Unidad 31: Día 3, Miqueas
    Notas al pie de página

    Unidad 31: Día 3

    Miqueas

    Introducción

    Miqueas profetizó al pueblo de Israel y de Judá en cuanto a los juicios que caerían sobre ellos debido a su iniquidad, lamentando sus pecados y su futura destrucción. Sin embargo, también profetizó que el Mesías nacería en Belén y enseñó que en los últimos días, el Señor tendría compasión de Israel.

    Miqueas 1–5

    Miqueas profetiza que el Mesías nacería en Belén y salvaría a Su pueblo.

    Como está registrado en el Nuevo Testamento, después de que Jesús nació, “unos magos vinieron del oriente a Jerusalén” buscando al Mesías (véase Mateo 2:1–2; véase también Mateo 2:2, nota a al pie de página).

    group of men on camels

    ¿Te has preguntado alguna vez cómo supieron los magos dónde ir para encontrar a Jesús?

    Puede que una profecía del profeta Miqueas ayudara a los magos a saber dónde encontrar al niño (véase Mateo 2:11) que era el Mesías. Lee Miqueas 5:2, 4 para ver detalles que Miqueas dio en cuanto a la venida del Mesías. Podrías marcar lo que encuentres.

    ¿De dónde profetizó Miqueas que saldría el gobernante de Israel (Jesucristo) (véase Miqueas 5:2)?

    Miqueas 5:4, nota a al pie de página, indica que Jesús vendría a la Tierra para “[dar] de comer al rebaño”. Ademas, Belén significa “casa de pan” (véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Belén”), que añade al simbolismo de Jesucristo como el Pan de vida.

    Miqueas fue el único profeta cuyos escritos se preservan en el Antiguo Testamento para nombrar el lugar de nacimiento del Mesías. Los sacerdotes principales y los escribas citaron esa profecía más de 700 años después cuando Herodes les preguntó dónde nacería el Mesías (véase Mateo 2:3–6).

    Miqueas era un profeta en el Reino del Sur de Judá, y ministró alrededor del mismo tiempo que Isaías. Mira el diagrama “Los reinos de Israel y Judá a un vistazo”, en la lección de 1 y 2 Crónicas (Unidad 21: Día 1) de este manual. Fíjate en cuándo ministró Miqueas en relación a los otros profetas, y los acontecimientos importantes en las historias de los reinos de Israel y Judá.

    Como está registrado en Miqueas 1–4, Miqueas profetizó que Samaria y Judá serían destruidas a causa de la iniquidad del pueblo. Él también reprendió a los falsos profetas que enseñaban al pueblo doctrinas falsas. En Miqueas 4 está registrado que el Señor le dio a Israel un mensaje de esperanza de que en los últimos días el templo del Señor se construiría de nuevo, Israel conquistaría a sus enemigos y habría paz para el pueblo del Señor en el Milenio. Como está registrado en Miqueas 5, Miqueas profetizó que en los últimos días, el resto de Jacob (Israel) triunfaría sobre sus opresores “como el león entre las bestias del bosque” (véase Miqueas 5:8–9). El Salvador repitió algunas de las profecías en Miqueas 5:7–15 a los nefitas (véanse 3 Nefi 20:16–17; 21:12–18, 21).

    Miqueas 6–7

    Miqueas lamenta la iniquidad de los israelitas y expresa esperanza en la redención del Señor

    Piensa en cuanto a una ocasión cuando alguien hizo algo bondadoso por ti. Quizás alguien te dio un regalo especial, pasó tiempo contigo, llevó a cabo un acto de servicio por ti o te dijo algo amable. ¿Cómo te sentiste en esa ocasión? ¿Cómo quieres actuar después de que alguien hace algo bondadoso por ti?

    Por medio de Su profeta Miqueas, el Señor recordó al pueblo de Judá Su bondad hacia ellos, con el fin de que ellos mostraran gratitud y devoción hacia Él. A medida que continúes estudiando las enseñanzas de Miqueas, busca principios que te puedan ayudar a mostrar tu devoción al Señor en agradecimiento por todo lo que Él ha hecho por ti.

    Lee Miqueas 6:3–4 y busca lo que el Señor le recordó a Su pueblo que Él había hecho por ellos. Si lo deseas, marca lo que el Señor dijo que había hecho por Su pueblo.

    Después, Miqueas dirigió la atención del pueblo a lo que ellos estaban haciendo para mostrar gratitud al Señor. Lee Miqueas 6:6–7 para ver lo que Miqueas preguntó al pueblo en cuanto a las ofrendas que se le podrían hacer al Señor para reconocer la bondad de Él hacia ellos.

