Biblioteca
Ministrar
anterior siguiente

Ministrar

Reseña

Ministrar es cuidar de los demás a la manera de Cristo; está motivado por nuestro deseo de cumplir el mandamiento de amar a nuestro prójimo e incluye el servicio a las personas, fruto de nuestra preocupación por su bienestar espiritual y temporal.

El Salvador ejemplificó la ministración durante Su vida. Él “sonrió, habló, caminó, escuchó, dedicó tiempo, animó, enseñó, alimentó y perdonó” (Jean B. Bingham, “Ministrar como lo hace el Salvador”, Liahona, mayo de 2018, pág. 104). El Salvador nos pide que sigamos Su ejemplo de amarnos “unos a otros; como yo os he amado” (Juan 13:34).

Ministramos de manera natural a nuestra familia, a las personas que amamos y a quienes nos rodean. Además, en los barrios recibimos asignaciones como hermanos y hermanas ministrantes para cuidar de los miembros del barrio de manera organizada (véase Moroni 6:4). Nos aseguramos de que todos estén atendidos y de que nadie quede olvidado.

Bajo la dirección del obispo, y trabajando en unión, las presidencias del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro supervisan las labores de ministración. Por lo general, cada hermana adulta tiene dos hermanas ministrantes que están asignadas a cuidar de ella, y cada hogar tiene dos hermanos ministrantes asignados a cuidar de los miembros de la familia. En ocasiones se puede asignar a matrimonios en calidad de compañeros ministrantes a fin de satisfacer mejor las necesidades de los miembros. A partir del mes de enero del año en que cumplen 14 años, se puede asignar a los hombres y a las mujeres jóvenes a servir como compañeros ministrantes de personas adultas.

En calidad de hermanos y hermanas ministrantes, participamos en entrevistas trimestrales de ministración, en las que hablamos con nuestros líderes acerca de nuestra labor, así como de los puntos fuertes y las necesidades específicas de las personas a las que ministramos.

Las labores de ministración pueden adoptar muchas formas. Donde sea posible, los hermanos y las hermanas ministrantes visitan a los miembros en sus hogares. También puede haber interacciones en los centros de reuniones o en la comunidad. Los métodos a seguir pueden variar: desde cualquier tipo de servicio hasta una visita, una llamada telefónica, un mensaje de correo electrónico o un mensaje de texto. Cada persona es única y la ministración eficaz es individualizada y guiada por el Espíritu. Por medio de la oración y la inspiración seremos bendecidos para saber cómo ministrar como lo hizo el Salvador.

Cuando ministramos, representamos a Jesucristo al velar, edificar y fortalecer a las personas que nos rodean (véase Mateo 25:34–40). También las invitamos a venir a Cristo y a progresar por la senda de los convenios. El élder Jeffrey R. Holland nos invitó a trabajar “hombro a hombro con el Señor de la viña, dando al Dios y Padre de todos nosotros una mano de ayuda con Su asombrosa tarea de contestar oraciones, dar consuelo, secar lágrimas y fortalecer las rodillas débiles” (véase “Estar con ellos y fortalecerlos”, Liahona, mayo de 2018, pág. 103).

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Mensajes adicionales

Videos

Videos del Coro del Tabernáculo

“Dear to the Heart of the Shepherd” [“Ama el Pastor las ovejas”]

“Love One Another” [“Amad a otros”]

“Ye Elders of Israel” [“Oh élderes de Israel”]

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

Carta de la Primera Presidencia: “Ministrar con cuórums del Sacerdocio de Melquisedec fortalecidos y con Sociedades de Socorro fortalecidas”

¿Qué es ministrar?

Artículos de revistas de la Iglesia sobre los principios de la ministración

La ministración por medio de la historia familiar”, Liahona, febrero de 2020

Recoger a Israel por medio de la ministración”, Liahona, enero 2020

Lo que el relato de la Navidad nos enseña sobre la ministración”, Liahona, diciembre de 2019

¿Están pasando por alto esta parte vital de la ministración?”, Liahona, octubre de 2019

La forma en que el Espíritu puede ayudarles a ministrar, y lo hará”, Liahona, septiembre de 2019

¿Puedo ayudar a alguien a cambiar?”, Liahona, agosto de 2019

¿Cómo podemos crear una cultura de inclusión en la Iglesia?”, Liahona, julio de 2019

Ministrar es ver a los demás como el Salvador lo hace”, Liahona, junio de 2019

Cómo hacer que la ministración sea gozosa”, Liahona, abril de 2019

Cómo desarrollar la empatía para ministrar”, Liahona, febrero de 2019

El propósito que cambiará nuestra ministración”, Liahona, enero de 2019

Transmitir un interés genuino”, Liahona, diciembre de 2018

Obtener ayuda para ayudar a los demás”, Liahona, octubre de 2018

Deliberar en consejo en cuanto a sus necesidades”, Liahona, septiembre de 2018

Tender una mano compasiva”, Liahona, julio de 2018

Cinco cosas que hacen los buenos oyentes”, Liahona, junio de 2018

Manuales de estudio

Multimedia

Organizar la obra de ministración

“Reseña de entrevistas de ministración”

“Un esfuerzo coordinado”

Imágenes