Biblioteca
Padres celestiales
anterior siguiente

Padres celestiales

Reseña

Todos los seres humanos son amados hijos procreados como espíritus por padres celestiales (véase “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”). Debido a nuestro linaje divino, cada uno de nosotros tiene potencial divino. Este origen divino define nuestra verdadera identidad.

En nuestra vida preterrenal, aprendimos sobre el Plan de Salvación, que proporciona la manera de heredar la vida eterna, la vida de nuestros padres celestiales. El propósito de nuestra existencia, incluso la vida terrenal, es prepararnos para recibir este don glorioso.

Más allá del conocimiento de su existencia, poco se ha revelado sobre nuestra Madre Celestial (véase “Madre Celestial”). Aunque no la veneramos, la honramos como una madre divina. Siguiendo el ejemplo de Jesucristo, oramos solamente a nuestro Padre Celestial (véanse Mateo 6:9; 3 Nefi 18:19; Doctrina y Convenios 20:19). Recibimos guía y dirección de nuestro Padre Celestial y de Su Hijo por medio del Espíritu Santo.

En esta vida nos esforzamos por desarrollar los atributos divinos que poseen nuestros padres celestiales. Estos atributos se ejemplifican en la vida de Jesucristo.

Temas relacionados

Mensajes de líderes de la Iglesia

Multimedia

Música