Biblioteca
Perdón
anterior siguiente

Perdón

Reseña

Perdonar es un atributo divino. Consiste en exonerar o disculpar a alguien de la culpa por una ofensa o un delito. Las Escrituras se refieren al perdón de dos formas. El Señor nos manda arrepentirnos de nuestros pecados y procurar Su perdón. También nos manda perdonar a los que nos ofendan o hagan daño.

Buscar el perdón del Señor

El pecado es una carga pesada. Conlleva la tensión de la culpa y la angustia de saber que hemos obrado en contra de la voluntad de nuestro Padre que está en los cielos. Lo acompaña un remordimiento persistente al darnos cuenta de que, debido a nuestras acciones, podemos haber herido a otros y habernos privado de recibir las bendiciones que nuestro Padre está dispuesto a darnos.

Gracias a la expiación de Jesucristo, podemos recibir el perdón de nuestros pecados mediante un arrepentimiento completo y sincero. El pecado acarrea sufrimiento y dolor, mas el perdón del Señor brinda alivio, consuelo y dicha. El Señor ha prometido:

“He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo más” (Doctrina y Convenios 58:42).

“… aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18).

Podemos experimentar ese milagro, ya sea que tengamos que arrepentirnos de pecados graves o de debilidades cotidianas. Así como el Salvador exhortó al pueblo en la antigüedad, nos exhorta hoy en día:

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

“Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas.

“Porque mi yugo es fácil y ligera mi carga” (Mateo 11:28–30).

“… ¿no os volveréis a mí ahora, y os arrepentiréis de vuestros pecados, y os convertiréis para que yo os sane?

“Sí, en verdad os digo que si venís a mí, tendréis vida eterna. He aquí, mi brazo de misericordia se extiende hacia vosotros; y a cualquiera que venga, yo lo recibiré; y benditos son los que vienen a mí” (3 Nefi 9:13–14).

Perdonar a los demás

Además de procurar el perdón de nuestros propios pecados, debemos estar dispuestos a perdonar a los demás. El Señor dijo: “… debéis perdonaros los unos a los otros; pues el que no perdona las ofensas de su hermano, queda condenado ante el Señor, porque en él permanece el mayor pecado. Yo, el Señor, perdonaré a quien sea mi voluntad perdonar, mas a vosotros os es requerido perdonar a todos los hombres” (Doctrina y Convenios 64:9–10).

En las circunstancias cotidianas de la vida, es indudable que otras personas nos agraviarán; a veces de forma inocente y a veces de forma intencional. Es fácil resentirse, enojarse o volverse vengativo en esas situaciones, pero esa no es la manera del Señor. El Salvador nos aconsejó así: “… amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mateo 5:44). Él nos dio el ejemplo perfecto de perdón cuando estaba en la cruz. Refiriéndose a los soldados romanos que lo habían crucificado, oró diciendo: “… Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34; véase la nota b al pie de página).

Debemos orar para pedir fortaleza para perdonar a los que nos hayan agraviado y debemos despojarnos de los sentimientos de enojo, amargura o venganza. Asimismo, debemos buscar lo bueno en los demás en vez de centrarnos en sus defectos y exagerar sus debilidades. Dios será quien juzgue las acciones dañinas de los demás.

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Profetas y líderes de la Iglesia

Profetas y apóstoles

Otros líderes de la Iglesia

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

“Perdón”, Leales a la Fe

Revistas de la Iglesia

“Perdonar a la persona que se refleja en el espejo”, Liahona, julio de 2013

“Cómo enseñar a los niños el concepto del perdón, guía para los padres”, Liahona, febrero de 1988

Manuales de estudio

En las noticias

“El perdón hace posible la sanación y el amor”, Noticias de la Iglesia

Relatos

Recursos para la enseñanza

Bosquejos para la enseñanza

Relatos y actividades para enseñar a los niños

“Perdón”, Recursos para enseñar a los niños

“José perdona a sus hermanos”, página para colorear

“Perdón”, Manual de sugerencias para la noche de hogar

Multimedia

Videos

“Os es requerido perdonar”

“El poder sanador del perdón”

“Perdonar hasta setenta veces siete”

“El Salvador desea perdonar”

“El hijo pródigo”

“El perdón aligeró mi carga”

Música

Imágenes