Unidad 16: Día 2, Jueces 6–9
    Notas al pie de página

    Unidad 16: Día 2

    Jueces 6–9

    Introducción

    Israel disfrutó de un periodo de relativa paz durante cuarenta años, pero la nueva generación que nació durante esa paz y prosperidad confiaba en su propia fortaleza y sabiduría, y no se apoyaban en el Señor. Por lo tanto, con el tiempo de nuevo hicieron lo malo a los ojos del Señor. Por causa de la desobediencia de los israelitas, el Señor permitió que los madianitas los oprimieran. Por medio de un ángel, el Señor llamó a Gedeón para librar a Israel. Gedeón y su ejército de 300 hombres vencieron a un gran ejército madianita.

    Jueces 6:1–10

    Por causa de la desobediencia de los israelitas, los madianitas los oprimen

    ¿Alguna vez has intentado levantar algo que era demasiado pesado, o cuya forma era incómoda para levantarlo tú solo, y después alguien fue y te ayudó a hacerlo? ¿Cuál es la diferencia entre intentar hacer eso solo y tener ayuda?

    Medita por un momento en cuanto a una prueba o una dificultad que estés enfrentando.

    Muchas dificultades que enfrentamos pueden ser difíciles o imposibles de superar por nosotros mismos. Sin embargo, el Señor está listo para ayudarnos y fortalecernos si vamos a Él. En el libro de Jueces, un hombre llamado Gedeón ayudó a Israel a obtener la ayuda del Señor y superar una adversidad que parecía imposible. Al estudiar la vida de Gedeón, busca doctrinas y principios que muestran cómo obtener la ayuda del Señor cuando enfrentes tus propias pruebas.

    Lee Jueces 6:1 para ver lo que hicieron los israelitas que causó que perdieran las bendiciones del Señor. Recuerda que en Jueces 1–5, lo “malo” que hicieron los israelitas fue adorar a los dioses falsos de otros habitantes de la tierra prometida. Debido a eso, Israel perdió la protección del Señor.

    Lee Jueces 6:2–6 y averigua lo que hicieron los madianitas para oprimir a los hijos de Israel. Podrías marcar lo que hicieron los hijos de Israel cuando los estaban oprimiendo.

    Lee Jueces 6:7–10 para saber cómo respondió el Señor a las súplicas de los israelitas.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, haz un resumen del mensaje que el profeta le dio a Israel. Luego responde lo siguiente: ¿Qué piensas que Israel necesitaba hacer para volver a recibir la protección del Señor?

    Una verdad que podemos aprender de ese relato es que el Señor puede contestar nuestras oraciones mediante las palabras de los profetas. Tal vez quieras escribir esa verdad en tus Escrituras junto a Jueces 6:7–8.

    ¿Puedes pensar en alguna ocasión en la que recibiste respuesta a tus oraciones mediante las palabras de un profeta?

    Jueces 6:11–24

    Un ángel del Señor llama a Gedeón para librar a Israel

    En Jueces 6:11–13 aprendemos que además de mandar un profeta a los hijos de Israel, el Señor también llamó a un juez que era un “hombre poderoso y valiente” (Jueces 6:12) para ser el líder militar que los liberase de los madianitas. Lee Jueces 6:14–16 para averiguar cómo respondió Gedeón a su llamado a servir. Podrías marcar su respuesta en tus Escrituras.

    Gideon

    Gedeón, un juez justo en Israel

    Fíjate en lo que el Señor dijo en el versículo 16 que pudo haber alentado a Gedeón.

    En Jueces 6:17–24, el Señor le mostró una señal a Gedeón para mostrarle que su llamamiento venía de Dios. Hay una diferencia entre buscar una señal de Dios antes de que creamos y tengamos fe, y procurar una confirmación con un corazón sincero, con verdadera intención y fe (véase Moroni 10:4). El objetivo de buscar una señal o una confirmación de Dios es importante (véase D. y C. 63:7–10). “Algunas personas afirman que creerían en Dios o en Su obra si recibieran una señal. Pero la fe no viene por las señales… Tales señales se dan a los que son fieles y obedientes, a fin de fortalecerles en su fe y ayudarles a cumplir la voluntad de Dios” (Temas del Evangelio, “Señales”; lds.org/topics). Gedeón buscó una señal, o confirmación, de forma justa y con fe.

    Jueces 6:25–40

    Por su obediencia al Señor, Gedeón elimina dioses falsos y se prepara para la batalla

    Lee Jueces 6:25–26 para saber lo que el Señor le dijo a Gedeón que hiciera antes de librar a Israel de los madianitas. En la nota b al pie de página, cuando se habla de la imagen de Asera se refiere a un poste o árbol que representa a la diosa de la fertilidad, o a un ídolo.

    El altar que a Gedeón se le mandó que destruyera pertenecía a su padre. Piensa lo difícil que habría sido ese mandamiento si hubieras estado en el lugar de Gedeón.

    ¿Por qué era importante destruir el altar del dios falso Baal antes de superar la opresión física de los madianitas? ¿Qué podemos aprender de las instrucciones del Señor a Gedeón en cuanto a nuestros esfuerzos de recibir ayuda y fortaleza del Señor?

    De Jueces 6:25–26, aprendemos el siguiente principio: Si deseamos tener la ayuda y la fortaleza del Señor, debemos deshacernos de las prácticas espiritualmente impuras e inicuas de nuestra vida.

