Biblioteca
Consejos de familia
anterior siguiente

Consejos de familia

Reseña

Los consejos de familia ayudan a los miembros de la familia a procurar la voluntad del Señor con unidad y fe. En un consejo de familia, sus integrantes hablan juntos, comparten sentimientos e ideas y acuerdan un plan de acción.

Estos consejos se dieron a conocer en nuestra vida preterrenal (véanse Doctrina y Convenios 121:32; Abraham 4:26; 5:1–3). Los líderes de la Iglesia han enseñado que en nuestra existencia premortal, cuando vivimos con nuestros Padres Celestiales como Sus hijos procreados como espíritus, participamos en un consejo de familia.

Siguiendo ese modelo eterno, las familias pueden utilizar los consejos para fijar metas, solucionar problemas, analizar las finanzas, hacer planes, apoyarse y fortalecerse el uno al otro, dar testimonio, desarrollar unidad y orar unos por otros. Estos consejos tienen más éxito cuando, por medio de la oración, se invita al Señor a formar parte de ellos. Las Escrituras nos alientan a “[c]onsulta[r] al Señor en todos [nuestros] hechos, y él [nos] dirigirá para bien” (Alma 37:37).

Los consejos de familia pueden llevarse a cabo siempre que sea necesario. Algunas familias deciden tenerlos de manera regular, mientras que otras los hacen cuando lo necesitan. En ocasiones, los padres tal vez deseen llevar a cabo un consejo de familia en el día de reposo o como parte de una noche de hogar.

Con frecuencia los consejos de familia suelen incluir a toda la familia, pero también podrían constar solamente de la madre y el padre, de ambos padres y un hijo, o de uno de los padres y un hijo. Pueden llevarse a cabo en cualquier entorno que permita que se tenga una conversación eficaz, incluso fuera de la casa.

Respetar las opiniones y los sentimientos de los demás es esencial para el éxito de los consejos de familia (véase Guía para la familia, 2006, pág. 10). Los padres dirigen el consejo de familia, pero a menudo escuchan mucho más de lo que hablan. Ayudan a todos los miembros de la familia a participar con amor, respeto, bondad y paciencia. Cuando los consejos de familia están llenos de un amor semejante al de Cristo y son guiados por el Espíritu del Señor, ayudan a proteger a los miembros de la familia de los males del mundo.

Para obtener más información sobre cómo llevar a cabo un consejo eficaz, véase la entrada “Consejos de la Iglesia” en Temas del Evangelio.

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

  • Guía para el Estudio de las Escrituras, “Consejo”

  • Guía para el Estudio de las Escrituras, “Concilio de los cielos

Mensajes de líderes de la Iglesia

Mensajes adicionales

Videos

“Consejos familiares”

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

Guía para la familia

Revistas de la Iglesia

Los consejos familiares: una conversación con el élder y la hermana Ballard”, Liahona, junio de 2003

Reunirse con frecuencia: Consejos familiares para matrimonios”, Liahona, enero de 2015

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

Multimedia

Imágenes