Unidad 21: Día 4, Nehemías
    Notas al pie de página

    Unidad 21: Día 4

    Nehemías

    Introducción

    Cuando se enteró que los muros que rodeaban Jerusalén habían sido destruidos, Nehemías le pidió permiso al rey de Persia de ir a Jerusalén para ayudar a reconstruirlos. A pesar de la oposición, los judíos reconstruyeron con éxito los muros de Jerusalén. Posteriormente, para fortalecer a los judíos, Esdras les enseñó las Escrituras, y Nehemías procuró ayudarlos a guardar sus convenios.

    Nehemías 1–7

    A pesar de la oposición, Nehemías dirige a los judíos en la reconstrucción de los muros de Jerusalén

    Elder Jeffrey R. Holland

    El élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó que “La oposición tiene lugar en casi cualquier sitio en el que haya ocurrido algo bueno” (“No perdáis, pues, vuestra confianza”, Liahona, junio de 2000, pág. 38).

    1. journal icon
      Anota en tu diario de estudio de las Escrituras cómo crees que podrían experimentar oposición las personas de los siguientes ejemplos:

      1. Un joven ha decidido servir en una misión de tiempo completo y se está preparando con gran ilusión.

      2. Una joven se ha puesto la meta de santificar el día de reposo en su hogar, aun cuando algunos miembros de su familia no son miembros activos de la Iglesia.

      3. Un joven ha decidido ayudar a cada uno de los miembros de su quórum del sacerdocio a participar en las reuniones y actividades de la Iglesia.

      4. Tras escuchar a los misioneros, una familia decide bautizarse.

    Al estudiar el libro de Nehemías, aprenderás acerca de la oposición que tuvo que afrontar Nehemías y cómo superó esa oposición. Busca principios que te ayuden a superar la oposición en tu propia vida.

    Nehemías era levita y copero del rey de Persia (véase Nehemías 1:11). La posición de copero no debe confundirse con la de un mero siervo que simplemente le lleva bebidas al rey. Como copero, era responsable de proteger la copa del rey para que no la fueran a envenenar. En su servicio al rey, Nehemías tenía un puesto de confianza y honor.

    Lee Nehemías 1:3 para saber lo que Nehemías averiguó acerca del remanente (o grupo) de judíos que vivía en Jerusalén y la condición en que se encontraban los muros que rodeaban la ciudad.

    Recuerda que unos noventa años antes, el rey Ciro de Persia permitió que muchos judíos regresaran a Jerusalén para reconstruir el templo y establecer allí una comunidad. Sin muros, Jerusalén era un lugar inseguro, y existía el peligro de que el templo volviera a ser destruido.

    Lee Nehemías 1:4 para saber lo que hizo Nehemías cuando recibió esas noticias.

    En Nehemías 1:5–11 aprendemos que Nehemías oró por los judíos que estaban en Jerusalén. También oró pidiendo que el Señor lo favoreciera a la hora de procurar la ayuda del rey Artajerjes de Persia.

    Lee Nehemías 2:1–6 para conocer la reacción del rey cuando Nehemías le pidió permiso para ir a ayudar a reconstruir el muro que rodeaba Jerusalén.

    Nehemiah looking at walls

    Nehemías examina los muros de Jerusalén

    ¿En qué sentido la reacción del rey fue una respuesta a las oraciones de Nehemías?

    En Nehemías 2:7–16 descubrimos que Nehemías pidió al rey que escribiera cartas a los gobernadores de las provincias de Persia para que le permitieran atravesar sus tierras de camino a Jerusalén. A petición de Nehemías, el rey también le proveyó de los suministros que necesitaba para reconstruir los muros y las puertas de la ciudad. Cuando Nehemías llegó a Jerusalén, salió por la noche a examinar los muros de la ciudad y vio que debían reconstruirse.

    Lee Nehemías 2:17–19 para saber cómo reaccionó el pueblo ante los planes de Nehemías de reconstruir los muros de Jerusalén.

    Según el versículo 18, ¿cómo reaccionaron los judíos?