    1. journal icon
      Fíjate en la primera pregunta que hizo Miqueas en Miqueas 6:6. Otra forma de decir esa pregunta sería: “¿Cómo debería presentarme ante el Señor y adorarle?”. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe el siguiente principio incompleto: Si deseamos venir al Señor y adorarle, entonces debemos… (Completarás ese principio más adelante en la lección).

    En el versículo 7, Miqueas estaba preguntando esencialmente: “Si mis hechos visibles son muy grandes en número o en valía, ¿será eso suficiente para complacer al Señor?”.

    Lee Miqueas 6:8 para ver cómo contestó Miqueas sus preguntas en cuanto a lo que deberíamos hacer para adorar al Señor.

    Miqueas enseñó que nuestros actos de adoración visibles por sí mismos no complacen a Dios. Él requiere algo más antes de que nuestra adoración visible llegue a ser significativa y le complazca. De acuerdo con el versículo 8, ¿qué requiere el Señor de nosotros en nuestra adoración de Él?

    young woman with scriptures

    Podrías escribir las siguientes definiciones de las frases del versículo 8 al margen de tus Escrituras: “hacer justicia” significa hacer lo correcto. El “amar la misericordia” significa ser bondadoso y misericordioso con los demás. Y “humillarte para andar con tu Dios” quiere decir ser humilde, obediente y enseñable en tu relación con Dios (véase también D. y C. 11:12).

    Para entender mejor Miqueas 6:6–8 y reconocer el principio que Miqueas enseñó a los hijos de Israel, lee Deuteronomio 10:12–13 para averiguar lo que Moisés dijo que el Señor requiere de aquellos que le adoran y le sirven. (Cuando Miqueas dijo que el Señor “te ha declarado” lo que se requiere [Miqueas 6:8] puede que se estuviera refiriendo a la explicación de Moisés).

    ¿Qué dijo Moisés que requiere el Señor de nosotros al adorarle y servirle?

    ¿Qué piensas que significa servir al Señor con todo nuestro corazón?

    Basándote en las palabras de Miqueas y Moisés, completa el principio que escribiste en tu diario de estudio de las Escrituras.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, anota maneras en las que adoramos o mostramos amor por el Señor. Tu lista podría incluir actividades como asistir a la Iglesia, participar de la Santa Cena y orar. Después de hacer la lista, contesta las siguientes preguntas:

      1. ¿Cómo te ayuda el principio que encontraste en Miqueas 6:6–8 a comprender cuál debería ser nuestro propósito al participar en las actividades que anotaste?

      2. ¿Cómo podríamos llevar a cabo esos actos de adoración con todo nuestro corazón?

    Medita en cuanto a la diferencia que ha ocurrido en tu vida cuando has servido al Señor con un corazón sincero.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, describe lo bien que estás aplicando el principio que encontraste en Miqueas 6:6–8 en cada una de las formas de adoración que apuntaste en tu lista. Ponte una meta específica en cuanto a cómo comenzarás a adorar y servir al Señor con más corazón en uno de los aspectos que aparecen en tu lista.

    Como está registrado en Miqueas 6:10–16, el Señor dijo que no podría excusar justamente a los hijos de Israel, porque ellos continuaban en su iniquidad. Entonces pronunció las consecuencias que les llegarían debido a sus pecados.

    Miqueas 7:1–17 contiene el lamento de Miqueas debido a la iniquidad de los israelitas, así como las destrucciones que llegarían a causa de sus pecados. Sin embargo, Miqueas profetizó que Israel volvería a la justicia y se levantaría de nuevo con la ayuda del Señor y que otras naciones se maravillarían por lo que el Señor había hecho por Israel.

    Lee Miqueas 7:18–20 y encuentra la descripción que Miqueas hace del Señor. Podrías marcar lo que encuentres.

    Según el versículo 18, ¿en qué se deleita el Señor?

    De acuerdo con el versículo 19, ¿qué hará el Señor con nuestras iniquidades debido a que se “deleita en la misericordia”?

    Para recibir la misericordia del Señor, debemos aplicar la expiación de Jesucristo al arrepentirnos de nuestros pecados.

    De esos versículos, aprendemos que si nos arrepentimos de nuestros pecados, seremos perdonados porque el Señor se deleita en la misericordia. El arrepentimiento sincero nos permite recibir la misericordia y el perdón del Señor mediante la Expiación.

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Por qué crees que se nos extiende misericordia aun cuando hayamos sido rebeldes?

      2. ¿Cómo te sientes hacia Dios, sabiendo que Él se deleita en extenderte misericordia y que recibirás esa misericordia si te arrepientes?

      3. ¿Cómo responderías a alguien que te dijera que quiere pecar ahora y arrepentirse más tarde?

    2. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Miqueas y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: