Biblioteca
Convenio abrahámico
anterior siguiente

Convenio abrahámico

Reseña

Abraham hizo convenios con Dios cuando recibió el Evangelio, cuando fue ordenado sumo sacerdote y cuando entró en el orden del matrimonio celestial. En esos convenios, Dios le prometió grandes bendiciones a él y a su familia. Dichas bendiciones, que se extienden a toda la descendencia de Abraham, se denominan el convenio abrahámico.

Entre las promesas que se le hicieron a Abraham se encontraban las siguientes:

  • Su posteridad sería numerosa (véanse Génesis 17:5–6; Abraham 2:9; 3:14).

  • Su descendencia recibiría el Evangelio y poseería el sacerdocio (véase Abraham 2:9).

  • Por medio del ministerio de sus descendientes “ser[ían] bendecidas todas las familias de la tierra, sí, con las bendiciones del evangelio, que son las bendiciones de salvación, sí, de vida eterna” (Abraham 2:11).

Aunque no sea descendiente literal de Abraham, una persona puede recibir todas las bendiciones del convenio abrahámico mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio (véanse Gálatas 3:26–29; Gálatas 4:1–7; Doctrina y Convenios 84:33–40).

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Videos

“El convenio abrahámico”

“El convenio abrahámico”

Recursos de aprendizaje

Revistas de la Iglesia

“El convenio abrahámico: Una bendición para todos”, Liahona, febrero de 1994

Manuales de estudio