    Como se muestra en Jueces 6:27–40, Gedeón hizo como se le mandó. Al día siguiente, los hombres de la ciudad querían matar a Gedeón porque había destruido sus dioses falsos. El padre de Gedeón habló en su defensa y los hombres de la ciudad no le mataron. El Espíritu del Señor vino sobre Gedeón, y él juntó un ejército de israelitas. El Señor entonces le mostró otra señal a Gedeón para asegurarle que el Señor lo había escogido a él para librar a Israel.

    Jueces 7

    El Señor entrega a los madianitas en las manos de los israelitas

    Imagínate que, al igual que Gedeón, se te ha mandado vencer al ejército madianita y expulsarlos. Lee Jueces 7:12 para encontrar el tamaño del ejército. ¿Cuántos soldados querrías llevar contigo a la batalla contra un ejército tan grande?

    Lee Jueces 7:1–2 para determinar lo que dijo el Señor en cuanto al tamaño del ejército de Gedeón. Si hubieras estado en la situación de Gedeón, ¿qué hubieras pensado si el Señor te dijera que había demasiados soldados en tu ejército?

    En el versículo 2, marca por qué el Señor quería reducir el tamaño del ejército de Gedeón. (Cuando dice alabe, quiere decir engreírse.) ¿Cómo piensas que pensar demasiado en cuanto a nuestra propia fuerza y esfuerzos nos impide que reconozcamos que nuestras bendiciones y fortaleza vienen del Señor?

    Lee Jueces 7:3 y averigua lo que el Señor dijo que Gedeón debía hacer para reducir el tamaño de su ejército.

    ¿Cuántos estaban en el ejército de Gedeón originalmente?

    ¿Cuántos quedaron después de que Gedeón habló a los que tenían temor de marcharse?

    Echen un vistazo Jueces 7:4 para determinar cómo se sentía el Señor en cuanto al tamaño reducido del ejército de Gedeón.

    Lee Jueces 7:4–8 para ver lo que el Señor le dijo a Gedeón que hiciera para reducir más el tamaño del ejército.

    ¿Cuántos soldados se llevaron la mano a la boca para beber?

    Si hubieras estado en la situación de Gedeón, ¿qué hubieras pensado de que el Señor redujera el ejército de 32.000 soldados a 300?

    En Jueces 7:9–14 se explica que Gedeón fue donde estaba acampado el ejército de los madianitas. Mientras Gedeón estaba cerca de su campamento, escuchó a un hombre compartir un sueño que tenía que ver con la destrucción del ejército madianita. Ese sueño le dio valor a Gedeón.

    trumpet, lamp, pitcher

    Trompeta

    Antorcha

    Cántaro

    Imagínate que se te da una trompeta, un cántaro y una antorcha y se te pide que los uses como armas en una batalla. ¿Cómo los usarías para luchar? ¿Cuán eficientes piensas que serían esos artículos en una batalla?

    Lee Jueces 7:15–18 para averiguar las instrucciones que Gedeón dio a su ejército.

    Lee Judges 7:19–23 para ver lo que ocurrió después.

    El pequeño ejército de Gedeón tuvo éxito porque fueron obedientes con exactitud; cada hombre hizo como se le indicó (véase Jueces 7:21). La frase “Jehová puso la espada de cada uno contra su compañero” (versículo 22) significa que los madianitas comenzaron a atacarse mutuamente en el caos que creó el ejército de Gedeón.

    army at night

    El ejército de Gedeón por la noche

    1. journal icon
      Contesta la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Por qué fue el ejército de Gedeón de 300 hombres capaz de derrotar al innumerable ejército de los madianitas?

    2. journal icon
      Piensa en el siguiente principio que aprendemos de este relato: Si seguimos los mandamientos del Señor con exactitud y siempre reconocemos que dependemos de Él, entonces Él nos ayudará a superar nuestros desafíos. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe en cuanto a alguna ocasión en la que pudiste superar desafíos con la ayuda del Señor debido a que seguiste Su consejo, o escribe acerca de un momento en que fuiste testigo de la veracidad de ese principio en la vida de otra persona.

    Jueces 8

    Israel goza de paz por muchos años pero regresa a la idolatría después de que Gedeón muere

    En Jueces 8:1–31 aprendemos que después de que los madianitas huyeron, el ejército de Gedeón los persiguió y destruyó a algunos de ellos. Después de la victoria, los israelitas querían que Gedeón fuera su rey, pero él rehusó y dijo que el Señor debía ser su rey. Durante un periodo de alrededor de cuarenta años, no hubo más batallas importantes.

    Lee Jueces 8:33–35 para ver lo que hizo Israel después de la muerte de Gedeón. ¿Qué piensas que nos enseñan esos versículos en cuanto a la condición espiritual de los hijos de Israel en ese momento?

    Jueces 9

    Se hace rey a Abimelec, el hijo de Gedeón, y los hombres de Siquem le matan

    En Jueces 9:1–57 aprendemos que Abimelec, el hijo de Gedeón, quería ser rey, así que mató a setenta de sus hermanos y se le hizo rey. Con el tiempo, le mataron los hombres de Siquem, unos de los enemigos de Israel.

    1. icono del diario
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Jueces 6–9 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: