Unidad 2: Día 2, Moisés 2 (Génesis 1; Abraham 4)
    Notas al pie de página

    Unidad 2: Día 2

    Moisés 2 (Génesis 1; Abraham 4)

    Introducción

    En Moisés 2 aprendemos que Jesucristo creó la Tierra y todo ser viviente que hay en ella. También aprendemos que Dios creó a Adán y a Eva a Su imagen, que los unió en matrimonio y que les mandó multiplicarse y henchir la tierra. Moisés 2 es la Traducción de José Smith de Génesis 1 (Aunque la totalidad de Génesis 1 no se trata específicamente en esta lección, debes leerlo como parte de tu estudio diario de las Escrituras; también debes leer Abraham 4. Si comparas Génesis 1, Moisés 2 y Abraham 4 versículo por versículo, notarás que existe una armonía en dichas narraciones canónicas de la Creación hasta el sexto día).

    Moisés 2:1–25

    Jesucristo crea la Tierra y todo ser viviente que hay en ella

    earth from space

    Piensa en las asombrosas bellezas de la Tierra.

    Al leer Moisés 2, piensa en lo que sientes por la Tierra y su Creador.

    Moisés 2 es la traducción que José Smith hizo de Génesis 1. Lee Moisés 2:1 y compáralo con Génesis 1:1. Al hacerlo, presta atención a lo que Moisés 2:1 añade al relato bíblico de la Creación.

    ¿Qué agrega Moisés 2:1 al relato que está en la Biblia?

    Subraya la frase “he creado estas cosas por medio de mi Unigénito” en Moisés 2:1. Podrías escribir la siguiente doctrina en el margen de tus Escrituras, junto a Moisés 2:1: Jesucristo creó la Tierra bajo la dirección del Padre Celestial.

    Algunas personas dicen que la creación de la Tierra y de todos los seres vivientes que hay en ella ocurrió por casualidad. Medita en por qué es importante saber que Jesucristo creó la Tierra.

    Lee Moisés 2:2–5 para dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿Qué hizo Jesucristo al principio de la Creación? En el versículo 5, ¿cómo se refiere el Señor a ese período de la creación?

    Elder Russell M. Nelson

    El élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó el significado que la palabra día tiene en este capítulo: “La creación física en sí se organizó durante etapas ordenadas de tiempo. En Génesis y en Moisés, a estas etapas se les llama días, pero en el libro de Abraham, a cada período se le llama ocasión y vez. “Ya sea que se le llame un día, una ocasión o vez, o época, cada una de las fases consistió en un período entre dos eventos identificados, o sea, una división de la eternidad” (“La Creación”, Liahona, julio de 2000, pág. 103).

    El Señor no ha revelado la duración de cada período de creación.

    1. journal icon
      Copia el siguiente cuadro en el diario de estudio de las Escrituras. En cada uno de los períodos de creación, desde el día 2 hasta el día 6, lee las referencias y busca lo que el Señor logró durante ese período. Haz un resumen de lo que encuentres y escríbelo debajo de cada día (quizás te sea útil saber que la palabra firmamento se refiere a la atmósfera alrededor de la Tierra).

      Moisés 2:2–5

      Moisés 2:6-8

      Moisés 2:9–13

      Moisés 2:14–19

      Moisés 2:20–23

      Moisés 2:24–31

      Día 1

      Día 2

      Día 3

      Día 4

      Día 5

      Día 6

      Separó la luz de las tinieblas

    Las Escrituras no contienen todos los detalles del proceso de la Creación; más bien, testifican que el Señor llevó a cabo la creación de la Tierra y de todo ser viviente que hay en ella con un propósito.

    Al leer la siguiente cita del élder Russell M. Nelson, presta atención a lo que él dijo concerniente a la creación de la Tierra:

    “Toda la Creación fue planeada por Dios …

    “Testifico que la Tierra y todo lo que vive en ella son de origen divino. La Creación no se hizo por casualidad … La Creación misma testifica de un Creador”(véase “La Creación”, págs. 102, 103).

    Medita en algunos ejemplos que manifiesten cómo la Creación (de la Tierra y de todo lo que hay en ella) testifica del Creador.

    1. journal icon
      En el diario de estudio de las Escrituras, escribe lo que sientes por el Padre Celestial y Jesucristo al considerar Sus creaciones.

    Moisés 2:26–31

    Dios creó tanto al hombre como a la mujer a Su propia imagen

    statue of Adam an Eve

    Piensa en las siguientes situaciones:

    Situación 1: Un misionero se halla enseñando a alguien que desea conocer cuál es la apariencia de Dios.

    Situación 2: A una jovencita le han dicho que el ser hombre o el ser mujer es una cuestión de azar, así que ha comenzado a preguntarse si el ser hombre o el ser mujer es importante y si debería influir en alguna de las decisiones que ella tome en la vida.

    Situación 3: A un joven no le agrada su cuerpo. Lucha con sentimientos de baja autoestima debido a su apariencia física.

    Busca Génesis 1:26–27. Esos versículos, que enseñan lo que hizo el Señor el sexto día tras crear todas las formas de vida animal, corresponden a Moisés 2:26–27 (Génesis 1:26–27 es un pasaje de dominio de las Escrituras; si lo deseas, márcalo de una forma especial para poder localizarlo en el futuro).

