Biblioteca
Presión de grupo
anterior siguiente

Presión de grupo

Reseña

A menudo, las personas que se portan mal quieren que otros imiten su conducta, ya que se sienten más cómodos al saber que no son los únicos que obran incorrectamente. Los que se esfuerzan por vivir con rectitud quizás sientan presión por parte de ese tipo de personas. Dicha presión suele sentirse con más intensidad en la infancia y en la adolescencia, cuando se siente una gran necesidad de contar con la aceptación de nuestros compañeros o amigos. El Señor fortalecerá a aquellos que se esfuercen por mantener normas elevadas, independientemente de lo que otras personas digan o hagan.

Aunque el deseo de ser aceptado por los demás es natural, conseguir esa aceptación renunciando a nuestras normas conlleva la pérdida de la libertad. La pérdida de libertad puede empezar con actos de desobediencia, aparentemente sin mucha importancia, con el fin de encajar en un grupo. En situaciones extremas, los que se unen a bandas callejeras para obtener aceptación no solamente pierden su libertad, también pueden perder la vida.

Aquellos que defienden con firmeza los principios correctos son más fuertes de lo que creen, suelen gozar del respeto de los demás y pueden influir en otras personas para bien. El élder Richard G. Scott enseñó lo siguiente acerca de la presión de grupo:

“Cuanto más obediente seas, cuanto más defiendas los principios correctos, tanto más te ayudará el Señor a resistir la tentación. También estarás en condiciones de ayudar a otros porque ellos percibirán tu fortaleza. Hazles conocer tus normas viviendo constantemente de acuerdo con ellas; contesta las preguntas que te hagan sobre tus principios, pero evita sermonear. Por experiencia propia, sé que eso da resultado.

“Nadie tiene el propósito de cometer errores graves; estos ocurren cuando comprometes tus normas para que los demás te acepten mejor. Sé tú el fuerte. Sé el líder. Elige buenos amigos y resistan juntos la presión de los otros” (“Las decisiones correctas”, Conferencia General de octubre de 1994).

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Mensajes adicionales

Videos

“Club en contra de las malas palabras”

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

Revistas de la Iglesia

Marissa Thompson, “Lo que me enseñó la natación”, Liahona, junio de 2011

En las noticias

Relatos

Recursos para la enseñanza

Relatos y actividades para enseñar a los niños

Multimedia

Música

Imágenes