Temas
    Maestro (Sacerdocio Aarónico)
    Notas al pie de página
    Tema

    Maestro (Sacerdocio Aarónico)

    Reseña

    El sacerdocio es el poder y la autoridad de Dios. El maestro es un oficio en el Sacerdocio Aarónico. Desde el mes de enero del año en que cumplen 14 años, los jóvenes dignos pueden ser ordenados al oficio de maestro, un oficio que por lo general poseen hasta el año en que cumplen 16 años.

    Los maestros se organizan en cuórums en sus barrios y ramas. Cada cuórum lo preside un maestro que es apartado como presidente y que posee las llaves del sacerdocio para dirigir el cuórum (véanse Manual 2: Administración de la Iglesia, 8.3.2; Doctrina y Convenios 107:86).

    El obispado es la presidencia del Sacerdocio Aarónico (véase Doctrina y Convenios 107:15). El primer consejero del obispado se reúne en consejo con el cuórum de maestros y les enseña los deberes de su oficio.

    Un maestro tiene todas las responsabilidades de un diácono, además de las siguientes (véase Manual 2, 8.1.1.2):

    • Preparar la Santa Cena.

    • “[V]elar siempre por los miembros de la iglesia, y estar con ellos y fortalecerlos” (Doctrina y Convenios 20:53). Una manera de hacer eso es al servir como hermano ministrante. Se le asigna como compañero de un poseedor del Sacerdocio de Melquisedec.

    • “[C]uidar que no haya iniquidad en la iglesia, ni aspereza entre uno y otro, ni mentiras, ni difamaciones, ni calumnias” (Doctrina y Convenios 20:54). Esta responsabilidad incluye ser un pacificador y un ejemplo de integridad moral y de rectitud.

    • “[V]er que los miembros de la Iglesia se reúnan con frecuencia, y también ver que todos los miembros cumplan con sus deberes” (Doctrina y Convenios 20:55).

    • Ayudar al obispado de otras maneras que concuerden con el oficio de maestro.

    Temas relacionados

    Escrituras

    Referencias de las Escrituras

    Recursos de aprendizaje

    Revistas de la Iglesia

    El cuórum de maestros”, Liahona, febrero de 2005