    Lee Génesis 1:26–27 y considera la forma en que esos versículos podrían aplicarse a los tres casos anteriores.

    ¿Qué verdades concernientes a nuestra creación se enseñan en Génesis 1:26–27?

    President Thomas S. Monson

    El presidente Thomas S. Monson nos ayudó a entender mejor la doctrina de que somos creados a imagen de Dios al enseñar: “Nuestro Padre Celestial tiene oídos para escuchar nuestras oraciones, ojos para ver nuestras acciones, boca para hablarnos, y corazón para sentir compasión y amor por todos nosotros. Es un Ser real y viviente. Somos Sus hijos, creados a Su imagen; nos parecemos a Él y Él se parece a nosotros” (véase “Yo sé que vive mi Señor”, Liahona, abril de 1988, pág. 6).

    1. journal icon
      Considera las situaciones que se mencionaron anteriormente. En el diario de estudio de las Escrituras, da respuesta a las siguientes preguntas:

      1. Si fueras el misionero de la situación 1, ¿cómo podrías utilizar Génesis 1:26–27 y las palabras del presidente Monson para enseñar a alguien acerca de Dios?

      2. Lee la situación 2 de nuevo y la siguiente cita de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”: “Todos los seres humanos, hombres y mujeres, son creados a la imagen de Dios. Cada uno es un amado hijo o hija procreado como espíritu por padres celestiales y, como tal, cada uno tiene una naturaleza y un destino divinos. El ser hombre o el ser mujer es una característica esencial de la identidad y del propósito premortales, mortales y eternos de la persona” (Liahona, noviembre de 2010, pág. 129).

        Considera por qué es importante para ti saber que el ser hombre o el ser mujer no es una cuestión de casualidad ni una condición temporal, sino que es parte de tu identidad y propósito eternos. ¿Cómo podrías utilizar Génesis 1:26–27 y la cita de la Proclamación para la Familia a fin de ayudar a la joven de la situación 2?

      3. Lee otra vez la situación 3, junto con la siguiente afirmación del élder Russell M. Nelson: “Piensen en el don del cuerpo físico que [Dios] les ha dado. Los muchos atributos admirables del cuerpo de ustedes atestiguan su propia ‘naturaleza divina’ [2 Pedro 1:4]” (“Demos gracias a Dios”, Liahona, mayo de 2012, pág. 78).

        Piensa en la razón por la cual es importante recordar que tu cuerpo físico es un don de Dios. ¿Cómo utilizarías Génesis 1:26–27 y la cita del élder Nelson para ayudar al joven de la situación 3?

    El Señor casó a Adán y Eva por la eternidad y luego les dio un mandamiento.

    Lee Moisés 2:28. ¿Cuál fue el primer mandamiento que Dios dio a Adán y a Eva como esposo y esposa?

    El presidente Spencer W. Kimball enseñó:

    President Spencer W. Kimball

    “El matrimonio fue instituido por el Señor para establecer hogares y tener descendientes …

    “…el Señor mismo estableció la norma al juntar a Adán y a Eva, Su primer varón y Su primera mujer en esta tierra, y al efectuar una ceremonia santa de casamiento para unirlos como marido y mujer. Ellos eran muy diferentes en su constitución y debían desempeñar funciones diferentes. No bien hubo efectuado la ceremonia, Él les dijo: ‘…multiplicaos; y henchid la tierra’… (Génesis 1:28)” (véase Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Spencer W. Kimball, 2006, pág. 213).

    Si lo deseas, marca la frase “multiplicaos, henchid la tierra” en Moisés 2:28. Esa frase significa tener hijos. Podrías escribir el siguiente mandamiento en tus Escrituras, cerca del versículo 28: Dios ha mandado que quienes estén casados como marido y mujer tengan hijos.

    Adam and Eve with baby

    Medita en la forma en que la obediencia a ese mandamiento hoy en día contribuye a cumplir con el plan de felicidad del Padre Celestial.

    Repasa brevemente Moisés 2:10, 12, 18, 21, 25 y busca lo que el Señor dijo después de terminar cada uno de los primeros cinco períodos de la Creación. Si lo deseas, marca lo que encuentres.

    Lee Moisés 2:31 para determinar lo que dijo el Señor al terminar la Creación, que a esa altura incluía la creación de Adán y Eva.

    Al considerar el plan del Padre Celestial, ¿por qué crees que se dijo la frase “bueno en gran manera” en ese momento de la Creación?

    Elder Russell M. Nelson

    El élder Russell M. Nelson dijo: “En su magnificencia, el planeta Tierra es parte de algo aún más grandioso: es parte del gran plan de Dios. Abreviando, la Tierra se creó para que las familias fuesen” (véase “La Creación”, pág. 104).

    scripture mastery icon
    Dominio de las Escrituras: Génesis 1:26–27

    1. journal icon
      En el diario de estudio de las Escrituras escribe un breve discurso basándote en Génesis 1:26–27. En el discurso, podrías contestar las siguientes preguntas: ¿Qué significa que soy creado a la imagen de Dios? ¿En qué forma influye esta verdad en lo que pienso sobre mí mismo y sobre los demás? ¿De qué manera podría influir en mis acciones diarias? Podrías compartir el discurso con algún familiar o amigo.

    2. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Moisés 2 (también Génesis 1 y Abraham 4) y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: