Temas
    Dones espirituales
    Notas al pie de página
    Theme
    New Testament. Peter and John Heal a Lame Man

    Dones espirituales

    Reseña

    Los dones espirituales son bendiciones o capacidades que Dios da a Sus hijos mediante el poder del Espíritu Santo. Los dones del Espíritu se dan para bendición y beneficio de quienes aman al Señor y procuran guardar Sus mandamientos (véase Doctrina y Convenios 46:9).

    Todo miembro fiel de la Iglesia posee al menos un don espiritual, y el Señor insta a Sus hijos a “busca[r] diligentemente los mejores dones, recordando siempre para qué son dados” (Doctrina y Convenios 46:8). Las Escrituras enseñan sobre muchos dones del Espíritu:

    El conocimiento de que “Jesucristo es el Hijo de Dios, y que fue crucificado por los pecados del mundo” (Doctrina y Convenios 46:13).

    La capacidad para creer en las palabras de quienes testifican de Jesucristo (véase Doctrina y Convenios 46:14).

    El conocimiento de “las diferencias de administración” (Doctrina y Convenios 46:15; véase también 1 Corintios 12:5). Dicho don se utiliza para administrar y dirigir la Iglesia.

    El conocimiento de “las diversidades de operaciones”, que ayuda a las personas a discernir si alguna enseñanza o influencia proviene de Dios o de otra fuente (Doctrina y Convenios 46:16; véase también 1 Corintios 12:6–7).

    El don de “la palabra de sabiduría” (1 Corintios 12:8; Doctrina y Convenios 46:17); este no se refiere a la ley conocida como la Palabra de Sabiduría (véase Doctrina y Convenios 89), sino que es el don de la sabiduría, es decir, la capacidad de usar el conocimiento de manera correcta.

    El don de la “palabra de conocimiento” (1 Corintios 12:8; Doctrina y Convenios 46:18),

    que es la facultad de enseñar por el poder del Espíritu Santo (véase Moroni 10:9–10; véase también Doctrina y Convenios 46:18).

    El don de la fe (véanse 1 Corintios 12:9; Moroni 10:11).

    El don de la “fe para ser sanados” (Doctrina y Convenios 46:19).

    El don de “tener fe para ser sanados” (Doctrina y Convenios 46:20; véanse también 1 Corintios 12:9; Moroni 10:11).

    “El hacer milagros” (1 Corintios 12:10; Doctrina y Convenios 46:21; véase también Moroni 10:12).

    El don de profecía (véanse 1 Corintios 12:10; Moroni 10:13; Doctrina y Convenios 46:22. El apóstol Juan enseñó que “el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía” (Apocalipsis 19:10).

    El “ver ángeles y espíritus ministrantes” (Moroni 10:14).

    El “discernimiento de espíritus” (1 Corintios 12:10; Doctrina y Convenios 46:23).

    El don de hablar en distintos idiomas (o lenguas) (véanse 1 Corintios 12:10; Moroni 10:15; Doctrina y Convenios 46:24).

    El don de la “interpretación de lenguas” (1 Corintios 12:10; Doctrina y Convenios 46:25; véase también Moroni 10:16).

    Estos y otros dones espirituales indicados en las Escrituras son solamente algunos ejemplos de los muchos dones del Espíritu. El Señor bendice a Sus hijos de muchas maneras, de acuerdo con la fidelidad de ellos y sus necesidades, así como de las necesidades de las personas a las que presten servicio.

    Temas relacionados

    Escrituras

    Referencias de las Escrituras

    Recursos para el estudio de las Escrituras

    Profetas y líderes de la Iglesia

    Profetas y apóstoles

    Otros líderes de la Iglesia

    Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

    Recursos de aprendizaje

    Recursos generales

     

    Revistas de la Iglesia

       

     

     

     

    Manuales de estudio

    Recursos para la enseñanza

    Bosquejos para la enseñanza

    Multimedia

    Videos

    “Dones del Espíritu (8 de marzo de 1831)”

    “Dones del Espíritu para tiempos difíciles”