Restauración e Historia de la Iglesia
Eliza R. Snow
anterior siguiente

“Eliza R. Snow”, Temas de la historia de la Iglesia

“Eliza R. Snow”

Eliza R. Snow

Eliza Roxcy Snow nació en Massachusetts en 1804 y se crio en Ohio. Provenía de una respetable familia en la que aprendió a desarrollar disciplina personal, además de literatura y religión. Aprendió a escribir poesía, a llevar libros contables para su padre, a coser y a atender la casa junto con su madre.

Eliza R. Snow

Fotografía de Eliza R. Snow.

Por cortesía del Departamento de Historia de la Iglesia

Sidney Rigdon, un ministro bautista reformado y amigo de la familia, les presentó a José Smith en 1831, y la mamá de Eliza y su hermana se convirtieron inmediatamente1. Más de cuatro años después, y tras mucho estudio y reflexión, Eliza se bautizó a la edad de 31 años. Ella se mudó a Kirtland, donde trabajó de maestra para la familia Smith, escribió un himno para el primer himnario de los Santos de los Últimos Días y donó su cuantiosa herencia para la construcción del templo2. Ella fue testigo, junto con los otros santos de Kirtland, de las manifestaciones espirituales que siguieron a la dedicación del templo3.

En medio de las persecuciones vividas en Misuri a finales de la década de 1830, José Smith le pidió a Eliza que escribiera en favor de su pueblo y en su defensa4. Ella aceptó el desafío y, ya en la década de 1850, era conocida como la “Poetisa de Sion”. Escribió más de 500 poemas en los que plasmó la historia y las creencias de los santos. Muchos de sus poemas se convirtieron en himnos populares que cantaron los pioneros alrededor de las fogatas, en salones de reuniones y en templos. Su poesía sirvió para preservar importantes enseñanzas de José Smith (entre ellas, la doctrina de la Madre Celestial), para alentar a los santos en sus deberes y para instruir a los niños en los principios del Evangelio5.

La capacidad de liderazgo de Eliza se manifestó en Nauvoo en 1842 cuando, junto con Emma Smith, Sarah Kimball y otras mujeres, organizaron la Sociedad de Socorro Femenina de Nauvoo, bajo la dirección de José Smith. En su función de secretaria de la organización, registró en el libro de actas enseñanzas importantes acerca de la función de las mujeres en la Restauración. Ella llevó consigo las actas a través de las praderas y las usó posteriormente como estatutos y modelo para organizar sociedades de socorro locales en todo Utah, bajo la dirección de Brigham Young6. Eliza sirvió como la segunda Presidenta General de la Sociedad de Socorro y siguió con el encargo dado a su predecesora, Emma Smith, de explicar las Escrituras y exhortar a los miembros de la Iglesia. Eliza trabajó con otras mujeres para organizar y, luego, supervisar la Asociación de Mejoramiento Mutuo de Damas Jóvenes (fundada en 1870) y la Asociación Primaria para los niños (fundada en 1878).

En su condición de fundadora y líder de las tres organizaciones de mujeres dentro de la Iglesia, Eliza R. Snow viajó extensamente y habló con mucha frecuencia a las mujeres de la Iglesia. “Nos hallamos en una posición diferente a la de las mujeres del mundo”, les enseñó. “Nosotras hemos hecho convenios con Dios y entendemos Su orden”7. Sus sermones se centraron no solo en los aspectos prácticos de la vida de los pioneros, sino también en la doctrina del Evangelio, la restauración del sacerdocio, el rendir cuentas en la edificación del Reino y la necesidad de que las mujeres amplíen la visión de su propio potencial. Les preguntaba en 1870: “¿Saben de algún otro lugar sobre la tierra en el que la mujer disfrute de una mayor libertad y de privilegios tan elevados y sagrados como los tiene aquí, como Santo de los Últimos Días?”8.

Además, Eliza era conocida por su servicio en el templo. Ella recibió su investidura en Nauvoo y sirvió como obrera de ordenanzas por muchos años en la Casa de Investiduras en Salt Lake City, guiando a las mujeres en las ordenanzas del templo9. En una época en la que los matrimonios plurales conectaron a muchos Santos de los Últimos Días en redes familiares superpuestas, Eliza desempeñó una función activa en varias familias10. Ella fue una esposa plural de José Smith y, luego, de Brigham Young. Aunque ella nunca llegó a tener sus propios hijos, fue una mentora para los niños de la familia Young, y forjó relaciones entre la familia Young y otras familias pioneras. Siendo ella la segunda de siete hermanos en la familia Snow, supo mantener estrechas relaciones con sus hermanos y sus familias, entre los que se halla su hermano menor, Lorenzo, quien posteriormente llegaría a ser Presidente de la Iglesia.

Eliza falleció el 5 de diciembre de 1887. En su funeral, efectuado en el Salón de Asambleas de la Manzana del Templo, un coro cantó su célebre himno “Oh, mi Padre”. Apóstoles, familiares y amigos le rindieron tributo con poesía, discursos, reminiscencias personales y poderosos testimonios11. En su obituario en el periódico New York Times se la describió como “una de las figuras centrales en la galaxia mormona”12.

Temas relacionados: Organizaciones La Sociedad de Socorro Femenina de Nauvoo, Primaria, Mujeres Jóvenes