Unidad 9: Día 3, Éxodo 7–11
    Notas al pie de página

    Unidad 9: Día 3

    Éxodo 7–11

    Introducción

    Después de que Faraón rehusó escuchar a Moisés y a Aarón, Jehová reveló que multiplicaría “[Sus] señales y [Sus] maravillas” (Éxodo 7:3) en Egipto. No obstante, aun después de ser testigo de un milagro y de las plagas que afligieron a Egipto, Faraón endureció su corazón y rehusó dejar ir a los hijos de Israel. El Señor permite que los inicuos, tales como Faraón, usen su albedrío para obrar conforme a su voluntad, “según la dureza de sus corazones, para que los juicios que en su ira envíe sobre ellos sean justos; y la sangre del inocente será un testimonio en su contra… en el postrer día” (Alma 14:11).

    Éxodo 7:1–13

    Jehová envía a Moisés y a Aarón de regreso a Faraón para decirle que libere a los hijos de Israel de la servidumbre.

    En Éxodo 7:1–5 se explica que Jehová mandó a Moisés y a Aarón que regresaran a Faraón y le dijeran que liberara a los hijos de Israel. Tal vez recuerdes que Moisés y Aarón ya le habían pedido a Faraón que dejara ir a los hijos de Israel.

    En Éxodo 7:3, nota a al pie de página, se encuentra una aclaración importante que se hizo en la Traducción de José Smith de la Biblia. En ella se explica que Jehová no endureció el corazón de Faraón, sino que Faraón endureció su propio corazón. Al estar trabajando en su traducción inspirada de la Versión del Rey Santiago de la Biblia, el profeta José Smith corrigió cada indicación de que Jehová había endurecido el corazón de Faraón porque en cada caso, Faraón había endurecido su propio corazón (véase Traducción de José Smith, Éxodo 7:13 [en Éxodo 7:13, nota a al pie de página]; 9:12 [en Éxodo 9:12, nota a al pie de página]; 10:1 [en Éxodo 10:1, nota a al pie de página], 20 [en Éxodo 10:20, nota a al pie de página], 27 [en Éxodo 10:27, nota a al pie de página]; 11:10 [en Éxodo 11:10, nota a al pie de página]).

    Faraón respondió aumentando las labores de los israelitas. Debido a las acciones de Faraón después de que Moisés y Aarón hablaron con él, algunos de los hijos de Israel no quisieron escucharlos.

    Si hubieras estado en la situación de Moisés, ¿piensas que te habrías sentido renuente a regresar a hablar con Faraón? ¿Por qué sí o por qué no?

    Toma un momento para meditar en situaciones en las que pudieras sentirte renuente a seguir el consejo del Señor, de tus padres o de tus líderes de la Iglesia.

    Lee Éxodo 7:6, para saber lo que hicieron Moisés y Aarón como respuesta a las indicaciones de Jehová de regresar a hablar con Faraón.

    Al considerar los desafíos que afrontaron Moisés y Aarón, ¿qué te impresiona acerca de su obediencia a la instrucción de Jehová?

    Lee Éxodo 7:8–10, para averiguar lo que ocurrió cuando Moisés y Aarón hicieron lo que Jehová les había mandado.

    Moses and Aaron

    Moisés y Aarón ante la corte de Faraón

    Imagínate cómo hubiera sido ver ese milagro. ¿Cómo piensas que hubieras respondido si hubieses estado en la situación de Faraón y si acabaras de ver que la vara de Aarón se convertía en una serpiente?

    Lee Éxodo 7:11–12, y determina cómo respondió Faraón después de ver que la vara de Aarón se convertía en una serpiente.

    Tal vez te preguntes cómo los hechiceros de Faraón pudieron tener el poder para efectuar “milagros”. El presidente Joseph Fielding Smith enseñó lo siguiente:

    President Joseph Fielding Smith

    “En todas las épocas y en casi todos los países, los hombres han ejercido grandes poderes ocultos y místicos, aun para sanar a los enfermos y realizar milagros. Había adivinos, magos y astrólogos en las cortes de los reyes de la antigüedad. Ellos tenían ciertos poderes mediante los cuales descubrían y resolvían los problemas, sueños, etc. del monarca. Uno de los ejemplos más notables de ello está registrado en Éxodo, cuando Faraón llamó a ‘sabios y a hechiceros’ que duplicaron algunos de los milagros que Jehová había mandado que hicieran Moisés y Aarón.

    “…El Salvador declaró que Satanás tenía el poder para atar los cuerpos de hombres y mujeres y afligirles en extremo [véase Mateo 7:22–23; Lucas 13:16]. Si Satanás tiene poder para atar los cuerpos, seguramente debe tener poder para soltarlos. Se debe recordar que Satanás tiene gran conocimiento, y con él puede ejercer autoridad y hasta cierto grado controlar los elementos, cuando no intervenga un poder mayor” (Answers to Gospel Questions, 5 tomos, 1957, tomo I, págs. 176, 178).

    El que la vara (serpiente) de Aarón devorara las varas (serpientes) de los hechiceros simbolizaba que el poder de Jehová es mayor que el de los seres mortales.

    ¿Cómo refleja ese acontecimiento el poder de Dios que se le dio a Moisés? ¿Cómo comenzaría eso a ayudar a los hijos de Israel?

    Un principio que aprendemos de ese relato es que si actuamos con fe y obedecemos al Señor, entonces Él nos bendecirá para que podamos hacer lo que Él nos pida.

    Lee Éxodo 7:13, para averiguar la respuesta de Faraón después de que la vara de Aarón devoró la vara de los hechiceros.

    Éxodo 7:14—11:10

    Jehová envía diez plagas sobre Egipto

    Cuando Moisés se acercó a Faraón la primera vez y le habló del mandato de Jehová de liberar a los israelitas, Faraón respondió: “¿Quién es Jehová para que yo oiga su voz y deje ir a Israel?” (Éxodo 5:2). Para contestar esa pregunta, Jehová hizo milagros y envió plagas como testimonio de Su poder.

    1. journal icon
      En tu diario de estudio de las Escrituras, crea una tabla como la que figura a continuación. Rotula cada una de las secciones con el número y la referencia de las Escrituras correspondientes a las plagas, tal como se indica. Junto a cada referencia, haz un dibujo sencillo de la plaga. Luego escribe cómo reaccionó Faraón a cada una de las plagas.

      Las diez plagas

      Un dibujo sencillo de cada plaga

      La respuesta de Faraón

      1. Convertir agua en sangre (véase Éxodo 7:14–25)

      1. Ranas (véase Éxodo 8:1–15)

      1. Piojos (véase Éxodo 8:16–19)

      1. Moscas (véase Éxodo 8:20–32)

      1. Muerte de ganado (véase Éxodo 9:1–7)

      1. Sarpullido y úlceras (véase Éxodo 9:8–12)

      1. Granizo y fuego (véase Éxodo 9:13–35)

      1. Langostas (véase Éxodo 10:1–20)

      1. Tinieblas (véase Éxodo 10:21–29)

      1. Muerte del primogénito de todos los egipcios (véase Éxodo 11:4–10; 12:29–30)

    1. journal icon
      Contesta las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

      1. ¿Qué podemos aprender de las diez plagas acerca del poder de Jehová?

      2. ¿Por qué piensas que Jehová le dio a Faraón tantas oportunidades de ablandar su corazón, arrepentirse y obedecer el mandato de dejar ir a los hijos de Israel en lugar de obligarlo a dejarlos ir?

    Elder Gerald N. Lund

    El élder Gerald N. Lund, de los Setenta, enseñó: “El albedrío personal es tan sagrado que nuestro Padre Celestial nunca forzará el corazón humano, aun con todo Su infinito poder; muchos tratarán de hacerlo, pero Dios no. En otras palabras, Dios nos permite ser los defensores o guardianes de nuestro propio corazón; debemos, de nuestra propia voluntad, abrir el corazón al Espíritu, ya que Él no nos impondrá Su presencia” (véase “Abramos nuestro corazón”, Liahona, mayo de 2008, pág. 33).

    Completa el siguiente principio que podemos aprender de las muchas oportunidades que Jehová le dio a Faraón de ablandar su corazón y arrepentirse: El Señor nos permite , pero no.

    ¿Qué piensas que podría haber sucedido si Faraón hubiera elegido ablandar su corazón más pronto?

    A continuación figura un principio que podemos aprender de las consecuencias de la decisión de Faraón de no ablandar su corazón: Si rehusamos ablandar nuestro corazón y arrepentirnos de nuestros pecados, entonces acarrearemos consecuencias negativas para nosotros y para otras personas.

    Al leer las siguientes palabras, marca las frases que te ayuden a entender por qué es importante arrepentirnos ahora en lugar de después: “…Si has pecado, cuanto más pronto te arrepientas, más pronto comenzarás tu camino de regreso y encontrarás la paz y el gozo que trae el arrepentimiento. Si retrasas el arrepentimiento, podrías perder bendiciones, oportunidades y guía espiritual. También podrías verte involucrado(a) en una conducta pecaminosa, de tal manera que el camino de regreso sea aún más difícil” (Para la Fortaleza de la Juventud, librito, 2011, pág. 28).

    young woman praying
    1. journal icon
      Explica con tus propias palabras en tu diario de estudio de las Escrituras cómo podríamos ser bendecidos si elegimos arrepentirnos y seguir al Señor ahora en lugar de después.

    2. journal icon
      Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

      He estudiado Éxodo 7–11 y he terminado esta lección el (fecha).

      Otras preguntas, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con el maestro: