Temas
    Espíritu Santo
    Notas al pie de página
    Theme
    Confirmation

    Espíritu Santo

    Reseña

    El Espíritu Santo es el tercer miembro de la Trinidad. Es un personaje de espíritu, sin un cuerpo de carne y huesos. A menudo se le llama el Espíritu, el Santo Espíritu, el Espíritu de Dios, el Espíritu del Señor o el Consolador.

    Funciones del Espíritu Santo

    El Espíritu Santo trabaja en perfecta unión con el Padre Celestial y Jesucristo, y desempeña varias funciones para ayudarnos a vivir en rectitud y recibir las bendiciones del Evangelio.

    El Espíritu Santo “da testimonio del Padre y del Hijo” (2 Nefi 31:18), y revela y enseña “la verdad de todas las cosas” (Moroni 10:5). Podemos recibir un testimonio seguro del Padre Celestial y de Jesucristo únicamente mediante el poder del Espíritu Santo. Su comunicación con nuestro espíritu es mucho más certera que cualquier comunicación que podamos recibir mediante nuestros sentidos naturales.

    A medida que nos esforcemos por seguir el sendero que lleva a la vida eterna, el Espíritu Santo nos guiará en nuestras decisiones y nos protegerá de los peligros físicos y espirituales.

    Mediante Él, podemos recibir dones del Espíritu que nos beneficien a nosotros, y también a quienes amamos y servimos (véase Doctrina y Convenios 46:9–11).

    Es el Consolador (Juan 14:26). Así como la dulce voz de un padre amoroso puede calmar el llanto de un niño, los susurros del Espíritu pueden aplacar nuestros miedos, acallar las constantes inquietudes de nuestra vida y consolarnos en la aflicción. El Espíritu Santo nos puede llenar “de esperanza y de amor perfecto” y nos enseña “las cosas apacibles del reino” (Moroni 8:26; Doctrina y Convenios 36:2).

    Por medio de Su poder, somos santificados a medida que nos arrepentimos, recibimos las ordenanzas del bautismo y la confirmación, y nos mantenemos fieles a nuestros convenios (véanse Mosíah 5:1–6; 3 Nefi 27:20; Moisés 6:64–68).

    Es el Santo Espíritu de la promesa (véanse Efesios 1:13; Doctrina y Convenios 132:7, 18–19, 26). En esa función, Él confirma que las ordenanzas del sacerdocio que hemos recibido y los convenios que hemos concertado son aceptables para Dios. Esta aprobación depende de nuestra fidelidad continua.

    El don del Espíritu Santo

    Todas las personas que buscan sinceramente la verdad pueden sentir la influencia del Espíritu Santo, que las guía hacia Jesucristo y Su evangelio. Sin embargo, la plenitud de las bendiciones que se dan por medio del Espíritu Santo solamente está a disposición de quienes reciban el don del Espíritu Santo y se mantengan dignos.

    Después que una persona se bautiza en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, uno o más poseedores del Sacerdocio de Melquisedec colocan las manos sobre la cabeza de dicha persona y, en una ordenanza sagrada del sacerdocio, la confirman miembro de la Iglesia. Como parte de esa ordenanza, que se llama confirmación, a la persona se le otorga el don del Espíritu Santo.

    El don del Espíritu Santo no es lo mismo que la influencia del Espíritu Santo. Antes del bautismo, una persona puede sentir la influencia del Espíritu Santo de vez en cuando y recibir un testimonio de la verdad mediante esa influencia. Después de recibir el don del Espíritu Santo, y si guarda los mandamientos, la persona tiene derecho a la compañía constante de este miembro de la Trinidad.

    Temas relacionados

    Escrituras

    Referencias de las Escrituras

    Recursos para el estudio de las Escrituras

    Profetas y líderes de la Iglesia

    Profetas y apóstoles

    Otros líderes de la Iglesia

    Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

    Recursos de aprendizaje

    Recursos generales

     

    Revistas de la Iglesia

       

    “La voz del Espíritu”, Liahona, febrero de 2017

    “Momentos celestiales”, Liahona, enero de 2017

    “No se olviden de orar por Erik”, Liahona, enero de 2017

     

     

     

    “Lo que creemos: El Espíritu Santo consuela, inspira y testifica”, Liahona, abril de 2013

    “El Espíritu Santo testifica de la verdad de todas las cosas”, Liahona, junio de 2010

    “Página para colorear”, Liahona, agosto de 2007

     

    “Un Consolador, un Guía, un Testificador”, Liahona, julio de 2001

    “No estamos solas”, Liahona, enero de 1999

     

     

    Manuales de estudio

    Relatos

    Recursos para la enseñanza

    Bosquejos para la enseñanza

    Relatos y actividades para enseñar a los niños

    “Espíritu Santo”, Recursos para enseñar a los niños

     

    Multimedia

    Videos

     

     

     

     

    “Podemos tener Su luz”

    “Las verdades que muestran el camino para volver a Dios: Veme”

    “Sentir el Espíritu Santo”

    “Modelos de luz: Distinguir la luz”

    Música