    Según el versículo 19, ¿cómo se opusieron Sanbalat, Tobías y Gesem a Nehemías? Esos tres hombres eran líderes influyentes de otros grupos de personas que vivían cerca de Jerusalén. Sanbalat era el gobernador persa en Samaria y se oponía a todos las obras de Nehemías.

    1. journal icon
      Lee Nehemías 2:20 y responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Qué es lo que más te impresiona de la respuesta que dio Nehemías a las personas que se oponían a él?

    2. journal icon
      Anota en tu diario de estudio de las Escrituras el siguiente fragmento de un principio: Lograremos llevar a cabo la obra del Señor a pesar de la oposición si… A medida que estudies Nehemías 3–6, busca tres maneras de completar ese principio. Se te indicará que escribas esos tres principios completos como parte de esa asignación.

    Lee Nehemías 3:1–3, 12–16 para averiguar cómo abordaron los judíos la reconstrucción de los muros de Jerusalén. Observa que muchos grupos de judíos trabajaban en pequeñas secciones del muro al mismo tiempo.

    ¿Qué ventajas crees que tendría el que muchos grupos de personas trabajaran en pequeñas secciones del muro al mismo tiempo?

    De acuerdo con lo que has aprendido acerca de las personas que repararon los muros de Jerusalén, escribe en tu diario de estudio de las Escrituras una forma de completar el principio de la asignación Nº 3.

    Lee el encabezamiento del capítulo de Nehemías 4 y lee Nehemías 4:6–9, 14–17 para encontrar otra manera en la que podemos llevar a cabo la obra del Señor a pesar de la oposición.

    Según lo que leíste en Nehemías 4, escribe en tu diario de estudio de las Escrituras otra forma de completar el principio de la asignación Nº 3.

    Lee Nehemías 6:1–9 en busca de una tercera manera de llevar a cabo la obra del Señor a pesar de la oposición.

    Conforme lo que leíste en Nehemías 6, escribe en tu diario de estudio de las Escrituras otra forma de completar el principio de la asignación Nº 3.

    El presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia, explicó cómo las palabras de Nehemías en Nehemías 6:3 nos pueden ayudar a superar la oposición y la tentación:

    President Dieter F. Uchtdorf

    “…piensen en el poder que tendríamos como personas… si, en respuesta a cada tentación que pretendiera distraernos o rebajar nuestras normas, las normas de Dios, respondiéramos: ‘Yo hago una gran obra, y no puedo ir’.

    “Vivimos en una época de grandes dificultades y de grandes oportunidades. El Señor busca a hombres [y mujeres] como Nehemías… Él desea reclutar almas decididas que con diligencia llevan a cabo la obra de edificar el reino de Dios; aquellos que, ante la oposición y la tentación, digan en sus corazones: ‘Yo hago una gran obra, y no puedo ir’.

    “Que ante las pruebas y el sufrimiento, respondan: ‘Yo hago una gran obra, y no puedo ir’.

    “Que ante el ridículo y las afrentas, proclamen: ‘Yo hago una gran obra, y no puedo ir’.

    “Nuestro Padre Celestial busca a personas que se nieguen a permitir que lo trivial obstruya su búsqueda de lo eterno; busca a personas que no cedan a la atracción de lo fácil ni caigan en las trampas del adversario que les distraerán de la obra que el Señor les ha encomendado. Él busca personas cuyas obras estén en armonía con sus palabras, y que manifiesten con convicción: ‘Yo hago una gran obra, y no puedo ir’ (“Estamos haciendo una gran obra y no podemos ir”, Liahona, mayo de 2009, pág. 62).

    1. journal icon
      Responde dos de las siguientes preguntas o todas ellas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Cuáles son algunos ejemplos de cosas pequeñas que puedes hacer para ayudar a llevar a cabo la obra del Señor?

      2. ¿Cómo piensas que el orar y ser obediente a la inspiración que recibimos nos puede ayudar a llevar a cabo Su obra a pesar de la oposición?

      3. ¿Cómo crees que la frase “Yo hago una gran obra, y no puedo ir” podría ayudar a una persona a superar la tentación o la oposición?

    Lee Nehemías 6:15–16 para descubrir lo que los judíos fueron capaces de lograr al hacer su pequeña parte, orar a Jehová para pedirle fortaleza y permanecer centrados en llevar a cabo la obra de Jehová.

    En Nehemías 7 aprendemos que, después que los muros de Jerusalén fueron reconstruidos, Jehová inspiró a Nehemías a trazar la genealogía de los israelitas que regresaron a Jerusalén. (A los israelitas que regresaron a Jerusalén se les llamó judíos). Los poseedores del sacerdocio cuyos registros genealógicos se habían perdido no pudieron comprobar su autoridad para tener el sacerdocio, y éste les fue negado.

    Nehemías 8–10

    Esdras lee e interpreta las Escrituras al pueblo

    Imagínate que conoces a alguien que ha estado varios días perdido sin comida y con muy poca agua. ¿Cómo sería la condición física de esa persona?

    Piensa en lo que podrías hacer para ayudar a restaurar la salud de esa persona.

    Los judíos que vivían en Jerusalén en los tiempos de Nehemías habían estado perdidos espiritualmente durante varios años sin el alimento de las Escrituras ni las ordenanzas sagradas. ¿Qué habrías hecho tú para ayudarles a restaurar su salud espiritual?

    Esdras, un sacerdote, vivía en Jerusalén en la misma época que Nehemías. Lee Nehemías 8:1–3 para saber lo que hizo Esdras para ayudar al pueblo a recuperar su salud espiritual.

    Las Escrituras estaban escritas en hebreo, pero los judíos ya no entendían el hebreo. Por esa razón, Esdras leía las Escrituras en hebreo y luego las parafraseaba en el idioma arameo, para que el pueblo las entendiera.

    Lee Nehemías 8:3, 6, 9, 12 para saber cómo reaccionó el pueblo cuando escuchó y comprendió las Escrituras.

    ¿Por qué lloró el pueblo?

    En el resto de Nehemías 8 descubrimos que una vez que los judíos entendieron las Escrituras, bendijeron a Jehová e inmediatamente comenzaron a obedecer la ley.

    En Nehemías 9 aprendemos que los judíos ayunaron, confesaron sus pecados y relataron su historia, incluso las bendiciones que Dios les había dado y ejemplos de la desobediencia de sus antepasados. Echa un vistazo a Nehemías 9 para determinar algunas de las bendiciones que los judíos reconocieron, gracias a las Escrituras, que Jehová había dado a sus antepasados.

    Lee Nehemías 9:38 para saber lo que los judíos prometieron hacer por causa de lo que habían aprendido en las Escrituras acerca de Dios y Sus bendiciones.

    De ese relato aprendemos la siguiente verdad: Cuando aprendemos en las Escrituras acerca de Dios y Su bondad, sentimos un mayor deseo de concertar Sus convenios y guardarlos.

    1. journal icon
      Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Qué historia de las Escrituras te ha ayudado a sentir un mayor deseo de obedecer a Dios y mantenerte fiel a tus convenios?

    Comprométete a estudiar o continuar estudiando las Escrituras a diario para ayudarte a fortalecer tu deseo de obedecer a Dios y de hacer convenios con Él.

    En Nehemías 10 se explica que después que los israelitas entendieron las Escrituras, hicieron convenio de no contraer matrimonio con personas que no fueran israelitas, y de no comprar cosas en el día santo de Jehová a fin de santificar el día de reposo.

    Nehemías 11–13

    Se dedican los muros del templo y Nehemías regresa a Jerusalén y enmienda los agravios a la ley de Moisés

    En Nehemías 11–12 aprendemos que después que los del pueblo determinaron quiénes vivirían en Jerusalén y quiénes en otras ciudades, se dedicaron los muros de Jerusalén. En Nehemías 13 nos enteramos de que después que Nehemías había estado alejado de Jerusalén durante varios años, muchos de los judíos tuvieron dificultades para vivir de acuerdo con sus convenios. Nehemías regresó a Jerusalén, eliminó las malas influencias y restituyó la observancia del día de reposo a fin de ayudarlos a cumplir sus convenios.

    1. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Nehemías y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: