Unidad 26: Día 4, Isaías 58
    Notas al pie de página

    Unidad 26: Día 4

    Isaías 58

    Introducción

    Los judíos se preguntaban por qué el Señor no reconocía su ayuno. Por medio de Isaías el Señor le enseñó al pueblo acerca del ayuno apropiado y la observancia del día de reposo.

    Isaías 58

    El Señor enseña acerca del ayuno apropiado y la observancia del día de reposo

    “…la Iglesia designa un domingo por mes, por lo general el primero, como día de ayuno” [Leales a la Fe: Una referencia del Evangelio, 2004, pág. 24]). Cuando los miembros de la Iglesia “ayunan”, se abstienen de ingerir alimentos y bebidas por aproximadamente 24 horas, aunado a la oración con la finalidad de acercarse más al Señor y pedir Sus bendiciones.

    Imagina que te despiertas una mañana de domingo y preparas tu desayuno. Justo cuando estás a punto de comenzar a comer, te das cuenta de que es domingo de ayuno. ¿Cuáles son los primeros pensamientos que acuden a tu mente?

    Reflexiona acerca de tus pensamientos y sentimientos acerca del ayuno. Algunas personas se preguntan por qué nos ha mandado el Señor que ayunemos. Conforme estudies Isaías 58 busca principios que puedan ayudarte a entender por qué ayunamos y cómo el ayuno puede ser una fuente de poder espiritual en tu vida.

    En Isaías 58:1–2 leemos que el Señor mandó a Isaías que declarara claramente a la casa de Jacob (o Israel) sus pecados. Esos pecados incluían llevar a cabo prácticas religiosas externas sin una intención sincera y, por consiguiente, actuar como si fueran una nación justa que no había abandonado al Señor.

    Una de esas leyes que los israelitas practicaban externamente era el ayuno. Lee Isaías 58:3 para averiguar lo que el pueblo le preguntó al Señor acerca de su ayuno.

    El pueblo se preguntaba por qué el Señor no reconocía su ayuno. Isaías 58:3–4 registra la respuesta del Señor al pueblo. Él enseñó que en vez de procurar arrepentirse y acercarse a Él al ayunar, ellos buscaban placeres mundanos y participaban en actividades mundanas. En vez de mostrar compasión hacia los demás, los obligaban a trabajar y eran irritables y contenciosos. El Señor dijo que a causa de que sus intenciones y acciones al ayunar no eran apropiadas, Él no reconocería sus oraciones.

    Lee Isaías 58:5 para conocer lo que el Señor cuestionó acerca del ayuno del pueblo. Tal vez te sea útil saber que un junco es un tallo largo y delgado que cae. Cilicio es un material áspero que en ocasiones está hecho de pelo de cabra. En los tiempos bíblicos, las personas con frecuencia vestían cilicio o se sentaban en ceniza para simbolizar su humildad y tristeza.

    bulrushes

    Junco

    man behind bars

    Cilicio

    El Señor cuestionó si las apariencias externas del ayuno reflejaban el espíritu apropiado del ayuno que Él deseaba. Piensa cómo podemos cometer errores similares cuando ayunamos. Por ejemplo, ¿hay ocasiones en la actualidad en las que las personas ayunan de manera automática sin tratar de acercarse más al Señor?

    President Joseph F. Smith

    El presidente Joseph F. Smith enseñó que el ayuno apropiado hace que “el cuerpo quede sujeto al espíritu y, de ese modo, promueve la comunión con el Espíritu Santo y asegura la fortaleza y el poder espirituales que la gente… tanto necesita. Puesto que el ayuno debe ir siempre acompañado de la oración, esta ley llevaría a las personas más cerca de Dios” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Joseph F. Smith 1998, pág. 213).

    Presta atención a la primera pregunta que hizo el Señor en Isaías 58:6. ¿Cómo expresarías esa pregunta con tus propias palabras?

    Lee Isaías 58:6 para determinar lo que el Señor enseñó acerca de Sus propósitos deseados para el ayuno.

    Un principio que podemos aprender de las enseñanzas del Señor en Isaías 58:6 es que si ayunamos como el Señor desea, entonces podemos ayudar a aliviar las cargas de los demás y recibir alivio para nuestras propias cargas.

    1. journal icon
      Responde una de las dos preguntas siguientes, o ambas, en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuáles son algunos ejemplos de “ligaduras de la maldad”, “cargas de opresión”, o yugos que pueden aliviarse cuando ayunamos?

      2. ¿En qué ocasiones han visto al Señor aliviar sus propias cargas por medio del ayuno?

    Lee Isaías 58:7 para localizar otro de los propósitos deseados del ayuno. Tal vez te sea útil saber que la frase “no te escondas del que es tu propia carne” en ese versículo hace referencia a prestar especial atención a las necesidades de nuestra propia familia, tanto inmediata como demás parientes, en vez de dejar en los demás la responsabilidad de su cuidado. (Isaías 58:6–7 es un pasaje de dominio de las Escrituras. Si lo deseas, márcalo de una forma especial para que puedas localizarlo en el futuro).

