Biblioteca
Miembros adultos solteros de la Iglesia
anterior siguiente

Miembros adultos solteros de la Iglesia

Reseña

Dios nos dio el evangelio de Jesucristo para bendecir a Sus hijos. Cada persona forma parte de la gran familia de nuestros Padres Celestiales. Quienes se unen a la Iglesia pasan a formar parte de otra gran hermandad, una verdadera asociación de hermanos y hermanas que han escogido seguir a Jesucristo.

Los miembros solteros de la Iglesia —término que abarca a quienes nunca han estado casados, a los divorciados o a los viudos— prestan servicio y adoran en la Iglesia junto a otros miembros de sus barrios y ramas. El presidente Gordon B. Hinckley explicó: “… a fin de cuentas, no se nos debiera clasificar como casados o solteros, sino como miembros de la Iglesia, siendo cada uno digno de igual atención, de igual preocupación y de las mismas oportunidades de ser útiles” (“Una conversación con los mayores solteros”, Liahona, noviembre de 1997, pág. 18).

Todos los hijos de Dios son importantes en Su plan, y todos pueden desempeñar un papel esencial en la edificación de Su reino. Además, todos pueden procurar cada bendición que nuestro Padre Celestial tiene para Sus hijos —incluso la bendición del matrimonio eterno— mientras hallan gozo en sus circunstancias actuales (véase Mosíah 2:41). El élder Robert D. Hales explicó: “Debido al gran amor que siente por cada uno de nosotros, el Señor desea que todos seamos felices. Él nos ha dicho mediante el profeta Lehi: ‘… existen los hombres para que tengan gozo’ (2 Nefi 2:25). El gozo al que hacemos referencia se puede experimentar ahora. No es preciso esperar otro día, otro año, hasta que nuestras circunstancias cambien, o hasta que pasemos a través del velo y vayamos hacia nuestra gloria eterna. Debemos encontrar gozo en el presente. Si amamos el evangelio de Jesucristo, podemos hallar gozo” (véase “El pertenecer a la familia del barrio”, Liahona, marzo de 1999, pág. 14).

Temas relacionados

  • Divorcio

  • Familias monoparentales

  • Familia, La: Una Proclamación para el Mundo

Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Recursos de aprendizaje

Revistas de la Iglesia

“Recibí consuelo en mi aflicción”, Liahona, marzo de 2004

Recursos para la enseñanza

Relatos y actividades para enseñar a los niños

“Principios para la educación de los hijos”, Una guía para los padres, capítulo 2

“La enseñanza del Evangelio en el hogar”, Guía para la familia