedón, que precederá la segunda venida de Jesucristo. El ejército de Gog simboliza el gran ejército que atacará Jerusalén. (En ocasiones, las personas se confunden puesto que el apóstol Juan se refirió a otra batalla que sucederá al final del Milenio como la batalla de Gog y Magog [véase Apocalipsis 20:7–9]. Se trata de dos batallas distintas).

    Lee Ezequiel 38:15–16 para determinar cuál es el propósito de Jehová al permitir que el ejército de Gog ataque al pueblo de Jerusalén en los últimos días.

    Si lo deseas, marca la frase “para que las naciones me conozcan”, que está en el versículo 16. La palabra naciones se refiere a los pueblos que no conocen al Señor. La frase “cuando yo sea santificado en ti”, que está en el versículo 16, significa que Jehová se manifestará al apoyar al pueblo de Israel contra el ejército de Gog.

    Lee Ezequiel 38:18–23 para conocer el modo en que Jehová demostrará Su poder contra el ejército de Gog.

    En Ezequiel 39 se explica que después que la mayor parte del ejército de Gog sea destruida, la casa de Israel necesitará siete meses para sepultar a los muertos y siete años para limpiar tras la batalla. A veces, en las Escrituras, quienes escriben utilizan números de manera simbólica, más allá del significado literal. De modo que quizás el número siete signifique un largo tiempo o se refiera a que la tierra volverá a quedar completa y sana.

    Lee Ezequiel 39:7, 21–22 para determinar lo que los hijos de Israel sabrían después de la batalla. Si lo deseas, marca lo que encuentres.

    Observa en Ezequiel 39:7 el nombre o título que usó Jehová para referirse a Sí mismo. “El Santo de Israel” es otro título de Jesucristo (véase 2 Nefi 25:29).

    A consecuencia de la batalla, todas las personas sabrán que Jesucristo es el Señor.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, explica la forma en que la batalla que ocurrirá en Jerusalén antes de la Segunda Venida contribuirá a que todas las personas sepan que Jesucristo es el Señor.

    Ezequiel 40–43

    Jehová muestra a Ezequiel un templo que se edificará en Jerusalén en los últimos días

    En Ezequiel 40–43 leemos que un ángel guió a Ezequiel a lo largo de otra visión tocante a los últimos días.

    Lee los encabezados de los capítulos de Ezequiel 40–43 para saber lo que vio Ezequiel.

    El templo que Ezequiel vio se edificará en Jerusalén en los últimos días.

    Ezequiel 44–48

    Jehová revela detalles concernientes al templo que Ezequiel vio

    Kansas City Missouri Temple

    Lee Ezequiel 44:5 para conocer lo que Jehová mandó a Ezequiel hacer a fin de preservar la naturaleza santa del templo. “[Poner] atención a las entradas de la casa” significa prestar atención a quiénes o qué entra en la casa. ¿De qué modo los líderes del sacerdocio cumplen con un deber similar en cuanto al templo hoy en día?

    En Ezequiel 44:6–8 leemos que Jehová condenó a los hijos de Israel por no preservar la naturaleza sagrada de Su santa casa. Lee Ezequiel 44:9 para saber a quiénes Jehová no permitía entrar en Su templo.

    La palabra extranjero, que está en el versículo 9, se refiere a los que no eran israelitas que no habían hecho convenios de seguir a Jehová. La frase “incircunciso de corazón” de ese versículo se refiere, de manera similar, a personas indignas y que están fuera del convenio.

    En esos versículos aprendemos el siguiente principio: Si hacemos convenios con el Señor y los guardamos, Él nos permitirá entrar en Su santa casa.

    President Howard W. Hunter

    El presidente Howard W. Hunter explicó más ampliamente lo que debemos hacer a fin de prepararnos para entrar en la Casa del Señor: “Para merecer las bendiciones del templo, cada uno de nosotros debe asegurarse de que su vida esté en armonía con las enseñanzas de la Iglesia. Antes de ir al templo, el obispo los entrevista. En esa entrevista, ustedes dan fe a él de que cumplen con las normas de conducta relacionadas con el santo templo. Queremos que decidan hoy que siempre cumplirán con esas normas y serán dignos del privilegio de asistir a la Casa del Señor”(“Your Temple Recommend”, New Era, abril de 1995, pág. 6).