    Completa las siguientes declaraciones basándote en lo que podemos aprender de Isaías 58:7: Si ayunamos como el Señor desea, entonces cuidaremos de .

    fast offering envelope and form

    Una de las maneras en las que podemos ayudar al hambriento, al pobre y al desnudo por medio del ayuno es al contribuir a las ofrendas de ayuno. Cuando contribuimos a las ofrendas de ayuno, generalmente damos por lo menos el valor de dos comidas que no hayamos consumido. Los profetas nos han alentado a ser incluso más generosos cuando sea posible.

    Elder Joseph B. Wirthlin

    El élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó cómo se usan las ofrendas de ayuno: “Las ofrendas de ayuno se utilizan para un solo propósito: para bendecir la vida de los necesitados. Todo dinero que se le entrega al obispo en calidad de ofrenda de ayuno se utiliza para ayudar a los pobres. Cuando los donativos exceden las necesidades locales, se pasan más adelante para satisfacer las necesidades en algún otro lugar” (“La ley del ayuno”, Liahona, julio de 2001, pág. 90).

    Lee Isaías 58:8–12 y considera marcar las bendiciones que el Señor prometió para el tipo de ayuno que Él desea.

    Para completar la siguiente declaración, resume esas bendiciones prometidas en tus propias palabras: Si ayunamos como el Señor lo desea, entonces Él puede bendecirnos con .

    1. journal icon
      Reflexiona si tu ayuno es como el que el Señor desea. Escribe en una hoja de papel por separado una meta de una manera en la que puedes mejorar tu ayuno. Coloca esa meta en un lugar donde la veas con frecuencia antes del próximo domingo de ayuno. Anota en tu diario de estudio de las Escrituras que has completado esta asignación.

    Después de eso el Señor le enseñó al pueblo acerca de otra ley que observaban incorrectamente.

    Echa un vistazo a Isaías 58:13 para localizar el día que el Señor asocia con ser una “delicia” o una fuente de gran gozo.

    Isaías 58:13–14 registra que el Señor enseñó un principio acerca del día de reposo que puede hacerlo una fuente de gran gozo para nosotros y un medio para obtener otras bendiciones de Él. (Isaías 58:13–14 es un pasaje de dominio de las Escrituras. Si lo deseas, márcalo de una forma especial para que puedas localizarlo en el futuro).

    1. journal icon
      Escribe las palabras Si y Entonces en líneas separadas en tu diario de estudio de las Escrituras. Concluirás esta asignación conforme continúes tu estudio de Isaías 58:13–14.

    Lee Isaías 58:13 para saber lo que el Señor enseñó acerca de santificar el día de reposo. Recuerda que la palabra santo significa apartar o consagrar para los propósitos de Dios.

    Medita acerca del significado que la frase “retraes… tu pie… de hacer tu voluntad en mi día santo” tiene en la actualidad. En tu diario de estudio de las Escrituras, completa la frase que inicia con Si con un resumen de las instrucciones que el Señor da en Isaías 58:13 usando tus propias palabras.

    Lee Isaías 58:14 para localizar las bendiciones que el Señor promete por santificar el día de reposo.

    La frase “las alturas de la tierra” en el versículo 14 se puede referir a lugares sagrados donde se puede recibir revelación y se puede sentir la presencia de Dios, tales como los templos y las capillas del Señor. La frase “la heredad de Jacob” se refiere a las bendiciones prometidas a Jacob y a su posteridad, incluyendo las bendiciones que recibimos al hacer convenios en el templo.

    En tu diario de estudio de las Escrituras, completa la frase que inicia con entonces al hacer un resumen con tus propias palabras de las bendiciones que figuran en Isaías 58:14.

    Uno de los principios que podemos aprender de esos versículos es que si honramos al Señor al santificar el día de reposo, entonces tendremos gozo en nuestra relación con el Señor y obtendremos bendiciones tanto temporales como espirituales. Considera las bendiciones espirituales que puedes recibir conforme santifiques el día de reposo y ayunes con sincera intención.

    scripture mastery icon
    Dominio de las Escrituras: Isaías 58:6–7

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, haz un dibujo o escribe una palabra que represente cada declaración que hizo el Señor acerca del ayuno apropiado en Isaías 58:6–7. Por ejemplo, puedes dibujar la puerta abierta de una cárcel para representar la frase “dejar libres a los quebrantados” o una manta para representar cubrir al desnudo. Después de que termines de dibujar o escribir, recita ese pasaje dos veces mientras miras los versículos. Entonces, recítalo dos veces más mientras miras únicamente las imágenes o palabras en tu diario de estudio Escrituras. Posiblemente quieras continuar recitando esos versículos de esa manera hasta que hayas memorizado el pasaje.

    scripture mastery icon
    Dominio de las Escrituras: Isaías 58:13–14

    1. journal icon
      Imagínate que un amigo te pregunta qué es lo que puede hacer con su tiempo durante el día de reposo a fin de que no ande en sus “propios caminos” o busque su “propia voluntad” (Isaías 58:13). Haz una lista en tu diario de estudio de las Escrituras de actividades que puedan ayudar a tu amigo a santificar el día de reposo. (Podrías repasar “La observancia del día de reposo” en el cuadernillo Para la Fortaleza de la Juventud para conocer ideas adicionales). Al final de la lista escribe tu testimonio acerca de cómo el santificar el día de reposo invita las bendiciones del Señor en tu vida.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Isaías 58 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: