Biblioteca
Bautismos por los muertos
anterior siguiente

Bautismos por los muertos

Reseña

Jesucristo enseñó que el bautismo es esencial para la salvación de todos los que han vivido en la tierra (véase Juan 3:5). Sin embargo, muchas personas han muerto sin recibir el bautismo, mientras que otras han sido bautizadas sin la debida autoridad. Como Dios es misericordioso, ha preparado un medio para que todos reciban las bendiciones del bautismo. Al realizar bautismos vicarios por aquellos que han muerto, los miembros de la Iglesia ofrecen estas bendiciones a sus antepasados fallecidos. Después, las personas pueden escoger si aceptan o rechazan lo que se ha hecho a favor de ellas.

Jesucristo dijo: “… el que no naciere de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5). Jesucristo mismo fue bautizado (véase Mateo 3:13–17).

Muchas personas han vivido en la tierra sin haber oído hablar jamás del evangelio de Jesucristo y sin haberse bautizado. Otras vivieron sin comprender plenamente la importancia de esa ordenanza. Más aún, otras fueron bautizadas, pero sin la debida autoridad.

Siendo que es un Dios amoroso, el Señor no maldice a las personas que, sin ser culpables, nunca tuvieron la oportunidad de bautizarse. Por lo tanto, ha autorizado que se lleven a cabo bautismos vicarios por ellas. Una persona viva, a menudo un descendiente que se haya convertido en miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, recibe el bautismo en nombre de una persona fallecida. Esta obra la realizan los miembros de la Iglesia en templos de todo el mundo.

Algunas personas han interpretado erróneamente que cuando se llevan a cabo los bautismos por los muertos, las personas fallecidas son bautizadas en la Iglesia contra su voluntad. Esto no es así. Todas las personas tienen el albedrío o el derecho a elegir. La validez de un bautismo por los muertos depende de que la persona fallecida lo acepte y decida seguir al Salvador mientras se encuentra en el mundo de los espíritus. Los nombres de las personas fallecidas no se agregan a los registros de miembros de la Iglesia.

El Nuevo Testamento indica que en la época del apóstol Pablo se efectuaban bautismos por los muertos (véase 1 Corintios 15:29). Esta ordenanza se restauró al establecerse La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Mensajes adicionales

Videos

“Bautismo por los muertos”

“Mejore su experiencia en el templo; cambie su vida”

“¿Por qué se bautizan los mormones por los muertos?”

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

“Las cartas en cuanto al bautismo por los muertos”, Revelaciones en contexto

“Preguntas comunes”, temples.ChurchofJesusChrist.org

Revistas de la Iglesia

“La manera en que la historia familiar nos cambia el corazón y la mente”, Liahona, febrero de 2015

“Cómo prepararse para efectuar bautismos por los muertos”, Liahona, septiembre de 2011

“La visita del Salvador al mundo de los espíritus”, Liahona, julio de 2003

Manuales de estudio

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

Recursos para la enseñanza

Bosquejos para la enseñanza