    Puedes prepararte para entrar en la Casa del Señor al honrar tu convenio bautismal de obedecer los mandamientos del Padre Celestial, entre ellos, la ley de castidad, la ley del diezmo y la Palabra de Sabiduría.

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Por qué crees que el Señor tiene normas que debemos cumplir antes de entrar en Su casa?

    Imagínate que estás vestido con tu más fina ropa apropiada para ir al templo, y que estás en los jardines de un templo. Imagínate caminar hacia la puerta principal del templo y entrar. Piensa cómo te sentirías al saber que eres digno de entrar.

    Medita en tus respuestas a las siguientes preguntas:

    • ¿Eres digno en este momento de entrar en la Casa del Señor?

    • ¿Qué cambios harás a fin de estar más preparado(a) para entrar en la Casa del Señor?

    Asegúrate de obedecer la inspiración que hayas recibido a fin de prepararte para ser digno de entrar en la Casa del Señor.

    En Ezequiel 44:10–46:24 aprendemos que el mensajero mostró a Ezequiel el modo en que los sacerdotes habían de prepararse para sus deberes del templo y cómo debían desempeñarlos. Luego se llevó a Ezequiel a la entrada del templo. Allí vio una representación simbólica de las bendiciones que se extienden a todos los que son dignos de adorar en el templo.

    Lee Ezequiel 47:1 y determina lo que vio Ezequiel mientras estaba en la entrada del templo.

    Después que Ezequiel vio que brotaba agua del templo, vio un hombre con un cordel para medir que midió las aguas que fluían alejándose del templo. Lee Ezequiel 47:3–5 para saber lo que sucedió con el agua mientras ésta corría, alejándose del templo.

    En Ezequiel 47:6–7 se explica que el mensajero llevó a Ezequiel a la orilla del río, donde éste observó que había muchos árboles a lo largo de ambas riberas.

    Lee Ezequiel 47:8 para saber hacia dónde se dirigía el agua.

    Judean wilderness

    La siguiente imagen, que es similar a la que contienen tus Escrituras en las Fotografías Bíblicas Nº 3, “El desierto de Judea y el Mar Muerto”, muestra la zona por la que fluirá el agua de la visión de Ezequiel. Al mar que vio Ezequiel se le llama el mar Muerto debido a su incapacidad de sustentar vida animal o vegetal a causa de la alta concentración de sal en el agua.

    Según lo que lees en Ezequiel 47:8, ¿qué harán las aguas que brotan del templo a las aguas del mar Muerto?

    La palabra sanadas, en el versículo 8, significa que el mar Muerto podrá sustentar vida de nuevo. Lee Ezequiel 47:9 en busca de lo que el agua hará a todo lo que toque.

    Las aguas de la visión podrían representar el Espíritu y el poder de Dios, los cuales sanarán a todas las naciones algún día futuro. Las aguas también podrían representar las bendiciones que provienen del templo. Una de las verdades que aprendemos de la visión de Ezequiel es que las bendiciones del templo sanan y dan vida a quienes guardan los sagrados convenios que hacen en el templo.

    1. journal icon
      Responde una de las preguntas siguientes, o ambas, en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. Simbólicamente, ¿cómo podría compararse a alguien con un desierto o un mar salado cuando no es digno(a) de las bendiciones del templo?

      2. ¿En qué ocasiones han recibido bendiciones del templo que podrían compararse con aguas que sanan?

    Lee Ezequiel 47:12 y presta atención al modo en que Ezequiel describió los árboles que estaban en las riberas del río.

    Considera cómo podría compararse la descripción de los árboles de las riberas del río con las personas que reciben las bendiciones del templo. Al igual que los árboles, esas personas pueden ayudar a nutrir y sanar a los demás. Al adorar al Padre Celestial en el templo, podrás recibir las máximas bendiciones que podemos alcanzar mediante la expiación de Jesucristo, incluso la vida eterna. Tal como lo ilustra la visión de Ezequiel, puedes ser sanado y cambiar.

    Ezequiel 47:13–48:35 indica que Ezequiel oyó la voz de Jehová y vio cómo la tierra prometida se dividiría entre la casa de Israel. Al concluir sus escritos en Ezequiel 48:35, Ezequiel explicó cómo se llamará Jerusalén después de la segunda venida del Señor. Según la Traducción de José Smith de Ezequiel 48:35, Ezequiel dijo: “Y el nombre de la ciudad desde aquel día será Santa, porque Jehová estará allí”.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Ezequiel 38–48 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: